No hay tal cosa como un solo genoma mexicano: estudio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No hay tal cosa como un solo genoma mexicano: estudio

Un estudio del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford explica la genética de las poblaciones indígenas y mestizas de nuestro país detallado como nunca antes.
Por Emily Gómez Ramsey @ekgramsey
16 de junio, 2014
Comparte
Fotos: Cuartoscuro

Fotos: Cuartoscuro

Entre el pueblo seri, de la costa sonorense y el lacandón, que habita la selva chiapaneca, existe más diversidad genética que entre europeos y chinos, reveló un nuevo estudio sobre la diversidad genética de las poblaciones en México. Se trata del análisis más detallado y ambicioso del genoma mexicano a la fecha, liderado por los doctores Bustamante y Moreno-Estrada del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford en Estados Unidos.

Con la colaboración de otros 38 científicos de 16 instituciones académicas, los genetistas analizaron la variación genética de más de mil individuos (511 pertenecientes a 20 poblaciones indígenas) y 11 poblaciones mestizas de México y encontraron que existe gran divergencia genética entre distintos grupos, por ejemplo, entre los huicholes y los tojolabales.

Este aislamiento, explica la investigación, publicada en la revista de divulgación científica Science, apunta a que estos grupos se procrearon entre ellos mismos en lugar de unos con otros, preservando así, en gran parte, su “pureza genética”.

Para visualizarlo, los genetistas crearon la siguiente gráfica de parentescos. En ella se pueden apreciar los distintos grupos indígenas incluidos en el estudio. Entre más compacto sea la superficie del conglomerado de un color, mayor parentesco entre la población y menos intercambio con otros grupos.

The genetics of Mexico recapitulates Native American substructure and affects biomedical traits. Sciencemag.

The genetics of Mexico recapitulates
Native American substructure and
affects biomedical traits. Sciencemag.

En la gráfica también se pueden apreciar líneas de migración, como por ejemplo, una que conecta a los mayas de Yucatán con los totonacas, cuyos ancestros habitaban la zona del Tajín en Veracruz. La línea sugiere que hubo un “flujo genético” entre ambas regiones. “De hecho, el único lugar en el país donde se habla maya fuera del territorio maya es en la Huasteca”, afirma la investigación.

En contraste, casi no se encontró el componente maya en las poblaciones nativas oaxaqueñas (triqui y zapoteca), lo que sugiere que las barreras naturales (montañas) han actuado como una barrera geográfica para el flujo genético.

Pero el análisis no sólo descifró la diversidad genética de las poblaciones indígenas, sino que también descifró el nivel de mestizaje del mexicano y del indígena proveniente de Europa y África. Para ello, combinó datos de poblaciones “continentales” (16 poblaciones europeas y 50 yorubas africanas) con 500 individuos mestizos provenientes de 11 estados de la República.

Los resultados fueron detallados en 2 niveles.

El primero revela la ascendencia en 3 conjuntos: Indígena o nativo (gris), europeo (rojo) y africano (verde).

The genetics of Mexico recapitulates Native American substructure and affects biomedical traits. Sciencemag.

The genetics of Mexico recapitulates
Native American substructure and
affects biomedical traits. Sciencemag.

El segundo nivel revela aún más detalle, descomponiendo la ascendencia indígena en 6 conjuntos que se representan en la siguiente gráfica de Norte a Sur de la República: el seri (azul oscuro); un conjunto “norteño” conformado por Tarahumaras, tepehuanos y huicholes (en azul claro); triquis, zapotecos y mazatecos (azul); tojolabal (café); un componente maya (naranjas) y por último el lacandón (amarillo).

The genetics of Mexico recapitulates Native American substructure and affects biomedical traits. Sciencemag.

The genetics of Mexico recapitulates
Native American substructure and
affects biomedical traits. Sciencemag.

Los hallazgos son relevantes tanto a nivel biomédico como al antropológico, cuentan sus autores. Podrían implementarse en el tratamiento clínico de enfermedades pulmonares, enfermedades crónicas o infecciosas de poblaciones específicas.

Un resultado que podría tener distintas implicaciones es que entre el 9.5 y 18.8 del genoma indígena no se encuentra en el genoma mestizo, lo que significaría, por ejemplo, que una vacuna que sirve para la población mestiza no necesariamente serviría para una población indígena específica.

El proyecto contó con la colaboración de la Universidad de California San Francisco, la University College en Londres, el Brooklyn Hospital Center, el Veterans Caribbean Health Care System, Puerto Rico, el Centro de Neumología Pediátrica de Puerto Rico, La Agencia Internacional de Investigación de Cáncer en Francia, los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el Instituto Nacional de Medicina Genómica de México, Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Universidad de Guadalajara, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el Hospital Infantil de México Federico Gomez y la Facultad de Química, UNAM.

**Nota publicada el 15 de junio de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Colombia: Gustavo Petro se impone a Rodolfo Hernández y será el primer presidente de izquierda del país

Los resultados preliminares dan ventaja al candidato de izquierda Gustavo Petro sobre el independiente Rodolfo Hernández.
19 de junio, 2022
Comparte

El candidato de izquierda Gustavo Petro se impuso sobre el independiente Rodolfo Hernández en la segunda vuelta de las elecciones de Colombia y se convertirá en el primer presidente de izquierda del país, según los resultados entregados por la Registraduría.

Con más del 99,25% de mesas informadas, Petro tiene un 50,47% de los votos contra el 47,27% de Hernández. Este era su tercer intento de llegar a la presidencia.

Petro, de 62 años, es economista especializado en medio ambiente, exguerrillero que hasta ahora ejerce como senador y fue alcalde de Bogotá.

Su triunfo confirma el cambio en un país que tras la firma de los acuerdos de paz empezó a expresar otras demandas sociales no atendidas y que explotaron con los estallidos sociales de 2019 y 2021.

“Hoy es dia de fiesta para el pueblo. Que festeje la primera victoria popular. Que tantos sufrimientos se amortiguen en la alegría que hoy inunda el corazón de la Patria. Esta victoria para Dios y para el Pueblo y su historia. Hoy es el dia de las calles y las plazas”, expresó Petro en twitter.

En la primera vuelta fue el más votado con 8,5 millones de apoyos, una cifra histórica para un candidato de izquierda.

Petro aprovechó el descontento social de un país que estalló en protestas y que salió de la pandemia más consciente de la tremenda desigualdad del país, una de las mayores del mundo.

Petro no sólo quiere ser el primer presidente de izquierda del país, sino ser el primer presidente costeño, y de la mano de la primera vicepresidenta negra, Francia Márquez, reflejar el país multicultural que es Colombia.


Las claves del triunfo de Petro

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo

Gustavo Petro rompe la historia de Colombia al convertirse en el primer presidente de izquierda pura y dura. El proyecto de paz y reconciliación le ganó, esta vez, al del pragmatismo y el crecimiento económico. Le tomó 40 años de carrera política.

Cuatro razones por las que ganó:

Primero, su carrera. La empezó como guerrillero, luego, como congresista, denunció lo peor de la corrupción y la violación de derechos humanos.

Después usó la alcaldía de Bogotá como plataforma para la presidencia. Y en su tercera postulación, venció.

Segundo, la coyuntura. Un proceso de paz que abrió ventanas para un futuro distinto, dos estallidos sociales, una pandemia que profundizó la pobreza y un gobierno de Iván Duque impopular generaron el momento propicio para una presidencia de Petro.

Tercero, la crisis de la clase política. Como nunca, los colombianos se pusieron de acuerdo en que había que echar a “los mismos de siempre” del poder, ahora en manos del impopular Duque. Con Álvaro Uribe cuestionado legalmente, la centroderecha se dividió y desprestigió.

Y cuarto, el país de los 60 años de guerra eligió a un exguerrillero. Y eso se debe a un cambio generacional que dejó atrás la dicotomía de la Guerra Fría y se puso a hablar de desigualdad, medio ambiente y derechos sociales. Petro supo representar a esa nueva Colombia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Mm5r7WdRWIE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.