Jamaica, el país que busca legalizar la marihuana por razones religiosas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Jamaica, el país que busca legalizar la marihuana por razones religiosas

En Estados Unidos han legalizado su uso en Colorado y Washington y otros estados consideran su aprobación para usos medicinales, pero Jamaica es el primer país que propone despenalizarla para propósitos religiosos.
Cuartoscuro
Por Julio García / BBC Mundo
25 de junio, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

En Uruguay la producción, distribución y venta de marihuana quedará por ley en manos del Estado; en Estados Unidos han legalizado su uso en Colorado y Washington y otros estados consideran su aprobación para usos medicinales, pero Jamaica es el primer país que propone despenalizarla para propósitos religiosos.

Un documento emitido por el Ministerio de Justicia de Jamaica el 11 de junio delineaba las reformas a la ley en relación con la ganja, como llaman allí a la marihuana.

La propuesta, que según el ministro Mark Golding presenta un enfoque más inteligente al problema de las drogas, contempla la posesión de pequeñas cantidades de la hierba para uso personal, consumo en lugares privados y con fines medicinales, así como la despenalización para su uso como sacramento religioso.

La enmienda a la Ley de Drogas Peligrosas, aprobada por el gabinete ministerial el 2 de junio, dedica un acápite al Movimiento Rastafari, una religión con raíces en Jamaica desde la primera mitad del siglo XX.

Vea: La nieta de Bob Marley, en pie de guerra por la tierra santa rastafari

Fumadores de marihuana

Foto: AP.

Planta milenaria

Los rastafari consideran la ganja una hierba sagrada y fumarla es parte integral de sus rituales, por lo que han pedido durante años su legalización.

El gobierno ha recurrido al argumento del derecho fundamental a la libertad religiosa, protegido por la Constitución jamaiquina. “Históricamente, la ganja ha estado relacionada con la búsqueda de lo divino por toda la humanidad”, comentó a BBC Mundo Maxine Stowe, consultora internacional del Rastafari Millenium Council, parte de la Fuerza de Tarea de Investigación Comercial y Medicinal del Cannabis, que organizó la Conferencia sobre Cannabis en Jamaica.

“Fumar esta planta permite a los espíritus psicológicos del individuo llegar a lo divino”, agregó Stowe. “La marihuana te hace relajar y pensar en otras dimensiones”.

Pero, ¿cómo justificar el consumo de una sustancia considerada por muchos como una droga adictiva y cuyo tráfico es perseguido en tantos países? “Es una planta que se ha fumado durante miles de años sin causar ningún trastorno social relatado en ningún libro de historia”, responde Stowe.

Planta de marihuana en una bodega en Colorado, uno de los tres estados norteamericanos junto a Washington y Oregon, que el martes próximo votarán si legalizan o no el uso de la marihuana. Foto: AP.

Planta de marihuana en una bodega en Colorado, uno de los tres estados norteamericanos junto a Washington y Oregon, que el martes próximo votarán si legalizan o no el uso de la marihuana. Foto: AP.

Inspiración bíblica

Christian Parker Gumucio, doctor en Sociología y experto en religiones a nivel latinoamericano del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile, explicó a BBC Mundo que “el uso de marihuana como cualquier substancia psicotrópica en ritos, sobre todo de religiones populares, es bastante común”.

“En el caso de los rastafari, la hierba es considerada una manifestación de lo divino y su consumo, generalmente en rituales, es una forma de acceso a niveles de espiritualidad superior”, añadió.

Referencias bíblicas de los rastafari

En la Biblia del rey Jacobo, en inglés, los rastafari identifican varios pasajes puntuales. He aquí algunos ejemplos:

  • Génesis 1:29: “Miren, a ustedes les doy todas las plantas de la tierra que producen semilla y todos los árboles que dan fruto. Todo eso les servirá de alimento”.
  • Salmo 104:14: “Haces crecer los pastos para los animales, y las plantas que el hombre cultiva para sacar su pan de la tierra”.
  • Ezequiel 27:19: “Desde Uzal te traían vino, hierro forjado, canela y caña aromática, a cambio de tus mercancías”.
  • Isaías 43:24: “No has tenido que comprar caña aromática para traérmela como ofrenda…”.
  • Cantar de los Cantares 4:14: “Nardos y azafrán, caña aromática y canela, y toda clase de árboles de incienso, de mirra y de aloe”.
  • Apocalipsis 22:2: “En medio de la calle principal de la ciudad y a cada lado del río crecía el árbol de la vida, que da fruto cada mes… y las hojas del árbol sirven para sanar a las naciones”.
Un cultivador de marihuana muestra sus plantas en las afueras de Montevideo, Uruguay. Foto: AP.

Un cultivador de marihuana muestra sus plantas en las afueras de Montevideo, Uruguay. Foto: AP.

Los rastafari se inspiran en versículos bíblicos, notablemente del Génesis, los Salmos, el Cantar de los Cantares y el Apocalipsis, donde ellos entienden que la caña aromática es el cannabis.

“Lo consumen en un contexto sagrado y parte de ese contexto lo da el libro sagrado”, puntualizó. “En ese sentido, para entenderlo desde el cristianismo, es parte de una liturgia y toda liturgia conlleva una lectura de la palabra”.

Según la creencia rastafari, se encontraron restos de la planta en la tumba de Salomón, a quien se atribuye la autoría del Cantar de los Cantares.

“Este ritual estaría remitido a su relación con el rey Salomón y la reina de Saba”, explicó Parker. “El uso actual de la marihuana está así legitimado religiosamente a raíz de esta referencia a la historia de Israel y el uso del cáñamo en la Biblia”.

Y es que el movimiento rasta surgió en Jamaica en la década de 1930, con la convicción de que Haile Selassie I, emperador de Etiopía, era la tercera reencarnación de Jah (Dios). Y la historia de Salomón nos lleva a ese territorio, en el actual país africano.

Prohibición

Maxine Stowe especificó que la ganja “te relaja para meditar, te hace tomar muchas direcciones y no simplemente enfocarte en producir para tu sociedad, que es lo que busca la industrialización”. Esto incluso contrapone la visión rastafari con tradiciones religiosas que la inspiran, como el judaísmo y el cristianismo.

“Todo lo que sabemos es que la iglesia judeocristiana, al tratar de imponer normas y regulaciones para civilizar a los pueblos indígenas del mundo, buscó retirar su concepto de Dios o su aproximación a lo divino, los hicieron ir a sus iglesias y tomar pan y vino, sus sustancias”, agregó.

“Para mí es una dominación colonial”. La marihuana fue ilegalizada en Jamaica en 1913, según Stowe en el contexto de una situación compleja de la industria del cáñamo, relacionada con su comercio e industrialización, “aunque culturalmente su ilegalidad surgió en Estados Unidos”.

“En esa época, al mezclarse México y las otras culturas del Caribe con el movimiento afroamericano, se determinó que esta planta sería ilegal y fue convertida en sustancia prohibida”, relató Stowe.

“La prohibición estuvo directamente relacionada con la gente de color, no con ningún aspecto negativo de la planta”. agregó. “Tenía sentido entonces que surgiera la cultura rastafari en la década de 1930 y que pidiera su legalización”.

bob-marley

Bob Marley fue multado por un tribunal londinense en 1977 por posesión de cannabis.

Reggae y hoja de coca

Stowe aseguró que fumar ganja no interfiere con el trabajo, pues “los rastafari somos empresarios autónomos, creamos nuestra propia economía”. “Nadie me puede decir que no fume en el negocio porque es mi propio negocio”, dijo.

“Los principales exponentes de nuestra cultura son los músicos, pues la ganja forma parte de la creación musical”. El nombre por excelencia asociado a la música popular jamaiquina, el reggae, es el de Bob Marley, quien contribuyó en gran medida a difundir la filosofía rasta por el mundo.

Para algunos, la lucha por el derecho a fumar cannabis -algo que Marley hacía con entusiasmo, al punto de ser multado por posesión durante una visita a Londres- se podría comparar con la defensa de la hoja de coca por el presidente de Bolivia, Evo Morales.

“Es una planta psicotrópica usada por las culturas indígenas para participar de la divinidad de sus seres”, afirma Stowe. Al igual que la ganja, en la región andina la coca -aunque no se fume- es considerada una hoja sagrada.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado

De Belén a Nazaret: cómo se identificaron los primeros sitios fundamentales del cristianismo

Cuando llega la Navidad -aunque este año la COVID-19 hace que todo sea distinto- Belén se transforma en un foco de atención por ser el sitio donde nació Jesús. Pero a partir de qué momento los cristianos empezaron a considerar ciertos lugares como santos?
7 de diciembre, 2021
Comparte

Cada Navidad, Belén se convierte en un foco de atención mundial como el escenario de la Natividad (el nacimiento de Cristo).

Casi todos los años, el centro de la ciudad está lleno de peregrinos cristianos. De hecho, muchas personas viajan a Tierra Santa durante todo el año para visitar lugares de importancia religiosa, ya sea en Jerusalén, Nazaret o alrededor del Mar de Galilea.

Pero, ¿cuándo empezaron los cristianos a considerar ciertos lugares como santos y empezaron a viajar a ellos en peregrinación?

Después de mi trabajo arqueológico en Nazaret, decidí investigar utilizando tanto fuentes escritas antiguas como evidencia arqueológica.

Según los evangelios, Cristo enseñó que no existe algo así como un “lugar santo”. Pero para el siglo III, cristianos prominentes como Alejandro, más tarde obispo de Jerusalén, y el renombrado erudito Orígenes de Alejandría estaban buscando lugares mencionados en la Biblia.

Incluso antes, a mediados del siglo II, el escritor cristiano Justino Mártir sabía de una cueva en Belén que se decía que era el lugar de la Natividad.

El evangelio de Santiago, a veces llamado el Protoevangelio de Santiago -que data del siglo II- también menciona una cueva de este tipo en Belén.

Si bien estos escritores podrían estar refiriéndose a diferentes cuevas, atestiguan que Belén tenía al menos un lugar santo cristiano después una generación o dos de la composición del Evangelio de Juan, el último de los evangelios canónicos.

Iglesias con cuevas

Fuentes escritas muestran otros lugares santos cristianos en una fecha igualmente temprana.

A una cueva en el Monte de los Olivos, a las afueras de la antigua Jerusalén, se le asignó un significado cristiano en los “Hechos de Juan”, probablemente escritos a fines del siglo II.

Capilla del Campo de los Pastores

Getty Images
La Capilla del Campo de los Pastores, un lugar a las afueras de Belén donde se creía que los ángeles habían anunciado el nacimiento de Cristo, es otro de los sitios de peregrinación cristiana.

Dentro de la propia Jerusalén, la tumba del siglo I que más tarde fue reverenciada como el lugar del entierro de Cristo y de la Resurrección (el Santo Sepulcro), pudo haber sido identificada como tal en el siglo II.

El historiador del siglo IV Eusebio dice que Adriano construyó un templo sobre la tumba en oposición a su significado cristiano y, como Adriano construyó templos en o cerca tanto del templo judío en Jerusalén como del santuario samaritano más importante del Monte Gerizim, esto puede ser más que una especulación romana tardía.

El relato de Eusebio también es consistente con la evidencia arqueológica de un edificio romano monumental en el sitio del Santo Sepulcro posterior a la tumba del siglo I y antes de la iglesia de peregrinación del siglo IV allí (la Iglesia del Santo Sepulcro).

Otras siete iglesias de peregrinación del siglo IV se encontraban en sitios con cuevas al menos parcialmente excavadas en la roca, en lugar de ser cavernas totalmente naturales.

Además de la Iglesia de la Natividad en Belén, donde nació Jesús, estas incluían: la Capilla del Campo de los Pastores, un lugar a las afueras de Belén donde se creía que los ángeles habían anunciado el nacimiento de Cristo; la iglesia “Eleona” (olivar) en el Monte de los Olivos, un sitio asociado con la Ascensión cuando Cristo regresó al Cielo; Getsemaní, donde Jesús fue traicionado por Judas, y Tabgha junto al mar de Galilea, cerca de lo que se creía que era el lugar del Sermón del Monte.

También hubo dos en Nazaret, asociados con la Anunciación -el anuncio a María hecho por el ángel – y con el hogar de la infancia de Jesús.

Todas estas iglesias del siglo IV estaban ubicadas en referencia a las cuevas o estaban en realidad dentro de ellas.

Belén

Getty Images
Esta celebración navideña tuvo lugar en Belén en 2019.

Por lo tanto, probablemente se entendió que estas cuevas marcaban la ubicación de los eventos asociados con sus sitios en el siglo IV.

Por ejemplo, en Belén, la Iglesia de la Natividad de principios del siglo IV fue diseñada específicamente para mostrar la cueva como el foco físico principal de la iglesia, y el altar estaba ubicado en la cueva misma.

Versiones respaldadas por evidencia

Solo por motivos arqueológicos, la mejor interpretación de este diseño es que la iglesia y su altar se posicionaron así debido a la importancia religiosa preexistente de la cueva.

Esta interpretación de las cuevas en general está respaldada por evidencia escrita.

Eusebio escribió en su “Vida de Constantino” que tres grandes iglesias imperiales se construyeron a principios del siglo IV en sitio donde tuvieron lugar momentos cruciales de los evangelios: la Iglesia del Santo Sepulcro, la Iglesia de la Natividad y la “Eleona”.

Todos estos edificios, dice Eusebio en su famosa “Historia Eclesiástica”, fueron construidos sobre “cuevas” preexistentes -una en realidad era una tumba excavada en la roca- asociadas con los eventos conmemorados por sus iglesias del siglo IV.

Peregrinación

Si al menos algunas de las cuevas en estos siete sitios fueron construidas o modificadas para indicar lugares de importancia cristiana antes del siglo IV, estas se encuentran entre las primeras estructuras específicamente cristianas conocidas hasta ahora.

Pero nada en ellas indica que hubo más de unas pocas personas locales involucradas en su construcción, y los variados detalles de su tamaño y estructura muestran que son producto de iniciativas separadas.

Capilla en Belén

Getty Images
Esta capilla en Belén es otro sitio frecuentado durante la peregrinación cristiana.

Esta forma de usar las cuevas también puede implicar que fueron visitadas por razones religiosas antes que sus iglesias del siglo IV, quizás la forma más temprana de peregrinación cristiana.

Si los eventos conmemorados por ellos fueran los mismos que las dedicaciones de sus iglesias posteriores, entonces formarían una secuencia narrativa desde la Anunciación hasta la Resurrección, con cada cueva (y la tumba en el sitio del Santo Sepulcro) asociada con un solo evento.

Por ello es posible que, incluso antes de que estos sitios fueran usados para las iglesias del siglo IV, los cristianos viajaran entre ellas en una secuencia siguiendo el orden de esos eventos en los evangelios.

Esto significa que la evidencia escrita y arqueológica indica que los orígenes de la topografía cristiana y la peregrinación fueron anteriores a lo que generalmente se supone.

De ser así, los constructores de iglesias imperiales del siglo IV heredaron -en lugar de crear- una red de lugares sagrados que probablemente había ido surgiendo gradualmente a lo largo de los siglos como consecuencia de iniciativas locales a pequeña escala, y quizás de bajo estatus.

* Esta nota fue publicada en The Conversation y reproducida aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original en inglés. Ken Dark es profesor de arqueología e historia de la Universidad de Reading, Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.