Cabo Pulmo, un paraíso de biodiversidad en constante peligro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cabo Pulmo, un paraíso de biodiversidad en constante peligro

Ubicado en la punta sureste de Baja California Sur, las costas de Cabo Pulmo albergan una de las zonas con mayor biodiversidad del país y el único arrecife coralino de la región, centro de reproducción de cientos de especies que habita el mar de Cortes, ha estado de peligro varias veces.
1 de junio, 2014
Comparte
Foto: Greenpeace

Foto: Greenpeace

Ubicado en la punta sureste de Baja California Sur, las costas de Cabo Pulmo albergan una de las zonas con mayor biodiversidad del país y el único arrecife coralino de la región, centro de reproducción de cientos de especies que habita el mar de Cortes, ha estado de peligro varias veces.

Sin embargo, en sus calles ronda la tranquilidad, los niños juegan entre la tierra o a las orillas de un mar turquesa que recuerda los paradisiacos destinos de El Caribe, en la playa, los lancheros preparan sus embarcaciones, sin embargo hace mucho que dejaron sus redes y cañas, ahora viven de los turistas que vienen a la zona con el objetivo de apreciar el espectáculo de peses y colores debajo de sus aguas.

Las historias de la época en que los habitantes vivían de la explotación de los recursos naturales de océano flotan como fantasmas, lejos quedó la locura de la “Madre Perla” del siglo pasado, al igual que el tiempo en que las langostas, moluscos y pescados eran la única forma de sustento posible en aquel paraíso perdido en el desierto.

Para el director del Parque Nacional Marino de Cabo Pulmo, Carlos Godínez Reyes, a pesar de su pequeña dimensión de apenas siete mil hectáreas, este sitio es de vital importancia para el Golfo de California, ya que es el único arrecife coralino en el Pacífico Norte y representa un foco muy importante de diversidad marina para la toda la región, donde habitan más de 500 especies.

En entrevista con Notimex, destaca que Pulmo tiene una gran ventaja: una participación comunitaria excepcional, ya que la gente que habita esta comunidad está muy comprometida en la conservación de los recursos naturales y dejaron a un lado sus redes para abrir dar cabida a los más de nueve mil turistas que visitan el arrecife.

“Tenemos que decidir cuáles son los lugares que debemos proteger en México, tener reglas específicas para no acabarlos, la comisión tiene esa misión: la conservación de esos recursos naturales, pero de la mano de las comunidades locales para elevar su calidad de vida, estamos comprometidos en generar alternativas productivas para la gente”, afirmó.

Este paisaje natural estuvo recientemente en riesgo, ante la intención de construir a un lado un complejo turístico de más de 22 mil cuartos hoteleros y habitacionales llamado Cabo Dorado a 15 kilómetros del parque, en la comunidad de La Ribera, impulsado por las empresas Glorious Earth Group y la Beijing Sansong International Trade Group, cuya inversión ascendería de tres mil 600 millones de dólares.

El proyecto -que ya se dio por muerto este fin de semana– puso en alerta a los pobladores de Cabo Pulmo y diversos grupos ambientalistas, quienes temían que la construcción de los hoteles y la ciudad circundante pusiera en riesgo al arrecife y la biodiversidad que habita en él; además de un problema de escases de agua en la zona.

Y es que de acuerdo con el director de la agrupación ecologista Cosa Salvaje, Eduardo Nájera Hillman, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) retirada ya por los desarrolladores, no daba respuestas claras de lo que sucedería con los residuos sólidos, con el tratamiento del agua y los lodos que esto genera, los cuales son altamente tóxicos.

El coordinador regional del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Agustín Bravo, coincidió que la amenaza que representa Cabo Dorado para Cabo Pulmo es que no asume los impactos ambientales, debido a que la MIA estaba plagada de errores, mentiras, además de presentar parcialmente el proyecto.

“No hay una justificación para el proyecto Cabo Dorado y la amenaza que representaba, desde la perspectiva económica, el corredor turístico de Los Cabos solo tiene una ocupación promedio en el mejor de los casos del 50 por ciento anual, hay ese espacio que no ha sido aprovechado, además de entre seis mil y 10 mil cuartos hoteleros autorizados que no han sido construidos”, indicó.

El camino a Cabo Pulmo desde San José del Cabo es agreste, a lo largo de la vieja carretera a La Paz se pueden ver los estragos del sol que golpea día a día la península, los arroyos secos, los matorrales y cactus que esconden la única señal de vida a la redonda, kilómetros ante de llegar a La Ribera se mantiene en el olvido el anuncio de un complejo turístico con el mismo nombre detenido años atrás por falta de recursos.

Pero como se va avanzando, el rumor de las olas se deja oír entre una danza de cardenales que revolotean sobre la arena ocre de la zona, hasta que se asoma el verde turquesa y se abre un camino de terracería donde poco a poco van apareciendo las pequeñas casas.

En este sitio, Juan Castro Montaño ha visto ha visto a lo largo de sus 69 años de vida la transformación de las playas y sus embarcaciones, su voz pausada y ronca, la piel quebrada por el paso del tiempo, el sol y el agua salada, son registros del tiempo de quien se ha pasado más de 20 más luchando por la vida del arrecife.

Y es que des hace más de dos década, el patriarca de Cabo Pulmo abandonó sus redes junto a los demás pescadores en búsqueda de una forma de vida diferente, desde entonces los turistas que llegan han sido el sustento de las personas que habitan la comunidad, ofreciendo servicios de buceo, snorkel y comida, tarea que no fue fácil en los primeros años.

“Toda nuestra vida nos dedicamos a la pesca comercial, pero cuando me di cuenta del grave daño que le hacíamos al arrecife me dolió el corazón –cuenta con los ojos vidriosos- un día que estaba snorkeleando con un grupo de clientes pude ver la destrucción que había abajo y de lo hermoso que había en el arrecife, empecé a buscar ayuda, como un náufrago dando manazos”.

Por su cabeza sin pelo yacen miles de historias, entre ellas, aquella que le contaba su padre sobre el origen del nombre de su pueblo, donde un barco de piratas naufragó cerca de aquellas costas y uno de los tripulantes quedó varado en sus playas enfermó de pulmonía, “hay tanta gente que no sabe qué es Pulmo, hay gente que dice que era por el buceo de la madre perla a pulmón, pero cuando este mito inició ya era cabo Pulmo”.

“Este lugar es la joya de la Baja California Sur, es el único arrecife de coral que hay en este lugar, tiene muchos historias, se dice que de aquí salió una de las perlas más caras que está en la corona de la reina Isabel de Inglaterra. Vamos a luchar siempre por conservarlo como sea posible”, agregó.

Notimex*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "agua muerta", el fenómeno que atrapa a los barcos en medio del océano

Un estudio realizado en Francia explica un fenómeno que ha dejado perplejos a los oceanógrafos desde que fue observado por primera vez en 1893 por el explorador noruego Fridtjof Nansen.
1 de agosto, 2020
Comparte

En 1893, el explorador noruego Fridtjof Nansen comenzó una expedición al Polo Norte que le daría fama mundial por conseguir romper el récord de latitud norte.

Esa travesía también lo convertiría en la primera persona en observar un extraño fenómeno que ha desconcertado a los oceanógrafos por más de un siglo.

Cuando navegaba por las aguas del Ártico, al norte de Siberia, Nansen notó que de pronto su barco, el Fram, comenzó a detenerse, a pesar de que sus motores andaban a toda máquina.

El aventurero describiría la anomalía como una “fuerza misteriosa” que retenía a su embarcación, haciendo que casi no pudiera maniobrar.

“Hicimos bucles en nuestro curso, a veces dimos vueltas, probamos todo tipo de estrategias para evitarlo, pero con muy poco éxito”, relató luego.

Nansen se convirtió así en el primero en observar este fenómeno, al que le dio el nombre de “agua muerta”.

Capas

Once años más tarde, en 1904, el físico y oceanógrafo sueco Vagn Walfrid Ekman logró identificar qué causaba esta anomalía.

Ekman demostró en un laboratorio que olas formadas en esta parte del océano Ártico debajo de la superficie, entre capas de agua salada y dulce -que tienen distinta densidad- interactuaban con un barco, generando resistencia.

Ártico

Getty Images
En el agua del Ártico se mezclan capas de diversa salinidad.

Lo atribuyó a los glaciares que se derretían, formando una capa de agua dulce sobre el mar, más salado y denso.

Sin embargo, en sus pruebas de laboratorio, Ekman vio que las olas de arrastre generaban oscilaciones en la velocidad del barco.

Esto difería de las observaciones de Nansen, cuyo barco se detuvo a una velocidad constante y anormalmente baja.

Hasta ahora nadie había podido explicar estas diferencias, ni tampoco entender exactamente cómo funciona el efecto que genera el agua muerta.

Pero un equipo interdisciplinario del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS), la institución de investigación más importante de Francia, y de la Universidad de Poitiers, cree haber develado ambos misterios.

“Cinta transportadora”

El grupo de físicos, expertos en mecánica de fluidos y matemáticos franceses utilizó una clasificación matemática de diferentes olas internas y un análisis de imágenes experimentales a escala de subpíxel para estudiar el fenómeno.

En un trabajo que publicaron a comienzos de julio en la revista científica PNAS concluyeron que las variaciones de velocidad descritas por Ekman se deben a la generación de olas que actúan como una especie de “cinta transportadora ondulante”.

Cinta transportadora con valijas en un aeropuerto

Getty Images
El agua muerta atrapa a los barcos y hace que se muevan hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieran en una cinta transportadora ondulante, descubrieron los científicos franceses.

Esta “cinta” hace que las embarcaciones se muevan hacia adelante y hacia atrás.

Los científicos también lograron unificar las observaciones de Ekman con las de Nansen, afirmando que el efecto oscilante es solo temporal.

Finalmente “el barco termina escapando y alcanza la velocidad constante que describió Nansen“, publicaron en su estudio.

Los expertos resaltaron que el fenómeno no solo se da en lugares con glaciares, sino en todos los mares y océanos donde se mezclan aguas de diferentes densidades.

“También se encuentra en lagos fríos de montaña en verano porque hay estratificación de la temperatura, y por lo tanto, existe el riesgo de que los nadadores se ahoguen”, advirtió el coautor del estudio Germain Rousseaux, en declaraciones al diario ABC de España.

Rousseaux agregó que el fenómeno ocurre además en la desembocadura de ríos como el Orinoco, en América del Sur, debido al flujo de los ríos con sedimentos sobre el agua salada del mar.

Cleopatra

Curiosamente, este estudio no se realizó con el fin de develar el misterio de lo que le ocurrió a Nansen hace más de un siglo, sino para desentrañar una incógnita mucho más antigua.

Ilustración de la Batalla de Accio

Getty Images
¿Quedó la flota de Cleopatra y Marco Antonio atrapada en agua muerta durante la Batalla de Accio?

El trabajo forma parte de un gran proyecto que investiga por qué durante la Batalla de Accio o Actium (en el año 31 a. C.), en la Grecia antigua, las grandes naves de Cleopatra y Marco Antonio perdieron cuando se enfrentaron a los buques más débiles de César Octavio.

¿Podría la bahía de Accio, que tiene todas las características de un fiordo, haber atrapado a la flota de la reina de Egipto en agua muerta?

Eso fue en realidad lo que se preguntaron los científicos franceses.

“Ahora tenemos otra hipótesis para explicar esta rotunda derrota, que en la antigüedad se atribuía a rémoras, ‘peces lechón’ adheridas a los cascos, según decía la leyenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SON0H-nAbZw

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.