Oaxaca y Nayarit reportan localización de dos desaparecidos; PGR desmiente

PGR insistió en que, tal como el resto de las víctimas por cuya localización emitió recompensas, tanto Jesús Israel como José Luis siguen desaparecidos.

Oaxaca y Nayarit reportan localización de dos desaparecidos; PGR desmiente

El pasado miércoles, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que dará recompensas de hasta 1.5 millones de pesos a quien aporte datos que permitan localizar a 28 víctimas de desaparición forzada, entre las cuales destacan dos casos, el del joven Jesús Israel Moreno Pérez (desaparecido en Oaxaca) y el de José Luis Crespo Llabres (desaparecido en Nayarit), debido a que, en meses pasados, las autoridades de ambas entidades federativas reportaron su localización.

La PGR, sin embargo, desmintió este miércoles tales afirmaciones de las autoridades de Oaxaca y Nayarit y por medio del Diario Oficial de la Federación, en su edición del 28 de mayo, insistió en que, tal como el resto de las víctimas por cuya localización emitió recompensas, tanto Jesús Israel como José Luis siguen desaparecidos.

Las víctimas a que se refieren las 28 recompensas emitidas por la PGR son, en total, diez mujeres y 18 hombres, lo mismo niños y niñas, que adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes.

Ayer, Animal Político presentó los rostros y las historias de nueve de estas víctimas, todas ellas mujeres, de las cuales, al menos en cinco casos se tiene comprobado que fueron secuestradas por bandas dedicadas a la trata de personas.

En esta segunda entrega te presentamos los rostros del resto de las víctimas. Si cuentas con información que permita su localización, tu reporte será confidencial.

Jesús Israel

jesus_israel

El 8 de julio de 2011 desapareció Jesús Israel Moreno Pérez, estudiante de Geografía en la UNAM, originario del Distrito Federal, cuando vacacionaba en el poblado de Chacahua, Oaxaca, y medio año después, el 4 de enero de 2012, la Procuraduría de Justicia de dicha entidad organizó una conferencia de prensa para anunciar que el joven había sido localizado sin vida. El procurador de Oaxaca omitió informar en aquella ocasión un detalle nada insignificante: que el cuerpo de Jesús Israel no había sido encontrado.

Según los familiares de Jesús Israel, para simular la localización de su hijo, el gobierno de Oaxaca no sólo reportó el hallazgo sin que el cuerpo, realmente, hubiera sido encontrado, sino que, además, basó dicha información en el testimonio de un procesado que, tiempo después, denunció haber sido torturado para autoincriminarse.

Así, aunque la versión del gobierno de Oaxaca sigue siendo que Jesús Israel fue asesinado y tirado al mar, el pasado miércoles, a través del Diario Oficial de la Federación, la PGR informó que “derivado de las diligencias practicadas para el esclarecimiento de los hechos, aún no se ha logrado conocer el paradero de la víctima, así como la identificación y ubicación de los probables responsables, por lo que resulta de suma importancia la obtención de mayor información que permita la localización” de Jesús Israel.

Por esa razón, la PGR ofreció una recompensa de 1.5 millones de pesos para quien aporte información de utilidad en este caso.

José Luis

joseluis

José Luis Crespo Llabres, hijo de un importante empresario asentado en Nayarit, fue raptado el 4 de febrero de 2012 en el municipio de Xalisco, de dicha entidad.

En marzo pasado, luego de cumplirse dos años de la desaparición de José Luis, el gobierno de Nayarit informó que sus restos fueron encontrados en una fosa clandestina en el ejido Emiliano Zapata, esto, luego de detener a tres presuntos implicados en el secuestro y homicidio, así como luego de supuestamente realizar pruebas de ADN al cuerpo desenterrado.

Esta información, sin embargo, fue puesta en entredicho por la PGR, la cual aseguró en el acuerdo A/044/14, publicado el miércoles en el Dario Oficial de la Federación, que “no obstante los trabajos de investigación realizados y las detenciones de diversas personas, a la fecha se desconoce el paradero de la víctima (…) y resulta necesario, además, identificar, localizar y detener a otros probables responsables”, emitiendo la respectiva recompensa de 1.5 millones de pesos para quien proporcione información útil.

Gustavo Alberto 

gustavoalberto

Gustavo Alberto de la Cruz Ortiz fue raptado el 21 de marzo de 2007 a los 12 años al salir de la secundaria, en Pachuca, Hidalgo. Según el testimonio de sus padres, los secuestradores afirmaron que se lo llevaron para traficar sus órganos, pero al padecer sinusitis, la víctima dejó de ser apta, por lo que exigieron 50 mil pesos para devolverlo. Aunque los papás intentaron pagar el rescate, nadie acudió a cobrarlo y Gustavo Alberto, desde entonces, permanece desaparecido. La recompensa por datos que permitan encontrarlo a él o a sus captores es de 1.5 millones de pesos.

La familia Cázares

Rodolfo Cázares, director del Teatro de Bremerhaven, Alemania.
Rodolfo Cázares, director del Teatro de Bremerhaven, Alemania.

El 9 de julio de 2011, ocho hombres armados, encapuchados y con uniforme tipo militar secuestraron a 18 integrantes de la familia Cázares, en Matamoros, Tamaulipas, incluidos varios niños y niñas, así como mujeres. Horas después, todas las mujeres y los niños fueron liberados, pero desde entonces permanecen desaparecidos cinco hombres de la familia: Rodolfo Cázares hijo (director del Teatro de Bremerhaven, Alemania), Manuel Alberto Cázares Garza, Héctor Cázares Garza, Rodolfo Ignacio Cázares Solís y Rubén Luna Mendoza.

Por la liberación de estas cinco personas, la familia Cázares pagó el rescate exigido de 100 mil dólares, sin embargo, nunca fueron liberados, por lo que la PGR los considera hasta la fecha víctimas de secuestro a manos de un grupo de la delincuencia organizada, y ofrece recompensa de 1.5 millones de pesos por información que permita recuperar a cada una de estas víctimas.

Los empleados de Almerimex

Matusalén Melo Cadena.
Matusalén Melo Cadena.
Florencio Romero Meléndez.
Florencio Romero Meléndez.
Jesús Sáinz Inzunza.
Jesús Sáinz Inzunza.

El 21 de octubre de 2009, cuatro empleados de la empresa Almerimex fueron detenidos por policías municipales de Torreón, Coahuila. Desde entonces no se ha vuelto a saber nada de Matusalén Melo Cadena, Florencio Romero Meléndez, Fausto Morales Bello y Jesús Sáinz Inzunza. La familia de las víctimas tiene la certeza de que quienes desaparecieron a estos cuatro trabajadores fueron policías municipales de Torreón, debido a que, antes de que se perdiera contacto con ellos, uno de los trabajadores pudo dar aviso de la detención a su jefe.

Para la PGR, estos trabajadores fueron secuestrados por la delincuencia organizada y ofrece una recompensa de 1.5 millones de pesos por datos que permitan rescatarlos, así como por informes que permitan identificar a los policías responsables.

Juan Eduardo 

juan_eduardo

Juan Eduardo Olivares Rodríguez desapareció el 1 de septiembre de 2011, en Tampico, Tamaulipas, cuando tenía 21 años. Un video de la terminal ADO muestra cómo este joven abordó un autobús para un viaje que tenía programado a Veracruz y cómo dos sujetos suben tras él, sin que ningún empleado de la terminal se los impida, y se llevan a Juan Eduardo por la fuerza. Desde entonces se ignora su paradero, por lo que las autoridades federales lo consideran víctima de secuestro a manos del crimen organizado. La recompensa por datos que permitan rescatarlo es de $1.5 millones de pesos.

La mamá de Juan Eduardo, la señora Dolores Rodríguez, fue una de las mujeres que, en 2013, se mantuvo diez días en huelga de hambre ante la PGR en demanda de que emprendan una búsqueda real de todas las víctimas de desaparición forzada.

Eduardo

eduardo_nino

El 21 de enero de 2012, el niño Eduardo Meza Guillén fue robado cuando jugaba en la calle, junto con otros niños, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. En ese momento estaba a punto de cumplir seis años y en la actualidad tiene ocho.

La PGR, además, emitió recompensas de 1.5 millones para quien aporte información que permita localizar a las siguientes víctimas de secuestro, de las cuales, lamentablemente, se carece de fotografía:

Javier Sánchez Gómez, secuestrado por la delincuencia organizada el 22 de diciembre de 2010, en el municipio de Tecámac, Estado de México.

Noé Moreno Viorato, secuestrado el 28 de agosto de 2012, en el municipio de González, Tamaulipas.

Diego Manuel Mingues Hernández y Evangelina García Salazar, secuestrados los días 23 y 24 de septiembre de 2010, respectivamente, en Veracruz.

José Alberto Sánchez Juárez, secuestrado el 20 de abril de 2012, por una célula de la delincuencia organizada, cuando viajaba en un autobús, a la altura del cruce entre Ciudad Victoria y Tampico, Tamaulipas.

Alejandro Luna Alvarado, secuestrado por una banda dedicada al tráfico de indocumentados, cuando salió del DF, el 4 de mayo de 2006, con rumbo a Matamoros.

Si cuentas con alguna información, comunícate a los teléfonos 53461544, 53460000 extensión 4748 o al 01800-8313196. Tu reporte será tratado como “información estrictamente reservada y confidencial”.

Close
Comentarios