Bananas contra el racismo en el futbol
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Bananas contra el racismo en el futbol

Minuto 75 en el estadio de El Madrigal. El equipo local, el Villarreal, se enfrenta al F.C. Barcelona. Cuando el lateral Dani Alves se dispone a ejecutar un saque de esquina, un aficionado lanza una banana al campo. El brasileño no lo duda y se come una porción rápidamente mientras toma impulso y saca.
Por Lorena Arroyo / BBC Mundo
29 de abril, 2014
Comparte
todossomosmacacos

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: “Kun” Agüero y Marta, Neymar y su hijo Davi Lucca, David Luiz y Willian, Gaby Amarantos, Roberto Carlos y Michel Telô. Foto: BBC.

Minuto 75 en el estadio de El Madrigal. El equipo local, el Villarreal español, se enfrenta al F.C. Barcelona. Cuando el lateral Dani Alves se dispone a ejecutar un saque de esquina, un aficionado lanza una banana al campo. El brasileño no lo duda y se come una porción rápidamente mientras toma impulso y saca, aún masticando.

De ahí a una campaña viral en contra el racismo en el futbol fue sólo una cuestión de horas.

Al gesto de Alves en el partido del domingo le siguió otro de su compañero, el delantero brasileño Neymar, que estaba lesionado, veía el partido en televisión y publicó una foto suya junto a su hijo comiéndose una banana y con la leyenda “Todos Somos Macacos”. Después, miles de aficionados de todo el mundo replicaron el gesto.

En pocas horas, más de 100.000 personas habían usado la etiqueta #TodosSomosMacacos y habían publicado fotos comiendo bananas en las redes sociales, en una campaña que tuvo especial repercusión en Brasil.

Entre los que han participado en la inciativa espontánea contra el racismo en los campos están futbolistas como los brasileños del Chelsea David Luiz, Oscar y Willian, el delantero del Zenit de San Petersburgo ruso, Hulk, la cinco veces ganadora de un balón de Oro, Marta, que posó junto al delantero argentino Sergio Kun Agüero comiendo una banana, o el exjugador brasileño Roberto Carlos.

Los cantantes Michel Telô y Gaby Amarantos también se sumaron a una iniciativa a la que se unieron incluso políticos como el primer ministro de Italia Matteo Renzi, quien posó en un encuentro con la selección italiana junto al director técnico Cesare Prandelli sosteniendo una banana.

Esta no es la primera vez que Dani Alves se queja del racismo en el fútbol español.

Esta no es la primera vez que Dani Alves se queja del racismo en el futbol español.

De gesto silencioso a grito colectivo

“Hay que tomarse en broma a estos retrasados. Llevo ya 11 años en España”, dijo el lateral brasileño del incidente después del partido. Después, en su cuenta de Facebook, colgó el video del lanzamiento de la banana y bromeó sobre el gesto: “Ya me decía siempre mi padre, hijo come bananas, que evitan los calambres”.

No es la primera vez que un jugador oye insultos racistas o burlas en el terreno de juego por el color de su piel; lo que es nuevo es la reacción a las burlas. Tanto, que el gesto silencioso de Alves ya se ha convertido en un potente grito mundial contra el racismo.

“Lo que hizo Dani Alves es increíble”, le dijo Cesar Barros, un DJ de Boston a la BBC. “No sólo no se rebajó al nivel de los racistas idiotas sino que bromeó con la situación. El plan racista rebotó y explotó en un movimiento mundial contra el racismo”.

“En una simple acción Dani Alves ha hecho más por la lucha contra el racismo que ninguna campaña de la UEFA y la FIFA”, escribió por su parte en Twitter el aficionado Tom Conn.

“Dani Alves dio una respuesta osada y fuerte al racismo en el deporte”: Dilma Rousseff, presidenta de Brasil.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, también apoyó el gesto de su compatriota al escribir en Twitter que el jugador “dio una respuesta osada y fuerte al racismo en el deporte” y advirtió que la Copa del Mundo de Brasil, que comenzará a mediados de junio, se “levantará la bandera de combate a la discriminación racial”.

En el mismo sentido se expresó el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien dijo en su cuenta de Twitter que en Brasil no se tolerarán ese tipo de comportamientos.

“Lo que Dani Alves toleró anoche es una salvajada. Debemos combatir todas las formas de discriminación unidos. Habrá tolerancia cero en la Copa del Mundo”, sentenció Blatter.

"#SomosTodosMacacos #NoAlRacismo Grande su actitud hermano @danid2ois #Enhorabuena", escribió el brasileño Hulk junto a esta foto.

“#SomosTodosMacacos #NoAlRacismo Grande su actitud hermano @danid2ois #Enhorabuena”, escribió el brasileño Hulk junto a esta foto en Instagram.

¿Repercusiones?

Pero más allá de la campaña viral en la que ha desembocado el gesto de Alves, la pregunta es si el movimiento tendrá repercusiones concretas.

Para el catedrático de la Universidad de Barcelona y experto en fútbol Carles Viñas, “quien de verdad tiene que tomar cartas en el asunto son los responsables políticos y de los clubes”.

“Primero debe tomarse el problema en serio, no banalizarlo ni minimizarlo como sucede siempre; no hay que acotarlo al estereotipo fácil de los jóvenes ultra, sino que hay evidencias que en muchos campos es público mayoritario más allá de los fondos donde se agrupan los seguidores radicales donde se oyen desde insultos racistas hasta este tipo de lanzamientos de objetos”, apunta Viñas en declaraciones a BBC Mundo.

Sin embargo, el catedrático teme que el suceso pasará a la historia “como un episodio más” de los que se viene repitiendo periódicamente en el futbol español.

De hecho, no es la primera vez que Dani Alves, que lleva más de una década jugando en equipos españoles, se queja del racismo en el futbol español.

El año pasado, tras un derbi frente al Real Madrid en las semifinales de la Copa del Rey en el que también recibió insultos racistas, el lateral lamentó que el racismo será “guerra perdida” del fútbol español mientras no se tomen medidas contundentes para evitarlo.

“No es algo puntual. Es un problema del futbol español. La educación en los campos no existe y algo hay que hacer”, sentenció el futbolista blaugrana en aquel momento y propuso tomar medidas más severas frente a ese tipo de comportamientos como sanciones a los clubes.

Por el momento, el árbitro reflejó el lanzamiento del plátano en su acta del partido y el Villarreal emitió un comunicado este lunes en el que anunciaba que se identificó al responsable, se le retiró el carné de socio y se le prohibió de por vida volver a entrar en el estadio de El Madrigal.

Por su parte, uno de los promotores de la viralización de la campaña, Neymar, apuntó en un video que publicó en las redes sociales su propio consejo para luchar contra el racismo: “En el futbol es común ver a seguidores llamando a los jugadores monos. Pero la mejor forma de acabar con los prejuicios es quitarle peso. Una ofensa solo tiene efecto cuando te irrita”.

*Publicada el 28 de abril de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ghislaine Maxwell: Condenan a 20 años de prisión a la socia de Jeffrey Epstein por tráfico sexual de menores

Ghislaine Maxwell pidió disculpas por ayudar a Jeffrey Epstein a abusar sexualmente de niñas y lamentó haber conocido al fallecido financiero neoyorquino.
28 de junio, 2022
Comparte

Ghislaine Maxwell fue sentenciada este martes a 20 años de prisión por ayudar al exfinanciero estadounidense Jeffrey Epstein a abusar de niñas.

Maxwell, de 60 años, fue condenada en diciembre pasado por reclutar y traficar a cuatro adolescentes para que Epstein, su entonces novio, abusara sexualmente de ellas.

Una de las acusadoras dijo fuera de la corte, antes de conocerse la sentencia, que Maxwell debería permanecer en prisión por el resto de su vida.

Epstein se suicidó en una celda de la cárcel de Manhattan en 2019, mientras esperaba su propio juicio por tráfico sexual.

Los crímenes de Ghislaine Maxwell ocurrieron durante una década, entre 1994 y 2004.

Al pronunciar la sentencia, la jueza Alison J. Nathan dijo que la conducta de Maxwell fue “atroz y depredadora”.

“Maxwell trabajó con Epstein para seleccionar víctimas jóvenes que eran vulnerables y desempeñó un papel fundamental en la facilitación del abuso sexual”, agregó.

Ghislaine Maxwell llega con ropa carcelaria a su audiencia de sentencia en un boceto de la sala del tribunal en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 28 de junio de 2022

Reuters
Un boceto de la corte muestra a Ghislaine Maxwell llegando con ropa carcelaria.

La magistrada dijo que el caso requería una “sentencia muy significativa” y que quería enviar un “mensaje inequívoco” de que tales delitos serían castigados.

Además de la pena de cárcel, la jueza impuso una multa de US$750.000. Maxwell, vestida con ropa de prisión, miró al frente y no mostró ninguna emoción cuando se dictó la sentencia frente a una sala repleta.

Ghislaine Maxwell se disculpa

Antes de conocerse la sentencia, Maxwell se disculpó con las víctimas.

Dijo que empatizaba con ellas y que conocer a Epstein es de lo que más se arrepiente en la vida.

“Mi asociación con Epstein me dejará una mancha permanente”, dijo y agregó que espera que su sentencia les permita a las víctimas “paz y cierre”.

Ghislaine Maxwell y Jeffrey Epstein.

PA/ Departamento de Justicia de EE.UU.

Maxwell ha estado bajo custodia desde su arresto en julio de 2020, recluida principalmente en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde se quejó del hedor a aguas residuales sin tratar en su celda.

El caso contra la exsocialité británica fue uno de los más destacados desde el surgimiento del movimiento #MeToo, que alentó a las mujeres a denunciar los abusos sexuales.

Mujer de la alta sociedad

Nacida en las afueras de París el día de Navidad de 1961, Maxwell creció en una mansión de campo, fue a la Universidad de Oxford y habla varios idiomas.

Es la hija menor del magnate de los periódicos Robert Maxwell y tiene ocho hermanos.

Se dice que ella tuvo una relación muy cercana con su difunto padre y tras su muerte en 1991, Maxwell dejó Reino Unido para establecerse en Estados Unidos, donde trabajó en el sector inmobiliario y poco después conoció a Epstein.

Vendió su casa en Manhattan en 2016 y mantuvo un perfil bajo hasta que fue arrestada en julio de 2020 en su mansión en el estado de New Hampshire (noreste de Estados Unidos).

“No debería haber sido tan difícil”

Sarah Ransome y Elizabeth Stein, presuntas víctimas de abuso sexual de Jeffrey Epstein, estaban en la corte.

EPA
Sarah Ransome y Elizabeth Stein, presuntas víctimas de abuso sexual de Jeffrey Epstein, estaban en la corte.

La jueza permitió que cuatro mujeres hablaran en la audiencia de sentencia, además de que se leyera una declaración de una de las víctimas, Virginia Giuffre, que estaba ausente.

Annie Farmer, la única víctima que prestó testimonio con su nombre completo durante el juicio, fue la primera en hablar. Maxwell optó por no mirar a Farmer a lo largo de su declaración, mientras esta última tuvo que hacer una pausa a la mitad de su discurso para contener sus emociones.

Sarah Ransome, quien no testificó en el juicio, brindó una impactante declaración fuera del tribunal junto con la también denunciante Elizabeth Stein.

“Ghislaine debe morir en prisión porque estuve en el infierno y regresó durante los últimos 17 años”, dijo Ransome.

“Yo tenía 10 años cuando Liz Stein estaba siendo traficada. Tenía 10 años. Ese es el tiempo que ha estado funcionando esta red de tráfico sexual. Y debería haber sido suficiente solo una sobreviviente para que se nos tome en serio. No debería haber sido tan difícil”, añadió.

Durante el juicio, Farmer y otras tres mujeres, identificadas en el tribunal solo por su nombre o seudónimo para proteger su privacidad, testificaron que fueron abusadas, cuando eran menores, en las casas de Epstein en Florida, Nueva York, Nuevo México y las Islas Vírgenes.

Contaron cómo Maxwell las había convencido para que le dieran masajes sexuales a Epstein; atrayéndolas con obsequios y promesas sobre cómo el empresario podría usar su dinero y conexiones para ayudarlas.

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell

US Department of Justice

Los abogados de Maxwell trataron de mostrar a su cliente como una influencia positiva para otras reclusas en la cárcel a las que les ofrece enseñarles yoga y ayudarlas a aprender inglés.

Los crímenes de Epstein, quien se relacionó con algunas de las personas más famosas del mundo, se publicaron por primera vez en los medios de comunicación en 2005. Luego de numerosas demandas, fue arrestado el 6 de julio de 2019 en Nueva Jersey.

Antes había evitado ser condenado por acusaciones similares en un controvertido acuerdo secreto en 2008 por el cual aceptó declararse culpable de un cargo menor.

Epstein se suicidó el 10 de agosto de 2019 en la celda en la que estaba preso en Nueva York mientras esperaba ser enjuiciado por acusaciones de tráfico sexual y conspiración. Tenía 66 años.

El multimillonario se había declarado no culpable. Se enfrentaba a hasta 45 años en la cárcel en caso de ser condenado.

Antes de los casos penales en su contra, era conocido por su riqueza y sus contactos de alto perfil.

A menudo se veía socializando con los ricos y poderosos, incluido los expresidentes Donald Trump y Bill Clinton, así como el príncipe Andrés de Reino Unido.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Wdb6YIRv-s0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.