Éste es Flatman, un videojuego yucateco que lucha por publicarse en las grandes consolas

Flatman es un juego desarrollado por un grupo de jóvenes yucatecos que integran un estudio independiente llamado Fat Panda, quienes están recaudando fondos para poder cumplir con uno de sus sueño: lanzar su primer videojuego.

Éste es Flatman, un videojuego yucateco que lucha por publicarse en las grandes consolas
Foto: Fat Panda
Foto: Fat Panda
Foto: Fat Panda

El mito fundacional en 2D: Hace mucho tiempo, un poderoso hechicero creó grandes joyas místicas para traer orden al mundo. El sueño se cumplió y por años, los habitantes del Reino Flat vivieron rodeados de paz y bienestar. Sin embargo, alguien, de alguna forma, roba estas poderosas piedras y secuestra a la princesa. El resultado es una catástrofe: los animales y seres del reino se tornan agresivos. El entorno en 2D al que han vivido acostumbrados es amenazado por la tercera dimensión. Y sólo hay un personaje capaz de resolver esta situación. Alguien que sea inmune a los efectos 3D: Flatman.

Ésta es la historia de Flatman, pero también es la historia de sus creadores: un estudio independiente llamado Fat Panda Games, que desarrolla su primer videojuego (y de acuerdo con medios locales, también el primero en todo Yucatán), y que está integrado por un grupo de jóvenes originarios de Mérida. 

¿Qué es Flatman? En voz del del director de proyectos de Fat Panda, Gerardo García: “Es un juego de gamers para gamers“. “Nosotros crecimos con juegos de  Nintendo. Nuestra dinámica se parece a la de juegos como los de Kirby o Megaman. Es un juego de contacto parecido a piedra, papel o tijera. Tanto tú como tus enemigos pueden tener forma de círculo, triángulo o cuadrado.Y tú tienes que ver la forma que podría acabar con cada una. Por ejemplo, el círculo salta muy alto y rebota. El cuadrado es muy lento y pesado pero te hundes en el agua. El triángulo es rápido. Pero no siempre es bueno: puedes resbalarte”, dice en entrevista con Animal Político.

[slider_pro id=”85″]”Estábamos con la idea de hacer un videojuego cuando fuimos a ver Indiegame, una película que habla sobre desarrolladores de videojuegos independientes de Estados Unidos, donde básicamente te dicen una sola cosa: ‘Con los medios digitales, tú ya no necesitas los medios tradicionales de distribución. A través de internet puedes utilizar mercados digitales como la App Store, Steam (la tienda digital más importante de videojuegos), la Android Store y las tiendas de XBOX y PlayStation 4 para comercializar”, narra Gerardo.

Pero Flatman es más que sólo un videojuego. Es el resultado de un trabajo ininterrumpido de parte de su grupo de desarrolladores, quienes apenas llevan alrededor de 8 meses juntos, intentando sacar su primer videojuego, al tiempo que son conscientes que a las grandes compañías de videojuegos esto suele tomarles de dos a cinco años. Por eso, el detalle: aunque la fecha del lanzamiento es el 30 de abril de 2015, el videojuego todavía no está totalmente terminado. FatPanda necesita recursos para terminar Flatman. También depende de ellos salvar el Reino Flat. Por eso, para cumplir con su propio deadline iniciaron una campaña de recaudación de fondos a través de la plataforma digital Indiegogo, que termina el próximo 31 de julio.

El grupo que integra Fat Panda está conformado por 14 chicos que egresados de las carreras de Animación y Diseño Multimedia en las universidades Anáhuac, del Valle de México y Autónoma de Yucatán. Se trata de los ganadores de la convocatoria Incubatics, una iniciativa para emprendedores en negocios tecnológicos, promovida por el Consejo de Ciencia, Innovación y Tecnología del Estado de Yucatán (Conciytey), donde han obtenido recursos para sacar adelante la primera fase del proyecto… Pero no ha terminado de alcanzarles. 

Aunque a inicios de julio se publicó una versión Beta de Flatman en las páginas web de Fat Panda e Indiegogo, para que la gente tenga la opción de probar el videojuego y darle una oportunidad, la campaña de recaudación de fondos le daría a Fat Panda la oportunidad de terminar con el desarrollo del videojuego.

A decir de Gerardo García, en México hay muy pocos desarrolladores de videojuegos, y muchos menos en Yucatán. El director de proyectos de Fat Panda reconoce las dificultades de lanzar un videojuego en un contexto así. Pero eso no los detiene. “Nosotros, además de la campaña estamos metiéndole recursos propios y también buscando inversión privada. Pero en caso de no conseguir la meta, seguiríamos buscando por nuestra parte. Aunque nos sería muy difícil prometer la fecha de entrega en abril de 2015. Es decir, probablemente se retrase más“, confiesa Gerardo García.

Sin embargo, la meta última de Fat Panda es que Flatman llegue a las consolas. “Nosotros queremos publicar en XBOX y Play Station. El juego está pensado originalmente para computadoras personales. Pero luego es hacer la traslación a tabletas, de ahí a consolas y por último a celulares. No es un disco, ni tampoco un cartucho. Estamos hablando de una descarga digital que la gente espera que no consuma todo su espacio“, señala el director de proyectos.

¿Cómo podría Flatman convertirse en un juego disponible para estas consolas? -se le pregunta a Gerardo.

-La tienda de XBOX es una tienda muy abierta que está dirigida al mercado americano. Aunque la tienda Sony es japonesa, le otorga mucha ayuda al mercado latinoamericano, porque como el Play Station 4 es una consola muy nueva, necesita muchos juegos nuevos. Entonces fomentan la participación de los desarrolladores y les otorgan muchas facilidades.

¿Por qué queríamos hacer este proyecto?“, se cuestiona a sí mismo Gerardo mientras esboza la respuesta: “Hay muchas carreras en México en las cuales el estudiante nunca se acaba desenvolviendo. Acá en Yucatán, si estudias Diseño Multimedia o animación, a menos de que te metas a alguna de las dos televisoras o uno de los poquitos medios, no hay en realidad espacios en donde se pueda trabajar. Las carreras del futuro no tienen presente porque no tienen áreas laborales. Y aunque está probado que genera mucho dinero en todo el mundo, simplemente todavía no se implementa acá. No sabemos por qué el gobierno no fomenta el desarrollo de videojuegos. Es es un área que puede llegar a fomentar a diseñadores gráficos y a mucha otra gente involucrada en el proceso. Puede ser una gran industria“.

¿Y dónde se puede jugar la versión beta de Flatman? Dale click aquí.

Close
Comentarios