El Mundial latinoamericano entra en fase de octavos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Mundial latinoamericano entra en fase de octavos

Siete selecciones latinoamericanas figuran en el pelotón, incluyendo la del país anfitrión, la de mejor rendimiento en la primera fase (Colombia), la del genio Lionel Messi (Argentina), la del técnico más expresivo (México), la revelación (Costa Rica), la del jugador expulsado por morder a un rival (Uruguay) y la que eliminó al último campeón (Chile).
27 de junio, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

La Copa América de Brasil. Perdón, la Copa del Mundo, en Brasil, entra a sus octavos de final.

Siete selecciones latinoamericanas figuran en el pelotón, incluyendo la del país anfitrión, la de mejor rendimiento en la primera fase (Colombia), la del genio Lionel Messi (Argentina), la del técnico más expresivo (México), la revelación (Costa Rica), la del jugador expulsado por morder a un rival (Uruguay) y la que eliminó al último campeón (Chile).

Como todos ya se saben de memoria, ninguna selección de Europa se ha podido proclamar campeona en territorio americano, así que Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza y Grecia reman contra la corriente.

Pero no es recomendable descartar a Europa. Hace cuatro años, apenas tres europeos alcanzaron los cuartos de final y esos tres acabaron acaparando el podio de la neutral Sudáfrica: España, Holanda y Alemania. Seis latinoamericanos accedieron a octavos, y sólo Uruguay se coló entre los cuatro mejores.

En esta oportunidad, la presencia de un semifinalista sudamericano está asegurada, puesto que Brasil, Chile, Colombia y Uruguay quedaron instalados en el mismo sector de la llave de la segunda fase.

Mientras en España, Italia, Inglaterra y Portugal observan la refriega desde lejos, los europeos que sobreviven tratan de asimilar las condiciones peculiares de este Mundial. Mientras los seis equipos sudamericanos redondearon un 76% de efectividad en sus resultados de la primera ronda, los 13 cuadros europeos marcaron un 51%.

“Estamos en Brasil, así que los sudamericanos se pueden aclimatar mejor”, comentó el técnico de Francia, Didier Deschamps. “Y quizás también el hecho que jueguen tan cerca de casa, con tantos de sus aficionados alentándoles, les han dado un plus de fuerza y energía”.

Aquí un repaso a los ocho cruces:

BRASIL vs. CHILE (Belo Horizonte, sábado)

Luiz Felipe Scolari, el técnico de Brasil, probablemente hubiese preferido un duelo con España en esta instancia, menos que este Chile dirigido por el argentino Jorge Sampaoli. Al determinarse el enfrentamiento, Scolari empleó la frase “cachimba”, que en portugués se usa para describir partidos bravos, por tradición contra sus archirrivales sudamericanos, Argentina y Uruguay. Chile es un equipo que sólo sabe salir a jugar con una presión alta, a mil revoluciones del primer minuto al 90.

El otro día, el volante Arturo Vidal —el jugador más importante de Chile— se atrevió a decir que “esta es la mejor generación en la historia del fútbol chileno”, un grupo que cuenta con el delantero Alexis Sánchez y el lateral Mauricio Isla, entre otros.

Brasil no acaba de convencer, quizás nunca lo haga en este torneo. Lo que busca es el resultado y para eso cuenta con Neymar, en pleno estado de gracia con cuatro goles.

Para Chile todo pasa por vencer complejos y los antecedentes (perdieron ante Brasil en 2010 y 1998 en la misma ronda). Es lo que aboga Sánchez cuando le pidió a sus compañeros que “hay que creerse el cuento”.

COLOMBIA vs. URUGUAY (Río de Janeiro, sábado)

Uruguay regresa al estadio (ahora remodelado), 64 años después de vencer al local en el partido decisivo, el ‘Maracanazo’. Y lo hace con el cuchillo entre los dientes. El delantero Luis Suárez, su talismán, fue expulsado del torneo y suspendido cuatro meses por la FIFA tras morder al zaguero italiano Giorgio Chiellini, en el último partido de la etapa de grupos. Los uruguayos consideran que fue un castigo desmesurado. Lo que le faltaba para motivar a la garra ‘charrúa’, el sentirse perseguidos.

Este será el rival de Colombia. ¿Radamel Falcao? ¿Quién es ese? Sin el lesionado atacante, el entrenador José Pekerman archivó el 4-4-2 para apelar a un esquema con un solo delantero, un 4-2-3-1, dándole alas a los mediocampistas. El resultado fue una primera ronda de nueve goles. Y quien se ha destapado como un 10 es James Rodríguez, la figura individual más descollante de la primera ronda. Ahora bien, hay que advertir que les tocó un grupo fácil, con Japón, Grecia y Costa de Marfil, y su zaga aún no fue exigida. Sin Suárez, Uruguay tendrá que persignarse a Edinson Cavani y Diego Forlán.

HOLANDA vs. MÉXICO (Fortaleza, domingo)

Al fin, México no tiene que toparse con Argentina en octavos, su verdugo de las dos ediciones anteriores. Pero les tocó el mejor rival europeo hasta ahora, el que le propinó un 5-1 a España de entrada y acabó con puntaje ideal.

Lo que ha hecho el técnico Miguel Herrera con el ‘Tri’ es notable, por más que las intervenciones del portero Guillermo Ochoa acapararon portadas en el empate 0-0 contra Brasil. Héctor Herrera cumplió una actuación consagratoria en el triunfo 3-1 ante Croacia para cerrar la primera ronda. Si México quiere alcanzar la ronda de cuartos por primera vez fuera de casa, la clave será desarticular al tridente que conforman Wesley Sneijder, Arjen Robben y Robin van Persie.

COSTA RICA vs. GRECIA (Recife, domingo)

Jorge Luis Pinto, el técnico de Costa Rica, resultó ser más zorro que Cesare Prandelli y Roy Hogdson, sus respectivos colegas de Italia e Inglaterra. Los “ticos” no sólo salieron vivos del ‘Grupo de la Muerte’, sino que lo hicieron como líderes. Un equipo ordenado y disciplinado, en el que el lateral Cristian Gamboa, el mediapunta Bryan Ruiz y el delantero Joel Campbell han sido los más sobresalientes. No se engañen por su línea de cinco atrás, ya que ejercen la presión mucho más arriba. Sólo han encajado un gol, y ese fue un penal cobrado por Cavani.

Enfrentan a una Grecia que literalmente se coló por la puerta de atrás, luego de un mediocre desempeño en su primeros dos partidos. Fue la típica Grecia de defenderse y probar suerte con jugadas de pelota detenida o algún contragolpe. Con un pie afuera, se sacudieron ante Costa de Marfil en la última fecha y con un gol de penal sobre lo hora lograron conseguir el pasaje y evocar el recuerdo de la campaña que les llevó a la impensable conquista de la Eurocopa 2004.

FRANCIA vs. NIGERIA (Brasilia, lunes)

La tendencia de “Les Bleus” es alternar buenas presentaciones con papelones en los mundiales: campeones en 1998, eliminados en primera ronda cuatro años después; subcampeones en 2006 y otra vez fuera tras el primer asalto en 2010. Despiadadamente le pasaron el rodillo a Suiza, con un 5-2. ¿Franck Ribery? ¿Quién es ese? Aquí están Karim Benzema (tres goles), Olivier Giroud y Antoine Griezmann, apoyados por Mathieu Valbuena y Paul Pogba.

Nigeria puede hacer daño si le regalan espacios, como ocurrió con los dos goles que Ahmed Musa anotó en la derrota 3-2 ante Argentina. Y probablemente esa sea la apuesta del técnico Stephen Keshi, aguantar lo más que se puede, exasperar a Francia y dar el zarpazo a la primera oportunidad.

ALEMANIA vs. ARGELIA (Porto Alegre, lunes)

De los 16 presentes, Argelia es el único que se bautiza en estas instancias. No se les puede tomar a la ligera. Su triunfo 4-2 contra Corea del Sur fue de brillante ejecución, con Sofiane Feghouli llevando la batuta. Esa fue su primera victoria en un Mundial desde 1982.

Y ahora se aproxima otro aniversario 32 años después, al reencontrarse con Alemania. En 1982, produjeron una de las grandes sorpresas de todos los tiempos al ganarle 1-0 a la Alemania Occidental que eventualmente llegó a la final. Los germanos siguen siendo los favoritos, por más que no han podido repetir la fenomenal actuación del 4-0 ante Portugal en el debut. En el horizonte, se asoma una cita en cuartos contra Francia.

ARGENTINA vs. SUIZA (Sao Paulo, martes)

La “Messidependencia” existe, y a los argentinos no les importa. “Te puede ganar un partido él solo. Es el mejor. Más que una dependencia es una ventaja”, resaltó el volante Fernando Gago sobre Lionel Messi, quien ya lleva cuatro goles en el torneo. Tres han sido de notable factura, uno ante Bosnia en el que ridiculizó la marca de los defensas, luego se sacó un remate desde media distancia para dar una victoria 1-0 en el último aliento contra Irán y finalmente clavó un tiro libre, poniendo un efecto con la zurda, frente a Nigeria.

Pero, ¿alcanzará ahora que se viene el tramo decisivo? Una estadística para tomar en cuenta. La última vez que Argentina le ganó a un rival europeo en la segunda ronda, sin que terciara una definición por penales, fue ante Alemania Occidental en la final de México 1986.

BÉLGICA vs. ESTADOS UNIDOS (Salvador, martes)

El ganador de esta llave será el que se enfrente al victorioso del Argentina-Suiza. Las apariencias engañan con los nueve puntos embolsados por los belgas, ya que cada una de sus victorias se concretó con goles en los últimos minutos, jugando con diez hombres ante los surcoreanos. Se esperaba más de Eden Hazard y Romelu Lukaku, pero el adolescente Divock Origi ha resultado ser el mejor en el conjunto dirigido por Marc Wilmots.

Estados Unidos avanzó con lo justo. Ghana fue mejor, pero el gol de camerino de Clint Dempsey y el cabezazo de John Brooks a cuatro minutos del final inclinaron la balanza 2-1 su favor. Sacaron un empate 2-2 con Portugal, en un partido que domaron. Curioso, ese empate dolió como una derrota y el revés 1-0 ante Alemania fue celebrado como victoria. Es un equipo sin una figura determinante, o sea un auténtico colectivo que es pura garra.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "agua muerta", el fenómeno que atrapa a los barcos en medio del océano

Un estudio realizado en Francia explica un fenómeno que ha dejado perplejos a los oceanógrafos desde que fue observado por primera vez en 1893 por el explorador noruego Fridtjof Nansen.
1 de agosto, 2020
Comparte

En 1893, el explorador noruego Fridtjof Nansen comenzó una expedición al Polo Norte que le daría fama mundial por conseguir romper el récord de latitud norte.

Esa travesía también lo convertiría en la primera persona en observar un extraño fenómeno que ha desconcertado a los oceanógrafos por más de un siglo.

Cuando navegaba por las aguas del Ártico, al norte de Siberia, Nansen notó que de pronto su barco, el Fram, comenzó a detenerse, a pesar de que sus motores andaban a toda máquina.

El aventurero describiría la anomalía como una “fuerza misteriosa” que retenía a su embarcación, haciendo que casi no pudiera maniobrar.

“Hicimos bucles en nuestro curso, a veces dimos vueltas, probamos todo tipo de estrategias para evitarlo, pero con muy poco éxito”, relató luego.

Nansen se convirtió así en el primero en observar este fenómeno, al que le dio el nombre de “agua muerta”.

Capas

Once años más tarde, en 1904, el físico y oceanógrafo sueco Vagn Walfrid Ekman logró identificar qué causaba esta anomalía.

Ekman demostró en un laboratorio que olas formadas en esta parte del océano Ártico debajo de la superficie, entre capas de agua salada y dulce -que tienen distinta densidad- interactuaban con un barco, generando resistencia.

Ártico

Getty Images
En el agua del Ártico se mezclan capas de diversa salinidad.

Lo atribuyó a los glaciares que se derretían, formando una capa de agua dulce sobre el mar, más salado y denso.

Sin embargo, en sus pruebas de laboratorio, Ekman vio que las olas de arrastre generaban oscilaciones en la velocidad del barco.

Esto difería de las observaciones de Nansen, cuyo barco se detuvo a una velocidad constante y anormalmente baja.

Hasta ahora nadie había podido explicar estas diferencias, ni tampoco entender exactamente cómo funciona el efecto que genera el agua muerta.

Pero un equipo interdisciplinario del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS), la institución de investigación más importante de Francia, y de la Universidad de Poitiers, cree haber develado ambos misterios.

“Cinta transportadora”

El grupo de físicos, expertos en mecánica de fluidos y matemáticos franceses utilizó una clasificación matemática de diferentes olas internas y un análisis de imágenes experimentales a escala de subpíxel para estudiar el fenómeno.

En un trabajo que publicaron a comienzos de julio en la revista científica PNAS concluyeron que las variaciones de velocidad descritas por Ekman se deben a la generación de olas que actúan como una especie de “cinta transportadora ondulante”.

Cinta transportadora con valijas en un aeropuerto

Getty Images
El agua muerta atrapa a los barcos y hace que se muevan hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieran en una cinta transportadora ondulante, descubrieron los científicos franceses.

Esta “cinta” hace que las embarcaciones se muevan hacia adelante y hacia atrás.

Los científicos también lograron unificar las observaciones de Ekman con las de Nansen, afirmando que el efecto oscilante es solo temporal.

Finalmente “el barco termina escapando y alcanza la velocidad constante que describió Nansen“, publicaron en su estudio.

Los expertos resaltaron que el fenómeno no solo se da en lugares con glaciares, sino en todos los mares y océanos donde se mezclan aguas de diferentes densidades.

“También se encuentra en lagos fríos de montaña en verano porque hay estratificación de la temperatura, y por lo tanto, existe el riesgo de que los nadadores se ahoguen”, advirtió el coautor del estudio Germain Rousseaux, en declaraciones al diario ABC de España.

Rousseaux agregó que el fenómeno ocurre además en la desembocadura de ríos como el Orinoco, en América del Sur, debido al flujo de los ríos con sedimentos sobre el agua salada del mar.

Cleopatra

Curiosamente, este estudio no se realizó con el fin de develar el misterio de lo que le ocurrió a Nansen hace más de un siglo, sino para desentrañar una incógnita mucho más antigua.

Ilustración de la Batalla de Accio

Getty Images
¿Quedó la flota de Cleopatra y Marco Antonio atrapada en agua muerta durante la Batalla de Accio?

El trabajo forma parte de un gran proyecto que investiga por qué durante la Batalla de Accio o Actium (en el año 31 a. C.), en la Grecia antigua, las grandes naves de Cleopatra y Marco Antonio perdieron cuando se enfrentaron a los buques más débiles de César Octavio.

¿Podría la bahía de Accio, que tiene todas las características de un fiordo, haber atrapado a la flota de la reina de Egipto en agua muerta?

Eso fue en realidad lo que se preguntaron los científicos franceses.

“Ahora tenemos otra hipótesis para explicar esta rotunda derrota, que en la antigüedad se atribuía a rémoras, ‘peces lechón’ adheridas a los cascos, según decía la leyenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SON0H-nAbZw

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.