Obama pide 2 mil 280 mdd por la crisis de niños migrantes; 9 veces más de lo que invierte en Centroamérica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Obama pide 2 mil 280 mdd por la crisis de niños migrantes; 9 veces más de lo que invierte en Centroamérica

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) llamó a la clase política estadounidense “a hacer un examen de conciencia” sobre las motivaciones que impulsan a los niños a huir de sus países, mientras Estados Unidos gasta en Centroamérica apenas el 11% del dinero que busca invertir en albergar a estos menores y expulsarlos.
Por Manu Ureste
27 de junio, 2014
Comparte
Estados Unidos anunció que detuvo a 47 mil niños migrantes. //Foto: AP

El pasado 17 de junio, el gobierno de Estados Unidos anunció que detuvo a 47 mil niños migrantes desde octubre a lo que va de año, un 92% más que en 2013. //Foto: AP

El Gobierno de Estados Unidos busca invertir nueve veces más en atender la situación generada por la oleada de niños migrantes que saturan los centros de detención en el sur de la frontera, que en el desarrollo de los países de Centroamérica.

Esto, luego que la Administración Obama solicitara al Congreso de Estados Unidos la aprobación de mil 412 millones de dólares adicionales para el Departamento de Salud y Servicios Humanos, instancia que para este 2014 ya tenía presupuestado 868 millones de dólares, y que es la encargada de gestionar los albergues y centros de detención en los que, tal y como publicó la agencia de noticias AP, miles de menores esperan hacinados en celdas de concreto a ser deportados. 

Por lo que, de acuerdo con el pronóstico de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, el costo total para atender a los niños migrantes se elevaría a 2 mil 280 millones de dólares. Monto que supera hasta nueve veces la ayuda de 253 millones de dólares que, el pasado 20 de junio, anunció el vicepresidente Joe Biden para el desarrollo y el combate al crimen en Centroamérica.

Ante esta situación, y luego que se diera a conocer la detención de 47 mil menores no acompañados por la Patrulla Fronteriza de octubre a lo que va de 2014 –un 92% más en comparación con 2013-, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), llamó a la clase política estadounidense “a hacer un examen de conciencia” sobre las motivaciones que impulsan a estos niños a huir de sus países, mientras Estados Unidos gasta en Centroamérica apenas el 11% del dinero que busca invertir en albergarlos y expulsarlos.

“La impresión de ver a todos estos niños, literalmente a los pies de nuestra puerta, debe impulsar a los políticos a hacer un examen de conciencia del por qué los menores huyen, por qué los padres les permiten huir, y si tiene sentido gastar millones de dólares deteniendo y deportando a niños centroamericanos”, plantea Geoff Thale, director de programas WOLA, en un comunicado que recientemente emitió la organización civil defensora de los derechos humanos.

En este mismo sentido, Adam Isacson, coordinador principal del Programa de Seguridad Regional de WOLA, y coautor junto con Maureen Meyer del informe ‘La otra frontera de México(que puedes leer aquí íntegro) critica en una entrevista con Animal Político este marcado contraste de la inversión que busca realizar el gobierno de Obama para solucionar un conflicto que el propio mandatario calificó como “un asunto humanitario urgente”.

“Lo que el Gobierno Obama está buscando es que el Congreso apruebe otros mil 400 millones adicionales, sólo para abordar el tema de los niños migrantes. Es decir, para albergarlos y deportarlos posteriormente. No obstante, además de este dinero, hay que tener en cuenta que el presupuesto de la Patrulla Fronteriza por sí solo es de 3 mil 800 millones de dólares. Y además se estima que, en conjunto, Estados Unidos gasta en ‘inmigration enforcement’ 18 mil millones para resguardar su frontera sur”, expone Isacson.

“En cambio –añade-, el dinero invertido por Estados Unidos desde el 2008 en Centroamérica –cuando a la par del Plan Mérida en México se puso en marcha la Iniciativa de Seguridad Regional de América Central (Central America Security Initiativa, CARSI por sus siglas en inglés)-, solo suma 800 millones de dólares en seis años”.

A continuación, Isacson explica que ese dinero, tanto los 800 millones del CARSI, como el paquete de 253 millones recientemente anunciado por Biden, se ha centrado mayoritariamente en fortalecer la seguridad de la zona –a pesar de estos programas, según la ONU Honduras es el país con la tasa de homicidios más alta del mundo en la actualidad, con 90.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes-, y no tanto a la creación de oportunidades para la ciudadanía.

“Gran parte de esa ayuda ha estado enfocada a la guerra antidrogas y no en crear oportunidades para los jóvenes centroamericanos. Es decir, se ha destinado para la creación y mantenimiento de unidades especializadas de policía y fuerzas armadas, principalmente, así como para erradicar el tráfico de drogas y buscar capos en la zona”, señala el integrante de WOLA, que aunque admite a colación que algo de ese recurso sí se ha destinado a la realización de reformas judiciales y para crear puestos de trabajo, vuelve a incidir en que “esta ayuda ha sido muy dispersa entre los siete países de Centroamérica, que además han participado muy poco en la iniciativa”.

Gráfica: Mariana Hernández

Gráfica: Mariana Hernández

“No se debe medir el éxito en toneladas de droga incautadas”

Cuestionado sobre las iniciativas que plantea la Oficina de Washington en Latinoamérica para dar una solución con perspectiva de futuro a la crisis de los niños migrantes, el coautor del informe ‘La otra frontera de México’ expone que el gobierno de Estados Unidos debe invertir en programas de desarrollo y también de seguridad, aunque en éstos deben estar involucrados grupos comunitarios locales, las iglesias, la policía, así como las agencias de servicio social y de los gobiernos centroamericanos.

“Principalmente, la recomendación que hacemos es enfocar las ayudas a proteger a la población y a dar oportunidades a los jóvenes en las comunidades que son más expulsoras de migrantes –indica el experto-. Porque lo que hemos visto es que las ayudas se han gastado en otras zonas de tránsito principalmente, en las fronteras. Sin embargo, en las zonas más expulsoras como Tegucigalpa o San Pedro Sula, en Honduras, no se invierte tanto en las policías comunitarias, en fortalecer el sistema de justicia, o en programas de capacitación para jóvenes”.

Y para completar el argumento, Adam Isacson recuerda que “hay muchas experiencias en Centroamérica que sí han funcionado y que deben replicarse”.

Por ejemplo, dice, está el caso del suburbio salvadoreño de Santa Tecla, en el cual, tras un esfuerzo de varios años que comenzó en 2003, se consiguió reducir un 40% el número de homicidios en comparación con las tasas de las comunidades cercanas, a través de los consejos comunitarios y los programas de prevención de la violencia local.

“Es cierto que es importante el desmantelamiento de las redes criminales y de los grupos del crimen organizado –señala Isacson para concluir-. Pero hay que repetir más estas experiencias positivas en Centroamérica y no medir tanto el éxito en las toneladas de droga incautadas, ni tampoco en la captura de grandes capos”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jacob Blake: el caso del afroestadounidense baleado por la policía que reencendió las protestas en EU

Las autoridades del estado de Wisconsin investigan el tiroteo que dejó a un hombre herido de gravedad en Kenosha. Un video muestra cómo un agente disparó en varias ocasiones por la espalda de la víctima.
24 de agosto, 2020
Comparte
Un manifestante confronta a un policía en Kenosha

Reuters
Habitantes de Kenosha llevaron a cabo una protesta contra la policía el domingo por la noche.

ADVERTENCIA: Esta nota contiene un enlace con imágenes del momento en que Blake es tiroteado.

La llamada a la policía por un incidente doméstico terminó con el tiroteo de un hombre afroestadounidense en el estado de Wisconsin, en el norte de EE.UU., un incidente que ha vuelto a despertar masivas protestas contra la fuerza policial.

La víctima, identificado como Jacob Blake, fue llevado grave a un hospital donde recibió una cirugía y fue ingresado en cuidados intensivos, indicó su familia.

Un video publicado en internet muestra aparentemente a Blake recibiendo disparos en la espalda mientras intentaba entrar a un vehículo en una calle en la localidad de Kenosha.

Las autoridades emitieron una declaratoria de toque de queda de emergencia después de que se registraran disturbios tras el tiroteo.

Cientos de personas marcharon hacia la sede de la policía el domingo por la noche. Vehículos fueron incendiados mientras muchos manifestantes gritaban: “No nos marcharemos”.

Un incendio en las protestas en Kenosha

Reuters
Las protestas derivaron en disturbios en Kenosha.

En tanto, la policía instó a los negocios que abren las 24 horas a considerar un cierre debido a las “numerosas” denuncias sobre robos a mano armada y disparos.

Los agentes utilizaron gases lacrimógenos para tratar de dispersar a cientos de manifestantes que desafiaron el toque de queda en todo el condado.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, condenó los disparos contra Blake, quien presuntamente estaba desarmado.

“Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden en nuestro estado o en nuestro país”, escribió Evers en un comunicado.

Map

El tiroteo se produce en medio de un aumento de las tensiones en Estados Unidos por el racismo y la brutalidad policial tras la muerte del afroamericano George Floyd en mayo pasado.

¿Qué sucedió?

El Departamento de Policía de Kenosha dijo que el “el tiroteo que involucra a un oficial” ocurrió poco después de las 17:00 del domingo (22:00 GMT).

La policía respondió a un “incidente doméstico”, indicaron las autoridades sin dar más detalles sobre qué provocó el tiroteo.

Inicialmente no había quedado claro quién llamó a la policía y qué sucedió antes de que comenzara la grabación del video dado a conocer en redes sociales.

En las imágenes se puede ver a tres agentes apuntando sus armas a un hombre, identificado como Blake, mientras camina alrededor de una camioneta estacionada.

‪Wisconsin: 29 year old Jacob Blake was shot – while walking away from Kenosha Police. His 3 sons were in the SUV. His crime: eyewitnesses say he broke up a fight between two women. CBS46

Posted by Shon Gables CBS46 on Monday, August 24, 2020

Cuando abre la puerta e intenta abordar, se puede ver a un oficial tomándolo de su camiseta y abriendo fuego. Se escuchan siete detonaciones, mientras testigos gritan.

Los agentes proporcionaron “ayuda inmediata” a Blake, según la policía local. El hombre fue trasladado de gravedad a un hospital de Milwaukee.

Los nombres de los policías involucrados no fueron dados a conocer de manera inmediata, pero fueron puestos bajo licencia administrativa. El Departamento de Justicia de Wisconsin inició una investigación del incidente.

“Vieron a un policía disparar contra su padre”

Hasta el lunes por la mañana, hora local, más de 18,000 personas habían firmado una petición en Change.org pidiendo que se imputaran cargos a los agentes involucrados.

El destacado abogado de derechos civiles Ben Crump, al que acudió la familia, dijo en Twitter que los tres hijos de Blake estaban en el vehículo cuando le dispararon.

“Vieron a un policía disparar contra su padre. Estarán traumatizados para siempre. No podemos permitir que los oficiales violen su deber de PROTEGERNOS”, escribió.

Dijo que el tiroteo ocurrió después de que Blake intentara detener una pelea entre dos mujeres.

Otros testigos también le dijeron al sitio de noticias local Kenosha News que Blake había intentado separar a las dos mujeres y que la policía amagó con usar una pistolas de descargas eléctricas taser contra él antes del tiroteo.

Una protesta en Kenosha

Reuters
Las autoridades no identificaron a los policías implicados.

Clyde McLemore, un portavoz de la célula local del movimiento Black Lives Matter (BLM), dijo a los reporteros que “la frustración está hirviendo hasta la cima y estamos enfermos y cansados”.

Las recientes protestas de BLM estallaron en Estados Unidos y en otros países después de que el afroamericano George Floyd fuera asesinado bajo custodia policial en el estado vecino de Minnesota, en mayo pasado.

Un oficial de policía blanco se colocó sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, lo que presuntamente llevó a la muerte del hombre afroestadounidense.

El oficial, Derek Chauvin, fue acusado de asesinato.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.