El GDF presenta iniciativa para facilitar el cambio de identidad de género

La ley de 2008 permitía a la personas trans cambiar sus papeles de acuerdo a su identidad sexogenérica pero el proceso duraba entre 6 meses y 2 años y era muy costoso económicamente. Ahora Mancera entregó a la Asamblea Legislativa la iniciativa de reforma que convertiría este trámite en un acto administrativo.

El GDF presenta iniciativa para facilitar el cambio de identidad de género
FOTO: Cuartoscuro

El Gobierno del Distrito Federal presentó hoy una iniciativa de reformas para Garantizar el Derecho a la Identidad de Género que, de aprobarse en la Asamblea Legislativa, facilitará a las personas transexuales cambiar su acta de nacimiento acorde a su género en un solo trámite ante el Registro Civil.

Norma tiene más de veinte años reconociéndose como mujer, sin embargo su acta de nacimiento y su credencial de elector la nombra como hombre.También su personalidad física como empresaria que se dedica a diseñar y tejer ropa, es en masculino.

Desde el 2008, la ley permite que Norma puede modificar su acta de nacimiento a una que reconozca su identidad de género. Sin embargo, este proceso supone ir a un juicio especial de levantamiento de acta por reasignación para la concordancia sexogenérica, que requiere peritajes médicos y psicológicos que acrediten que la persona trans responde a un género diferente al que determina su acta de nacimiento.

El proceso cuesta más de 60 mil pesos y puede durar entre 6 meses y 2 años, por lo que solo 168 personas lo han tramitado con éxito en estos seis años, aunque solo en la Ciudad de México hay alrededor de 4000 personas transexuales.

Norma lo intentó pero pagó la mitad por adelantado, 30 mil pesos, a un abogado que la estafó. Cuando su litigante desapareció ya no le quedaba dinero ni tenía los papeles para recomenzar. Ahora está esperanzada en que la Asamblea Legislativa del DF apruebe la ley para hacer el trámite tan solo con la presentación de su acta de nacimiento, credencial y comprobante de domicilio.

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, firmó y entregó la iniciativa horas antes del día del orgullo lesbicó-gay-trans-bisexual en un claro guiño a los derechos de esta comunidad. La presentación se dio en un acto público ante los medios y organizaciones por los derechos de las personas transexuales donde se comprometió a que la aprobación de esta reforma de Ley se de en breve. No obstante, no hay plazos todavía, por lo que tanto podría discutirse en este periodo extraordinario como aplazarse hasta el próximo periodo, que empieza en septiembre, y podría ser modificada por la Asamblea o incluso no aprobarse.

Sin embargo, las organizaciones que han cabildeado la reforma con el GDF se mostraron confiadas. “El hecho de que ya vaya respaldada públicamente por el Ejecutivo del DF, la Consejería Jurídica, el Registro Civil, COPRED, el mecanismo de Derechos Humanos, el presidente de la Comisión legislativa de Grupos Vulnerables e incluso que ya se tenga el beneplácito del poder judicial del DF, ya agota casi todas las aristas. Únicamente tendrían que aprobarla los diputados, y aún así, por los tiempos legislativos lo más rápido que estaría entrando en vigor sería para enero”, explica la abogada Alehli Ordónez, representante de la Coalición T-47, que agrupa los colectivos transgénero.

“La reforma es necesaria porque vivimos indocumentadas en nuestro propio país, no tenemos acceso a la salud, al trabajo, derecho a la educación, ahora todas podrán tener una identidad correspondiente con su imagen. Esto amplía mucho nuestro abanico de posibilidades, aunque evidentemente falta mucho por hacer para concientizar”, explica Diana Sánchez Barrios, líder de Pro-Diana y una de las activistas trans más reconocidas en la capital.

Diana sí tiene la identidad ya regularizada pero reconoce que el proceso judicial por el que pasó es “doloroso y discriminatorio, no solo por los costos sino porque te obligaba a hormonarte o pasar por intervenciones quirúrgicas y hay gente que no puede tomar hormonas por cuestiones de salud, por ejemplo”.

Karla también tiene ya sus papeles acordes a su identidad de género y si ella no se reconociera como trans, a simple vista no tiene ningún rasgo que haga pensar que nació como hombre, sin embargo asegura que no retomó sus estudios hasta que tuvo su acta de nacimiento como mujer. “Yo nunca tuve muchos problemas en la calle porque desde adolescente me veía muy andrógina, pero cuando vas a una institución y muestras tus papeles es muy pesado, no entienden, se burlan, y aquí necesitas mostrar tu credencial hasta para viajar en autobús”, narra.

La iniciativa también beneficiaria a las personas de otros estados que podrían venir a tramitar su nueva identidad a la capital y sería el Registro Civil quién ordenaría directamente la anotación en el acta originaria, aun cuando esté en otro estado.

En la iniciativa se marca que el cambio de nombre y de género en su acta de nacimiento no eliminaría antecedentes penales ni la extinción o modificación de obligaciones establecidas en su anterior identidad, de tal manera que se protejan los derechos humanos de las personas trans pero en ningún caso se desprotejan derechos de terceros.

Close
Comentarios