La triste historia del equipo de futbol “más malo” del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La triste historia del equipo de futbol “más malo” del mundo

La derrota de Samoa Americana 31 a 0 frente a Australia en 2001 dio pie a la película "Next Goal Wins", recientemente estrenada, que muestra el espíritu de un equipo orgulloso de representar a su tierra.
Por Kev Geoghegan *BBC Mundo
7 de mayo, 2014
Comparte

31 a 0. La selección que sufrió esa derrota en 2001, récord mudial de la mayor victoria en un partido de fútbol internacional, es la protagonista de la película “Next Goal Wins” (El próximo gol gana).

Diez años después del territorio que Samoa Americana cayera ante Australia por ese marcador, los documentalistas británicos Kristian Brodie, Mike Brett y Steve Jamison decidieron registrar el avance del equipo de esta pequeña isla del Pacífico sur en su intento de clasificación para el Mundial de Brasil de este año.

La película, recibida con entusiasmo en festivales, fue estrenada a fines de abril en Estados Unidos.

“Hemos estado en una habitación oscura editando la película y hemos sentido una conexión increíble con Samoa Americana y el viaje fue increíblemente emotivo”, dice Brett. “Pero empezar a compartir eso con el público es una experiencia increíble”.

El productor Brodie señala: “Todos en el mundo del futbol están familiarizados con Samoa Americana debido a esa derrota y creo que desató algo en todos nosotros que había algo detrás del resultado que decía algo sobre el espíritu del juego”.

Lea también: El peor equipo del mundo gana por primera vez

“Si eres un equipo que pierde todo el tiempo –y eso es lo que era Samoa Americana– que todavía sigas jugando dice algo sobre tu espíritu”.

“Sabía que éramos uno de los peores equipos del mundo pero todavía quería representar a Samoa Americana”, dice el defensa Jaiyah Saelua.

“Llevar a 65.000 personas en tus hombros y jugarte la vida, no importa lo malo que seas o la falta de habilidades. Es un honor representar a tu país”.

Para las eliminatorias contrataron al entrenador holandés Thomas Rongen, quien en la década de 1970 jugó en el famoso equipo Ajax y una vez establecido en Estados Unidos jugó junto a Johan Cruyff y George Best en Los Angeles Aztecs.

“La primera reacción de mi esposa fue, ‘¿Estás loco?'”, dice Rongen. “Todo el mundo busca oportunidades y desafíos, me encanta viajar y las nuevas oportunidades y esta era única. Estaban en el último lugar, así que sentí que no podía ser peor”.

Al llegar a la pequeña isla, el comportamiento hosco y la actitud obstinada de Rongen inicialmente causaron fricciones con la Federación de Futbol de Samoa Americana.

“Vi el potencial sin explotar desde el primer día”, explica. “Sí, era un estándar bajo, pero también sentí que podríamos hacer algunas diferencias.

“Mira a esta hermosa mujer atléticamente muy fuerte, yo sabía que había algunos intangibles con los que yo podía trabajar para transformar a este equipo en un corto espacio de tiempo”.

La mujer a la que Rongen refiere es Jaiyah Saelua, quien nació como Johnny, una “fa’afafine”, una parte integral de la cultura tradicional de Samoa, alguien que biológicamente nace hombre pero que tiene rasgos de ambos sexos porque es criado como mujer por su familia.

Es la primera futbolista transgénero de una selección nacional. Con la fuerza de su personalidad, Jaiyah se convirtió en una parte intregal del documental.

En el equipo no hubo una batalla explícita por la aceptación de sus compañeros, porque la identidad sexual sencillamente no es un tema para los isleños.

“Es natural en Samoa Americana porque es parte de la cultura. Los “fa’afafine” han estado presente desde antes de que llegaran los misioneros. Está tan profundamente arraigado en los cimientos de nuestra cultura mostrar respeto y eso incluye el respeto a las personas transexuales”, dice Jaiyah.

“Muchos de nosotros crecimos sin conocer la discriminación y la adversidad así que es fácil para nosotros vivir nuestras vidas a nuestro máximo potencial”.

La aceptación de la identidad sexual de Saelua puede ofrecer esperanza para el futuro pero actualmente, por ejemplo, no hay un solo juego futbolista abiertamente gay en las divisiones superiores en Reino Unido y en otros lugares algunos aficionados todavía piensan que es aceptable lanzar una banana a los pies de un jugador negro, como le ocurrió recientemente a Dani Alves.

Lea también: Dani Alves: “Sí que hay racismo en España”

¿Cree Rongen que las cosas mejorarán?

“Creo que hay algo en movimiento (…) va a ser más inclusivo, más abierto, la gente no está juzgando tanto a otras personas. ¿Esto va a cambiar de la noche a la mañana? No.

“Pero que Jaiyah se haya convertido en el primer jugador transgénero en jugar en un partido de clasificación para un Mundial es obviamente enorme. Obtener este tipo de atención, atención positiva tanto adentro como fuera del campo, en las calles es muy refrescante y espero que la gente vea la luz al final del túnel y acepte otras culturas, religiones y sexualidades”.

Jamieson asegura que él y sus cineastas se sienten orgullosos de contribuir al debate.

“Como dijo Thomas, ¿cambiarán las cosas de la noche a la mañana? No, son pasos muy pequeños. Si ves el racismo en el futbol hace 20 años, había una enorme montaña que escalar y, a pesar del incidente Dani Alves esta semana, se siente como que hemos recorrido un largo camino en ese debate”.

“Las personas que expresan racismo en el futbol ahora están en minoría. En cuanto a la sexualidad y género en el futbol, todavía tenemos esa montaña que escalar. Esperemos que Robbie Rogers (mediocampista de LA Galaxy) saliendo del clóset sea un pequeño paso hacia adelante y creo que eso se ha traducido a otros deportes, baloncesto, futbol americano, rugby y ojalá que llevar la historia de Jaiyah al público sea otro pequeño paso”.

Las proyecciones de la película en el Festival de Cine de Tribeca en Nueva York y en Los Ángeles y Londres recibieron críticas muy favorables.

Anita Gates escribió en el diario estadounidense The New York Times: “La película es un retrato de una cultura que valora las alegrías de la camaradería sobre otros factores”.

De la experiencia, Brett concluye: “Incluso si la película tuviera un éxito enorme, nunca volveremos a hacer una película con la cual podamos conectar con los temas de la manera que lo hicimos”.

“La mayoría de los documentales son retrospectivos, esto ocurrió en el momento, estábamos allí y esas experiencias y esos recuerdos estarán con nosotros todo el tiempo que vivamos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.