Los verdaderos límites de la libertad de expresión en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los verdaderos límites de la libertad de expresión en EU

El caso de Donald Sterling y sus declaraciones racistas reabrió el debate sobre la libertad de expresión y sus posibles límites en el país en el que mucha gente cree que se puede decir lo que se quiera. ¿Es real esta imagen?
9 de mayo, 2014
Comparte

Quienes siguen las series estadounidenses sobre abogados habrán oído hablar de la todopoderosa primera enmienda de la Constitución y la protección que se hace de la libertad de expresión en Estados Unidos. Pareciera que todo el mundo puede decir lo que quiera sin temor a violar la ley. Sin embargo, hay límites.

La difusión, a finales de abril, de las declaraciones racistas del dueño del equipo de baloncesto de la NBA los Clippers de Los Ángeles -quien en conversación privada le dijo a una mujer que no llevara a sus amigos negros a la cancha de juego- causó tal revuelo que derivó en la suspensión de por vida de Donald Sterling de las actividades de la liga de baloncesto profesional estadounidense.

Independientemente del estupor causado por las palabras de Sterling, algunos se preguntaron si el multimillonario de 80 años no estaba amparado por el derecho a la libertad de expresión y por la tan nombrada primera enmienda de la Constitución de EE.UU.

BBC Mundo trató el tema con varios expertos.

Lea también: Racismo y la NBA

Libertad… con consecuencias

El abogado Robert Wallace, de Thompson Coburn en Misuri, Estados Unidos, reconoce que Sterling, como todos los demás ciudadanos, tiene derecho a decir lo que quiera, pero puntualiza: “El hecho de que puedas decir lo que quieras, no significa que puedas hacerlo sin que haya consecuencias”.

Esto es más patente en el sector privado, le dice Wallace a BBC Mundo, que es el ámbito en el que se dirime el caso del propietario de los Clippers de Los Ángeles.

“Aquí la primera enmienda no entra en juego”, señala a su vez el profesor de Derecho de la Universidad de California, Robert Cole, “porque no hay intención del gobierno en castigar a Sterling”.

Cole añade que, además del aspecto legal, las protecciones de la primera enmienda crearon un contexto cultural donde la gente es y debe ser libre para decir lo que quiera siempre que no cause un daño serio a nadie al hacerlo. “Si bien la gente está furiosa con Sterling por lo que ha dicho, nadie dice que haya que meterlo en la cárcel por ello”, sostiene.

Excepciones a la primera enmienda

La Primera Enmienda

La primera enmienda protege a los ciudadanos de la injerencia del gobierno en cuanto al ejercicio de su derecho a la libertad de expresión. Dice así:

El Congreso no hará ley alguna con respecto al establecimiento de una religión o prohibiendo el libre ejercicio de dichas actividades; o que coarte la libertad de expresión o de la prensa, o el derecho del pueblo para reunirse pacíficamente, y para solicitar al gobierno la reparación de agravios.

Fue presentada a los estados para su ratificación el 25 de septiembre de 1789 y fue adoptada el 15 de diciembre de 1791.

Son varias las excepciones que existen a la libertad de expresión, adoptadas tras múltiples fallos del Tribunal Supremo en los casos que han llegado hasta sus salas a lo largo de las décadas.

Incitación a una acción ilegal inminente.El profesor de Derecho Ian Haney-López, autor de varios libros sobre el racismo y la sociedad contemporánea, pone un ejemplo: “Un ciudadano es libre de expresar su opinión en una esquina, incluso si se trata de comentarios despectivos hacia un grupo étnico, religioso o social específico, pero no puede decir ‘disparemos a toda esa gente ahora’; en ese caso, la primera enmienda no lo ampara”.

Tampoco están amparadas las declaraciones que “tiendan a incitar una ruptura inmediata de la paz”, o por ejemplo una palabra “personalmente abusiva que, dicha a un ciudadano ordinario, es probable que genere una reacción violenta de la otra parte”.

Falso testimonio. Esta categoría engloba las leyes sobre libelos, difamación y calumnia. Hay que tener una buena razón para castigar unas declaraciones, precisa el profesor Robert Cole. “Si le digo a Ud. que el cuadro que le voy a vender es un Picasso pero es falso, esas palabras mías le causan un daño importante por todo el dinero que va a gastar”.

Los falsos testimonios pueden dar lugar a demandas civiles o penales, dependiendo de la gravedad y la intención de quien los emite.

Obscenidad. De acuerdo al llamado test de Miller –una herramienta del Tribunal Supremo para medir si una palabra o declaración es obscena-, la libertad de expresión no tiene cabida cuando el discurso llama al interés lascivo o “refleja o describe de forma claramente ofensiva, una conducta sexual definida por la ley estatal aplicable” y “el trabajo, tomado como un todo, carece de valor literario, artístico, político o científico serio”. Algunos otros componentes de esta regla pueden permitir la posesión privada de materiales obscenos en el propio hogar.

Pornografía infantil. Se distingue de la exclusión por obscenidad en algunos aspectos: es más específico respecto a lo que engloba la excepción. En segundo lugar, es irrelevante que cualquier parte de lo expresado encaje o no en el test de Miller, si está clasificado como pornografía infantil no está amparado por la primera enmienda. La regla establece que no hay protección constitucional si “visualmente se refleja a niños menores realizando actos sexuales o exhibiendo sus genitales de forma indecente”.

Declaraciones que sin intención, a sabiendas o de forma simplemente temeraria inflijan una angustia emocional severa.

Declaraciones o testimonios que pongan en peligro la seguridad nacional del país.

Publicidad falsa o engañosa

¿Temas prohibidos?

El caso de Donald Sterling tocó una fibra muy sensible en Estados Unidos: la cuestión racial.

Como señala Ian Haney López, profesor de Derecho en la Universidad de California, “en este país hay temas que son delicados, el racismo es uno de ellos”.

La religión, la orientación sexual y el género son también cuestiones delicadas, en opinión de Haney López. “No son tabú, como sociedad sí los estamos debatiendo pero a menudo hay reacciones y respuestas muy ardientes”.

Su colega Robert Cole destaca que, en los últimos 50 años han cambiado los estándares sobre lo que se puede decir en voz alta. “Entonces todos pensaban que se podían expresar ideas antisemitas y contra los negros; al cambiar la cultura política, las declaraciones raciales o religiosas se han hecho de alguna forma tabú, y también los comentarios de género”.

Su conclusión es rotunda: “La gente tiene que pensar en lo que dice no porque alguien los pueda castigar, quizá sea bueno que se planteen si lo que piensan es realmente lo que desean creer”.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU flexibiliza su política hacia Cuba y permitirá más vuelos y envíos de remesas

Con las medidas anunciadas por el Departamento de Estado se da marcha atrás a la política restrictiva del expresidente Donald Trump hacia la isla.
17 de mayo, 2022
Comparte

El gobierno de Estados Unidos anunció este lunes una serie de medidas que buscan suavizar la política hacia Cuba y que suponen una marcha atrás respecto a las decisiones tomadas por el expresidente Donald Trump.

Así, el Departamento de Estado informó que se restablecerán los vuelos comerciales a varias ciudades cubanas, que desde agosto de 2020 solo llegaban a La Habana, y se suspenderá el límite de US$1.000 por trimestre a las remesas.

Cuba enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes y nuestra política continuará enfocándose en empoderar al pueblo cubano para ayudarlo a crear un futuro libre de represión y sufrimiento económico”, señaló el gobierno de Biden en un comunicado.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, hizo un llamado al gobierno cubano para que libere “inmediatamente” a los “presos políticos” y respete los derechos fundamentales de su pueblo.

Una persona ondea las banderas de Cuba y EE.UU.

Getty Images

El cambio de política se produce después de una revisión interna dentro del gobierno de Biden que ha llevado meses.

Representantes de EE.UU. y de Cuba se reunieron en abril en Washington para hablar de asuntos migratorios, en el primer diálogo de alto nivel entre ambos países desde la llegada de Biden a la Casa Blanca.

Otras medidas

Entre las nuevas medidas presentadas este lunes, el gobierno de Biden anunció el apoyo a un acceso amplio a internet en la isla, así como permitir envíos de remesas a personas que no sean de la familia.

Nos aseguraremos de que las remesas fluyan más libremente hacia el pueblo cubano, sin enriquecer a quienes perpetran abusos contra los derechos humanos”, dijo Price.

Pasajeros procedentes de EE.UU. llegan a La Habana

Getty Images
Los vuelos entre EE.UU. y Cuba habían sido suspendidos en el gobierno de Donald Trump.

También anunció que ampliará el procesamiento de visas. Esto incluye viajes educativos, reuniones profesionales e investigación.

El anuncio se da meses después de las fuertes protestas que se desataron en la isla y por las que el gobierno cubano arrestó a cientos de personas.

“Un paso limitado en la dirección correcta”

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) cubano calificó las medidas de Biden como “un paso limitado en la dirección correcta”.

“Los anuncios no modifican en lo absoluto el bloqueo, ni las medidas principales de cerco económico tomadas por Trump”, señala el comunicado difundido en el diario estatal Granma.

“No revierte la inclusión arbitraria y fraudulenta de Cuba en la lista del Departamento de Estado sobre países que supuestamente son patrocinadores del terrorismo, una de las principales causas de las dificultades con las que tropieza Cuba para sus transacciones comerciales y financieras en muchas partes del mundo”, continúa.

“Se trata, sin embargo, de un paso limitado en la dirección correcta, una respuesta a la denuncia del pueblo y del gobierno cubanos”, añade.

El senador estadounidense Marco Rubio, un republicano de origen cubano de Florida, rechazó las nuevas políticas de la Casa Blanca.

“El régimen en Cuba amenazó a Biden con la migración masiva y tiene simpatizantes dentro de la administración y el resultado es que hoy vemos los primeros pasos hacia las políticas de Obama sobre Cuba”, escribió en Twitter.

Bob Menendez

Getty Images
El senador demócrata Bob Menéndez ha condenado los planes de la administración Biden para aliviar las tensiones con Cuba

El demócrata Bob Menéndez también expuso su desacuerdo: “Seamos claros, aquellos que aún piensan que incrementar los viajes servirá para fomentar la democracia en Cuba están simplemente negándose a reconocer la realidad”.

Desde Miami, Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia de la disidencia cubana, respaldó el restablecimiento de los vuelos comerciales ya que regula la “competencia entre las líneas aéreas” y eso beneficia al cubano dentro y fuera de la isla, dijo a la agencia EFE.

No obstante, criticó que Biden “haya faltado a su palabra” cuando aseguró que “consultaría con el exilio cubano, como parte integral de esta nación y de nuestra tierra” este tipo de decisiones.

Cuba entre Obama y Trump

En 2015, el expresidente Barack Obama había sacado a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo del gobierno de EE.UU, en la que estaba desde 1982.

Esto supuso un paso importante en el “deshielo” que un año después resultaría en que ambos países reanudaran sus relaciones diplomáticas.

Barack Obama y Raúl Castro

Getty Images
Barack Obama fue el primer presidente de EE.UU. en visitar Cuba en casi 90 años.

Pero ese acercamiento, como muchas otras políticas del presidente Obama, fue revertido por el gobierno de Donald Trump, quien dio paso a una política de mano dura hacia la isla.

El anunció de incluir nuevamente a Cuba en la lista, en la que solo están Corea del Norte, Irán y Siria, fue hecho por la administración Trump un par de semanas antes de la toma de posesión del presidente Joe Biden, en enero de 2021.

A los países que considera patrocinadores del terrorismo, Washington les prohíbe exportar o vender armas, ciertas exportaciones que también mejorarían sus capacidades militares son controladas y les restringe la asistencia económica.

Los países en la lista tampoco pueden acceder a préstamos del Fondo Monetario Internacional y otras instituciones globales.

Pero ahora, con el anunció de flexibilización de las políticas hacia la isla, muchos se preguntan si el presidente Baiden sacará de nuevo a Cuba de la lista, como ocurrió cuando era vicepresidente.


Primer paso para mejorar las relaciones entre EE.UU. y Cuba

Por Will Grant, corresponsal en México y Centroamérica

La noticia será un alivio para miles de cubanos que están desesperados por ver a sus familias en Florida y en otros lugares de Estados Unidos.

La isla está experimentando, quizás, su éxodo más agudo desde la Guerra Fría. Hay muchos cubanos viajando a Nicaragua y luego a través de América Central hasta la frontera de Estados Unidos con México.

Después de 2016, el gobierno de Trump implementó una gran cantidad de nuevas sanciones económicas en la isla gobernada por el comunismo, las cuales habían sido relajadas durante la presidencia de Obama.

Junto con la recesión económica causada por la pandemia de coronavirus y la mala gestión por parte del Estado, la economía en Cuba ha estado en una situación desesperada en los últimos años.

Estos cambios representan el primer paso de la Casa Blanca hacia alguna forma de renormalización de las relaciones con Cuba.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rlYN7MCr_i0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.