Superhéroes que comen tacos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Superhéroes que comen tacos

Sombreros picudos de planta ancha, tacos, calaveras, burritos y guerreros aztecas. Amigo Jump (i-Tunes) es la apuesta que la desarrolladora mexicana CreApps acaba de sacar al mercado para poner en juego "los estereotipos positivos mexicanos".
21 de junio, 2014
Comparte
Foto: Yorokobu

Foto: Yorokobu

Uno echa un vistazo a la sección de juegos de cualquier tienda de apps y lo que puede encontrar son pájaros kamikazes, bárbaros medievales, intrépidas plantas asesinas y hasta frutas con dotes para el tres en raya.Eso por no hablar de una amalgama de zombis en todas las tallas, colores y armaduras posibles.

“La nuestra es una aplicación con identidad”, reivindica Óscar Rodríguez, director de la desarrolladora mexicana CreApps. Sombreros picudos de planta ancha, tacos, calaveras, burritos y guerreros aztecas. Amigo Jump (i-Tunes) es la apuesta que esta compañía acaba de sacar al mercado para poner en juego “los estereotipos positivos mexicanos”.

En los últimos años la moda de los casual games ha roto expectativas. Este tipo de productos lúdico-digitales está caracterizado, según explica Rodríguez, “por ser juegos simples y enfocados a un mercado muy grande que son los ‘no gamers’, es decir, a los que no les interesaban los juegos debido a su complejidad y altos costos. Con los casual games los juegos se vuelven muy atractivos ya que son tan simples que cualquier persona los puede entender en poco tiempo, sin importar su sexo o su edad”.

Algunos productos como Candy Crush Saga, Clash of Clans o Flappy Bird llegan a tener ingresos de hasta más de 800 mil dólares diarios. Los cuatro integrantes de CreApps saben que “el mercado manda”, y que tal éxito es debido a sofisticados sistemas de métricas con los que los creadores identifican qué cosas gustan y cuáles no al público una vez publican sus juegos.

“King, los creadores de Candy Crush Saga, solo tiene cinco juegos disponibles en el App Store, y Electronic Arts tiene más de 100”, utiliza Rodríguez de ejemplo para explicar su enfoque de negocio; “sin embargo, King tiene más ingresos que Electronic Arts porque sabe cómo monetizar sus juegos, entiende completamente al usuario”.

Para dar con la idea que les hiciera descubrir el secreto del triunfo los fundadores de CreApps -que con Amigo Jump lanzan su segundo juego al mercado- pidieron opinión a Peter Vesterbacka, director de Rovio, la empresa que creó el omnipresente Angry Birds.

“Nos aconsejó que explotásemos la temática mexicana y nos pareció una fantástica idea”, dice el director. “México tiene la suerte de ser un país popular y querido en todo el mundo. El hecho de ser un lugar tan rico en cultura nos hizo pensar que sería una buena oportunidad explorarla en nuestro juego”.

De esos propósitos (y dos meses de intenso trabajo) nacieron hace una semana personajes poco convencionales en las historias de aventuras como Pancho, un tradicional ranchero con su sarape; Caty, una alegoría de la Catrina que invade México cada día de muertos; Juanito, un luchador; o Tlaloc, un guerrero Azteca. Todos ellos se alimentan de power ups con nombres y sabores como el chile-run, el taco-jet, el burrito-magnet o el nacho-shield.

“Se trata de estereotipos, claro está”, reconoce Rodríguez, “pero solo utilizamos los estereotipos positivos por los que somos reconocidos en muchos países extranjeros”.

Amigo Jump es un título en español con pretensiones de hacerse conocido en todo el mundo. “México tiene mucha tradición exportable. ¿Por qué no utilizamos eso en México para introducirnos en los nuevos mercados digitales internacionales?”, reta Rodríguez a compañeros del gremio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Sweeps Chimney Services

La carta a Santa Claus que quedó atascada en una chimenea y que encontraron 60 años después

La carta fue escrita por un padre a nombre de su hijo, quien ahora quiere tener la misiva navideña como recuerdo.
Sweeps Chimney Services
23 de diciembre, 2021
Comparte

Una carta escrita a Santa Claus pidiéndole regalos para un niño fue descubierta después de que estuviera atascada en un chimenea durante 60 años.

El mensaje navideño, escrito a mano y firmado, fue encontrado por una empresa deshollinadora de Worksop, una localidad en el norte de Inglaterra, a unos 240 km de Londres.

La empresa publicó el hallazgo en redes sociales para tratar de identificar a quién pertenecía. Resultó haber sido escrita por un padre a nombre de su hijo, quien ahora espera poder tenerla en sus manos.

Robert Crampton, un policía jubilado, confirmó que esperaba “un traje de vaquero con pistola, sombrero y todo lo demás”.

A pesar de los problemas con la carta, Crampton recibió sus regalos hace seis décadas.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Crampton, fotografiado aquí en el jardín de su casa en Worksop, dijo que su deseo navideño se hizo realidad.

Crampton confirmó que la carta se escribió unos días antes de la Navidad de 1961, cuando tenía 5 años.

Nacido en la vecina Retford, pero ahora viviendo en Surrey (sur de Inglaterra), el jubilado de 65 años dijo que la carta fue escrita a nombre suyo por su padre ya fallecido, un sargento del Ejército Real.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Alfred Crampton, el autor de la carta navideña, murió a la edad de 66 años.

Después de que supo de la carta, una de las claves reveladoras fue la clara letra en tinta azul que identificó a su padre como el autor.

“Hablé con mi mamá y me dijo: ‘Debió haber sido la letra de tu papá, porque si fuera tuya seguramente hubieras recibido una casa de muñecas”.

“ me recordó que, de hecho, recibí parte del atuendo -recibí una pistola como las de los vaqueros y una cartuchera, y recuerdo recibir una insignia de sheriff”.

Robert Crampton

Robert Crampton
Robert Crampton con su esposa Mary.

Crampton ahora espera poder recibir para que sus hijas tengan un recuerdo de su padre, quien murió en 1996.

Añadió que su deseo de Navidad se hizo realidad, tras completar 30 años de servicio con la policía de Surrey, antes de jubilarse en 2013.

“Siempre quise ser un sheriff, y creo que de alguna manera lo fui”, expresó.

La carta se encuentra con los actuales dueños de la casa. La familia ha vivido allí durante décadas y no conocían a los anteriores inquilinos.

Cheryl Thorne, administradora de la compañía deshollinadora Sweeps Chimney Services, manifestó estar emocionada de que hubieran rastreado al autor original de la misiva.

“Soy una persona sentimental y cuando monté este negocio le dije a mi esposo que siempre quise encontrar una carta de Navidad”, afirmó.

“Es un tesoro de chimenea. Es precioso cuando encuentras algo así”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vb2BfBrB1MQ&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.