18 links para conocer a John Banville
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

18 links para conocer a John Banville

El escritor irlandés fue declarado ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014, por su “inteligente, honda y original creación novelesca”.
4 de junio, 2014
Comparte
John Banville. Foto: Wiki Commons.

John Banville. Foto: Wiki Commons.

El escritor irlandés John Banville fue hoy, 4 de junio, declarado ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014, por su “inteligente, honda y original creación novelesca”, informó el jurado reunido en Oviedo, norte de España.

El presidente del jurado, el titular de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua, indicó que se premia al otro yo de Banville, Benjamin Black (nombre con que firmó una serie de novela negra) “que es autor de turbadoras y críticas novelas policiacas”.

El jurado consideró que Banville (Wexford, Irlanda, 1945) tiene una prosa que “se abre a deslumbrantes espacios líricos a través de referencias culturales donde se revitalizan los mitos clásicos y la belleza va de la mano de la ironía”.

“Al mismo tiempo, muestra un análisis intenso de complejos seres humanos que nos atrapan en su descenso a la oscuridad de la vileza o en su fraternidad existencial”, recalcó el jurado.

Abundó que “cada creación suya atrae y deleita por la maestría en el desarrollo de la trama y en el dominio de los registros y matices expresivos, y por su reflexión sobre los secretos del corazón humano”.

Banville tiene una larga carrera en las letras, su Long Lankin, una recopilación de relatos cortos, apareció en 1970, seguido por Nightspawn (1971) y Birchwood (1973), sus primeras novelas.

Es considerado por algunos críticos como el “heredero natural” de Nabokov, su estilo es reconocido por su prosa precisa y el uso del humor negro en boca de la persona del narrador.

Entre otras obras reconocidas, Dr. Copernicus (1976); Kepler (1981); The Newton Letter: An Interlude (1982); El libro de las pruebas (1989); Ghosts (1993); Athena (1995); El intocable (1997); Eclipse (2000); Imposturas (2002).

Asimismo, Prague Pictures: Portrait of a City (2003); El mar (2005), Los infinitos (2009); Antigua luz (2012), y con el pseudónimo de Benjamin Black inició en 2006 con Christine Falls una serie de thrillers protagonizados por el patólogo forense Quirke.

En esa serie se incluye The Silver Swan (El otro nombre de Laura) en 2007; The Lemur (2008); Elegy for April (En busca de April, 2011); Muerte en verano (2012); Venganza (2013) y Holy Orders (2013).

Como Benjamin Black ha publicado también La rubia de ojos negros (2014), en la que resucita al detective Philip Marlowe de Raymond Chandler.

Entrevistas:

John Banville entrevista a Salman Rushdie: “Retrato del escritor perseguido” en Nexos.

En El País: “Banville recupera el espíritu de Raymond Chandler”.

“El único deber de un autor es escribir buenas novelas”.

En ABC: “Me avergüenzan mis novelas”.

En The Guardian: “Quirke comes from the damaged recesses of my Irish soul”.

En Los Angeles Review of Books: “I Hate Genre”.

Entrevista en video en la National Library of Ireland en junio de 2008.

En El Cultural: “Mi mayor ambición sería escribir una novela negra sin crimen”.

En Letras Libres “El escritor canalla de Irlanda”.

Reseñas:

John Banville en The New Yorker.

Sobre Antigua luz en El País.

Sobre Los infinitos en Letras Libres.

Sobre El mar en Letras Libres.

Sobre Eclipse en Letras Libres.

“Banville: Dios está en los detalles” en Letras Libres.

“El curioso caso de Benjamin Black” en Letras Libres.

“Benjamin Black: El novelista patólogo” en Nexos.

“La ficción consiste en soñar mientras estás despierto” en ABC.

En esta edición del Príncipe de Asturias de las Letras concurrían un total de 24 candidaturas procedentes de Argentina, Cuba, Chile, China, Egipto, Estados Unidos, Grecia, Irlanda, Italia, Japón, Mozambique, Reino Unido, Uruguay y España.

Se trata del quinto de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo cuarta edición.

En semanas recientes se anunciaron los premios de las Artes, al arquitecto estadunidense Frank O. Gehry; de Ciencias Sociales, al historiador francés Joseph Pérez; de Comunicación y Humanidades, al humorista gráfico argentino español Joaquín Salvador Lavado Tejón, Quino.

Asimismo, el de Investigación Científica y Técnica a los químicos Avelino Corma Canós (España), Mark E. Davis (Estados Unidos) y Galen D. Stucky (Estados Unidos).

En las próximas semanas se fallarán los correspondientes al de Cooperación Internacional y Deportes, y el de la Concordia se fallará el próximo mes de septiembre.

Los Premios Príncipe de Asturias, concedidos por primera vez en 1981, están dotados con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50 mil euros (unos 65 mil dólares), un diploma y una insignia, y se entregarán en otoño próximo en Oviedo.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.