El incierto futuro del poderoso sindicato petrolero mexicano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El incierto futuro del poderoso sindicato petrolero mexicano

Hace año y medio, cuando la todopoderosa Elba Esther Gordillo, fue defenestrada por el gobierno y acusada de desvío de recursos y delincuencia organizada, todas las miradas se posaron en otra figura sindical fuerte: Carlos Romero Deschamps, dirigente de los trabajadores petroleros.
Por Juan Carlos Pérez Salazar / BBC Mundo
14 de agosto, 2014
Comparte
Foto: BBC.

Foto: BBC.

Hace año y medio, cuando la todopoderosa líder sindical de los maestros, Elba Esther Gordillo, fue defenestrada por el actual gobierno y acusada de desvío de recursos y delincuencia organizada, todas las miradas se posaron en otra figura sindical fuerte: Carlos Romero Deschamps, dirigente de los trabajadores petroleros organizados.

La pregunta era la misma: ¿Es el que sigue?

En los medios abundaron pedidos para que se le investigara por supuesta corrupción y enriquecimiento ilícito y se repitieron las historias sobre su lujoso tren de vida y el de sus hijos.

Romero Deschamps -quien también es senador por el gobernante Partido Revolucionario Institucional, PRI- sobrevivió, pero especialistas creen que tanto su destino como el del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex) que preside no será el mismo después de la reforma energética que esta semana entró en vigor.

Lea: Romero Deschamps, otro poderoso en la mira

En la mira

pemex_bbc.jpg

Foto: BBC.

La historia del sindicato de Pemex está íntimamente unida al de la empresa estatal. Fundado en 1935, una huelga en 1938 fue una de las excusas utilizadas por el entonces presidente Lázaro Cardenas para nacionalizar -después de varios intentos- la industria petrolera mexicana.

Pero de ser un símbolo de nacionalismo, el sindicato ha pasado a convertirse -ante los ojos de muchos- en estereotipo de los males que aquejan al sindicalismo mexicano: corrupción, privilegios y derroche, falta de transparencia y alianzas de conveniencia con el poder, en especial con el PRI.

Lea: Sindicatos mexicanos, ¿intocables?

Por eso, desde diferentes lugares se pedía que se aprovechara la reforma para hacer cambios profundos en el sindicato. Uno de esos lugares fue la revista británica The Economist, que en un artículo del 4 de agosto, decía que prueba de la seriedad del gobierno en su intento de modernizar a Pemex se vería en cómo enfrentaba los “flagrantes excesos del sindicato”.

La revista, sin embargo, reconoce que, tal vez desde 1989, cuando el antecesor de Romero Deschamps, Joaquín Hernández Galicia, fue detenido por soldados armados con bazucas, el sindicato no se encontraba ante tal asedio.

Alfonso Bouzas, investigador de la Universidad Nacional de México (UNAM), especialista en temas económicos, laborales y sindicales, dijo a BBC Mundo que el sindicato fue prácticamente excluido de todo el proceso que culminó con la reforma energética.

“No solo se le limitó, sino se le excluyó. Una particularidad que tenía el sindicato de petróleos era que siendo empresa de Estado y habiendo jugado un papel importante en la explotación petrolera, habían sido un personaje de significativa importancia durante algunas décadas en la vida del sector”.

Eso, asegura, empezó a cambiar paulatinamente con la llegada de Carlos Romero Deschamps a la presidencia del sindicato.

Pasivo laboral

A pesar de ser senador, Romero Deschamps no tuvo una participación destacada en la discusión de la reforma. Quien sí intervino fue el tesorero del sindicato, Roberto Aldana -también senador por el PRI- quien intentó presentar una reserva a la legislación secundaria que buscaba que, a cambio del que el Estado asumiera el pasivo laboral de Pemex, se debía reformar el último contrato colectivo negociado por el sindicato.

El senador fue abucheado incluso por sus compañeros priistas.

El enorme lastre laboral que arrastra Pemex se convirtió en uno de los grandes temas de la discusión de la reforma. Su deuda -a marzo de 2013, según Forbes, era de US$60.000 millones, la cual casi se dobla si se le agregan los pasivos laborales. Pemex tiene unos 95.000 jubilados, a los cuales pagó 35.000 millones de pesos (US$2.664 millones) el año pasado.

La petrolera estatal cuenta en la actualida con una planta de casi 150.000 trabajadores, la mayoría sindicalizados.

El gobierno se comprometió a incorporar buena parte de ese pasivo a la deuda nacional.

Según escribió columnista del diario El Financiero Enrique Quintana, “la condición es que en el plazo de un año luego de la entrada en vigor de la nueva ley, las empresas y sus sindicatos negocien cambios en los contratos colectivos con objeto de que haya un ajuste gradual en las condiciones de jubilación de los trabajadores en activo y un régimen basado en ahorro individual para quienes serán contratados por vez primera”.

Para el investigador de la UNAM, la decisión que se tomó en torno a los pasivos “es una desvergüenza. Hay que asumirlo: el país, la clase política, la administración pública ha vivido décadas gracias a la forma como se ha sangrado al sector petrolero. Ahora trasladar los pasivos del sector a la sociedad es una desvergüenza tremenda”.

“Los beneficiados van a ser, en concreto, empresas y sobre todo empresas extranjeras. Que reciben los recursos limpiecitos y no tienen que responder, en forma alguna, por la realidad histórica que se generó”.

El futuro

Una de las primeras decisiones tomadas durante la discusión de la reforma fue excluir al sindicato del Consejo de Administración de la empresa, lo que claramente reduce su influencia en las decisiones centrales de la petrolera.

Con todo lo que ha ocurrido, ¿qué le reserva el futuro al sindicato de Pemex?

Alfonso Bouzas: “Seguramente en el futuro van a minimizar el sindicato de trabajadores petroleros y seguramente también, con la creación de nuevas empresas, se dará paso a otras opciones sindicales o en una de esas ni siquiera van a tener esa posibilidad -aunque la tengan formalmente-, dadas las condiciones de sus contratos”.

esta modernización, esta reconversión, esta privatización del sector energético implica quitar fuerzas al actor social sindical“: Alfonso Bouzas, investigador de la UNAM.

“Es decir esta modernización, esta reconversión, esta privatización del sector energético implica quitar fuerzas al actor social sindical, trabajadores organizados”, indicó para BBC Mundo.

Bouzas cree que es algo que ya está sucediendo, no solo con el petrolero, sino con otros sindicatos en México, como los de la educación y las telecomunicaciones.

“En el supuesto de que creciera una vida sindical, se va a optar desde el aparato de gobierno por sindicatos de empresa y esa va a ser una forma que en el caso de los petroleros, se le quite fuerza al sindicato: creando tres, cuatro. Diez. O más si son necesarios. Según las firmas que inviertan, que se establezcan en México”.

Como sea, el sindicato petrolero estatal que surja de esta reforma será muy distinto al que tenía Pemex en 1938. Y probablemente al que ha tenido en las últimas décadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

5 consejos simples para volver a ponerte en forma después del confinamiento

La inactividad durante los confinamientos y la pandemia puede haber debilitado la musculatura de muchos, pero existen soluciones simples para recuperar la forma.
BBC
17 de mayo, 2021
Comparte

Cuando empezaron los confinamientos para luchar contra la pandemia de COVID-19, millones de personas dejaron de hacer ejercicio de forma regular.

Los expertos creen que es probable que hayan perdido masa muscular durante este tiempo.

Un efecto que puede provocar problemas de movilidad y equilibrio a largo plazo y desencadenar o agravar una amplia gama de afecciones graves de salud.

Las personas con problemas persistentes deben buscar la ayuda de un médico o fisioterapeuta, pero existe una lista de cosas que se pueden hacer para recupera la forma física.

Aquí va una lista de 5 cosas que puedes hacer, según varios expertos.

Ilustración sobre una mujer que hace ejercicio.

BBC
No empieces con sesiones de una hora. Establece un tiempo más corto y ve aumentando cuando avances.

1. Pequeñas metas

Comenzar con algún ejercicio básico es lo más difícil para muchas personas, dicen los expertos. Su consejo: no intentes hacer demasiado.

“Pero empezar poco a poco es clave para mejorar la motivación“, dice Uzo Ehiogu del Royal Orthopaedic Hospital en Birmingham, Reino Unido.

“Se necesita una pequeña victoria todos los días“.

El ejercicio de fortalecimiento se trata fundamentalmente de mover cosas pesadas.

Pero eso no significa necesariamente levantar grandes pesos. Tu propio peso corporal puede ser suficiente.

Para alguien que ha estado haciendo muy poco o ningún ejercicio durante el confinamiento, 15 minutos de tareas domésticas o jardinería, o mil pasos adicionales al día, podrían ser un buen punto desde el que comenzar, dice.

“El factor más importante en la formación de hábitos saludables es la constancia”.

Así que la mejor manera de lograrlo es estableciendo pequeñas metas que puedas lograr.

“Es más probable que las personas que se impongan metas grandes no puedan cumplirlas”.

Comenzar con algunas flexiones (también conocidas como lagartijas) o medias flexiones, ejercicios de sentarse o pararse o hacer sentadillas y zancadas puede ser muy útil.

Ilustración de un hombre con su carretilla en el jardín

BBC
Hacer pequeños trabajos en el jardín es otra forma de ejercitar los músculos.

2. Empujar y jalar

Los músculos de la parte superior del cuerpo, los bíceps, tríceps, los músculos pectorales o del pecho y el músculo trapecio de la espalda y los hombros pueden haberse debilitado durante el bloqueo.

Lisa Osborn-Jenkins, que trata a pacientes en Southampton, Reino Unido, dice que algunas cosas simples como cambiar la forma en que compramos pueden haber agravado los problemas.

“Llevar bolsas de la compra cargadas es una actividad que requiere mucha fuerza. El cambio a las compras a través de internet significa que muchas personas ya no hacen ese ejercicio”.

Una buena forma de recuperarlo es comenzar a hacer ejercicios de empujar y jalar (push and pull).

“Los músculos de la parte delantera del cuerpo suelen ser buenos para empujar y los músculos de la espalda son buenos para tirar”, dice el Ehiogu.

“Hay que intentar equilibrar ambos“.

Para ello son buenas las flexiones o las flexiones de tres cuartos si las completas son demasiado, empezando con solo unas pocas repeticiones.

Un ejercicio de tracción puede ser el remo, usando una banda elástica, o unas dominadas (pull-up) usando una barra en el marco de una puerta.

Pero no tiene por qué ser un ejercicio formal.

Mover cosas en el jardín o limpiar un armario puede aportar la misma cantidad de ejercicio.

Ilustración sobre distintos tipos de ejercicio

BBC
Aunque tengamos las mejores intenciones, puede resultarnos difícil incluir el ejercicio en nuestra vida diaria.

3. Trabajo de piernas

Los ejercicios simples para la parte inferior del cuerpo y el núcleo (core) pueden producir grandes beneficios, dice la especialista en neurología, la doctora Caroline Appel.

Eso significa ejercitar los músculos de las piernas, las nalgas, los abdominales y la zona lumbar.

“Los ejercicios de sentarse o pararse son una buena forma de comenzar”, dice, junto con las elevaciones de pantorrillas así como subir y bajar las escaleras.

Simplemente comience con 10 repeticiones y aumente.

“Debes incrementar el ritmo más lentamente de lo que crees que puedes”, dice el Dr. Appel.

Cuando estés listo, y si es apropiado, puede pasar a sentadillas y zancadas en el mismo lugar.

“Si no tienes mucho dinero para el equipo, eso no debería detenerte. Puedes comenzar con casi nada”.

Ilustración sobre ejercicio agendado

BBC
Tener claro que momento del día vas a dedicar al ejercicio te pone las cosas más fáciles.

4. Ponle fecha

Tener un horario escrito nos ayuda a superar la “fatiga por decisión” y mantener nuestro objetivo, dice el fisioterapeuta Ben Lombard.

En estos meses, dice, millones de personas se han perdido el ejercicio incidental, como caminar hasta la estación o a la parada del bus.

Por lo tanto, elaborar un horario para compensar el ejercicio perdido se ha vuelto doblemente importante.

“Las personas deben organizarse con objetivos simples, inteligentes y específicos“, dice Patricia Smith de la Universidad de Londres. Y eso es difícil de lograr sin un horario.

Smith dice que hacer ejercicio a la misma hora todos los días también puede ayudarnos a desarrollar rutinas saludables.

Y Lisa Osborn-Jenkins dice que es doblemente motivador si puedes hacerlo socialmente.

Hacer ejercicio con los demás te da dos tipos de motivación: “Existe el placer de estar con los demás, y existe la sensación muy importante de que no querrás decepcionarlos al no presentarte”.

Ilustración de varios elementos para hacer ejercicio.

BBC
Deja todo preparado, te recordará que tienes un compromiso con tu salud.

5. Deja todo listo

Dejar preparado el equipo para hacer ejercicio la noche anterior es una buena forma de asegurarte que no olvidarás hacerlo por la mañana, dice Lombard.

“Se trata de minimizar las barreras mentales para hacer ejercicio”.

Cuando te levantes por la mañana y veas tu equipo listo, será una poderosa señal de determinación.

Una señal de que ya estás en ello.

Tener que buscar en el armario la ropa deportiva hace que sea mucho más probable que te eches atrás y la próxima vez te des la vuelta y te vuelvas a dormir.

Asimismo, Ehiogu dice: “Pon tus zapatillas junto a la puerta“.

Si dejaste de hacer ejercicio durante el confinamiento, date una razón menos para no volver a hacerlo ahora.

Ilustraciones de Gerry Fletcher.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.