La Corte discutirá si las declaraciones patrimoniales de funcionarios deben ser públicas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La Corte discutirá si las declaraciones patrimoniales de funcionarios deben ser públicas

La Suprema Corte de Justicia decide esta semana si el derecho a la protección de datos personales exime o no a los funcionarios públicos de mostrar sus bienes para que la ciudadanía conozca si hay indicios de enriquecimiento ilícito o de conflictos de interés entre sus decisiones y sus negocios.
Por Majo Siscar
30 de junio, 2014
Comparte
Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJN). Foto: Cuartoscuro.

Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJN). Foto: Cuartoscuro.

Conocer anualmente el patrimonio de los gobernantes para prevenir o detectar actos de corrupción, especialmente casos de enriquecimiento ilícito y posibles conflictos de interés entre sus negocios personales y las decisiones que toman. Este es el objetivo que persigue el Centro de Análisis Fundar desde la legislatura pasada y ahora está en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quién decidirá esta semana si las declaraciones patrimoniales de los funcionarios deben ser públicas.

La Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos establece que los funcionarios están obligados a entregar al estado su declaración patrimonial pero solo se hará pública total o parcialmente “siempre y cuando se cuente con la autorización previa y específica del servidor público del que se trate”, como estipula el artículo 40.

Por ejemplo, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió en campaña a hacerla pública y lo hizo al mes y medio de ocupar la presidencia. El jefe del ejecutivo comunicó que tiene nueve propiedades, seis las reportó como donadas, una heredada y dos adquiridas en efectivo, en 1982 y en 2005. También reconoció que su salario es de 193 mil 478 pesos mensuales, información que ya estaba en la red por la Ley Federal de Transparencia. En cambio no específico el valor de sus propiedades, ni sus estados de cuenta o si tiene adeudos, ni tampoco incluyó los bienes de su cónyuge, Angélica Rivera, ni de ningún dependiente económico. Así, el gesto se convirtió en algo más mediático que en una verdadera rendición de cuentas.

El mandatario se comprometió a hacerlo después que en 2011 Fundar pidiera a la Auditoría Superior de la Federación las versiones públicas de las declaraciones patrimoniales de los 500 diputados de la legislatura pasada. La Auditoría se negó alegando que eso no era parte de sus competencias. Fundar recurrió a un amparo que se basaba en que el artículo 40 de la ley de responsabilidades administrativas que deja al criterio del legislador hacer pública o no su declaración, era inconstitucional al “hace absolutamente excluyentes la protección de datos personales y el principio de máxima publicidad: es decir, clasifica de manera tajante documentos que pueden incluir información pública”. El tribunal también negó el resurso de inconstitucionalidad por lo que acudieron a la Suprema Corte de Justicia. El ministro José Ramón Cossío apadrinó el caso pero solo él y otro ministro votaron a favor de la inconstitucionalidad del artículo. El resto votó en contra al alegar que el derecho a la protección de los datos personales de los diputados está al mismo nivel que el derecho a la transparencia.

Ahora vuelve a discutirse esta controversia, bajo la presentación del ministro José Fernando Franco González.  En lugar de enfocarse hacia la inconstitucionalidad del artículo 40, el máximo tribunal se pronunciará sobre si el derecho a la protección de los datos personales de los funcionarios públicos tienen el mismo peso que el derecho de la ciudadanía a la transparencia gubernamental y rendición de cuentas. Según lo expuesto por el ministro Franco, el umbral de protección de los datos personales de quienes desempeñan responsabilidades públicas tiene “menos resistencia normativa general que el que asiste a los ciudadanos ordinarios” pero, no hay “constitucional, legal e inclusive convencionalmente ese umbral diferente”.

El amparo solo es por los 500 diputados de la legislatura pasada pero lo que exige Fundar es que “se muestren versiones públicas de todos aquellos funcionarios que tienen cargos de responsabilidad y decisión, por ejemplo todos los legisladores, los cargos altos de los tres poderes del estado, su personal de confianza, pero hace falta un proceso de deliberación muy amplio sobre quiénes, pero sí todos aquellos que están más cercanos al manejo de recurso, contrataciones, diseño de concursos,…”, explica Guillermo Ávila, investigador de la organización.

Si los altos magistrados se pronuncian a favor de la transparencia de las declaraciones patrimoniales de los funcionarios, estaría en manos de los legisladores reformar la Ley de Responsabilidades Administrativas. Esta reforma se podría enmarcar en la próxima discusión de la Reforma Anticorrupción, Reforma anticorrupción, que está pendiente  en el Congreso.

Fundar aboga por que se haga una versión pública de la declaración patrimonial que incluya los ingresos netos cuyo origen no es el cargo público, el valor de las propiedades, los préstamos y otros pasivos, las inversiones y participaciones, pero que omita números de cuentas bancarias, los domicilios de las propiedades o las placas de los autos para proteger su intimidad y seguridad.

“Las declaraciones patrimoniales sirven para ver si hubo una variación patrimonial que pueda revelar enriquecimiento ilícito o para ver si a través de su cargo público pueden favorecer negocios personales, es decir que haya conflicto de interés, con la publicidad de sus declaraciones habría más control social y se reduciría la percepción de corrupción entre la ciudadanía”, explica Guillermo Ávila, investigador de Fundar. La petición toma relevancia en el marco de los escándalos por las participaciones en gasolineras del Secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell o la intención de hacer negocios en telecomunicaciones de la diputada Purificación Carpinteyro.

Ahora mismo la Auditoría Superior de la federación guarda las declaraciones patrimoniales de los diputados y la contraloría interna del Senado la de los senadores, pero no hay un mandato legal de investigarlos. De hacerse pública cualquier persona podría checarlo.

Para la senadora del PAN, Laura Rojas, experta en rendición de cuentas, establecer versiones públicas de las declaraciones patrimoniales sería una buena manera de “lograr un equilibrio entre la protección de datos de los funcionarios que es un derecho humano al que no se debe renunciar y la información que abone a la transparencia”.

“No podemos olvidar que México no es Suecia y que aquí si tenemos un problema de inseguridad que hace que gente tenga miedo a publicitar su patrimonio. No todos los políticos viven del erario público, hay empresarios o gente que ya tiene un patrimonio acumulado previo y que no quiere exponerse a que los secuestradores lo vean. Entiendo la necesidad de transparencia, combate a la corrupción y rendición de cuentas, pero la inseguridad es un elemento a tener en cuenta”.

En este sentido Fundar señala que buena parte de esa información, como los salarios o el lugar de trabajo ya está disponible: los sueldos que reciben por su cargo son información pública obligatoria, así como las prestaciones que recibe o el domicilio de su lugar de trabajo. “La seguridad es muy importante pero los altos funcionarios ya están muy expuestos públicamente, sus salarios, donde se mueven, no hay evidencias en ningún país de que el hecho de divulgar su declaración patrimonial aumente la inseguridad y en cambio si baja los índices de percepción de corrupción”.

Ante el inminente fallo de la SCJN, el ministro Franco señaló que las excepciones al derecho a la protección de datos personales “deben tener base constitucional… y estar consignados en la ley”, por lo que toca al legislador “juzgar cuáles son las razones de orden público para tomar una u otra decisión.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la transmisión de COVID entre quienes se han vacunado tres veces no causa alarma

La rápida propagación de la variante ómicron que ocurre particularmente entre poblaciones altamente vacunadas está creando dudas sobre la protección que pueden ofrecer las vacunas. No obstante, la inoculación sigue siendo la mejor opción contra covid.
8 de enero, 2022
Comparte

Cuando la variante ómicron surgió por primera vez en Sudáfrica en noviembre de 2021, hubo gran alarma ante la propagación exponencial de la infección. Esa fenomenal velocidad de propagación sobrepasa lo que hemos observado en variantes anteriores.

La tendencia se ha visto replicada en otras partes del mundo, incluyendo Reino Unido donde el número de infecciones se vio doblada cada dos días a comienzos de diciembre. Lo que aumentó la preocupación fue que esta rápida propagación estaba ocurriendo entre una población altamente vacunada (y por ende, en teoría, altamente inmune). ¿Estaría fallando la protección que nos daba la vacuna?

A simple vista, parecía que las vacunas no estaban funcionando. Pero eso depende de cómo se define la protección de una vacuna. Primero, ¿protege la vacuna contra la infección?

Actualmente hay amplia evidencia que muestra que las vacunas no son muy efectivas para evitar la infección de personas vacunadas o que propaguen la infección.

Eso estuvo gráficamente ilustrado por el evento súper propagador que tomó lugar en las Islas Feroe donde 21 de 33 trabajadores de la salud que estaban triple vacunados y asistieron una reunión privada se contagiaron de ómicron. Además, sucedió a pesar del hecho que varios se habían hecho una prueba PCR o de antígeno 36 horas antes del evento.

Algunos -especialmente los antivacuna- podrían tomar esto como prueba de que las vacunas no funcionan. Sin embargo, eso no es inesperado. Aún contra otras variantes, como delta, se sabe que las vacunas no ofrecen “inmunidad esterilizadora”, o sea, una prevención total de la infección.

Nadie ha afirmado que las vacunas de covid ofrecen inmunidad esterilizadora y que puede ser una meta alcanzable. En el mejor de los caos, ofrecen protección débil contra la infección. No obstante, esta protección débil podría ayudar a ralentizar la propagación de la infección.

La función de la tercera dosis

Lo que sí hacen las vacunas es proveer una protección excelente de otro tipo. Hasta ahora, las vacunas han demostrado que son muy buenas para prevenir la enfermedad severa. Esta protección es igualmente importante, si no más, porque mantienen a la mayoría de las personas infectadas lejos de los hospitales y de la muerte.

Contra la variante delta, la protección de las vacunas contra la enfermedad severa y muerte por covid fue más de 90% con relativamente poco decaimiento de protección a lo largo de por lo menos cinco meses después de dos dosis.

Cuando se descubrió ómicron por primera vez, hubo preocupación de que las mutaciones que produciría podrían permitirle eludir la protección de las vacunas. En efecto, los datos sugieren que dos dosis de las vacunas Pfizer o AstraZeneca ofrecían protección limitada contra ómicron.

Una anciana se prepara para recibir la cuarta dosis de la vacuna contra covid en Israel, 6 de enero de 2022

Getty Images
Es especialmente importante tener completamente vacunados a los más vulnerables.

Felizmente, esta protección de la vacuna fue restablecida rápidamente por la dosis de refuerzo, y por eso está la urgencia de “reforzar” a la población.

Esto es especialmente importante para lo que son más vulnerables, como los ancianos, que, comparados con la población en general, para empezar corren riesgos más altos de contraer covid severa. Una persona de 80 años de edad tiene un riesgo 300 veces más alto de contraer covid severa comparada a una adulta menor de 40 años.

También es vital no olvidar que mientras ómicron puede ser menos severa para los vacunados, sigue siendo una infección peligrosa para los no vacunados.

El hecho que la inmunidad esterilizadora contra covid no exista actualmente probablemente pone en duda si la “inmunidad de rebaño” pondrá fin a la pandemia.

Lo que se cree aquí es que si suficiente gente adquiere inmunidad y esta inmunidad bloquea la transmisión, el virus se irá muriendo pues habrá menos y menos gente que infectar.

Sistemas de salud bajo presión

Sin embargo, como lo ha demostrado ómicron, las reinfecciones pueden ocurrir aún entre las poblaciones altamente vacunadas como las de Reino Unido e Israel. Se informa que ómicron tiene una tasa más alta de reinfección que otras variantes, y cinco veces más comparada con delta.

Aunque las infecciones de ómicron parecen ser menos severas, su mayor riesgo de contagio significa que más personas se están infectando. Es más, Reino Unido está registrando sus niveles más altos de infección en los últimos dos años.

Dos enfermeras en Francia cuidan de una paciente con covid, 5 de enero de 2022

Getty Images
El gran número de pacientes con una enfermedad menos severa todavía puede ejercer mucha presión sobre los ya menguados servicios de salud.

Mientras que estos no se están traduciendo en niveles más altos de ingreso a la unidades de cuidado intensivo, el gran número de pacientes con una enfermedad menos severa todavía puede ejercer mucha presión sobre los ya menguados servicios de salud.

Además de eso, los más altos niveles de enfermedad entre el personal y más el que tiene que aislarse debido a la infección añaden más presión al sistema de cuidados de la salud.

Este problema no está limitado sólo al cuidado de salud sino a lo ancho y largo de la sociedad en general donde las altas cifras de infección pueden causar alteraciones significativas.

De manera que las vacunas no son la única solución. Otras medidas de protección, como las mascarillas, más pruebas y mejor ventilación, juegan un papel importante.

Las semanas venideras auguran ser un desafío a medida que la gente regresa al trabajo y las escuelas después de las vacaciones, lo que podría conducir a más infecciones.

Mejor que hace un año

Médico se prepara para aplicar una vacuna

Getty Images
Aún cuando la situación quede bajo control y la enfermedad sea más predecible, se requerirán inmunizaciones anuales, tal como se hace con la influenza.

Pero no todo el panorama es pesimista, y la situación actual es ciertamente mejor que hace un año. En muchos países de altos ingresos que tienen amplia cobertura de inmunización, la pandemia está gradualmente haciendo la transición hacia una situación endémica.

En ese momento, el virus todavía estará presente, pero la enfermedad será más predecible. Habrá niveles altos de la población con inmunidad ya sea por vacunación o infección natural que significarán menos hospitalizaciones y muertes relacionadas a la covid.

Se requerirán inmunizaciones anuales contra covid, particularmente de los más vulnerables, para mantener una protección de inmunidad para ellos. Pero todavía no hemos llegado a eso.

Los virus mutan todo el tiempo y probablemente otras variantes de covid surgirán en el futuro que puedan evadir la inmunidad y causar reinfecciones, como pasa con los coronavirus humanos comunes y la gripe de la influenza.

Aunque por suerte ómicron parece ser menos severa, permanece el riesgo del surgimiento de más variantes que puedan incluir una más severa. Las vacunas siguen siendo la mejor opción contra estas.

*Andrew Lee es profesor de Salud Pública de la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Su artículo original fue publicado en The Conversation cuya versión en inglés puedes leer aquí


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e4xWoH-aijs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.