Los maestros mexicanos que cobran y no van a enseñar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los maestros mexicanos que cobran y no van a enseñar

Más de 70 mil docentes mexicanos cobran su sueldo sin dar clases. Una situación que, según las autoridades, es parte de la crisis del sistema educativo del país. Pero, ¿quiénes son estos profesores?
Por Alberto Nájar *BBC Mundo México
15 de mayo, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

Les llaman “maestros aviadores”. Son cerca de 70.000 profesores de educación básica que cobran su sueldo sin trabajar, o que hacen tareas distintas a impartir clases.

El dato, revelado en un censo de escuelas realizado por el gubernamental Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ha causado una polémica que no cesa, especialmente este 15 de mayo, cuando México celebra su día de los maestros.

Organizaciones civiles exigen que la Secretaría de Educación Pública cancele el salario a esos profesores, e incluso algunos grupos como Mexicanos Primero -una ogranización que se define como “una iniciativa ciudadana, independiente y plural que tiene como objetivo impulsar el derecho a la educación de calidad”- presentaron denuncias penales contra los funcionarios que autorizan los pagos.

“Es increíble que haya tantos maestros ausentes de las escuelas y que sigan cobrando, eso nos sorprende”, le dice a BBC Mundo Milagros Fernández Fernández, presidenta ejecutiva del Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE), una organización privada sin ánimo de lucro.

“Las organizaciones vamos a seguir presionando al gobierno para que esto no vuelva a ocurrir, que no se pague a un maestro que no está dando clases”.

Un reclamo que las autoridades atenderán, según ha dicho el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffett. “Si la pregunta es que si pueden quedar fuera de la nómina, la respuesta es sí”.

Muertos asalariados

De acuerdo con el censo del Inegi en México existen 39.222 profesores a quienes nadie conoce ni se sabe en dónde se encuentran, pero que su sueldo es cobrado puntualmente cada quince días, el período de pago usual en el país.

También hay otros 30.695 que se encuentran comisionados en tareas sindicales, aunque reciben salario como el de los maestros que atienden a sus alumnos.

Pero no son los únicos que reciben dinero sin impartir clases. La organización Mexicanos Primero encontró, en el conteo de escuelas, que más de 114.000 profesores están jubilados, y muchos de ellos incluso ya fallecieron pero alguien se encarga de cobrar el sueldo.

Esto representa un gasto mayor a 35.000 millones de pesos, unos US$2.600 millones al año, según cálculos de la organización civil. Con ese dinero se podría alimentar a 12 millones de estudiantes durante un año y aplicar 27 programas nacionales de vacunación.

Pero los recursos se desperdician en profesores que no trabajan, insiste la presidenta del IFIE. “El presupuesto para la educación en México es muy alto, pero tenemos que hacerlo más eficiente”.

¿Reforma educativa?

Sin embargo, el sueldo de los “maestros aviadores” es sólo una parte del problema, advierten especialistas.

En estados como Chiapas, Oaxaca y Michoacán, el Inegi aplicó el censo de manera parcial, porque la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no permitió encuestar a todos los maestros de su región.

Eso significa que no se conoce cuántos profesores hay en esos lugares ni el número que realmente imparten clases. En esos estados se ubican muchas de las escuelas con la peor evaluación del país, según mediciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y allí se concentra la mayor parte de las comunidades en pobreza extrema de México.

Una de las razones del bajo rendimiento escolar es que muchos maestros no imparten clases porque invierten el tiempo en protestas y marchas en las capitales de sus estados, o en Ciudad de México. Las movilizaciones se intensificaron el año pasado cuando se aprobó la Reforma Educativa.

Miles de profesores permanecieron en la capital del país para tratar de echar abajo la enmienda legal, e incluso establecieron un campamento que dura ya más de un año.

Las protestas provocaron que en lugares como Oaxaca, Chiapas, Sonora y Michoacán se suspendiera la modificación de las leyes locales para poner en marcha la reforma constitucional en educación. La presidencia mexicana inició un juicio ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por el caso.

Las reformas contemplan, entre otros elementos, evaluar a todos los profesores del país para determinar si tienen o no capacidad de impartir clases, y establece un servicio profesional docente para que las plazas de profesor se asignen por el resultado de sus exámenes y no por decisiones sindicales o políticas, como hasta ahora ocurre.

Pero estas modificaciones legales, que según las autoridades permitirían un sistema educativo más eficiente, no podrán aplicarse sin resolver antes problemas como el de los “maestros aviadores”, insisten organizaciones civiles.

Edna Jaime, directora de México Evalúa, una organización especializada en vigilar el uso de los recursos públicos, insiste: gastar dinero en quienes no imparten clases agrava el problema. “No podemos permitirlo, hay carencias muy sentidas en las escuelas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jurado acusa a dos hombres por tráfico de personas y muerte de migrantes hallados en camión en Texas

Homero Zamorano y Christian Martínez enfrentarán una condena que puede llegar a ser la pena de muerte.
21 de julio, 2022
Comparte

Dos hombres fueron acusados por el tráfico y la muerte de 53 migrantes en Texas, informó este miércoles el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Un gran jurado federal en la ciudad de San Antonio acusó formalmente a Homero Zamorano y a Christian Martínez, ambos texanos, de cuatro cargos:

  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal con resultado de muerte,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal con resultado de muerte,
  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro.
El conductor del tráiler con migrantes muertos

Reuters
Homero Zamorano ha sido acusado por la muerte de los 53 migrantes en San Antonio.

La pena máxima por estos cargos es la cadena perpetua o la pena de muerte, algo que analizará el fiscal general antes de pedir la condena en los próximos días.

Un juez federal determinará luego la sentencia.

Una tragedia

El incidente en San Antonio, ocurrido el pasado 27 de junio, es el caso de tráfico de personas más mortífero en la historia reciente de EE.UU.

“Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro”, narró entonces el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus.

Además de los 50 adultos y tres menores de edad que murieron, 10 adultos y un menor resultaron heridos.

Entre las víctimas había mexicanos, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.

Muerte por calor

Zamorano, de 46 años, conducía el camión y fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., aunque en ese momento no fue detenido.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La policía investiga un camión en el que fueron hallados decenas de migrantes muertos

Getty Images
San Antonio queda aproxidamente a 250 km de la frontera con México.

Martínez, de 28 años, fue identificado en comunicaciones con Zamorano en las que hablaban sobre la operación de tráfico de personas.

Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, también estaban siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente, aunque de momento no fueron incluidos en la acusación formal.

El jefe del Departamento de Bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo a fines de junio que las personas murieron de agotamiento y exceso de calor dentro del camión, que no tenía aire acondicionado.

Las víctimas estaban “calientes al tacto”.

La investigación reveló que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba.

Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Rutas peligrosas

El vehículo fue encontrado en una zona de poco tránsito, cerca de una vía de tren en el suroeste de San Antonio, que queda a unos 250 kilómetros de la frontera entre EE.UU. y México.

Zamorano había tomado la ruta que va desde Laredo, en la frontera de México y Texas, hasta San Antonio.

Mapa del sitio de incidente

BBC

La inmigración es un tema político polémico en EE.UU., donde el año pasado se detuvo a un número récord de inmigrantes indocumentados que cruzaban al país desde México, muchos de ellos viajando por rutas extremadamente peligrosas e inseguras.

Huyendo de la pobreza y la violencia en América Central, muchos de los inmigrantes indocumentados terminan pagando enormes sumas de dinero en efectivo a traficantes de personas para cruzar la frontera.

En los últimos años ha habido muchos ejemplos similares de migrantes que fallecieron durante su viaje, pero ninguno tan mortal como el de San Antonio.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, culpó al presidente estadounidense, Joe Biden, del Partido Demócrata, por las muertes y las describió como “resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas”.

Beto O’Rourke, el candidato demócrata que compite contra Abbott en las elecciones de noviembre, dijo que los informes eran devastadores y pidió una acción urgente para “desmantelar las redes de contrabando de personas y reemplazarlas con vías ampliadas para la migración legal”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.