A 15 meses de ofrecer su ayuda, reclaman a EPN paradero de 3 menores sustraídos en Yucatán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A 15 meses de ofrecer su ayuda, reclaman a EPN paradero de 3 menores sustraídos en Yucatán

Desde 2013, la Procuraduría General de la República mantiene vigente una ficha de localización por Isabella, Mariana y Martín, quienes, destaca el documento, no se encuentran extraviados, sino que fueron "sustraídos".
Por Paris Martínez
3 de junio, 2014
Comparte

menores pgrEl pasado 29 de mayo, tras inaugurar los nuevos Juzgados Orales de Mérida, Yucatán, el presidente Enrique Peña Nieto fue increpado por una anciana, que a su paso le gritó “¿Dónde están los niños? ¿Dónde están mis nietos?”.

La anciana se refería a los pequeños Isabella, Martín y Mariana Medina Molina (de 4, 6 y 8 años, respectivamente), quienes, según información difundida por la PGR, el 25 de mayo de 2012 fueron sustraídos por su padre, Martín Alberto Medina Sonda, fecha desde la cual permanecen desaparecidos.

”La del pasado 29 de mayo fue, en realidad, la segunda vez que me acercaba al presidente Peña Nieto para pedirle su ayuda –recuerda la señora Ligia Canto Lugo, la abuela yucateca que interpeló al mandatario–, la primera vez fue el 21 de diciembre del 2012, y yo iba acompañando a mi hija, Ema Gabriela Molina Canto, que estaba en huelga de hambre frente al palacio de gobierno de Yucatán, ocasión en que mi hija le entregó al presidente Peña una copia de la custodia que le fue otorgada a ella, y un documento en el que resumíamos todas las injusticias que se han cometido contra los niños y contra su madre. En aquella ocasión se acercaron a nosotras tanto el presidente como su esposa, y ambos se comprometieron a solucionar todo, incluso, la señora Angélica Rivera le repitió a mi hija ‘no te preocupes, él te va a ayudar'”.

Quince meses después de ese primer acercamiento, sin embargo, nada ha cambiado o, en todo caso, la situación ha empeorado, afirma la señora Ligia, “porque pocos meses después de que hablara con nosotros el presidente Peña, mi hija tuvo que esconderse y lleva ya más de un año refugiada, porque el sustractor de los niños ha promovido en contra de ella distintas demandas, por delitos fabricados, y ahora un juez del Distrito Federal la está procesando por un supuesto fraude, cometido en Tabasco, y aunque ya comprobamos que el supuesto demandante presentó una credencial falsa del IFE, la acusación contra Ema Gabriela no ha sido anulada…”

–¿Qué le dijo el presidente Peña Nieto, esta segunda vez que lo intercepta? –se preguntó a la abuela de los menores sustraídos.

–Cuando lo vi, yo grité ‘dónde están mis nietos? ¡Dejen ya en paz a mi hija y rescaten a los niños!’ Él escuchó mis gritos y se acercó y me dijo ‘Yo creí que este problema ya se había solucionado’, y sólo le dirigió una mirada inquisitiva al gobernador Zapata Bello… no dijo nada más, pero yo espero que ahora sí el presidente Peña se ocupe de ordenar que esta pesadilla se termine…

La pesadilla

Luego de 12 años de matrimonio, en 2011, Ema Gabriela Molina Canto decidió separarse de su marido, con el que había procreado a los pequeños Isabella, Martín y Mariana. Debido al contexto de violencia familiar que dio origen a la separación, la custodia de los menores fue otorgada a la madre, mientras que al padre se le concedió una visita semanal, siempre bajo vigilancia de trabajadores sociales.

El 25 de mayo de 2012, sin embargo, cuando Ema Gabriela y los niños se dirigían a la escuela, el auto familiar fue emboscado por tres vehículos de los que descendieron varios hombres armados (entre los que iba el padre de los menores), quienes golpearon a la madre, mientras los niños eran extraídos del vehículo.

Siempre bajo golpes y tocamientos lascivos, Ema Gabriela fue sacada de Yucatán y llevada a Tabasco, en un viaje de más de seis horas, y sólo hasta llegar a aquel estado, la madre de los niños pudo saber que sus captores eran Policías Ministeriales de Tabasco, que la habían detenido por una acusación presentada en su contra por el delito de robo de auto… y el auto que supuestamente robó era el que había compartido con su marido, hasta antes de la separación.

Por esta acusación, Ema Gabriela pasó cuatro meses en una prisión de Tabasco, y luego obtuvo su libertad mediante el pago de una fianza. El delito, no obstante, nunca existió, tal como confirma el auto de desistimiento de la acción legal, que anunció la Ministerio Público de Tabasco en febrero de 2013.

Sin embargo, para cuando Ema Gabriela pudo volver a Yucatán, sus hijos habían sido ya legalmente otorgados a la abuela paterna, a quien un juzgado familiar le otorgó el nombramiento de “tutriz”, esto, a pesar de que dicho concepto no está reconocido en la ley, denunció la señora Ligia Canto.

“Aunque nosotros reportamos la sustracción de los niños desde mayo de 2012, la juez de lo familiar nunca solicitó que fueran rescatados, nunca demandó a la familia paterna que respetara la custodia otorgada a Ema Gabriela y presentaran a los niños. Nunca ordenó que se emitiera una alerta para localizarlos, y lo que sí hizo, en cambio, fue violar la custodia otorgada a mi hija, y entregar a los niños a su abuela paterna bajo el concepto de ‘tutriz’, pero incluso esto fue completamente irregular, porque propiamente la juez nunca tuvo a los pequeños ante sí, nunca se aseguró de que estuvieran bien, tras el rapto de que fueron víctimas, simplemente convalidó la sustracción… como si fueran leoncitos, los dejó en la jaula en la que los tenían, y nombró a la abuela paterna como domadora.”

Fue, de hecho, en protesta por esta situación que Ema Gabriela y la señora Ligia iniciaron la huelga de hambre con la que, en diciembre de 2012, unos días después de haber sido ungido como presidente, se topó Enrique Peña Nieto al visitar Mérida, aquella ocasión en que la esposa del mandatario le pidió a Ema Gabriela que él la ayudaría.

Un par de meses después, sin embargo, un juez penal del Distrito Federal aceptó una acusación por fraude genérico en contra de Ema Gabriela, sustentada en la declaración de una persona que se identificó con una credencial falsa del IFE. Este supuesto fraude, además, habría sido cometido en la Ciudad de México, durante el tiempo en el que Ema Gabriela estaba encarcelada en Tabasco, por el falso delito de robo de auto. “Pero a pesar de que ya se comprobó que se trata de una acusación fabricada, el proceso penal sigue, y desde entonces mi hija se mantiene escondida, porque de ser capturada, sería enviada al penal de Santa Martha.”

Padrinazgos

Según el testimonio de la señora Ligia Canto, “mi hija Ema Gabriela sufre ahora un temor inmenso, por todo lo que vivió en la cárcel, durante los cuatro meses que injustamente estuvo recluida en Tabasco… cuando a mi hija la detuvieron en Yucatán para llevársela a ese estado, la golpearon mucho, le arrancaron mechones de cabello de la cabeza, debido a los golpes, incluso caminaba de lado, hubo periodos en los que no le dieron alimentos y la tuvieron a pura agua, con tal de que cediera la custodia de los niños, cosa que nunca aceptó…

–¿Dónde está el padre de los niños en este momento? –se le inquiere.

–El padre y sustractor de los niños se llama Martín Alberto Medina Sonda, y sospechamos que actualmente está en España, donde hemos sabido que incluso ha impartido conferencias en nombre de una asociación de padres de familia que disputan la custodia de sus hijos a sus madres. Él es una persona que goza de mucha protección, porque fue asesor del exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, él estuvo involucrado en las anomalías financieras detectadas en la administración de Granier y, de hecho, en algún momento la misma Interpol llegó a emitir una ficha de localización en su contra, y eso no lo digo yo, lo informaron las mismas autoridades de Tabasco. Aquí se mezcla todo: dinero, poder, corrupción, y todo eso mata la justicia y encarcela a madres y a mujeres inocentes.

Cabe destacar que desde 2013, la Procuraduría General de la República mantiene vigente una ficha de localización por Isabella, Mariana y Martín, quienes, destaca el documento, no se encuentran extraviados, sino que fueron “sustraídos”.

Al día de hoy, los niños suman ya dos años y ocho días desaparecidos.

Aquí las fichas de los menores, emitidas por la PGR:

foto 2 pgr

foto 3 pgr

FOTO 1 PGR

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia-Ucrania: ¿cómo sabremos si ha empezado una guerra?

Expertos aseguran que debido a las herramientas que tiene el Kremlin a su disposición, la línea entre guerra y paz puede no ser tan clara.
27 de enero, 2022
Comparte

Todo el mundo está tratando de adivinar las intenciones del presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Ucrania.

Estados Unidos está retirando personal de su embajada mientras crecen los temores a un posible conflicto. Pero cabe preguntarse si quizá ya empezó.

El riesgo de una guerra total entre Rusia y EE.UU. domina los titulares.

Todas las preguntas obvias se están haciendo. ¿Atacará Rusia? ¿Está el presidente Vladimir Putin convencido de la guerra sin importar lo que pase? ¿O puede la diplomacia asegurar la paz?

No podemos leer la mente del presidente Putin.

Así que he aquí otra pregunta: ¿cómo sabremos, si es que sucede, cuándo comienzan las hostilidades?

Tanques rodando, cohetes volando

La respuesta parece obvia

Formaciones de tanques rusos claramente concentradas que cruzan las fronteras de Ucrania, o un bombardeo masivo con cohetes o ataques aéreos contra posiciones ucranianas marcarían una escalada drástica para la crisis y un cambio hacia una nueva fase del conflicto.

Oficial ucraniano protege una aldea cerca a Donetsk

EPA

Las primeras alarmas llegarán de las fuerzas militares ucranianas mismas, pero aeronaves y satélites occidentales recolectores de inteligencia podrían advertir sobre las preparaciones de una potencial ofensiva.

Probablemente habrá señales de un ataque inminente, dice Michael Kofman, un experto en las fuerzas militares rusas del Centro para Análisis Navales de EE.UU.

Entre ellas está la “formación de tropas”, dice, ya que mucho de lo que se ha desplegado es equipamiento pesado en vez de los soldados en sí. Otras señales serían “la dispersión de fuerzas, la llegada de elementos logísticos y de apoyo, y un cambio en la aviación de ala fija y rotatoria”.

Pero la pregunta también se puede responder de otra manera y para esto necesitamos dar un paso atrás y ver la campaña rusa contra Ucrania en conjunto.

Necesitamos ver todas las herramientas que tiene disponible Moscú y evaluar cómo se están usando. Bajo esta luz, cuando preguntes “¿cómo sabremos si el conflicto ha iniciado?” la pregunta podría ser que a lo mejor ya inició.

Las hostilidades han estado teniendo lugar desde hace unos años.

Presión militar

Empecemos desde donde estamos.

Rusia ya ocupa Crimea, una parte de Ucrania, y provee asistencia táctica a rebeldes anti-Kiev en la región del Donbás.

De hecho, fue la intervención de unidades blindadas y mecanizadas rusas contra fuerzas ucranianas en 2014 la que evitó la derrota de los rebeldes prorrusos.

Las luchas esporádicas han continuado desde entonces. Todos los lados supuestamente apoyan un esfuerzo de paz allá, pero se ha hecho poco progreso.

Amenaza de uso de la fuerza

Más allá de esta presión también está la amenaza de emplear una fuerza militar sobrecogedora.

La acumulación de formaciones de combate rusas alrededor de las fronteras con Ucrania es extraordinaria. Esto incluye un despliegue significativo de fuerzas a Bielorrusia, el cual también comparte fronteras con Ucrania, lo cual puede proveer un punto de entrada más cercano para un asalto hacia la capital, Kiev.

Dónde están posicionadas las tropas rusas

Los portavoces rusos se refieren a esta acumulación como un ejercicio que no supone ningún tipo de amenaza. Pero debido a la escala, la naturaleza de unidades desplegadas y la llegada gradual de suministros y otros “habilitadores” se sugiere que esto es mucho más que maniobras de rutina.

Avance de tropas hacia Ucrania.

BBC

Los analistas han estado siguiendo la acumulación usando fotos satelitales civiles. Numerosos videos de teléfonos inteligentes han aparecido en línea mostrando trenes con equipamiento que se dirigen hacia Ucrania o Bielorrusia. Y evaluaciones de publicaciones en redes sociales, correlacionadas con las unidades que se ven en movimiento, dan un impresionante entendimiento de lo que está sucediendo.

Independientemente de lo que diga Moscú, Ucrania y sus amigos occidentales tienen todas las razones para estar preocupados.

Compartiendo la historia de Moscú

Otra herramienta que tiene disponible Moscú es un intento por controlar y dirigir la narrativa.

Por un lado, Rusia dice que no está preparándose para la guerra, aunque parezca mucho que así es. Pero, igual de importante, tiene una historia para contar, una narrativa, según la cual la propia Rusia está siendo amenazada y Ucrania está lejos de ser la víctima.

Vladimir Putin

EPA
El analista Jonathan Marcus se pregunta hasta dónde estará dispuesto a llegar Putin.

Esa es la base de documentos que se entregaron a EE.UU. buscando frenar y de alguna manera revertir la expansión de la OTAN y crear una nueva esfera de influencia para Moscú.

Mientras que algunos aspectos de las propuestas rusas, como mantener charlas sobre sistemas estratégicos y armamentísticos, son vistos en general como una buena idea, es poco probable que la expansión de la OTAN vaya a cambiar, y Rusia seguramente lo sabe.

Pero la narrativa también tiene otro propósito. Es la historia que Rusia cuenta para intentar dar forma a la manera en la que toda la crisis de Ucrania se discute, no solamente por los gobiernos occidentales o sus propios ciudadanos, sino por ti y por mi, los que leemos y escribimos este análisis.

Según todos los análisis justos e independientes, Rusia se está preparando para la guerra contra Ucrania, independientemente de lo que digan sus portavoces oficiales.

Subversión

Hay otras posibilidades disponibles para Rusia también. Ciberataques y subversión, por ejemplo.

Ucrania ciertamente ha sido objeto de la primera. Hace un poco más de una semana un número de sitios gubernamentales fueron afectados a pesar de que no había claridad de la procedencia de los ataques.

Más recientemente, el gobierno británico afirmó tener evidencia de que Moscú ha seleccionado individuos para formar un nuevo gobierno en Kiev. Más allá de las sospechas, no ha habido pruebas públicas convincentes que confirmen la influencia de Moscú en tales actividades.

Michael Kofman dice que el elemento cibernético podría jugar un papel importante de cualquier ataque ruso, porque puede diezmar infraestructura crítica e interrumpir las capacidades ucranianas para coordinar un esfuerzo militar.

Líneas borrosas entre la paz y la guerra

Cuando Rusia se anexó Crimea, oímos hablar mucho sobre “guerra híbrida o de zona gris” y sobre la supuesta negación de la operación, en la que participaron hombres uniformados, pero sin insignias militares.

Pero no había duda sobre quiénes eran esos soldados. Y Crimea fue capturada con fuerza militar clásica, más que por una decepción esotérica.

Escena callejera en Kiev

Getty Images
La vida en Kiev continúa

Lo que está ocurriendo actualmente es el fundamento de la “guerra de zona gris”: el desvanecimiento de las líneas entre la guerra y la paz.

No es así como solemos ver las cosas en Occidente.

Pero las fuerzas militares rusas han articulado una doctrina sofisticada que ve la guerra y la paz como una continuidad en la que se usan distintas herramientas en distintas etapas, a veces en secuencia, a veces en conjunto, aunque con el mismo objetivo estratégico.

Y es por eso por lo que en realidad el conflicto ya se ha desencadenado. La única pregunta es hasta dónde está dispuesto a llegar el presidente Putin dentro de esa continuidad de la “zona gris”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IMfPjrdMnf4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.