Drogas y prostitución para estimular la economía: ¿modelo a seguir?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Drogas y prostitución para estimular la economía: ¿modelo a seguir?

Algunas economías en Europa mostrarán incrementos en sus PIB este año gracias al dinero que mueven las drogas ilegales y el trabajo sexual. Esto porque la UE decidió que dinero que circule, se cuenta.
7 de junio, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

La economía británica se beneficiará de un empujón de mil 700 millones de dólares gracias al dinero que mueven las drogas ilegales y el trabajo sexual. No es que la plata antes no estaba ahí, sino que ahora la Unión Europea quiere que se cuente… pero, ¿cómo?

La UE declaró que las actividades ilícitas deben ser incluidas en las cuentas nacionales para que se puedan hacer comparaciones consistentes entre países.

En Holanda, por ejemplo, están permitidas algunas de las drogas que son prohibidas en otras partes, y también hay prostitución legal.

Y en varias economías de naciones europeas -como Finlandia, Suecia y Noruega-, ya se contabiliza la aportación de estos bienes y servicios.

Dado que el presupuesto europeo se distribuye de acuerdo al tamaño de la economía del país, medida según el Producto Interno Bruto (PIB), la intención de la UE es asegurarse de que todos lo están midiendo de la misma manera.

La inclusión de las actividades ilegales en el PIB es uno de una gama de cambios que serán introducidos en Europa a partir de septiembre.

Instrucciones para armar

Las actividades ilícitas que se contabilizarán son aquellas en las que ambas partes son, al menos nominalmente, participantes voluntarios.

Eso incluye desde producción de cannabis, narcotráfico y prostitución, hasta trabajo ilegal, juegos de apuestas, piratería de software y compra de bienes robados.

Pero, ¿cómo hacer las cuentas de ganancias y pérdidas en negocios que no son muy dados a presentar sus declaraciones de renta ante las autoridades?

La oficina europea de estadística, Eurostat, publicó directrices extensivas para medir actividades ilegales.

Dicen, por ejemplo, que se debe asumir que todos los servicios de drogas ilegales y prostitución son bienes de consumo doméstico, no comerciales.

La prostitución se mide del lado del suministro (cuánto ganan las prostitutas) mientras que el consumo de drogas ilegales se mide del lado de la demanda (la cantidad que se le compra a los distribuidores).

Algunos gastos son deducibles, como las grandes cantidades de electricidad necesarias para cultivar cannabis y los “servicios de alquiler, ropa y artículos de caucho” (condones) que requiere la prostitución.

Los estadísticos -estipula la guía- sólo se deben contar las ganancias de prostitutas que han residido en el país por más de un año y recomiendan que investigue más la parte que suple (las prostitutas) que la que demanda (sus clientes) pues lo considera más confiable.

Un caso

En Reino Unido, por ejemplo, calcular los números que arrojan estos negocios que por su naturaleza hacen difícil la tarea le corresponde a la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés).

Su estimado es que la economía británica recibe unos cinco mil millones de la prostitución y unos 12 mil millones de drogas ilegales.

¿Cómo llegaron a tales cifras?

Extrapolando una investigación que data de 2004, la ONS calculó que había 60.879 prostitutas trabajando en Reino Unido en 2009. Y, basándose en estudios hechos en Holanda, asumió que cada una tenía 25 clientes a la semana, a un precio promedio de US$112 por visita.

En el caso de las drogas ilegales, se midieron el crack, cocaína en polvo, heroína, cannabis, éxtasis y anfetaminas.

Lo que importa para las cuentas nacionales es el margen con el que se quedan los distribuidores, excepto en el caso de la mitad del cannabis que se consume en el país, que se asume que es un producto casero.

La ONS tomó las cantidades de venta de drogas de un estudio hecho en 2003 por el Ministerio de Interior, que les dio un promedio de la cantidad de drogas que cada persona consumía.

Tomó luego los precios de venta de un informe de la ONU y ajustó la pureza usando evidencia de incautaciones hechas por la policía y la Dirección de Fronteras. Comparando ese valor con los precios de venta al por mayor de la ONU llegaron al margen que les interesaba.

Las cifras de demanda por año se derivan del número de usuarios que aparecen en el informe de crimen de Inglaterra y Gales. Eso da un total para 2009 de unos US$6.000 millones por drogas que no son cannabis y US$1.400 millones por cannabis.

El total son los alrededor de US$17.000 millones, que serán añadidos retrospectivamente a los PIB desde 1960 cuando se publique “El libro azul” -informe anual de las cuentas de la nación- de la ONS en septiembre.

Dinero es dinero

Saber cuánto se gasta en actividades ilegales es importante pues si no se tiene en cuenta, hay una cantidad importante de dinero que ha sido ganado legalmente pero que no se sabe cómo se gastó, lo que crea un desajuste entre las cifras de ganancias y las de gastos o ahorros.

Y viceversa: se desconocería el origen de mucho del dinero gastado en productos legales.

En otras palabras, el efectivo que proviene de actividades ilegales circula por la economía como cualquier otra y los estadísticos de la UE decidieron que es importante contarla.

Pero la ONS advierte que hay “limitaciones significativas” en la metodología para hacerlo, pues se utilizan “varias suposiciones”.

En su caso, por ejemplo, tuvieron que asumir que había el mismo número de prostitutas por hombre en la población de Londres que en el resto de Reino Unido y que los turistas nunca usan sus servicios.

Una incertidumbre que vale la pena recordar la próxima vez que Europa anuncie un aumento de 0,1% en su tasa de crecimiento económico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: las respuestas a las 5 preguntas más buscadas en Google sobre la nueva variante

Desde el anuncio del descubrimiento de esta nueva cepa de coronavirus, el interés por el tema se ha disparado en internet. Conoce qué saben los científicos hasta ahora.
7 de diciembre, 2021
Comparte

Tan pronto como ómicron fue clasificada como una variante de preocupación el 26 de noviembre, el interés en el tema se disparó en internet.

Según un informe de Google obtenido por BBC Brasil, “ómicron” fue el término que tuvo mayor crecimiento en el buscador.

Descubierta en Sudáfrica, la nueva variante ya se ha detectado en unos 40 países (incluidos Argentina, Brasil, Chile, México y España) y llama la atención por la cantidad y variedad de mutaciones genéticas que presenta.

Por ahora no se sabe a ciencia cierta cuánto más transmisible es ómicron, o si logra eludir la inmunidad obtenida a través de las vacunas o por la infección previa.

Se están realizando estudios que buscan comprender estos aspectos y los primeros resultados deberían publicarse este mes.

A continuación, las preguntas más populares en internet y las respuestas de los expertos.

1. ¿Qué significa ómicron?

Ómicrón es la decimoquinta letra del alfabeto griego.

Cuando comenzaron a aparecer las primeras variantes del coronavirus, los científicos adoptaron un sistema para clasificarlas.

Por lo tanto, el SARS-CoV-2, identificado por primera vez en Wuhan, China, se convirtió en la variante A.

A partir de entonces, a medida que se hallaron mutaciones en el virus, se dividieron con ese código. Así llegó la variante A.1, la A.2, la B.1.1, la C.30.1, y así sucesivamente.

Pero llegó un momento en que este sistema se convirtió en una auténtica sopa de letras (y números) que provocó una tremenda confusión para quienes no son expertos en la materia.

Este fue uno de los factores que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a crear un nuevo criterio a partir de mayo de 2021: las variantes de preocupación (conocidas por la sigla en inglés VOC, variant of concern) y las variantes de interés (VOI, variant of interest) pasaron a denominarse con una letra del alfabeto griego.

Como su nombre indica, las VOC y las VOI portan mutaciones importantes que pueden hacer que el virus sea más transmisible o agresivo, por ejemplo.

Así es como la B.1.1.7, descubierta en Reino Unido, se convirtió en alfa; la B.1.351 (Sudáfrica) se convirtió en beta; la P.1 (Brasil) se convirtió en gamma; la B.1.617.2 (India) en delta; y la B.1.1 .529 (Sudáfrica) en ómicron.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

Estas, de hecho, son las cinco VOCs que han surgido hasta ahora.

Además de la practicidad, hay una segunda razón por la que la OMS sugirió el alfabeto griego. La idea era evitar prejuicios y comentarios xenófobos que relacionaban la variante con su lugar de origen o de descubrimiento.

2. ¿Por qué el nombre ómicron?

La elección del nombre ómicron para B.1.529 tomó por sorpresa a la comunidad científica.

Esto se debe a que la última variante en ser nombrada con carácter griego fue la VOI B.1.621, detectada en Colombia en enero de 2021. Se la conoce como mu, que es la 12ª letra del alfabeto griego.

Se pensó, por tanto, que el nombre que se le daría a la próxima VOI o VOC sería la decimotercera letra, que es nu.

Pero la OMS decidió omitir las dos letras siguientes y pasar directamente a la 15ª: ómicron.

El virólogo Fernando Spilki, de la Universidad Feevale en Río Grande del Sur, Brasil, explica que esta decisión tiene que ver con el sonido de estas letras en algunos idiomas.

“Conozco personas que asistieron a las reuniones para elegir ese nombre y una de las razones por las que nu se eliminó es que en inglés su pronunciación suena muy similar al sonido de new [‘nuevo’ en español]. Eso podría confundir a la gente, al escuchar la palabra, no sabrían si era una nueva variante o la variante nu”, explica el especialista.

“La siguiente letra del alfabeto griego sería xi. En este caso, el fonema es muy similar al de algunos apellidos comunes en China, como Xi . Por lo tanto, los representantes de la OMS pensaron que era mejor descartarlo también para evitar malentendidos”, añade.

Si no hay más “saltos” en el alfabeto, las siguientes variantes se denominarán pi, ro, sigma, tau, ípsilon, fi, ji, psi y omega.

3. ¿Qué se sabe sobre la variante ómicron?

A pesar de haber sido detectada muy recientemente, ómicron llamó mucho la atención por contener varias mutaciones en partes importantes del coronavirus, como la espiga. Esta estructura es responsable de conectarse con el receptor en las células humanas y comenzar la infección.

“Esta nueva variante trae una gran cantidad de mutaciones, algo sin precedentes”, explica el virólogo Flávio da Fonseca, profesor de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) en Brasil.

“Algunas de estas alteraciones genéticas ya las conocíamos, pues también aparecían en variantes anteriores y están relacionadas con el mayor potencial de propagación del virus, que se vuelve más infeccioso y se transmite más rápido”, dice el experto, que también es presidente de la Sociedad Brasileña de Virología.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

Otra observación importante es la aparente capacidad de ómicron para convertirse en dominante: en Sudáfrica se convirtió en la variante más frecuente en los últimos días, incluso superando a delta, que también se encuentra entre las VOCs.

Por lo tanto, los expertos esperan que la tasa de transmisión de esta versión recién descubierta del coronavirus sea bastante alta.

Pero hay muchas cosas que siguen siendo inciertas, como cuánto puede eludir ómicron la inmunidad obtenida después de la vacunación o una infección previa de COVID.

“Se están realizando estudios para medir el impacto real de esta variante en diferentes escenarios”, informa Spilki.

La tendencia es que estos detalles se conozcan mejor en las próximas semanas.

Gráfico de las variantes en Sudáfrica.

Divulgación
Un gráfico publicado por las autoridades sudafricanas muestra las variantes del coronavirus más dominantes en el país durante la pandemia. Después del ‘dominio delta’ (área roja), ómicron (área azul) está ganando terreno rápidamente.

4. ¿Qué causa la variante ómicron?

A pesar de todas las mutaciones, ómicron sigue siendo SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19.

Como es bien sabido, se transmite a través de gotas de saliva o aerosoles que salen de la boca o la nariz de una persona infectada.

En la mayoría de los casos, la enfermedad es leve y el paciente se recupera después de un tiempo. Pero muchos afectados desarrollan un malestar más fuerte y necesitan ser hospitalizados, intubados y corren un mayor riesgo de morir.

“Y aquí vale destacar que los métodos de prevención siguen siendo los mismos con ómicron: el uso de mascarilla, la distancia física y la vacunación siguen siendo fundamentales”, explica Fonseca.

5. ¿Cuáles son los síntomas de la nueva variante ómicron?

Los informes de los especialistas que trataron a los primeros pacientes infectados con ómicron en Sudáfrica indican algunos cambios importantes en la lista de síntomas principales.

La doctora Angelique Coetzee dijo que estas personas presentan con mayor frecuencia cansancio, dolor muscular, picazón en la garganta, fiebre leve y tos seca.

En una entrevista con BBC, también afirmó que los afectados habían desarrollado hasta ahora efectos más leves.

“Todo comenzó con un paciente con síntomas leves. Dijo que estuvo extremadamente cansado durante dos días y que tenía dolores corporales y un poco de dolor de cabeza. Ni siquiera dolor de garganta, sino algo así como dolor de garganta. Sin tos, sin pérdida del olfato o del gusto”, dijo.

“Debido a que era muy inusual que este paciente en particular tuviera este tipo de síntomas, decidí testearlo. Hicimos una prueba rápida y resultó positiva”, dijo la médica, quien luego examinó a toda la familia del paciente, con resultados positivos de coronavirus, todos con síntomas leves.

Panel de información sobre el uso correcto de mascarillas en el aeropuerto.

Getty Images
En los últimos días, algunas ciudades y estados han decidido dar marcha atrás en sus planes de liberar el uso de máscaras en espacios abiertos. Una de las principales justificaciones de la decisión es la variante omicron.

Los expertos instan a tener cuidado con esta información: es necesario esperar un poco más para estar seguros de si la variante realmente causa un cuadro leve.

“La información que llega de Sudáfrica sobre la menor severidad nos trae esperanza, pero aún hay que observarlo y estudiarlo más a fondo”, reflexiona Fonseca.

“Todavía tenemos que entender cómo se comportará ómicron en las diferentes franjas de edad y grupos” de población, coincide Spilki.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aeyYanC_2NQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.