close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué acabar con la matanza de elefantes es la mejor arma contra el terrorismo?

Cada año se matan 25.000 elefantes para hacer negocio con el marfil, una gran fuente de financiación de grupos terroristas como Boko Haram o los responsables del genocidio de Darfur. Proteger recursos naturales, como la pesca, es una gran estrategia para luchar contra el crimen y la esclavitud del siglo XXI
Por Yorokobu.es
28 de julio, 2014
Comparte
Foto: Yorokobu.es.

Foto: Yorokobu.es.

Cada año se matan 25.000 elefantes para hacer negocio con el marfil, una gran fuente de financiación de grupos terroristas como Boko Haram o los responsables del genocidio de Darfur. Proteger recursos naturales, como la pesca, es una gran estrategia para luchar contra el crimen y la esclavitud del siglo XXI

Varios gobiernos le han declarado una nueva guerra al terrorismo y al crimen internacional. Y esta vez no se trata de bombardear países o poner a volar letales drones. El movimiento es mucho más sutil e inteligente: defender la biodiversidad.

Los crímenes medioambientales son el negocio más provechoso para grupos terroristas como Boko Haram, el ejército de Joseph Kony y los responsables del genocidio de Darfur, que están aterrorizando a todo el continente africano gracias al dinero que obtienen con el marfil o los cuernos de rinoceronte. Este tipo de crímenes contra la biodiversidad y el medio ambiente son un negocio de más de 150 mil millones anuales en todo el planetasegún el último informe de Naciones Unidas. Proteger a los elefantes africanos puede ser más efectivo para acabar con Boko Haram que liarse a tiros tras desplegar miles de marines en un territorio desconocido.

La pérdida de la biodiversidad está íntimamente ligada al crimen, a los conflictos armados y a la violencia más sectaria como demuestran recientes trabajos de organizaciones tan distintas como la Interpol, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la OCDE, WWF y otros grupos de investigación independientes. El marfil africano es el más visible, pero la pesca ilegal genera una cifras astronómicas y la pérdida de caladeros está arrastrando a millares de jóvenes africanos y asiáticos a la delincuencia y a la esclavitud. En ese contexto, EU, la UE y Naciones Unidas han lanzado distintas estrategias para combatir al terrorismo vaciando sus bolsillos, por ejemplo, prohibiendo el comercio de marfil.

“Varios países y organizaciones internacionales han anunciado programas en los últimos meses que atacan a la caza furtiva de elefantes como crimen internacional. Nuestras investigaciones han demostrado que las ganancias de la caza ilegal de elefantes y rinocerontes sirven para financiar actividades terroristas. Muchas fuentes sugieren la caza furtiva es una fuente importante de ingresos para los Boko Haram y otros grupos. La protección de la biodiversidad, sin duda, afectará a Boko Haram”, asegura Justin Brashares, experto en protección medioambiental de la Universidad de Berkeley. Brashares escribe un artículo en la última edición de la revista Science en el que denuncia la relación entre el declive de la biodiversidad en el planeta y el aumento de los conflictos sociales.

El marfil de los dos colmillos de un elefante tiene un valor en el mercado negro de unos 22.250 euros. Y cada año se matan entre 20 mil y 25 mil elefantes para hacerse con ellos, lo que supone una cifra total que supera los 500 millones de euros de valor. Algunas fuentes hablan de hasta 50 mil elefantes muertos cada año, lo que doblaría la cifra hasta los mil millones. La caza furtiva se ha multiplicado en los últimos años, convirtiéndose en ataques masivos que realizan grupos paramilitares usando hasta lanzagranadas y todo tipo de armamento pesado para masacrar cuantos más ejemplares mejor, como ha denunciado Interpol.

1shute

Joseph Kony, Boko Haram y Darfur

“El actual comercio de marfil se cimenta sobre la guerra y la caza furtiva de elefantes está altamente militarizada, potenciando a una gran variedad de actores en conflicto”, señalaba el informe Ivory’s Curse, uno de los estudios más detallados sobre la relación entre marfil y conflictos armados en África.

En el cuerno de África, las milicias de Al-Shabab que aterrorizan Somalia trafican con la caza furtiva de Kenia; los mismos paramilitares responsables del genocidio de Darfur se desplazan cientos de kilómetros hasta Chad, Camerún o la República Centroafricana para conseguir marfil; Boko Haram, que secuestró a 200 niñas en Nigeria y ya ha matado a 2 mil personas en apenas seis meses, cada vez realiza más incursiones en Camerún en busca de elefantes, diseminando su violencia por el país vecino; Joseph Kony, objeto de una campaña global contra sus tropelías, se abastece de bienes naturales por todo África central.

“Sin el dinero de la caza furtiva serían mucho más débiles. La mejora de la conservación de la biodiversidad se nota en los bolsillos de muchos grupos armados ligados al comercio ilegal de vida salvaje”, resume Leo Douglas, autor de variosestudios sobre esta oscura relación. Douglas señala que en China, el principal comprador de estos cuernos y marfiles, siete de cada diez ciudadanos creen que los colmillos son de elefantes muertos por causas naturales.

El aumento del valor de estos bienes ilegales ha crecido al mismo ritmo que el poder adquisitivo en el gigante asiático, pero no es el único culpable. Hoy, un cuerno de rinoceronte puede valer hasta 185.000 euros y una partida de caza furtiva cuesta unos 200 euros: es más rentable que comerciar con drogas e incluso diamantes. En seis años, se han matado alrededor de 2.400 rinocerontes poniendo en serio peligro su futuro.

La pérdida de biodiversidad siempre ha estado ligada a la violencia, como señala Brashares recordándonos las matanzas de bisontes que ayudaron al exterminio de los pueblos indios en EEUU en el siglo XIX. Pero ahora el problema se ha disparado ante la sexta gran extinción de especies de la historia de la Tierra: la más famosa fue la de los dinosaurios, pero en esta ocasión el meteorito somos los humanos. Cuando los animales desaparecen de los bosques y los océanos, la población que vive de ellos debe multiplicar el esfuerzo por subsistir y es cuando adultos y niños caen víctimas de la violencia o la trata, siendo utilizados para minimizar los costes de producción. Y la desaparición de la pesca, el sustento del 15% de la población del planeta, es el punto más grave.

“Por ejemplo, la UE, presionada duramente por parte de Portugal y España, continúa pagando subvenciones para apoyar una flota pesquera de gran altura que se sabe que pesca de forma ilegal en África y otros lugares”, denuncia Brashares, señalando también a EEUU, China o Corea al recordar que esquilmar los caladeros de otros países les aboca a la violencia, como sucedió con los piratas somalíes. En la actualidad, como denunció una investigación del rotativo británico The Guardian, la pesca ilegal está provocando la aparición de barcos de esclavos, secuestrados en Tailandia o Birmania para dejarse la vida faenando los mares para organizaciones criminales.

Como explica este experto, una de las razones que hacen que la solución sea tan difícil, es que las economías desarrolladas se benefician enormemente del acceso a los recursos en los países menos desarrollados y sus mares. Por eso, planes como la prohibición del comercio de marfil se quedarán cortos, desde su perspectiva, porque atacan a las consecuencias y no al origen del problema. “En el corto plazo, nuestras economías sufren si se renuncia a los recursos naturales en favor de las comunidades de esos países. Sin embargo, en el largo plazo, es esencial para prevenir más la esclavitud, las milicias armadas y la piratería en el mar”, razona Brashares.

REFERENCIA:

‘Wildlife decline and social conflict’ doi: 10.1126/science.1256734

Foto portada: Attila JANDI / Shutterstock.com

Lea la nota en Yorokobu.es (Un post de Materia Ciencia).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

White Island: al menos 5 muertos y varios desaparecidos por la erupción en Nueva Zelanda

El volcán, ubicado en las cercanías de la isla North Island, es un frecuente destino turístico y se cree que al menos 50 personas se encontraban allí en el momento de la erupción.
9 de diciembre, 2019
Comparte

El volcán White Island entró en erupción este lunes en Nueva Zelanda y dejó al menos 5 muertos y un número aún no determinado de desaparecidos, según informaron las autoridades locales.

Poco antes de la erupción varios turistas fueron vistos caminando dentro del cráter del volcán, que se alza en una isla privada y es un popular destino turístico.

Se cree que en isla había unas 50 personas. La policía dijo que 23 personas habían sido rescatadas con vida.

Las autoridades dijeron que no se había identificado ningún signo de vida durante los vuelos de reconocimiento.

El volcán, también conocido como Whakaari y ubicado en las cercanías de la Isla Norte, es uno de los más activos de Nueva Zelanda. A pesar de eso atrae frecuentes excursiones de un día.

Mapa

BBC

Los rescatistas aún no han podido llegar a la isla debido al riesgo de más erupciones. Además, ya se hizo de noche en la zona.

Nueva Zelanda

EPA
Así captaron unos turistas la erupción del volcán desde un barco.

La primera ministra Jacinda Ardern informó que la situación era “significativa” y que aún se encontraba “en evolución”, pero reconoció que había numerosos heridos y un grupo de personas cuyo paradero se desconocía.

“Sé que aquellos que tienen seres queridos en la isla en ese momento estarán muy preocupados y ansiosos, pero puedo asegurarles que la policía está haciendo todo lo posible”, dijo Arden.

¿Qué se sabe de la erupción?

La erupción comenzó alrededor de las 14:11m hora local (01:11 GMT), cuando el volcán comenzó a arrojar humo y piedras al aire.

La Agencia Nacional de Manejo de Emergencias del país emitió una alerta y consideró que la situación era “peligrosa” en las inmediaciones del volcán.

Inside the crater before the eruption

BBC
El cráter poco antes de la erupción.

La policía, por su parte, advirtió a las personas que viven cerca del área que “sean conscientes del potencial de caída de cenizas” y que permanezcan en el interior de sus viviendas o buscaran refugio.

Michael Schade, que salía de la isla que forma el volcán cuando comenzó la erupción, filmó la gruesa columna de cenizas y humo mientras crecía sobre la montaña.

Volcán Nueva Zelanda

Michael Schade
Varios turistas fueron vistos caminando dentro del borde del cráter del White Island momentos antes de la erupción.

“Acabábamos de subir al bote y nos fuimos y estuvimos sentados allí durante unos 10 minutos almorzando, se alejaba muy lentamente porque todos estábamos comiendo. Luego alguien lo señaló y lo vimos. Básicamente me sorprendió. El bote volvió y rescatamos a algunas personas que esperaban en el muelle “, contó a la BBC.

¿Qué se sabe de las víctimas?

De acuerdo con la prensa local, varios turistas fueron vistos caminando dentro del borde del cráter del White Island momentos antes de la erupción.

En su reporte inicial, las autoridades no ofrecieron una cifra exacta de víctimas, pero indicaron que al menos 50 personas se encontraban en las cercanías y que al menos uno de los evacuados resultó gravemente herido.

https://twitter.com/sch/status/1203894241413304320

“Si bien inicialmente se creía que había aproximadamente 100 personas en o cerca de la isla en el momento de la erupción, ahora creemos que había menos de 50”, indicaron las autoridades.

“Algunos de ellas han sido transportadas a la costa, sin embargo, actualmente se desconoce el número de los que se cree están en la isla“, agregaron.

La semana pasada, el sitio web de monitoreo de riesgos geológicos GeoNet había advertido que “el volcán podría estar entrando en un período donde la actividad eruptiva es más probable de lo normal”, aunque estimó que “el nivel actual de actividad no representa un peligro directo para los visitantes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NTwPW3APLBo

https://www.youtube.com/watch?v=chiWVxreqhU

https://www.youtube.com/watch?v=Tp_aP5MRVvE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.