Los últimos de su especie: cómo contar animales amenazados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los últimos de su especie: cómo contar animales amenazados

La rinoceronte de Sumatra había perdido demasiado peso durante el verano. En diciembre ya había dejado de jugar con sus juguetes y se había vuelto incluso más solitaria y apática.
Por Rachel Nuwer / BBC Mundo
12 de mayo, 2014
Comparte

bbc_extincion

Cuando las hojas empezaron a cambiar, los cuidadores de Suci supieron que algo iba mal. La rinoceronte de Sumatra había perdido demasiado peso durante el verano. En diciembre ya había dejado de jugar con sus juguetes y se había vuelto incluso más solitaria y apática.

La rinoceronte de Sumatra había perdido demasiado peso durante el verano. En diciembre ya había dejado de jugar con sus juguetes y se había vuelto incluso más solitaria y apática.

Durante casi una década, los expertos del Zoológico de Cincinnati en Estados Unidos la habían visto crecer. Tenían grandes planes para ella.

Suci, cuyo nombre significa ‘individuo sagrado’ en indonesio, iba a ser la salvadora de su especie.

Sólo quedan alrededor de 100 rinocerontes de Sumatra, así que se ideó un plan para unir a Suci con su hermano Harapan y así aumentar el número de miembros de su especie.

Pero ahora estaba padeciendo una enfermedad de almacenamiento de hierro, una condición que también mató a su madre.

La esperanza de recuperación se acabó un domingo de marzo. Sus cuidadores notaron que ese día se estaba comportando de forma extraña, así que se quedaron con ella hasta la noche y vieron cómo se moría.

La rinoceronte Suci iba a salvar a su especie, pero murió antes de tiempo. Foto: AP.

La rinoceronte Suci iba a salvar a su especie, pero murió antes de tiempo. Foto: AP.

“No conozco a nadie que haya intentado curar con tanto empeño como nosotros a un rinoceronte de esta enfermedad”, dice Terri Roth, director del Centro para la Conservación e Investigación de la Fauna en Peligro de Extinción del Zoo y el Jardín Botánico de Cincinnati.

Suci, explica, era una de las pocas hembras prometedoras que quedaban para procrear. Otras o son muy mayores o no han sido capaces de quedarse preñadas.

Incluso las hembras salvajes se están volviendo estériles.

“Los animales mueren y se lesionan”, dice Roth.

“Pero cuando el número está por debajo de 100, es mucho más que una pérdida emocional”.

Entre la ciencia y la emoción

Tortuga de Carey. Foto: Wikimedia Commons.

Tortuga de Carey. Foto: Wikimedia Commons.

El rinoceronte de Sumatra es uno de los animales más raros del mundo, pero al menos podemos saber que esa especie necesita nuestra ayuda.

Para otros animales en peligro de extinción puede ser más complejo.

Proteger a las especies más raras requiere identificar qué criaturas pertenecen a esta nefasta categoría. Y responder a esta simple pregunta puede resultar más difícil de lo que parece.

Para empezar, hay una diferencia entre números de poblaciones y estado de conservación, según se explica en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), la base de datos mundial más completa sobre el tema.

En teoría, los estados de conservación están basados en pura ciencia, pero en realidad la subjetividad humana juega un papel fundamental.

“Los listados pueden ser increíblemente políticos y muy emocionales”, dice Lisa Campbell, profesora de asuntos marinos de la cátedra Rachel Carson en la Universidad de Duke, en Durham, EE.UU.

La decisión de clasificar a un animal como en peligro crítico de extinción o sólo vulnerable podría dar o quitar financiación para esa criatura, por lo que hay una tendencia a inclinarse hacia el listado más severo posible.

Además, simplemente clasificar una especie como en peligro crítico de extinción no significa que su rareza o posibilidad de extinción sea igual a la de todas las demás criaturas que comparten su estado.

La existencia de medidas de protección, tipos de amenazas, clase de dispersión o genética pueden influir en la probabilidad que tiene una especie de caer en el cesto de la extinción.

Los números también pueden variar ampliamente. Las tortugas carey están actualmente en peligro crítico de extinción con algunos cientos de ejemplares, mientras que hay menos de 100 murciélagos coleura seychellensis en el mundo.

“Una crítica es ‘¿cómo pueden ser equivalentes?’ No hay una buena respuesta para eso”, afirma Campbell.

Así que aunque nadie dice que las listas de especies en peligro de extinción sean algo malo, para identificar a los animales más escasos de la tierra es mejor fijarse solamente en los números absolutos.

Cómo contarlos

El Nectophrynoides asperginis es tan raro, que solo existe en cautividad. Foto: Zoológico de Toledo / Wikimedia Commons.

El Nectophrynoides asperginis es tan raro, que solo existe en cautividad. Foto: Zoológico de Toledo / Wikimedia Commons.

En algunos casos, contar el número total de animales en una población puede ser fácil.

Los investigadores conocen a cada cigüeñuela negra de Nueva Zelanda, por ejemplo. Esas 27 aves están etiquetadas y son conocidas como buenos amigos.

En otros casos contarlos es sencillo: desde un avión y a simple vista se puede hacer un recuento de los elefantes africanos.

Sin embargo, a veces surgen complicaciones con métodos menos fiables para estimar la población, como analizar la cópula, contar los nidos o instalar trampas con cámaras.

“Hay una buena cantidad de especies de las que sabemos que son cinco, 20 o 100 individuos”, dice Mike Hoffman, investigador de la comisión de supervivencia de especies de la IUCN.

“Pero también hay muchos otros de los que sólo sabemos que están amenazados y que su población está decreciendo, pero desconocemos su tamaño exacto”.

“Así, puedes encontrarte con una lista de especies cercanas al peligro de extinción”, dice, “pero no necesariamente se trata de una lista completa”.

Los candidatos

El Nectophrynoides asperginis es tan raro, que solo existe en cautividad. Foto: Zoológico de Lisboa / Wikimedia Commons.

Elefantes africanos. Foto: Zoológico de Lisboa / Wikimedia Commons.

Algunas de las especies de las que sabemos lo suficiente como para decir que están entre las más extrañas del mundo incluyen al rinoceronte de java, ya extinto en el sudeste asiático y actualmente con tan solo 40 individuos; el gibón de Hainan, un primate confinado a un reducido espacio en la isla china de Hainan y con sólo 23-25 individuos; y la tortuga de Swinhoe, con sólo cuatro individuos vivos.

Especies muy raras también pueden sobrevivir solo en cautiverio.

La Lista Roja actualmente reporta 32 especies de ese tipo.

Esas especies –incluyendo la rananectophrynoides asperginis, la tórtola de Socorro, el rascón de Guam y el cuervo hawaiano– son fuertes competidores para conseguir el título al animal más extraño.

A veces, los intentos de devolver a estos animales a la naturaleza resultan exitosos, como en el caso del turón patinegro, el cóndor californiano, el caballo de Przewalski y otros.

En otros casos, sin embargo, las cosas no van tan bien.

A pesar de todos los esfuerzos, a veces las especies no se adaptan en cautividad (como en el caso de Suci), o pueden dejar muy pocos individuos.

Es el caso de la po’o-uli, una bonita ave hawaiana cuyo último individuo conocido –un macho solitario para el que los investigadores nunca encontraron una pareja– murió en cautiverio en 2004.

“Así fue: el final de una especie”, dice Hoffman. “Fue un caso de demasiado poco, demasiado tarde”.

Extinción declarada

Otro problema para identificar a los animales más escasos del mundo es la dificultad asociada a la búsqueda del más raro de los raros.

Los animales excepcionalmente escasos pueden ser tan escurridizos que a veces los científicos les pierden la pista. Eso puede llevar a que sean declarados extinguidos para resurgir años después.

Recientemente, por ejemplo, la rana pintada Hula –supuestamente extinguida– resurgió de su escondite en Israel después de más de 50 años.

Declarar prematuramente a una especie como extinguida puede provocar su extinción.

Los presupuestos y los planes de conservación con frecuencia giran alrededor de la presencia o ausencia de una especie en una zona. Si se clasifica como no existente oficialmente, no llegarán más ayudas.

Por eso los científicos que determinan la clasificación de los estados no se apresuran a declarar la extinción, incluso cuando tienen muchos fundamentos para hacerlo.

El mono colobus rojo de Miss Waldron no ha sido visto desde 1978, por ejemplo, pero todavía está clasificado como en peligro crítico de extinción en la Lista Roja, con la esperanza de que algunos de esos animales pudieran estar escondidos en una esquina remota de la jungla de la Costa de Marfil.

Del mismo modo, la organización de protección de aves BirdLife International estima que entre uno y siete gorriones oahu alauahios todavía sobreviven en Hawái, a pesar de no haber sido vistos oficialmente desde 1985.

“Algunos de estos animales etiquetados como posiblemente extinguidos podrían ser perfectamente los animales más raros del mundo si todavía existen”, dice Hoffman.

Los raros desconocidos

Otro problema en la lista de los animales más escasos es el hecho de que los mamíferos, aves y reptiles la dominan.

Los invertebrados, los hongos y otras criaturas del océano están notoriamente ausentes simplemente porque su población global y estados de conservación nunca han sido evaluados.

La IUCN ha evaluado a 71.576 especies de las 8,7 millones que los investigadores estiman que existen.

La organización planea aumentar esa cantidad a 160.000 en 2020, pero incluso eso sigue siendo una fracción de la biodiversidad total del mundo.

“Definir al animal más raro del planeta implicaría vigilar toda la distribución potencial de cada especie, y ser capaces de contar cada individuo, un reto formidable”, dice Markus Gusset, jefe de conservación de la Asociación Mundial de Zoos y Acuarios.

Esto significa que la criatura más rara del mundo podría ser algún escarabajo ultra desconocido cuyo hábitat podría estar bajo tierra, o un crustáceo ignoto cuyo estuario está siendo vaciado rápidamente.

Simplemente es imposible saberlo con certeza.

La buena noticia, sin embargo, es que las medidas de conservación para proteger a las especies mejor estudiadas con frecuencia benefician a las especies que permaneces en la sombra.

Según BirdLife International, áreas importantes de aves, por ejemplo, curiosamente coinciden en un 80 % con zonas consideradas críticas para anfibios, peces, invertebrados, plantas y otras formas de vida.

Es aquí cuando el estado de conservación de las especies se vuelve más importante: es una herramienta para animar a los países a moverse y a proteger a las especies en peligro de extinción antes de que sea demasiado tarde, y al hacerlo, también se protege a todo el ecosistema.

“Tenemos el conocimiento y los instrumentos para proteger a estas especies”, afirma Butchart. “Sólo tenemos que aplicarlos”.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La misteriosa desaparición de Sophia Huang Xueqin, la mujer que impulsó el #MeToo de China

Una destacada periodista que inició el movimiento #MeToo en China desapareció cuando estaba por volar a Reino Unido. La BBC investigó el caso.
21 de mayo, 2022
Comparte

El 19 de septiembre de 2021, Sophia Huang Xueqin y el defensor de los derechos laborales Wang Jianbing “desaparecieron” mientras se dirigían al aeropuerto de la ciudad de Cantón, en el sur de China.

Huang estaba a punto de tomar un vuelo a Reino Unido tras obtener una beca Chevening financiada por el gobierno británico para realizar estudios de género en la Universidad de Sussex, en el sureste de Inglaterra.

Los reportajes y campañas de la periodista ayudaron a impulsar el movimiento #MeToo de China en 2018, por lo que es considerada una de las principales defensoras de los derechos de las mujeres en ese país.

Ahora, tras más de siete meses de detención, se espera que tanto ella como Wang enfrenten un juicio por cargos de “incitación a la subversión del Estado”, una acusación grave que podría conducir a años de prisión.

La BBC investigó cómo en China se ha llevado una campaña de desinformación en contra de ella. Y también, el porqué del silencio en Reino Unido adonde ella debía llegar aquel septiembre.

Pósteres sobre las desapariciones de Huang y Wang Jianbing

Shy Guys Studios
Huang y Wang están detenidos desde septiembre

Impulsora del #MeToo de China

En el caso de Huang, su propia experiencia de agresión sexual la llevó a realizar una encuesta histórica en 2017 que reveló que más del 80% de las mujeres periodistas en China habían sufrido acoso sexual, pero permanecieron en silencio.

También informó sobre los casos de #MeToo más destacados del país y ganó un premio el año pasado por su perfil sobre la activista feminista Li Qiaochu.

Huang una pancarta de #MeToo

SCMP
Huang se basó en su propia experiencia para poner en marcha el movimiento #MeToo en China.

Ahora, se encuentra entre las decenas de miles de activistas -muchas de ellas defensoras de los derechos de las mujeres- que “desaparecieron” en China después de trabajar por los derechos humanos en los últimos años.

Ya había estado detenida durante tres meses en China tras escribir una publicación en un blog sobre las protestas a favor de la democracia en Hong Kong en 2019.

Diana Fu, profesora asociada de ciencias políticas en la Universidad de Toronto (Canadá), le dijo a la BBC que el caso de Huang es “emblemático” porque ilustra los desafíos que enfrentan los activistas en China debido al empeoramiento de la represión del gobierno de Pekín contra la sociedad civil.

“El gobierno percibe el movimiento #MeToo como parte del movimiento transnacional que aboga por los valores democráticos liberales”, dijo Fu. “Ve este tipo de activismo, no solo como una amenaza de movilización, sino también como una amenaza ideológica”.

“Es un fenómeno aterrador”

Muchos activistas como Huang y Wang, que defienden los derechos de género y otras causas de justicia social, han sido acusados de ser agentes de fuerzas occidentales hostiles y son atacados en internet por troles nacionalistas.

Captura de pantalla de publicaciones abusivas en las redes sociales contra Huang

Shy Guys Studios
Huang ha sido blanco de troles en internet.

“En la internet de China es difícil diferenciar entre un comentarista al servicio del Estado y un usuario común”, dijo a la BBC Liu Lipeng, quien trabajó como censor de la plataforma china de redes sociales Sina Weibo, la más popular del país, y ahora reside en Estados Unidos.

Liu ayudó a eliminar contenido “sensible” en la plataforma entre 2011 y 2013, revisando hasta 60.000 publicaciones diarias.

En el caso de Huang, dice que las autoridades chinas se han embarcado en una campaña de desinformación en su contra.

“Huang es una reportera muy famosa. Si quieren borrar todo de su pasado, es una tarea bien difícil”, dijo Liu. “, usaron comentarios difamatorios para influir negativamente en la percepción que la gente tenía de ella. Es un fenómeno aterrador“.

Liu Lipeng

Brian Inocencio
Liu Lipen dice que es “aterrador” lo que le están haciendo a Huang

Weibo no respondió a la solicitud de comentarios de la BBC.

La embajada china en Reino Unido le dijo a la BBC que China está “comprometida con la defensa de la equidad social y la justicia” y que “se opone firmemente a cualquiera que difunda desinformación y difame a China con el pretexto de proteger los derechos humanos y las libertades”.

Mientras los casos de Huang y Wang se entregan a los fiscales en China, Kris y otros simpatizantes en el extranjero planean continuar creando conciencia sobre su difícil situación.

“Estar dentro o fuera de China es como estar dentro o fuera de un muro. Pero estar fuera no significa que uno sea libre”, dijo Kris.

“Solo cuando ellos sean libres, todos podremos ser verdaderamente libres”.

No van a silenciarnos”

En los últimos meses, simpatizantes de los activistas chinos han realizado protestas solidarias en Londres, Taipéi (Taiwán) y Hong Kong, lanzando una campaña bajo el hashtag #FreeXueBing e instando a la gente a enviar postales al centro de detención de Cantón para pedir su liberación.

En Reino Unido, los partidarios también piden a las instituciones británicas que adopten una postura más firme en el caso de Huang.

Estamos haciendo esto para demostrar que no vamos a ser silenciados”, dijo un simpatizante chino en Londres que pidió permanecer en el anonimato por motivos de seguridad.

“Instamos a la universidad, a Chevening y al gobierno británico a tomar más medidas”.

Los defensores de los activistas acusan a la universidad y al programa de becas Chevening de no hablar por temor a enemistarse con el gobierno chino.

Los estudiantes provenientes de China representan aproximadamente el 20% de las matrículas internacionales en la Universidad de Sussex, y sus tasas de matrícula -junto con las colaboraciones con instituciones chinas- proporcionan un importante flujo de ingresos.

Defensores de los activistas con máscaras de Huang frente a la estación de Taipéi

Michael Saul Garber
Los defensores de los activistas han realizado protestas en todo el mundo.

Un asunto delicado

Cuando se informó por primera vez de la desaparición de Huang, la Universidad de Sussex y Chevening emitieron la siguiente declaración: “Estamos preocupados por la seguridad y el paradero de nuestra estudiante. Nuestro personal está en contacto con Chevening para buscar más detalles”.

Pero desde entonces ninguno de los dos organismos hizo más declaraciones públicas.

En un email interno, filtrado luego a la BBC, se advirtió a los estudiantes y al personal que no discutieran la situación de Sophia.

La universidad dijo que se trataba de un asunto delicado y que las solicitudes de los medios deberían ser atendidas por la oficina de prensa, citando preocupaciones sobre la protección de datos.

Kris, una feminista china en Reino Unido y amiga de Huang que habló con la BBC bajo un seudónimo por temor a represalias del Estado chino, dijo que se sintió indignada al saber que la universidad había “censurado” el caso.

“ afirma nutrir a futuras activistas y líderes del feminismo, pero luego instruye a los estudiantes que no discutan este asunto”, dijo Kris. Es la situación igual a como sería en China”.

En respuesta a la BBC, un vocero de la universidad dijo que la institución “sigue profundamente preocupada por la seguridad y el paradero de su posible estudiante” y ha estado en “contacto regular” con Chevening y con la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO), un departamento del gobierno del Reino Unido.

Esa persona también dijo que la universidad siguió el consejo de la FCDO, que aseguró a la BBC que estaba “siguiendo el asunto de cerca”.

Huang sosteniendo un cartel que dice "No puedo mantener la calma, me eligieron para Chevening"

Sophia Huang Xueqin
Huang había compartido su entusiasmo en las redes sociales al ganar una prestigiosa beca.

En diciembre, más de 100 académicos de Chevening (becados actualmente y en años anteriores) firmaron una carta solicitando al equipo de Chevening que pidiera la liberación de los dos activistas y que la FCDO iniciara un diálogo con el gobierno chino sobre sus casos.

Membros de la Unión de Universidades y Colegios del Reino Unido también emitieron una declaración en defensa de Huang y Wang.

Chevening no respondió a las solicitudes de comentarios de la BBC.

Lijia Zhang, una escritora feminista china en Londres, dijo a la BBC que está “decepcionada” por el relativo silencio de la comunidad internacional en torno al caso de Huang, en contraste con el de Peng Shuai, una estrella del tenis que acusó a un exfuncionario de alto rango del Partido Comunista Chino de agresión sexual.

Peng Shuai

Getty Images
El caso de Peng Shuai acaparó una amplia cobertura mediática mundial – a diferencia del de Huang

La desaparición de Peng fue ampliamente cubierta por los medios internacionales, lo que llevó a muchas celebridades del tenis y a la Asociación de Tenis Femenino (WTA) a hablar en su nombre.

La WTA también suspendió los torneos en China por este caso.

“El caso de Sophia ha desatado una discusión global atrasada sobre el papel de las instituciones globales para proteger a los académicos chinos en riesgo de persecución”, dijo a la BBC Joanna Chiu, autora del libro China Unbound y excorresponsal en Pekín.

“Como Huang recibió una beca financiada por el gobierno del Reino Unido para estudiar en la Universidad de Sussex, estas instituciones tienen la responsabilidad de abogar por su liberación”, añadió.

Manifestante con un cartel de MeToo y usa una máscara con la cara de Huang

Richie Fowler
Huang es una reportera prestigiosa en China

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZxEkMGziyDU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.