CNDH certifica 10 casos de negligencia médica en 2014
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

CNDH certifica 10 casos de negligencia médica en 2014

La Comisión Nacional de Derechos Humanos demandó la reparación del daño causado a las víctimas o sus deudos, la impartición de cursos sobre respeto a garantías individuales y anunció el inicio de acciones penales contra los médicos involucrados.
Por Paris Martínez
24 de junio, 2014
Comparte
Hospital_Balbuena_Paciente1

Foto: Cuartoscuro.

En lo que va de este año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha documentado diez casos de inadecuada atención médica por parte de doctores y empleados de servicios públicos de salud, que con su mal desempeño provocaron la muerte de siete personas (incluyendo a una niña de 1 año y medio, y a dos gemelos no nacidos, quienes fallecieron junto con su madre), en cinco entidades de la República: Oaxaca, Estado de México, Guanajuato, Yucatán y DF.

El inadecuado desempeño del personal de servicios públicos de salud, confirmado este año por el ombudsman nacional, dejó además a una mujer de 34 años con parálisis irreversible de sus miembros inferiores (en Oaxaca) y a un bebé con ceguera, daño cerebral permanente y epilepsia (en el Estado de México).

Entre los casos de deficiente atención médica documentados en este año por la CNDH, asimismo, se encuentran tres casos de mujeres oaxaqueñas que debieron dar a luz en la calle o en jardines de clínicas de salud, luego de que se les negara el servicio en instalaciones médicas de gobierno.

En estos diez casos de deficiente atención médica en hospitales oficiales, cabe destacar, la Comisión Nacional de Derechos Humanos no sólo demandó la reparación del daño causado a las víctimas o sus deudos, así como la impartición de cursos sobre respeto a garantías individuales para el personal de dichos hospitales y centros de salud, sino que también anunció el inicio de acciones penales contra los médicos involucrados, en su carácter de servidores públicos.

Con dedicatoria…

El pasado domingo, 22 de junio, médicos del sector público y privado se manifestaron en todo el país, bajo la consigna “Yo Soy 17”, para protestar por la emisión de órdenes de aprehensión contra 16 pediatras del IMSS en Guadalajara, Jalisco, acusados de provocar, por negligencia, la muerte de un menor.

Y un día después de la protesta, este lunes 23 de junio, la CNDH emitió un comunicado de prensa en el que evitó pronunciarse en torno a la inconformidad del sector médico del país, por lo que los profesionales de la salud consideran un ambiente de “criminalización” de la práctica médica y, en cambio, el ombudsman nacional puso énfasis en uno de los más recientes casos documentados de inadecuada atención brindada por personal del IMSS que, por una mala respuesta ante una reacción a una vacuna, ocasionó “ceguera total de ambos ojos”, “daño cerebral” y “epilepsia grave”, a un bebé de 9 meses, oriundo del Estado de México.

Este es un caso, destacó la CNDH, en el que se comprobó “la responsabilidad institucional en que incurrió su personal médico (del IMSS)”, por lo que, además de demandar el resarcimiento a sus padres, tramitó el inicio de una averiguación previa por parte de la Procuraduría General de la República, en contra de los médicos involucrados.

Persecución penal

En lo que va de 2014, la CNDH también ha solicitado iniciar acciones penales en contra del personal médico del Centro de Salud Rural de San Felipe Jalpa de Díaz, perteneciente a la Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca, que, en dos episodios distintos, negó la atención a mujeres indígenas en fase de parto (lo que las orilló a dar a luz en los jardines de dichas instalaciones); e igual acción penal solicitó a la Procuraduría de Justicia del estado, en contra del personal del Centro de Salud Rural del municipio de San Antonio de la Cal, que también negaron atención a una embarazada, que terminó pariendo en la vía pública.

Asimismo, el ombudsman nacional solicitó a la PGR iniciar acciones penales en contra de los doctores y el personal de salud involucrados en la “inadecuada atención médica” que produjo la muerte a una niña de 1 año y medio, que presentaba cáncer, y quien falleció en el hospital general Carlos McGregor Sánchez del IMSS, en el Distrito Federal.

Otro caso en el que la CNDH solicitó a la PGR iniciar una averiguación previa contra personal médico, por inadecuada atención en un hospital de la Secretaría de Salud federal, se relaciona con la muerte de un hombre de 55 años, quien acudió al Hospital General de México Eduado Liceaga, en la Ciudad de México, por un cuadro de hemorroides, mismo que, al no ser correctamente valorado por el personal responsable, derivó en una gangrena que afectó los genitales, el abdomen y la región perianal del paciente, provocándole la muerte.

El inicio de una investigación penal, por último, también fue solicitado por la CNDH en su más reciente recomendación, girada el pasado 17 de junio en contra del gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, y en el que se documenta la responsabilidad del personal de dos hospitales públicos diferentes de dicha entidad, quienes provocaron la muerte de una indígena maya con “embarazo gemelar”, así como la muerte de sus bebés en gestación. En este caso, el ombdusman comprobó que a la paciente no le fue brindado el medicamento requerido, no se le practicó una interrupción legal del embarazo, necesaria por su condición de alto riesgo, y tampoco se le sometió al tratamiento requerido ante los procesos infecciones que comenzaba a padecer, lo que ocasionó primero la muerte y expulsión de los bebés, y luego el fallecimiento de su madre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.