Quién está detrás de la campaña que movilizó al mundo por las niñas secuestradas en Nigeria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Quién está detrás de la campaña que movilizó al mundo por las niñas secuestradas en Nigeria

3,2 millones de usuarios han usado el hashtag #BringBackOurGirls para pedir la liberación de las más de 200 estudiantes secuestradas en un colegio de Nigeria a mediados de abril.
Por Lorena Arroyo BBC Mundo, @bbc_arroyo
13 de mayo, 2014
Comparte

140513003353_sp_bringbackourgirls_624x351_redessociales
Se trata de una campaña espontánea y viral que ya ha sumado millones de apoyos en las redes sociales en todo el mundo.

Sólo en Twitter, la principal plataforma de la movilización, 3,2 millones de usuarios han mencionado el hashtag (etiqueta) #BringBackOurGirls (#DevuelvanANuestrasNiñas) para pedir la liberación de las más de 200 estudiantes secuestradas en un colegio de Nigeria a mediados de abril.

Pero la campaña internacional no despegó hasta la semana pasada, con un mayor número de menciones al hashtag en Estados Unidos y Nigeria.

Y a nivel global, entre los 20 términos más mencionados en Twitter junto a la etiqueta #BringBackOurGirls, se colaron tres en español: niñas, secuestradas y Nigeria.

A la viralización de la causa han contribuido políticos, artistas y personalidades como la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, la activista paquistaní Malala, la actriz Angelina Jolie, o la modelo Cara Delevigne, que han mostrado su consternación por el secuestro en la que se podría definir como la campaña de defensa de una causa humanitaria que más potentemente se ha difundido a nivel global desde la de #Kony2012.

Con la diferencia de que mientras que en aquella ocasión, en 2012, quien inició la cadena que pedía la búsqueda del rebelde ugandés Joseph Kony fue una compañía publicitaria californiana, en esta ocasión, la etiqueta surgió de forma más espontánea en el propio país afectado, Nigeria.

Mientras la comunidad internacional sigue con la vista puesta en el destino de las niñas y las fuerzas de seguridad nigerianas tratan de encontrarlas, BBC Mundo analiza cómo surgió la campaña y qué repercusiones puede tener.

¿De dónde salió?

El secuestro se produjo el 14 de abril. Tras varios días de confusión en los que las autoridades no confirmaban el número exacto de niñas secuestradas, el 22 de abril los nigerianos comenzaron a usar las redes sociales para mostrar su ira con la, a juicio de muchos ciudadanos, descafeinada respuesta del gobierno.

El abogado Ibrahim M. Abdullahi fue el primero en lanzar un tweet con la etiqueta #BringBackOurGirls: “Al principio no fue una campaña coordinada. Fueron un número de individuos que usaron Twitter para concienciar a la comunidad internacional y para llamar la atención de lo que estaba pasando”, le dijo Abdullahi a la BBC.

Según el abogado, en la actualidad hay un equipo de entre 20 y 30 personas tras esa etiqueta que trabaja en la capital nigeriana, Abuya, que incluso han creado una cuenta en Twitter (@BBOG_Nigeria) para informar a los ciudadanos de los avances de la campaña.

Pero pese a que las niñas fueron secuestradas a mediados de abril, el objetivo de llamar la atención de la comunidad internacional no se produjo hasta mayo.

En eso tuvieron que ver personalidades de alto perfil como la exsecretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, cuyo trino en el que defendía el derecho a la educación y pedía alzar la voz “contra el terrorismo”, fue replicado más de 11.000 veces, o la foto que publicó la activista proderechos humanos paquistaní, Malala Yousafzai, junto a la etiqueta #BringBackOurGirls.

La adolescente, ya recuperada de un ataque del Talibán por defender su derecho a la educación, aseguró la semana pasada que el mundo no debe permanecer en silencio ante el secuestro. “Si nos callamos, esto se extenderá y pasará cada vez más y más”.

También mostraron su rechazo al secuestro de las niñas con este hashtag el cantante estadounidense Chris Brown (más de 30.000 retuits), la actriz británica Emma Watson (más de 41.000) e incluso el papa Francisco (más de 22.000, sumando las réplicas de sus cuentas en inglés y en español).

Pero, el más popular fue el de la primera dama estadounidense, Michelle Obama, que emitió un tuit con la firma “mo”, en una señal de que fue ella misma quien puso el mensaje y no sus asesores, como suele ocurrir.

“Nuestras oraciones están con las niñas nigerianas desaparecidas y sus familias. Es hora de que #VuelvanNuestrasNiñas”, decía el tuit que ya ha sido replicado por cerca de 60.000 personas.

¿Sirve de algo?

Pero, ¿se trasladará el apoyo en redes sociales a un movimiento real?

Por el momento, la movilización online ha llevado a otras marchas reales en algunas ciudades de Estados Unidos y Europa, además de en la propia Nigeria, e incluso al compromiso de algunos gobiernos como el estadounidense o el británico a cooperar con la búsqueda.

El último en pronunciarse al respecto ha sido el primer ministro británico, David Cameron que, tras posar junto a la periodista Christiane Amanpour con una hoja con el lema #BringBackOurGirls, dijo que su país “hará todo lo que esté en sus manos” para encontrar a las niñas.

Por su parte, el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, dio la bienvenida al apoyo internacional al señalar que “el secuestro de estas niñas será el principio del terror en Nigeria”.

Pero no todos piensan igual. La analista de medios y cofundadora de la web Compare Afrique, Jumoke Balogun, cree que hay que tener cuidado con las peticiones al respecto.

“Creo que pedir la ayuda de EE.UU. puede hacer traer más daños que beneficios”, le dice a BBC Mundo esta nigeriana residente en EE.UU. al explicar que la insistencia de algunas personas en pedir a Washington una intervención en Nigeria para ayudar a buscar a las niñas puede dañar a su país.

“Quizás la gente no lo sabe, pero al ejército estadounidense le encantan estos hashtags porque le da legitimidad para incrementar su presencia en África”, afirma.

En este sentido, recuerda que la campaña #Kony2012 llevó a que el gobierno de Barack Obama enviase tropas a Uganda. Pero “Kony sigue libre y eso muestra que la campaña no funcionó”, apunta.

No obstante, Balogun valora positivamente la preocupación internacional por las niñas secuestradas y propone que, en lugar de pedir apoyo al gobierno de EE.UU., demanden a sus países cambiar la política internacional con África y apoyen a los nigerianos en el terreno.

Para el promotor del hashtag que ha dado la vuelta al mundo, Ibrahim M. Abdullahi, no hay duda de que la campaña “ya está marcando la diferencia”.

“Estoy muy orgulloso de que la campaña #BringBackOurGirls se haya hecho tan grande. La presión se ha multiplicado y el gobierno nigeriano no tiene otra elección que sentarse y buscar una solución”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: BBC

Nicolás Toledo: quién era el mexicano que murió en el tiroteo del desfile del 4 de julio en Chicago

La familia Toledo había acudido junta a disfrutar del desfile del Día de la Independencia en Highland Park.
Foto: BBC
6 de julio, 2022
Comparte

Nicolás Toledo, el mexicano que murió en el tiroteo, no estaba muy convencido de ir a ver el desfile del Día de la Independencia la mañana del lunes en Highland Park.

El mexicano de 78 años necesitaba de una andadera para caminar y sabía que podría ser difícil para él desplazarse por las aceras llenas de gente en esa ciudad al norte de Chicago.

Su familia, sin embargo, no quería dejarlo solo en casa. Todos iban a asistir y era una buena oportunidad para pasar un día juntos.

Iban 15 de la familia y eligieron un buen sitio para ver el desfile en el centro de Highland Park. Los carros alegóricos comenzaron a pasar, dice Xochil Toledo, una de sus nietas que lo acompañó.

Súbitamente estalló el caos: Robert Crimo, un estadounidense de 22 años, comenzó a disparar hacia la multitud con un rifle de alto poder. Más de 70 disparos, según la investigación de la policía.

Nicolás Toledo fue uno de los siete fallecidos, además de una treintena de heridos, que ha dejado este ataque del 4 de julio.

“Un día que se suponía que iba a estar lleno de alegría y felicidad se convirtió en un sueño lleno de terror y dolor”, dice la nieta de Toledo en un mensaje de su perfil de Facebook.

Las autoridades han identificado a otras víctimas mortales como Katherine Goldstein, de 64 años, Irina McCarthy (35), Kevin McCarthy (37), Jacquelyn Sundheim (63) y Stephen Straus (88).

Irina y Kevin McCarthy eran una joven pareja que dejan huérfano a un bebé de 2 años.

“Un ángel de la guarda”

Xochil Toledo explica que su abuelo estaba sentado en medio de la familia cuando arrancó el desfile.

Mientras pasaba un carro con una banda en la Avenida Central de Highland Park, su abuelo se veía feliz, “disfrutando el momento”.

El lugar del tiroteo

Getty Images

Escucharon detonaciones, que en un principio pensaron eran parte del espectáculo. Pero entonces comenzaron a caer las balas justamente en el lugar en el que estaba la familia.

Tres impactaron en el abuelo, causando su muerte.

“Él nos salvó la vida a todos. Pudieron haber ido contra mí, contra mi novio o contra mis primos”, dijo Xochil Toledo al diario Chicago Sun Times.

Un hijo de Toledo trató de protegerlo y recibió un disparo en el brazo, pero todos los demás pudieron ponerse a salvo luego del ataque.

La familia dice que Toledo es unángel de la guarda” que los protegió.

Abrieron una recaudación de fondos que en poco más de 24 horas obtuvo la respuesta de más de 1.200 personas y una ayuda superior a los US$60.000.

“No hay palabras para decir cuánto agradecemos a la comunidad por toda su ayuda en estos momentos tan difíciles para nuestra familia. Todas las donaciones irán para los gastos del funeral”, escribieron.

Dos personas frente a un ramo de flores

Reuters
Algunas personas han regresado al sitio del ataque para colocar flores por las víctimas del tiroteo.

Nicolás Toledo estaba de visita a su familia al norte de Chicago, luego de dos años de no poder viajar a EE.UU. por las restricciones de la pandemia.

Era originario del estado de Morelos, en el centro de México, pero durante muchos años trabajó en Estados Unidos, donde está una buena parte de su familia conformada por su esposa y ocho hijos.

Tenía doble nacionalidad mexicano-estadounidense, así que pasaba largos periodos con su familia en Illinois.

“Lo trajimos aquí para que pudiera tener una vida mejor”, dijo su nieta al diario The New York Times. “Sus hijos querían cuidarlo y estar más en su vida y luego sucedió esta tragedia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IyD55w5yihM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.