Muere niño herido en enfrentamiento con la policía; SSP-Puebla niega uso de balas de goma
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Muere niño herido en enfrentamiento con la policía; SSP-Puebla niega uso de balas de goma

José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, de 13 años de edad, fue diagnosticado con muerte cerebral luego que una pelota de goma que presuntamente lanzó el cuerpo de granaderos en un marcha el 9 de julio pasado le impactara en la cabeza.
Por Ernesto Aroche Aguilar
20 de julio, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Enfrentamiento entre ciudadanos y granaderos en el kilómetro 14 de la carretera Puebla-Atlixco, el pasado 9 de julio. //Foto: Cuartoscuro.

José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, un niño de 13 años que fue herido en un enfrentamiento con la policía de Puebla el pasado 9 de julio, y por lo cual fue declarado con muerte cerebral, falleció ayer, 19 de julio, informó el gobierno del estado.

En un comunicado de apenas dos párrafos, la Secretaría de Salud de Puebla informó de la muerte del menor, la cual ocurrió a las 18:30 horas del sábado en el Hospital General del Sur, y se debió a un “paro cardiorespiratorio irreversible”.

Posteriormente, este domingo, Facundo Rosas Rojas, titular de la SSP-Puebla, afirmó a través de un comunicado que “a pesar, de que desde un primer momento, se negó el uso de balas de goma durante el operativo, algunos medios de comunicación han continuado difundiendo que sí las hubo.”

El comunicado informa también que “para aclarar cualquier duda se solicitó mediante el oficio SSP/06/09368/2014 un informe a la Secretaría de la Defensa Nacional, única autoridad responsable de vender tales municiones.” La respuesta enviada por Sedena en el oficio 28003 y signada por el general comandante de la Vigésima Quinta Zona Militar, fechada este sábado 18 de julio de 2014, “confirma que durante la presente administración, la policía estatal nunca ha adquirido balas de goma.”

Finalmente, el secretario de Seguridad Pública de Puebla se comprometió a “actuar en todo momento con apego a la ley y aportar todos los elementos necesarios para la averiguación en curso.”

“En lo que va de esta administración, nunca se han utilizado balas de goma en un operativo”: Comunicado de la SSP-Puebla, 19 de julio, 2014.

Pese a que los manifestantes que estuvieron en el desalojo de la autopista Puebla-Atlixco, donde se suscitó el enfrentamiento con la policía poblana, han acusado el uso de balas de goma, las autoridades de la entidad han negado haber adquirido o utilizado este armamento desde el primer momento.

Por lo anterior, reportes de la marcha del 9 de julio han mencionado que al menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo un proyectil de goma disparado por la policía le reventó el cráneo, dejándole una perforación en su costado izquierdo de la cual manaron borbotones de sangre. Y por ese orificio se le fue también la vida, aunque no de inmediato, su agonía duró nueve días, al menos esa es la versión oficial, pues la tarde de ayer José Antonio Martínez García, director de Hospital General de Sur, uno de los nosocomios más grandes del sistema estatal de salud, hizo pública la muerte encefálica del menor.


Y es la versión oficial, porque desde un par de días antes, en algunos medios locales había corrido la noticia, sin confirmar oficialmente, de que el menor de 13 años ya había sido diagnosticado así. Y algunos trabajadores del nosocomio aseguran que el deceso se produjo desde el jueves pasado.

Checa aquí el video de la agresión a José Luis Alberto Tehautlie

Pero más allá de versiones, lo cierto es que José Luis Alberto es la primera víctima mortal de una ley que aprobaron el 20 de mayo el Congreso del estado llamada “Ley para Proteger Los Derechos Humanos que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por Parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado”, y que en redes sociales se le bautizó como Ley Bala, pues en sus disposiciones iniciales estaba la del uso de armas de fuego para disolver y contener manifestaciones.

La iniciativa fue cuestionada por organismos como Artículo 19 y Amnistía Internacional como una normativa que lejos de proteger los derechos humanos, en realidad es una legislación que atenta y criminaliza la protesta.

Y sus efectos se dejaron ver dos meses después cuando producto de inconformidades por el retiro de la facultad del Registro Civil a las Juntas Auxiliares –órganos de gobierno en los municipios para comunidades y poblaciones que no forman parte de la cabecera municipal—comenzaron las protestas de pobladores y autoridades auxiliares y vino la respuesta violenta del estado.

Primero en una manifestación que se llevó a cabo a finales de julio en Tehuacán, donde se usó gas lacrimógeno y toletes en respuesta a la manifestación, y en donde se detuvo a seis personas; y después, el 9 de julio, en el kilómetro 14 de la autopista Puebla-Atlixco, cuando se usaron gases, granadas y proyectiles de goma para confrontar a la población de San Bernardino Chalchihuapan y poblaciones vecinas, lo que dejó como saldo al menos cinco lesionados de gravedad entre los pobladores, entre ellos José Luis Alberto, y una decena entre los granaderos, pues los pobladores respondieron con palos y piedras al embate de las fuerzas policiales.

Foto: Ernesto Aroche

Tras el enfrentamiento con granaderos el pasado 9 de julio, ciudadanos recogieron algunos de los proyectiles que denuncian les dispararon los granaderos. //Foto: Ernesto Aroche

 

Proyectiles que se recogieron tras el enfrentamiento entre granaderos y civiles. //Foto: Ernesto Aroche (@earoche)

Proyectiles que se recogieron tras el enfrentamiento entre granaderos y civiles. //Foto: Ernesto Aroche (@earoche)

Que intervenga la PGR

Cinco días después de la refriega, el secretario General de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, convocó a una rueda de prensa para leer un posicionamiento en donde aseguró que la manifestación fue orquestada para desestabilizar al estado, pues hubo grupos infiltrados y acusó que los rijosos habían estado armados con bombas molotov, cohetones, palos y “piedras de gran calibre”, y aunque mostró fotos de la confrontación como prueba de sus dichos en éstas no se observan las bombas.

En ese posicionamiento el responsable de la política interior del estado anunció que pedirían la intervención de la PGR en las investigaciones.

Ese mismo día el tema llegó al Congreso local, pues los diputados aprobaron un punto de acuerdo pidiendo que la PGR atrajera el caso, durante la exposición de la petición que plantearon por unanimidad, las fracciones parlamentarias vinculadas con el gobernador del estado aprovecharon para señalar, igual que lo había hecho Maldonado Venegas, que detrás de la manifestación había una intención política, y señalaron a la diputada federal perredista –la legisladora que ha acompañado la inconformidad de las Juntas Auxiliares y en especial el caso Chalchihuapan—y al presidente estatal del PRI, Pablo Fernández del Campo, de estar detrás esos grupos desestabilizadores.

Al día siguiente el tema llegó a la Cámara de Diputados cuando Ricardo Monreal subió a tribuna para mostrar las más de 100 latas y granadas de gas lacrimógeno –del tipo CN y CS—y los proyectiles de goma disparados que fueron recuperadas por los pobladores tras la confrontación.

Marcha al DF

Por lo pronto, se tiene anunciado que este lunes los pobladores de San Bernardino Chalchihuapan marcharán a la ciudad de México para denunciar lo sucedido y exigir la derogación de la ley bala y el regreso del Registro Civil a sus comunidades. Y se espera que organizaciones ciudadanas también hagan público una solicitud para que se derogue la ley que permitió que un menor de 13 años se le reventara la cabeza con un proyectil disparado por la policía.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Hongo negro: 6 preguntas clave sobre la rara infección que ataca a pacientes COVID en India

En India los hospitales están viendo un alarmante aumento de los casos de mucormicosis, una infección que puede causar ceguera o la muerte en pacientes tratados por coronavirus.
26 de mayo, 2021
Comparte

Lo llaman el “hongo negro” y en India es considerado “una pesadilla dentro de la pandemia” de coronavirus.

Esta semana fueron reportados casi 9.000 casos de mucormicosis, una infección causada por un hongo.

Algunos pacientes solo han podido ser salvados al extirparles un ojo. Y la tasa de mortalidad entre quienes se contagian es del 50%.

Miles de casos se han registrado entre pacientes que se habían recuperado de covid-19 o que estaban en proceso de recuperación, de ahí que se asocie a la pandemia de coronavirus.

Los médicos aseguran que existe una relación con losesteroides que se usan para tratar la enfermedad. Y se sabe que los diabéticos tienen un mayor riesgo de sufrir de mucormicosis.

Estas son algunas claves para entender qué es la infección por mucomicosis y por qué tiene efectos tan devastadores.

1. ¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis, comúnmente llamada “hongo negro”, es una infección muy rara.

Es causada por la exposición al hongo mucor, que es parte de la familia Mucoraceae que se encuentra comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en descomposición.

Una vista microscópica del hongo mucor

Getty Images

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, explica a la BBC el doctor Akshay Nair, un cirujano ocular de Bombay, India.

Afecta los senos nasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.

2. ¿Qué causa la infección?

Los médicos creen que la mucormicosis puede estar provocada por el uso de esteroides, unos compuestos farmacológicos usados para los tratamientos de pacientes graves o en estado crítico por covid-19.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones y ayudan a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico del cuerpo se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre, tanto en pacientes diabéticos como no diabéticos con covid-19.

Un paciente de covid en India

EPA
Pacientes graves de covid-19 en India y otras partes del mundo requieren tratamientos con esteroides, lo que abre la puerta a la mucormicosis.

Los expertos creen que esta disminución de la inmunidad podría desencadenar los casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus lo agrava y luego los esteroides que ayudan a combatir la covid-19 actúan como combustible para el fuego”, dice Nair.

3. ¿Por qué en India?

Está muy relacionado con la pregunta anterior.

India está en medio de una segunda durísima ola de coronavirus, aunque el número diario de casos está empezando a bajar. Pero el sistema de salud indio estuvo completamente saturado durante semanas, y en los hospitales escaseaba el suministro de oxígeno y medicamentos para afrontar la pandemia.

Los doctores recurrieron sobre todo a esteroides para tratar la enfermedad.

El estado occidental de Maharashtra es uno de los que registra más casos de hongo negro y también es uno de los más afectados por la segunda ola de covid-19.

Por otro lado, como explicábamos arriba, los casos de hongo negro también se han vinculado con los niveles de azúcar en la sangre. India tiene la segunda tasa más alta de diabetes en el mundo.

4. ¿Cuáles son los síntomas?

Los pacientes que padecen la infección por hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal.

También hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y finalmente la pérdida de un ojo. Puede haber manchas negras en la piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan demasiado tardepara ser tratados, cuando ya están perdiendo la visión. Los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el ojo afectado para evitar que la infección llegue al cerebro.

Un paciente de mucormicosis en India

EPA
Los médicos buscan la manifestación de la mucormicosis en los ojos y la boca.
Un paciente de mucormicosis en India

Getty Images

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

Se puede tratar con una inyección intravenosa antifúngica que debe administrarse todos los días durante un máximo de ocho semanas. Es el único fármaco eficaz contra la enfermedad.

5. ¿Es contagioso?

La mucormicosis no es contagiosa entre personas o animales. Solo se desarrolla en pacientes con las condiciones propicias en su cuerpo, como la diabetes o la inmunodepresión causada por otras enfermedades.

Sin embargo, ya que se propaga por las esporas de hongos que están presentes en el aire o en el medio ambiente, es casi imposible evitarla.

Un paciente de mucormicosis en India

EPA
La enfermedad no se transmite entre personas, pero sí puede adquirirse a través del ambiente si está presente.

Una persona sana, o sin problemas del sistema inmunitario no debe temer por un contagio de este tipo.

“Las bacterias y los hongos están presentes en nuestro cuerpo, pero el sistema inmunológico los mantiene bajo control“, explicó K. Bhujang Shetty, director del hospital Narayana Nethralaya de India.

“Cuando el sistema inmunológico se debilita debido al tratamiento del cáncer, la diabetes o el uso de esteroides, estos organismos toman ventaja y se multiplican”, explicó Shetty a la agencia Reuters.

“La cepa parece ser virulenta, elevando los niveles de azúcar en sangre a niveles muy altos. Y extrañamente la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes“, dice por su parte el doctor Raghuraj Hegde, de la ciudad sureña de Bangalore.

6. ¿Qué tan extendido está el contagio en India?

Un alto funcionario del gobierno de India, V. K. Paul, ha declarado que “no hay un gran brote” de mucormicosis. Sin embargo, en todo el país se ha reportado un número creciente de casos que ha llegado a más de 8.800 esta semana.

“Ya estamos viendo dos o tres casos por semana aquí. Es una pesadilla dentro de una pandemia“, dice la doctora Renuka Bradoo, del Hospital Sion de Bombay.

Una UCI en Delhi, capital de India.

Getty Images
India ha tenido varios records mundiales de contagios y muertes por covid-19 en los últimos días.

El doctor Baxi trató a unos 800 pacientes diabéticos con covid-19 el año pasado y ninguno de ellos contrajo la infección por hongos.

En cambio, el mes pasado su paciente más joven fue un hombre de 27 años que ni siquiera era diabético. “Tuvimos que operarlo durante su segunda semana de covid-19 y quitarle el ojo. Es bastante devastador”.

El Consejo Indio de Investigación Médica y el Ministerio de Salud de la Unión han pedido a la población mantener la higiene personal y enfermedades como la diabetes bajo control.

También los han instado a usar zapatos, pantalones largos, camisas de manga larga y guantes mientras manipulan tierra, musgo o estiércol para evitar la exposición al hongo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.