Saldo de fallecidos en ferry hundido en Corea del Sur llega a 150
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Saldo de fallecidos en ferry hundido en Corea del Sur llega a 150

Las víctimas son mayoritariamente estudiantes de una sola secundaria en Ansan, cerca de Seúl.
23 de abril, 2014
Comparte
Cuadrillas de rescatistas y buzos en las labores de búsqueda de desaparecidos que se cree están atrapados en el ferry surcoreano hundido Sewol en aguas frente a Jindo, al sur de Seúl, Corea del Sur, el martes 22 de abril de 2014. (Foto AP/Korea Pool)

Cuadrillas de rescatistas y buzos en las labores de búsqueda de desaparecidos que se cree están atrapados en el ferry surcoreano hundido Sewol en aguas frente a Jindo, al sur de Seúl, Corea del Sur, el martes 22 de abril de 2014. (Foto AP/Korea Pool)

La cifra oficial de muertos del naufragio en Corea del Sur se elevó el miércoles a 150 ante la rapidez con la que procedía la macabra recuperación de cadáveres del transbordador sumergido.

Un funcionario señaló que para retirar más cuerpos los buzos tendrán ahora que destruir paredes de los camarotes.

Las víctimas son mayoritariamente estudiantes de una sola secundaria en Ansan, cerca de Seúl. Más de tres cuartas partes de los 323 estudiantes están muertos o desaparecidos mientras que sobrevivieron dos terceras partes de las otras 153 personas a bordo del ferry Sewol, que se hundió parcialmente hace una semana.

Aun cuando unas 150 personas continúan desaparecidas, las salas funerarias en Ansan están llenas, dijo en un comunicado Oh Sang-yoon, del centro gubernamental del equipo especial de emergencias.

Dijo que el centro “ha adoptado medidas para acomodar los cadáveres adicionales con la instalación de refrigeradores mortuorios en las salas funerarias en Ansan”, además de enviar a las familias afectadas a casas funerarias en ciudades cercanas.

En la isla Jindo, adonde se llevan los cadáveres recuperados, se hace una descripción de los fallecidos por un altavoz. Los parientes acuden de prisa a un lugar donde se colocan avisos y están pendientes de los detalles que agrega un funcionario.

La cantidad de cadáveres recuperados ha aumentado considerablemente desde el fin de semana, cuando los buzos pudieron finalmente ingresar en el ferry hundido después de batallar con corrientes poderosas y baja visibilidad.

Sin embargo, el portavoz del equipo especial de emergencias, Koh Myung-seok, dijo que las labores de recuperación de cadáveres se han vuelto más difíciles y los buzos deben ahora romper paredes para ingresar en los camarotes.

“Como el salón es un gran espacio abierto, una vez ahí concluimos nuestra búsqueda. Pero en el caso de los camarotes, tendremos que romper las paredes porque todos son compartimientos”, expresó Koh.

Sobrevivieron 22 de los 29 miembros de la tripulación, y 11 fueron arrestados o están detenidos en relación con la investigación. Dos fueron arrestados el miércoles, dijo el fiscal jefe An Sang-don.

El capitán, Lee Joon-seok, y dos tripulantes fueron arrestados el sábado acusados de negligencia y de abandonar a personas que necesitaban auxilio. El martes, cuatro tripulantes fueron capturados y otros dos fueron detenidos sin órdenes de arresto.

Los cuatro arrestados el martes hablaron con los reporteros después de una audiencia judicial, con el rostro cubierto por gorras, máscaras y sudaderas con gorro.

Uno dijo que había tratado de corregir la inclinación del ferry desde el principio pero no funcionó el sistema de “equilibrio mediante pesos. Así que informamos de la situación de emergencia, según la opinión del capitán, e intentamos botar las lanchas salvavidas, pero el barco estaba demasiado escorado”.

El capitán ha dicho que esperó a emitir la orden de evacuación porque la corriente era demasiado fuerte, el agua demasiado fría y los pasajeros podían quedar al garete antes que llegara ayuda. Pero expertos marítimos dijeron que hubiera podido ordenar a los pasajeros que subieran a cubierta, donde habrían tenido mayores probabilidades de sobrevivir, sin ordenarles que abandonaran la embarcación.

Todavía se desconoce la causa del desastre. El fiscal Ahn Sang-don dijo que los investigadores estudian factores como el viento, las corrientes, el peso, modificaciones hechas al barco y el hecho de que había hecho un giro justo antes de que comenzara a escorar. El fiscal dijo que las autoridades realizarán una simulación y tomarán en cuenta la opinión de expertos.

El Ministerio del Océano y Pesca había difundido información incompleta sobre el viraje que dio el transbordador debido a que una estación central no recibió todas las señales que envió el transmisor a bordo del Sewol.

El martes hizo públicos detalles más completos con información recibida de otra estación. Estos datos muestran que el transbordador tardó alrededor de tres minutos para hacer un viraje de casi 180 grados poco antes de que comenzara a escorar.

Se desconoce por qué la nave hizo el viraje en u. La tercera oficial, que fue arrestada el sábado, conducía la nave al momento del accidente, en una zona difícil en la que no tenía experiencia, en tanto que el capitán dijo que no se encontraba en el puente en ese momento.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.