Regresan a Torreón los desplazados por la violencia del narcotráfico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Regresan a Torreón los desplazados por la violencia del narcotráfico

Las colonias Cerro de la Cruz y Nuevo México, en la zona metropolitana de Torreón, fueron laceradas por la violencia con la expulsión de decenas de familias de sus hogares, por parte de Los Zetas. Después de años de estar lejos de sus casas y de acciones de las autoridades, hoy sus desplazados regresan y cuentan sus historias.
Por El Siglo de Torreón
29 de abril, 2014
Comparte

Las colonias Cerro de la Cruz y Nuevo México, en la zona metropolitana de Torreón, fueron laceradas por la violencia con la expulsión de decenas de familias de sus hogares, por parte de Los Zetas. Después de años de estar lejos de sus casas y de acciones de las autoridades, hoy sus desplazados regresan y cuentan sus historias.

Cuando llegué un día del trabajo, ellos ya estaban dentro de mi casa y nos sacaron. No nos dejaron sacar ni muebles, ni ropa, ni dinero, todo se quedó ahí”, recuerda Ana María Zapata, habitante de la colonia Nuevo México al poniente de Torreón. Lugar donde los cárteles de la droga se instalaron para luchar por la plaza, sembrando la violencia en La Laguna.

“Ellos lo único que nos dijeron fue que nos retiráramos. Que esa casa ya no era de nosotros, sino de ellos. Todo el cerro era de ellos”, comenta Ana María, de 35 años. Esto ocurrió a inicios de 2008.

El panorama en la colonia Nuevo México es desolador. Casas abandonadas, paredes y vidrios con marcas de balas. La escenografía del lugar es muy distinta a la del Torreón del bulevar Independencia o al de los fraccionamientos residenciales, aquí se camina entre las piedras del cerro. Calles estrechas que parecen pasadizos secretos. En el lugar permanecen trincheras armadas con sacos de arena. Finalmente aquí se vivió una guerra.

En la pared de una vieja casa aún está pintada la “Z” que marcaba territorio. En esa misma habitación también se lee: “Chapos rifan”. Son las pintas que evidencian la lucha de cárteles que se vivió no hace muchos años en Torreón. Arriba del cerro de la colonia Nuevo México se encuentra esta casa abandonada por una familia expulsada por la violencia.

El cerro es testigo mudo de una historia de olvido de parte de administraciones panistas y priistas. Paradójicamente la violencia ha obligado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a voltear sus ojos a este sector.

Aquí hay 198 casas. A consecuencia de la inseguridad sólo diez familias se quedaron a vivir y a partir de las acciones emprendidas por las autoridades han regresado otras 68. La gente que decidía quedarse a vivir era asesinada o secuestrada, recuerda Ana María. Otra era obligada a “trabajar” para los criminales lavándoles la ropa o preparándoles la comida.

José Ganem, director de Prevención Social del Delito, comenta que en esta colonia se han realizado acciones de reposición de puertas, ventanas, cableado eléctrico, tubería de cobre del agua, sanitarios, reconstrucción de techos, paredes y bardas, además de pintura exterior e interior.

Además las familias, en coordinación con las autoridades, realizan brigadas de limpieza de escombro y maleza. También se realizarán obras de reposición de luminarias, arbotantes, reposición de líneas de agua y drenaje.

El funcionario recuerda que antes de las acciones de gobierno, la colonia era un muladar. En las instalaciones de una escuela abandonada se proyecta crear una escuela de oficios y una guardería para las madres solteras, e incluso para las personas de la tercera edad que se quedaron al cuidado de los nietos.

Fue el 13 de febrero cuando los tres niveles de gobierno, en conjunto con las familias, iniciaron los trabajos de rescate de la colonia Nuevo México.

“A la par de la rehabilitación de las casas tenemos que trabajar en el cierre de duelos, que la gente vuelva a convivir con los vecinos. Tenemos el apoyo de psicólogos, sociólogos; la ayuda tiene que ser integral”, dice el funcionario. En esta colonia el hijo de algún vecino llegó a matar a los hijos de otro. La violencia no hacía diferencias.

José Ganem recuerda que en alguna ocasión quisieron organizar un torneo de futbol en la colonia Nuevo México, pero fue imposible… #aquí no hay jóvenes, muchos murieron al enrolarse en las filas del crimen.”

El Siglo de Torreón*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 razones por las que puedes estresarte cuando tratas de relajarte (y qué hacer para evitarlo)

Si alguna vez has tratado de relajarte y eso te ha puesto aún más ansioso, no te alarmes, es algo más común de lo que te imaginas y hay medidas que puedes adoptar para que esto no te ocurra.
2 de abril, 2022
Comparte

¿Alguna vez has tratado de relajarte, y en cambio has acabado estresado y con pensamientos negativos? Resulta que muchos de nosotros experimentamos esto, por ello ha surgido el término “stresslaxing” (una palabra en inglés que en español podríamos traducir como estrelajarse”, una mezcla de estrés y relajación).

Pero, aunque estrelajación es un término nuevo, describe la ansiedad inducida por la relajación que se ha estudiado durante años.

Se ha demostrado que esto le sucede a entre el 30% y el 50% de las personas cuando intentan hacer cosas relajantes, lo que causa síntomas de estrés (como latidos cardíacos rápidos o sudoración).

Es paradójico, dado que las personas que experimentan “estrelajación” pueden necesitar hacer algo relajante para desestresarse. Esto puede convertirse en un círculo vicioso destructivo en el que estas personas no pueden aliviar el estrés que sienten, lo que podría resultar en tener más emociones negativas y ataques de pánico.

No todos experimentarán “estrelajación”. Algunas investigaciones incluso sugieren que las personas que tienen ansiedad pueden ser más propensas a ello.

Las siguientes son solo algunas de las otras razones por las que sucede, y lo que puedes hacer para superarlo.

1. Estás negando que estás estresado

Pretender que un problema no existe -también conocido como negación- es una de las estrategias de afrontamiento menos efectivas para el estrés. En el caso de la “estrelajación”, esto podría ser negar que estás estresado para empezar.

Los períodos breves de negación pueden ayudarnos a adaptarnos al cambio.

Mujer recibiendo un masaje

Getty Images

Por ejemplo, la negación puede ayudar a una persona a sobrellevar sus emociones después de experimentar la muerte de alguien cercano. Pero cuando la negación se usa con frecuencia para lidiar con los factores estresantes diarios, puede hacer que las personas se sientan perpetuamente atrapadas en una rutina.

Cuando estás en negación, tu cuerpo continúa enviando señales de estrés para incitarte a tomar medidas y resolver tus problemas. Es por eso que intentar (sin éxito) relajarte en lugar de abordar las causas de tu estrés puede hacer que te sientas más estresado.

Así puedes resolverlo:

  • Reconoce que los síntomas del estrés pueden ser útiles. Tu cuerpo está tratando de alertarte de que es necesario solucionar un problema, por lo que está activando todos sus recursos fisiológicos para ayudarte a lograrlo. Por ejemplo, una mayor frecuencia cardíaca ayuda a tu cuerpo a transportar más sangre oxigenada a tu cerebro, de modo que pueda encontrar una solución rápida a los problemas que te están causando estrés.
  • Escribe tus pensamientos y sentimientos más profundos asociados con tu estrés. Esto te ayudará a entender la fuente de tu estrés para que puedas abordarlo. Por ejemplo, no tiene mucho sentido hacer meditación todos los días para desestresarte si la causa de tu estrés es el exceso de trabajo. En este caso, hablar con un gerente o colega para ajustar tu carga de trabajo ayudaría más a aliviar tu estrés que las actividades relajantes.
  • Piensa de forma creativa. Cuando estamos estresados, es posible que solo pensemos que ciertas actividades (como la meditación o el ejercicio) pueden ayudarnos a relajarnos. Pero hablar con amigos o familiares, o usar una aplicación o un recurso de internet, podría ser una mejor manera de abordar tu estrés y ayudarte a sentirte mejor.

2. Te preocupas por lo que dirán los demás

La mayoría de nosotros tenemos algo que nos apasiona, ya sea nuestro trabajo o incluso un pasatiempo. Pero la razón por la que estás motivado para hacer estas cosas es importante.

Algunas personas persiguen su pasión porque quieren, ya sea para mejorar o aprender una nueva habilidad. Pero otros solo persiguen su pasión porque quieren el reconocimiento de otras personas. Las personas con ciertos tipos de personalidad pueden ser más propensas a obsesionarse con su pasión.

Otros pueden simplemente seguir una determinada actividad para obtener elogios de sus colegas o incluso para demostrar su valía a amigos o familiares.

Mujeres listas para nadar

Getty Images
Tener un pasatiempo siempre ayuda, pero es importante entender por qué lo haces.

El problema de perseguir una pasión por la razón equivocada es que puede hacer que una persona se esfuerce hasta el límite, lo que podría significar trabajar a pesar de estar enfermo o no tomarse un tiempo libre para desestresarse.

Esto puede hacer que sea difícil y estresante relajarse, como si estuvieras perdiendo el tiempo que podrías dedicar a tu pasión cuando tratas de hacer cosas relajantes. Incluso podrías estar preocupado de que la gente piense mal de ti por tomarte un tiempo libre. En última instancia, esto puede afectar negativamente tu bienestar.

Para las personas que se sienten así, puede ser útil tomar un breve “descanso mental” de lo que les apasiona. El descanso no tiene que ser largo, ni tiene que implicar hacer algo que necesariamente te parezca relajante.

Pero tomar descansos incluso breves puede ayudarte a sentir que está bien tomarse un tiempo lejos de tu pasión de vez en cuando para desestresarte y relajarte.

3. No puedes decidirte

Al tomar una decisión, algunas personas no pueden evitar explorar todas las opciones posibles disponibles para ellos, lo que se conoce como maximizar los pensamientos.

Esto incluso puede suceder cuando se trata de elegir algo relajante para hacer. Incluso después de elegir algo, es posible que pienses en las otras opciones y te preguntes si algo más te habría ayudado a sentirte más relajado. Entonces, en lugar de relajar tu mente, te estás estresando aún más.

Mujer dubitativa

Getty Images

Desafortunadamente, la maximización conduce al arrepentimiento, sin importar la opción que elijamos. A veces también se asocia con un menor bienestar.

Una persona que tiene el hábito de maximizar puede estar pensando en todas las otras cosas que tiene que hacer ese día en lugar de relajarse, lo que puede generar sentimientos de estrés.

Esto es lo que puedes hacer para evitarlo:

  • Limita la cantidad de decisiones que debes tomar el día que deseas hacer algo relajante. O incluso planifica cuándo vas a hacer algo relajante (como ver una película o meditar) y cuánto tiempo vas a hacerlo. Esto puede hacer que sea más fácil relajarse cuando llegue el momento, ya que sabrás que no estás postergando otras cosas.
  • Recuerda por qué estás tratando de relajarte. Tu salud es importante, por lo que recordar esto puede ayudarte a sentirte menos estresado mientras intentas realizar una actividad relajante.

Lo bueno es que, incluso si la relajación causa ansiedad, aún puede tener un efecto positivo en la salud mental e incluso puede ayudarte a crecer como persona.

Lo más importante es encontrar una actividad relajante que disfrutes. Ya sea cocinando, haciendo jardinería o corriendo, es importante que te ayude a desconectar del estrés del día.

*Jolanta Burke es profesora del Centro de Psicología y Salud Positivas, en Dublin, Irlanda.

*Esta nota se publicó en The Conversation y fue reproducida aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.