Anarquistas atacan a periodistas… y viceversa (videos)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Anarquistas atacan a periodistas… y viceversa (videos)

La protesta partió a las 16:00 horas de la Escuela Normal Superior y avanzó en paz a lo largo de Ribera de San Cosme. Dos kilómetros más adelante, sin embargo, ya en Puente de Alvarado, ésta se quebró.
Por Paris Martínez
11 de junio, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

“Vamos a recordar el orden de los contingentes –se escuchó a través del altavoz, al iniciar, ayer, la 43 marcha en conmemoración de la matanza estudiantil de 1971, conocida como “Halconazo”–: primero va el Comité 68, luego San Bartolo (Ameyalco), la 28 de Octubre, organizaciones sociales y populares, después se incorporarán las organizaciones estudiantiles y, al final, irán la CNTE y el SME…” Al fondo, sin embargo, se formaba un contingente más, no aceptado entre los convocantes, el de los anarquistas, el ‘bloque negro’, integrado por cerca de 40 jóvenes, mujeres y hombres, todos encapuchados.

Los reclamos de la manifestación fueron expuestos tan pronto como comenzó su avance: “La reapertura de los procesos judiciales (por la matanza) del 10 de junio de 1971; la disolución del Cuerpo de Granaderos y la Gendarmería Nacional; juicio y castigo a Luis Echeverría Álvarez; alto a la criminalización de la protesta social, con leyes, normas y protocolos que buscan poner castigo y desalentar la protesta; libertad a los presos políticos; presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos; alto a la reformas estructurales; alto a la reforma educativa y en defensa de la educación pública y gratuita; por el rescate de la nación; por el rescate de la ciudad. Pedimos además la libertad absoluta de Yakiri, porque la legítima defensa es un derecho. Adelante, compañeros: a 43 años, seguimos en pie de lucha.”

La protesta partió a las 16:00 horas de la Escuela Normal Superior y avanzó en paz a lo largo de Ribera de San Cosme. Dos kilómetros más adelante, sin embargo, ya en Puente de Alvarado, ésta se quebró.

Primero fue un grafiti en la antigua escuela de cuadros del PRI-DF, una “A” de “anarquía”, y un cristalazo. Y también una rociada de spray negro a los fotógrafos y camarógrafos que se acercaron, así como limonazos tirados a resortera.

Inmediatamente después vino un coctel molotov contra la sede actual del tricolor capitaino, ubicada en la acera de enfrente, cuyas ventanas también quedaron a merced del bloque negro, que actuaba mientras el grueso de la manifestación se separaba de los disturbios.

Dos personas, desde la azotea del inmueble priista devuelven las pedradas, ríen por la seguridad que les brinda la altura, se cruzan insultos con los anarquistas, y luego se ocultan.
Unos minutos después, los anarquistas destruyeron los cristales de un Oxxo, y luego los de una estación del Metrobús.

De los 2 mil policías que custodiarían la manifestación, según lo anunciado por las autoridades capitalinas, ni uno sólo hizo presencia.

Avenida Juárez

No había suficientes limones ni suficientes resorteras para mantener a raya a los cerca de 50 reporteros, fotorreporteros y camarógrafos que se aproximaban a los jóvenes encapuchados que grafiteaban los expendios callejeros de revistas y libros que corren a lo largo de Avenida Juárez, por la que el bloque negro avanzó a las 17:40 horas, así que optaron por otra solución: esgrimir palos, tablones y patinetas para amedrentar a la prensa.

La estrategia, no obstante, perdió efectividad minutos después, cuando, a la altura de la Alameda Central, un joven anarquista se separó de sus compañeros y, sin darse cuenta, quedó rodeado de fotógrafos, reporteros y camarógrafos, contra los cuales intentó elevar el madero que empuñaba, logrando sólo que los representantes de la prensa se le fueran encima, a empujones e insultos, pero también a golpes.

Esto provocó que el grupo de anarquistas, distante sólo algunos metros, se volcara contra los fotógrafos y camarógrafos, tundiendo al primero que tuvieron a mano, al cual tiraron al suelo y patearon entre varios.

Un segundo después, el combate era de un bando contra otro. Con caídos y pateados de ambos lados.

Al menos dos fotógrafos sufrieron heridas de consideración, uno en un ojo y otro en un antebrazo, al ser golpeado con un garfio de varilla, de los empleados en albañilería para anudar alambre. Al primero, además, le rompieron la cámara de un martillazo.

El pleito a golpes no duró acaso un minuto, esto, porque la mayoría de los anarquistas desistió de continuar la gresca y, entre sí, se llamaron a la calma, pero el enojo de los periodistas no cesó –lo mismo que el de algunos manifestantes encapuchados–, así que los jaloneos e insultos mutuos siguieron durante toda avenida Juárez, y luego sobre 5 de Mayo:Si alguno de los anarquistas lanzaba una consigna, de entre los reporteros y camarógrafos surgía un “ya cállate pendejo”…

En ese momento, la prioridad periodística parecía no ser ya la totalidad de la marcha, sino el marcaje personal al contingente anarquista, que ya no pudo soltarse del cinturón de trabajadores de la prensa que los rodeaba.

–Mejor bajen sus cámaras, luego por qué se enoja la banda –lanza, en algún momento, un joven anarquista, más como amenaza que como cuestionamiento.

–Porque yo traigo una cámara y tú traes piedras, y porque yo estoy haciendo mi chamba –le espeta una fotógrafa.

Ya en el Zócalo, durante el mitin en conmemoración del Halconazo, los organizadores de la manifestación se deslindaron de los disturbios, y lejos de ellos, aunque también en la Plaza de la Constitución, los anarquistas se mantuvieron agrupados, para en bloque prender fuego a una piñata con la forma de la Copa del Mundial de Futbol, que ardió mientras los jóvenes encapuchados exhibían una manta en la que se leía “Fifa 2014, en apoyo a Brasil, ¡Muerte al Estado!”.

Luego, uno de los anarquistas pateó la piñata en llamas, hacia los fotógrafos y camarógrafos que capturaban el hecho, mientras gritaba “¡Ahí está su pinche noticia, putos!”.

Epílogo: Televisa

Empleando los hashtags #10JunioMX, #ConMéxicoNoSeJuega, #EPNVsMéxico y #NoMásPoderAlPoder, este 10 de junio, a la par de la marcha por el 43 aniversario del Halconazo, colectivos, artistas y activistas convocaron a una protesta afuera de las instalaciones de Televisa Chapultepec, en contra de las reformas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Bajo el lema “Rescatemos la Democracia. Defendamos la Soberanía”, el objetivo de esta protesta, ante la televisora (donde se jugó fútbol y se realizaron pinturas) fue reunir a representantes de distintas luchas sociales en México, con las siguientes exigencias: suspensión inmediata de las reformas estructurales, cese a la criminalización de la protesta, debates públicos entre el presidente de la República y la ciudadanía; libertad a presos políticos y esclarecimiento de crímenes contra periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, y transparencia en la relación entre México y Estados Unidos en temas como seguridad, energéticos, telecomunicaciones o migración.

Desde el templete, localizado a unos pasos de una de las pequeñas porterías donde un grupo de manifestantes protestó con una cascarita, un integrante del Comité 68 acusó también que “quieren que el pueblo compre la camiseta futbolera para que se olvide de los verdaderos problemas”, en alusión a que el debate de las leyes secundarias en materia energética y en telecomunicaciones en el Congreso coincidirá con la participación de la Selección de futbol en el Mundial de Brasil 2014.

Entre los convocantes a esta manifestación estuvieron John Ackerman, Gerardo Fernández Noroña (quienes estuvieron presentes en el acto), Daniel Giménez Cacho, Elena Poniatowska, Jesusa Rodríguez, Rubén Albarrán de la agrupación Café Tacvba, el escritor Paco Ignacio Taibo II, así como el Congreso Popular, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Morena y el comité jurídico y de derechos humanos de #YoSoy132.

Aquí algunos videos de los enfrentamientos:

 

El llamado “Halconazo” de 1971 fue la primera gran manifestación universitaria organizada en la capital del país, desde el 2 de octubre de 1968. En ella, un grupo paramilitar conocido como Los Halcones truncó una manifestación pacífica de más de 10 mil estudiantes, que intentaban desfila del Casco de Santo Tomás, frente a la Escuela de Economía del Politécnico Nacional, hasta la estatua de Carlos IV, en el cruzamiento de las avenidas Juárez y Reforma. El saldo exacto de muertos y heridos se desconoce hasta la fecha, pues se ha impedido el esclarecimiento de los hechos, aunque por versiones de testigos oculares, el número de muertos fluctúa entre 75 y 125, casi todos llevados al Campo Militar Número Uno, al decir de los informantes. Los heridos pasaron de 300, algunos en gravísimo estado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo sabemos si una vacuna produce efectos adversos?

Varios países han suspendido la inmunicación con la vacuna de AstraZeneca, pero ¿quién toma estas decisiones? ¿Cuál es el proceso para hacerlo?
16 de marzo, 2021
Comparte

En las últimas semanas han aparecido diferentes noticias en los medios de comunicación que relacionaban la vacunación frente a la covid-19 con casos mortales.

Primero Austria detuvo la vacunación con el lote ABV5300 de la vacuna de AstraZeneca debido a la notificación de dos eventos trombóticos, uno de ellos con desenlace mortal. A esta decisión se sumaron varios países donde también se había distribuido.

A día de hoy, ya han suspendido la vacunación con cualquier lote de AstraZeneca varios países europeos. Entre ellos, se encuentran España, Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia, Alemania y Francia.

Ante tanta incertidumbre, es importante matizar esta información para evitar el sensacionalismo desmesurado que tanto afecta a una población cansada de esta pandemia y que puede causar miedo a la vacunación.

Para ello, es fundamental conocer cómo funciona la farmacovigilancia y cómo se está controlando la seguridad de las vacunas que se están administrando actualmente.

Ante una situación de alerta como esta, las autoridades de cada país pueden adoptar medidas para su territorio.

En esta ocasión, diferentes países han aplicado un principio de cautela, pero ello no quiere decir que las decisiones hayan sido motivadas por las agencias de los medicamentos nacionales o internacionales.

En España ha ocurrido lo mismo, es decir, varias comunidades autónomas detuvieron la vacunación con el lote ABV5300 a pesar de que la autoridad encargada a nivel nacional de tomar esas decisiones no lo había recomendado.

Entonces nos preguntamos, ¿quién toma estas decisiones?, ¿cuál es el proceso que se lleva a cabo ante una situación como la actual?

vacuna

Getty Images
Los sistemas de farmacovigilancia son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Proceso de farmacovigilancia

Para que una vacuna se comercialice debe cumplir unos requisitos muy exigentes de calidad, eficacia y seguridad. Esta información se extrae de los ensayos clínicos y permite que las autoridades aprueben la vacuna.

Una vez que estas se están administrando a la población, es necesario realizar una vigilancia continua de la seguridad.

El objetivo es detectar las reacciones adversas que se dan con una frecuencia menor y, por lo tanto, no han podido observarse en los ensayos clínicos previos.

Este proceso lo realizan los sistemas de farmacovigilancia, que son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Garantizan que los beneficios sean superiores a los riesgos. Se trata de un trabajo colaborativo con diferentes agentes implicados, como las agencias reguladoras, las administraciones públicas, los titulares de autorizaciones de comercialización y los profesionales sanitarios.

Es importante tener presente que estos sistemas se encargan de recoger y evaluar acontecimientos adversos. Entre ellos, se incluye cualquier problema de salud que ocurra después de la vacunación.

Estos no tienen que ser ocasionados necesariamente por la vacuna, ya que pueden darse problemas médicos que coinciden en el tiempo o que estén relacionados con el propio acto de la vacunación.

Por lo tanto, los acontecimientos adversos recogidos por estos sistemas no se pueden considerar directamente reacciones adversas a la vacuna. Requieren un proceso de estudio.

astrazeneca

Getty Images
Algunas sospechas sobre eventos trombóticos han provocado nuevas evaluaciones sobre AstraZeneca.

Cómo sabemos si es por la vacuna

En el caso de España, es el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) quien se ocupa de este proceso.

Está compuesto por los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia y coordinado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Este sistema realiza una valoración permanente de los acontecimientos adversos notificados tras la vacunación y se registran en una base de datos, que a su vez está conectada con la base de datos europea gestionada por la EMA.

De igual forma, cada país europeo recoge y analiza los acontecimientos adversos notificados en sus territorios y vuelca sus datos en la base da datos europea.

En cada uno de los niveles, la información se amplía, se revisa y se evalúa, para comprobar si hay una relación causal entre la vacunación y la aparición del acontecimiento adverso de forma continua y con la mayor celeridad.

El objetivo es identificar posibles nuevas reacciones adversas que deben someterse a una evaluación más amplia y profunda en la Unión Europea para confirmar o descartar la relación con la vacuna. Esto es lo que ha ocurrido en los últimos días.

¿Cómo sabemos si el acontecimiento adverso se ha producido por la vacuna?

Cuando se vacuna a un número tan elevado de personas en un corto periodo de tiempo, entre ellas grupos de pacientes con riesgo de padecer ciertas enfermedades, es inevitable observar un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que se deban a la vacuna.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos eventos aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna.

Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos asociados a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido aunque la persona no se hubiera vacunado.

Para realizar este análisis, se documentan al máximo los casos y se valoran determinados datos.

Por ejemplo, la secuencia temporal, el tiempo trascurrido entre la administración de la vacuna y la aparición de los síntomas, antecedentes médicos, medicación concomitante, factores de riesgo, evolución del paciente, etc., además de pruebas de laboratorio e imagen.

En los casos en los que hay un desenlace mortal, se valora información adicional como aquella procedente de autopsias, certificados de defunción y registros médicos relevantes.

Toda esta información permite saber si existen causas alternativas que puedan haber causado el acontecimiento médico.

En estos momentos, el PRAC, Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA, está revisando todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos de sangre, notificados después de la vacunación con la vacuna de AstraZeneca.

Esta revisión se está realizando en el contexto de una señal de seguridad, de forma acelerada. Una señal de seguridad es información sobre un evento adverso nuevo o incompletamente documentado que podría estar potencialmente causado por un medicamento y que justifica una mayor investigación.

Vacunas

Getty Images
Un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado.

¿Acontecimiento adverso o reacción adversa?

Además de la evaluación individual de cada caso, estos se tienen que contextualizar, es decir, comparar la incidencia de aparición de estos acontecimientos en las personas vacunadas frente a la incidencia en la población no vacunada.

Este análisis nos permite saber si realmente hay un aumento de acontecimientos concretos en la población que ha recibido la vacuna. Es decir, hay que diferenciar entre acontecimiento adverso o reacción adversa.

Tal y como explica la AEMPS, un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado. Un ejemplo de un evento adverso es un paciente que sufre un accidente de tráfico mientras estaba con un tratamiento farmacológico específico.

Por su parte, una reacción adversa (RAM) es cualquier suceso indeseable que ha sucedido con el paciente mientras estaba utilizando un medicamento y existe la sospecha de que es causado por el medicamento.

En el caso que estamos estudiando en este artículo observamos que, hasta el 10 de marzo, se habían notificado treinta casos de episodios tromboembólicos entre cerca de cinco millones de personas vacunadas con la vacuna de AstraZeneca en la Unión Europea.

El número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas estaría dentro de lo esperado.

Es decir, no es mayor que el número observado en la población general, ya que solo de tromboembolismo pulmonar se estima una incidencia anual de entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad en la población general.

En España, en 2018, se produjeron 11 ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes de 35 a 39 años por embolismo pulmonar. Esta cifra se incrementa a 82 casos por cada 100.000 personas de 65 a 69 años y es mayor en personas de edad más avanzada.

Hospital

Getty Images
No hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos. Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos.

Causas de la suspensión de la vacunación de AstraZeneca

Actualmente, con los datos disponibles, no hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos.

Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y puede continuar administrándose mientras se finaliza la evaluación de todos los acontecimientos relacionados con las alteraciones de la coagulación notificados.

Una vez que se complete la revisión, el PRAC hará las recomendaciones necesarias para minimizar los riesgos y proteger la salud de los pacientes, si fuera necesario.

En cuanto a la suspensión de la vacunación con el lote ABV5300, por el momento nada indica que exista un problema de calidad. Por consiguiente, no existen motivos que justifiquen la adopción de medidas cautelares sobre este u otros lotes.

En resumen, las vacunas frente a covid-19 no evitan otros problemas de salud diferentes a los causados por esta enfermedad.

Es inevitable que se produzcan acontecimientos adversos en personas vacunadas, pero eso no quiere decir que sean debidos a la vacunación.

Estas situaciones demuestran que tenemos sistemas de farmacovigilancia potentes. Funcionan y están llevando a cabo una vigilancia muy exhaustiva, con la mayor celeridad sobre este y otros eventos tratados como de especial interés. Así tendremos garantizado que los beneficios superan a los riesgos. Además, son un ejemplo de transparencia que debe trasmitir tranquilidad a la población.

*Juan José Carreras Martínez es Responsable de Farmacovigilancia en el Área de Investigación en Vacunas, Fisabio.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.