Refugiados en México, en el olvido y marginados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Refugiados en México, en el olvido y marginados

En el Día Mundial del Refugiado, organizaciones civiles denuncian que una vez que los extranjeros encuentran espacio en el país, se enfrentan a dificultades para insertarse en la vida social, económica, cultural y política.
Por Tania L. Montalvo
20 de junio, 2014
Comparte
Refugiados de Haití en México. Foto: Cuartoscuro.

Refugiados de Haití en México. Foto: Cuartoscuro.

Una vez que las personas que reciben refugio en México tienen en sus manos el documento que los reconoce como tales, se enfrentan al olvido de las autoridades y a la discriminación social.

El país no cuenta con programas específicos para dar apoyo a los refugiados que no hablan español y tampoco distribuye suficiente información para que en oficinas de gobierno y en empresas privadas se reconozca el documento de residencia como una identificación oficial mexicana que los hace merecedores de derechos y obligaciones como el resto de los ciudadanos.

“Algo tan sencillo como que para abrir una cuenta de banco no se toma el documento como una identificación oficial, esto acarrea diversos problemas. Por ejemplo, sí ellos consiguen un empleo y les pagan vía nómina con un depósito bancario, no pueden abrir la cuenta porque no tienen pasaporte. Las empresas no tienen información sobre qué implica tener estatus de refugiado y un documento de residencia que lo pruebe”, dijo en entrevista la coordinadora de Atención y Servicios de la organización Sin Fronteras, Carolina Carreño, tras recordar que el 20 de junio se conmemora el Día Mundial de los Refugiados.

Otras dificultades a las que se enfrentan los refugiados en México es a la discriminación laboral, pues según lo visto por Sin Fronteras, todavía hay empresas que se niegan a equiparar las capacidades de las personas extranjeras a la de los mexicanos, además de que imperan los estereotipos que vinculan a personas de origen centroamericano con violencia y pandillas, a colombianos con narcotráfico o a anglosajones con que tienen un “espíritu de conquista”; sólo por mencionar algunos.

“México no conoce a las personas extranjeras que están conviviendo con los mexicanos, hay poco conocimiento de las personas refugiadas. El documento de identidad es poco conocido y poco usado en instituciones tanto públicas como privadas como documento de identidad que los hace merecedores de los mismos derechos y obligaciones. Esto los invisibiliza y les hace difícil acceder a programas gubernamentales”.

El tema educativo tampoco está exento de estos problemas. Sin Fronteras considera que es necesario que en escuelas tanto públicas como privadas reciban capacitación anual sobre el tema de refugiados, pues lo más común es que no se pueda inscribir a los niños porque exigen un acta de nacimiento o un certificado de estudios, que la mayoría de las veces, las personas refugiadas no tienen.

“En estos casos debe ser prioridad el interés superior del niño, falta información en las escuelas sobre cómo los refugiados salen de sus países por una situación de emergencia que les impide tener esa documentación y que por eso cuentan con un documento de residencia”.

refugiados

El caso de Sergei

Sergei es un pequeño que nació en Haití y llegó a México en 2008, cuando tenía un año y 10 meses de edad. La forma en la que él y su familia encontraron espacio para adaptarse a la sociedad mexicana es una muestra de lo que ocurre con los refugiados cuando son abandonados por las autoridades, pero también de cómo tras recibir apoyo de organizaciones civiles, lograron salir adelante.

El primer problema al que se enfrentó esta familia haitiana es que Sergei aprendió en poco tiempo a hablar español y dejó a un lado su lengua materna, el creole; mientras que su madre, Claudette, tenía dificultades con el idioma, por lo que era complicado comunicarse.

El padre de Sergei llegó a México en 2007 y recibió refugio tras comprobar persecución política.

En 2011, nació su hermano Miguel, quien falleció un año después cuando se comprobó que tenía SIDA y que sus padres —que ya vivían separados— eran portadores de VIH.

Cuando tenía 6 años de edad, Sergei comenzó a tener problemas de aprendizaje, se complicó todavía más la comunicación con su madre y fue víctima de maltrato de parte de su padre.

Claudette no podía hacerse cargo del menor y no contaba con apoyo en el país para hacer frente a la situación, por lo que Sergei empezó a vivir situación de calle.

Es en estas circunstancias, diferentes organizaciones se unieron para dar atención al menor y para apoyar a Claudette para que recibiera atención médica y psicológica. Ella actualmente asiste a una escuela para adultos mientras que el pequeño, que fue acogido por una institución, es el tercer lugar en aprovechamiento de su clase.

“Sí la familia no hubiera recibido ayuda de organizaciones civiles no hubiera podido encontrar rumbo para estar bien. Es importante que como refugiados sepan que tienen derecho a recibir atención, tener un empleo, adaptarse a la sociedad de acogida”, explicó Carolina Carreño de Sin Fronteras.

Según las cifras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados —instancia que depende de la Secretaría de Gobernación— de 2002 a 2013 se ha dado refugio a mil 674 personas. Lo que representa menos del 25% del total de solicitudes recibidas.

De 2009 a 2012 las solicitudes de refugio a México aumentaron un 90.5%, pero el promedio anual de personas refugiadas es de 226.

“No hay una estadística precisa, pero muchas de estas personas incluso ya no deben estar en el país. Según lo que ha observado Sin Fronteras al menos el 50% de los refugiados deciden continuar buscando un lugar para vivir porque no encuentran en México oportunidades para insertarse a nivel sociocultural, político o económico”.

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué ha sido de al Qaeda, el grupo responsable de los ataques a las Torres Gemelas?

Han pasado 19 años desde los impactantes ataques contra Estados Unidos que motivaron, entre otras, una campaña militar para eliminar a al Qaeda. El grupo sigue activo.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En el 19º aniversario de los ataques de 11-S en Estados Unidos, el grupo responsable de los mismos -al Qaeda, que tenía base en Afganistán- se encuentra en un estado de caos.

Su filial en Siria fue silenciada en junio por una fuerza rival; en Yemen cayó derrotada a manos de rebeldes poco después de perder a su líder en un ataque con drones de EE.UU.; y el jefe de la filial en el Norte de África murió en un ataque de Francia en Mali, en junio, y todavía no tiene reemplazo.

Entretanto, el dirigente de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha estado atípicamente ausente, dando pie a la especulación que pueda haber muerto o estar incapacitado.

Pero las filiales de al Qaeda en África, en Somalia y Mali, continúan siendo una poderosa fuerza.

Ideológicamente, al Qaeda enfrenta un dilema que le es familiar: modernizarse y demostrar flexibilidad para ganar adeptos entre musulmanes comunes y corrientes, y básicamente sobrevivir; o aferrarse a sus estrictos principios yihadistas y arriesgarse a alienar a los musulmanes.

Cada una de esas rutas tiene sus riesgos.

La primera podría poner en peligro las credenciales del grupo extremista y generar cismas y la deserción de los miembros de línea dura, mientras que la segunda podría limitar significativamente la capacidad operacional, hasta el punto en que el grupo desaparezca.

Ataques recientes

En Siria, al Qaeda -representado por su inesperada filial Hurras al Din- no ha podido hacer avances. Esto se debe en parte a yihadistas rivales, por un lado y, por otro, a la cuidadosa vigilancia de la coalición liderada por EE.UU. de los efectivos de al Qaeda.

Además, el grupo no es popular en el terreno ya que los sirios interpretan la marca al Qaeda como una amenaza y un imán para operativos gubernamentales e internacionales.

Hurras al Din ha estado inactiva durante más de dos meses después de una fuerte reacción de grupos yihadistas más poderosos y la eliminación de algunos de sus altos comandantes en ataques aéreos atribuidos a EE.UU.

La filial del grupo en Yemen -al Qaeda en la Península Árabe (AQAP), fue en su momento la sucursal más temida de al Qaeda, pero ha sufrido una serie de golpes este año y, actualmente, es una de las filiales menos activas de la organización.

AQAP perdió a su líder en una ataque con drones de EE.UU. a finales de enero, y recientemente abandonó el control de su bastión en la provincia central de Bayda, gracias a la acción de rebeldes hutíes.

Exlíder de AQAP, Qasim al Raymi

Propaganda de AQAP
El fallecido líder de AQAP, Qasim al Raymi, había advertido de espías en una serie de videos.

Durante años, espías parecen haber infiltrado el grupo y facilitado la localización exacta de sus líderes.

También ha estado plagado de divisiones internas.

Un evento este año demostró que AQAP todavía sigue jugando el papel por el cuál más se le temía: coordinar ataques de “lobos solitarios” en Occidente.

En febrero, el grupo reivindicó el mortal ataque armado del pasado diciembre en la base naval de Pensacola, Florida, perpetrado por el militar saudita Mohammed Alshamrani, un vínculo luego confirmado por EE.UU.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM), una de la filiales menos activas de la organización, perdió a su líder argelino durante un ataque francés en Mali, a comienzos de junio.

Propaganda de AQIM

Propaganda de AQIM
La filiar de al Qaeda en el Norte de África ha mantenido vínculos estrechos con su grupo asociado en Mali.

Tres meses después, el grupo no ha nombrado a un sucesor.

No se sabe por qué no lo han hecho, pero -por la razón que fuere- el liderazgo vacante no deja un buen reflejo del grupo.

A grandes rasgos, Argelia y África del Norte continúan presentando dificultades para el avance de al Qaeda, dado el infame legado de los yihadistas en los 90 representado por el ultraextremista Grupo Armado Islámico (GIA), responsable de la muerte de numerosos civiles argelinos.

El grupo Jamaat Nusrat al Islam wal-Muslimin (JNIM), que se concentra en Mali pero también opera en Burkina Faso y de vez en cuando en Níger, se instituyó en marzo de 2017.

Después de al Shabab -una filial de al Qaeda en Somalia- JNIM es la segunda sucursal más activa de la organización.

Los ataques de JNIM se concentran principalmente en tropas locales y fuerzas extranjeras, particularmente francesas, en el Sahel.

Pero en meses recientes, parece que se han visto distraídos de sus objetivos por batallas contra Estado Islámico (EI).

En febrero, JNIM manifestó su disponibilidad para participar en conversaciones con el gobierno de Mali, pero tras derrocamiento del gobierno en agosto y la instalación de otro, la suerte de JNIM y lo que hará después no está claro.

Jerusalén en la mira

Al Shabab es sin duda la mayor y más poderosa amenaza de al Qaeda en este momento.

El grupo controla territorio y ejerce una forma de gobierno a través de la mayoría de regiones rurales en el centro y sur de Somalia.

Propaganda de Al Shabab

Propaganda de Al Qaeda
Al Shabab lleva conduciendo una brutal insurgencia en Solamia durante más de una década.

Además, al Shabab se adjudica ataques diarios y frecuentes operativos de alto perfil dentro de Somalia y, de vez en cuando, en el vecino Kenia.

Aprovechando los grandes ataque de al Shabab y JNIM, al Qaeda lanzó su campaña global enfocada en Jerusalén, reiterada en 2020, que cita la “liberación de Palestina” como su supuesta meta final y coloca a EE.UU. como su enemigo número uno.

Mensaje para EE.UU.

El líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, solo ha aparecido una vez este año, en un video en mayo.

Un mes antes, simpatizantes de EI especularon que al Zawahiri estaba muerto o había sufrido un derrame cerebral y estaba incapacitado. Eso lo sustentaron en que no ha aparecido en nuevos videos ni comentado personalmente sobre eventos clave.

Ayman al Zawahiri

Propaganda de Al Qaeda
El líder de al Qaeda, al Zawahiri, apareció la última vez en un video en mayo con un discurso contra el ateísmo.

Varios miembros de la cúpula de comando central de al Qaeda ya han muerto a lo largo de los años, algunos en ataques de drones de EE.UU. en Siria.

El acuerdo de paz firmado entre el Talibán y EE.UU. en febrero, que estipula que ese grupo islámico no puede darle amparo a ninguna organización yihadista, podría dificultar que los comandantes de al Qaeda encuentren refugio allí.

Mientras tanto, al Qaeda ha intentado aprovechar la crisis de salud global y las protestas raciales en EE.UU. para ganar apoyo en su mensaje anti Washington.

El grupo se dirigió a públicos occidentales en general y a aquellos en EE.UU. en particular para señalarles que sus gobiernos habían fallado en darles apoyo durante la pandemia y que el trato “racial” a los afrodescendientes en EE.UU. sólo podía revertirse a través de la lucha armada.

Pero es dudoso que semejante mensaje de un grupo responsable del mayor ataque en suelo estadounidense resuene con el público de ese país, si es que logra llegarles.

BBC Monitoring monitorea, informa y analiza las noticias de radio, televisión y medios digitales e impresos alrededor del mundo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CX5AgQ5QDYk

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=VjcsoKguDmk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.