Un tour por el mundo de la corrupción
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Un tour por el mundo de la corrupción

Los tours -de los que hay varios- le dan a los visitantes una idea de lo que pasó con las enormes sumas de dinero de los contribuyentes que han desaparecido en los bolsillos de empleados públicos y empresarios de dudosa reputación en República Checa.
15 de junio, 2014
Comparte

praga

En el laberíntico Jardín Franciscano de Praga, un oasis urbano escondido en el corazón de la República Checa, una curiosa ceremonia está teniendo lugar.

Un hombre y una mujer en uniformes negros, con bandas azul pálido y naranja prendidas del hombro, se preparan para otorgarle el mayor reconocimiento académico de su organización a un grupo de novatos nerviosos.

Turistas y empleados de oficina no logran disimular su curiosidad y se esfuerzan por leer las ornadas letras que están siendo grabadas en grandes rollos de papel con hermosa caligrafía.

Las inscripciones dicen “Maestros en Administración de Corrupción”.

“La corrupción no es sólo dinero que se gasta de manera indebida. La corrupción es el abuso de la confianza y la red de poder que se construye con ese mismo dinero”, dice Petr Sourek, fundador de lo que, dice, es la primera agencia de turismo de corrupción del mundo.

Por unas pocas decenas de euros, Petr y sus colegas lo llevan a uno en un tour de los principales sitios de interés de la corrupción, el favoritismo y el nepotismo que plagaron la transformación checa de una economía socialista planificada al libre mercado capitalista.

“Lo percibo como una amenaza a nuestras libertades, porque si estas estructuras mafiosas son lo suficientemente fuertes, son capaces de intimidar a los ciudadanos”, le dice a la BBC.

Los tours -de los que hay varios- le dan a los visitantes una idea de lo que pasó con las enormes sumas de dinero de los contribuyentes que han desaparecido en los bolsillos de empleados públicos y empresarios de dudosa reputación.

Es una excursión rápida que pasa por villas ostentosas, proyectos públicos de infraestructura masivamente pasados de presupuesto y corredores desolados de oficinas gubernamentales.

Reciclando la corrupción

Al final del recorrido, se le entrega a los miembros del grupo un souvenir único: un “título” en administración de corrupción, en alusión a los muchos funcionarios y políticos acusados de comprar o de sacar sus cualificaciones académicas por la “vía rápida”, incluyendo -la mayor de las ironías- títulos en Derecho.

Petr Sourek no ve ningún problema en sacarle provecho de la corrupción. Al contrario.

“Es exactamente esta contradicción la que me propongo destacar en el Tour Corrupto”, dice. “El turismo de corrupción es un negocio que se alimenta de lo que alimenta al negocio. Reciclamos la corrupción”.

En un momento determinado se detiene bajo las oficinas de Roman Janousek, un empresario multimillonario cuya influencia una vez se consideró tan grande en Praga, que se lo llamaba el “alcalde en las sombras” y se lo apodaba “Voldemort” por supuestamente vender propiedades pertenecientes a la ciudad, por manipular licitaciones y supervisar enormes proyectos de desarrollo, todas acusaciones que él niega.

El 30 de abril Janousek fue sentenciado a tres años de cárcel por causar daños físicos graves en un accidente de tránsito de menor envergadura, después del cual -alega la fiscalía- deliberamente estrelló su lujoso Porsche Cayenne contra el otro conductor, que había saldio de su vehículo para protestar. Janousek asegura que es inocente y es probable que apele.

Como para tumbar gobiernos

¿Qué tan grave es la corrupción en la República Checa? Ciertamente lo suficiente grave como para tumbar gobiernos.

En junio del año pasado, policías con rostros cubiertos con balaclavas hicieron una redada a la sede del gobierno, en el marco de un escándalo de sexo, espionaje y sobornos que significó el fin de los días de Petr Necas como primer ministro del país. Las oficinas de varios empresarios -incluido Janousek- también fueron objeto de la acción policial.

Se trató de un amargamente irónico final para un gobierno que había hecho más que ningún otro por darle vía libre a los detectives y los fiscalíes a quienes se les había encargado la tarea de aplicar mano dura contra la corrupción de alto nivel.

Pero la corrupción es notablemente difícil de medir con exactitud.

La ONG dedicada al tema de la corrupción Transparencia Internacional ubicó a la República Checa en el puesto 57 de un total de 177 países en su encuesta de 2013 para el Índice de Percepción de Corrupción, que mide la percepción de los ciudadanos sobre el nivel de corrupción del sector público de un país.

La nación cayó desde el puesto 48 que había obtenido en 2012.

“Es el mismo problema en muchos otros países que emergieron de un pasado comunista”, dice Adriana Krnacova, quien se encargó del caso checo de Transparencia Internacional entre 2001 y 2007 y ahora es viceministra del Interior.

“Somos un país muy joven. Hemos existido sólo por 20 años, y sería muy ingenuo pensar que después de dos décadas -una generación- todo iba a cambiar”, dice Krnacova.

¿Vientos de cambio?

Pero hay historias inspiradoras que dan cabida a la esperanza.

En 2010 un abogado ciego llamado Ondrej Zavodsky fue despedido de su trabajo como jefe del servicio legal del Ministerio del Interior. Zavodsky asegura que fue en represalia por dar la voz de alarma sobre una serie de contratos sospechosos que tenía le correspondía escrutar.

Tras su despido envió copias de los documentos a la policía y al ministro del Interior mismo, sin ningún resultado. Él su familia comenzaron a recibir amenazas a través de llamadas telefónicas.

El caso llamó la atención de los medios de comunicación. La presión de la opinión pública llevó a una auditoría interna que reveló serias fallas.

Hoy Ondrej Zavodsky es viceministro de Finanzas.

“Las cosas han avanzado. Eso es evidente con sólo mirar mi propio caso”, Zavodsky le dice a la BBC, mientras que su perro guía ojea un pavo real que se tongonea entre el esplendor barroco del Jardín Waldstein.

“Recientemente me nombraron viceministro de Finanzas para la propiedad estatal y la lotería nacional, un puesto que implica quizás el mayor riesgo de corrupción en la administración estatal, y el ministro me dio carta blanca para asegurar la transparencia de los flujos de dinero”.

Es, ciertamente, un signo de que las cosas están empezando a cambiar.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La 'nueva fase' de coronavirus de EU y por qué es una amenaza mayor que cuando empezó la pandemia

Estados Unidos se encuentra en una peligrosa fase de la pandemia, según la coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19, la doctora Deborah Birx.
3 de agosto, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla y bandera de EE.UU. detrás.

Getty Images

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha entrado en una “nueva y peligrosa fase”.

Así lo advirtió la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19.

La enfermedad está “extremadamente extendida” en el país y actualmente supone una amenaza mayor que cuando comenzaron los primeros brotes, a principios de año, dijo Birx el domingo.

Hasta este 3 de agosto, EE.UU. había registrado el mayor número de casos y muertes atribuidas al coronavirus de todo el mundo.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, la primera economía mundial ha confirmado más de 4,6 millones de contagios y 155.165 muertes.

A nivel mundial, se han contabilizado más de 18 millones de casos y más de 690.000 fallecimientos hasta este 3 de agosto.

¿En qué consiste la “nueva fase”?

Hay una clara diferencia que marca esta nueva etapa en la que ha entrado Estados Unidos: las zonas afectadas.

Ya no solo son las zonas urbanizadas las más golpeadas, sino múltiples y diferentes áreas por todo el país.

“Esta epidemia ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana”, destacó el domingo Birx en el programa State of the Union, de la cadena CNN.

""La epidemia en EE.UU. ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana"", Source: Deborah Birx, Source description: Coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19., Image: Deborah Birx

Birx lanzó una advertencia a las comunidades rurales por el escepticismo que mostraron algunas de ellas a la llegada del virus a sus zonas.

“A todo aquel que vive en un área rural: no eres inmune ni estás protegido contra este virus“, espetó.

La asesora de la Casa Blanca insistió en la necesidad de portar mascarilla, incluso dentro de la propia vivienda si hay personas de riesgo y se está en una zona donde se haya producido un brote.

También manifestó su preocupación por la gente que se está yendo de vacaciones a puntos con un alto número de casos, haciendo referencia a las visitas que ha realizado a 14 estados en las últimas tres semanas.

“A medida que viajaba por el país, vi a todo Estados Unidos moviéndose (…) Si usted ha decidido irse de vacaciones a un lugar muy afectado, necesita volver y proteger a aquellos con comorbilidades y asumir que está contagiado”.

Click here to see the BBC interactive

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha avanzado durante estos últimos meses, especialmente en estados del sureste y medio oeste.

Si en marzo y abril, Nueva York y Nueva Jersey, en la costa este, eran los puntos más vapuleados por el virus, en las últimas semanas se han dado preocupantes aumentos de casos y muertes en California, Florida o Texas.

“Nosotros subimos mucho cuando el área metropolitana de Nueva York era el epicentro del brote. Luego las curvas comenzaron a descender de vuelta, pero no como sucedió en otros países (…) Nunca llegamos a descender a un punto realmente bajo”, explicaba el 30 de julio Anthony Fauci, el científico jefe del equipo especial contra el coronavirus de la Casa Blanca, en entrevista con la BBC.

“Cuando levantamos algunas restricciones con el objetivo de reactivar la economía en ciertas regiones del país, algunos estados del sur como Florida, Texas, Arizona o el sur de California empezaron a sufrir contagios. Entonces la base pasó de 20.000 casos diarios, a 30.000, 40.000, 50.000, 60.000 e incluso 70.000 pacientes diarios”, añadió.

Hombre con cartel pidiendo la vuelta al trabajo.

Getty Images
La pandemia ha asestado un duro golpe a la economía estadounidense, con la consecuente pérdida de empleos.

Desde entonces, la mayor preocupación del gobierno es controlar esa situación pero también la de otras regiones que parecen empezar a atravesar lo que pasaron los estados del sur, puntualizó el experto.

Según datos recopilados por The New York Times, el país registró más de 1,9 millones de nuevos contagios en julio, cerca del 42% de los más de 4,5 millones de casos confirmados en todo el país desde que comenzó la pandemia y más del doble que cualquier otro mes.

Expertos en salud pública que vinculan el aumento de casos con la reapertura temprana han pedido nuevas medidas, si bien también continúan los llamados para seguir por el camino de la “nueva normalidad”, entre ellos, por parte del propio presidente.

Trump insiste en que el repunte de casos se debe al aumento en el número de pruebas realizadas y aboga por reabrir los colegios próximamente.

“Gran parte de nuestro país está muy bien”, aseguró Trump la noche del domingo, en claro contraste con la opinión manifestada por su asesora.

Disputa política

El presidente fue más allá este lunes y criticó abiertamente las declaraciones de Birx en televisión y calificó su intervención de “patética”.

Birx y Trump.

Getty Images
Desde el Partido Demócrata se ha criticado a Birx, vinculándola a la “campaña de desinformación” de Trump.

Trump consideró que Birx había cedido a la presión por parte de los demócratas, en referencia a las críticas que trascendieron contra la doctora.

“Deborah mordió el anzuelo y nos golpeó. ¡Patético!“, señaló el mandatario en Twitter este lunes.

La líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, criticó a Birx por su supuesta disposición a adaptar su mensaje para conseguir el apoyo de Trump.

“Creo que el presidente está difundiendo desinformación sobre el virus y que ella es su responsable, así que no tengo ninguna confianza“, señaló Pelosi en la cadena ABC.

Birx, por su parte, ha defendido que sus decisiones siempre se han basado y se basan en la ciencia.

Mujer con mascarilla en Miami Beach.

Getty Images
Ante el repunte de casos en lugares como Miami, las autoridades impusieron la orden de portar mascarillas.

Mientras continúa la disputa política, una nueva proyección de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que el número de muertos por la crisis del coronavirus puede superar los 180.000 en el país para el 22 de agosto.

Y la sociedad sigue dividida en torno a la crisis, con cuestiones como portar una mascarilla, una práctica que los expertos recomiendan encarecidamente para frenar la propagación del virus pero que en Estados Unidos se ha convertido en un asunto extremadamente politizado.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

https://www.youtube.com/watch?v=Nu-srgsjjtE

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.