close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La justicia no llega para Susana: Llegó con trabajo de parto y murió tras una cesárea de emergencia

La joven indígena tzotzil ingresó con trabajo de parto y murió tras cesárea, salpingoclasia y extracción de vesícula en el Hospital de la Mujer en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Su familia exige reparación del daño.
Por Claudia Ramos
21 de agosto, 2014
Comparte

San Cristóbal de las Casas, Chis.- El viernes 4 de octubre de 2013, Susana Hernández, de 26 años, ingresó al Hospital de la Mujer en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, con trabajo de parto tras 39 semanas de embarazo. El médico del centro de salud que la había atendido hasta entonces la mandó al hospital tras verificar que la bebé venía en mala posición. Dos días después, Susana fue entregada muerta a sus familiares.

A esta joven indígena tzotzil se le había practicado una cesárea de emergencia tras casi 36 horas sin ser atendida, además de una salpingoclasia y la extracción de la vesícula sin su consentimiento y sin que la familia fuera notificada. El subdirector del hospital, Francisco Lara, informó al esposo de Susana, Romeo Pérez, que la bebé había nacido “bien y sana”, pero que su esposa no había “aguantado” las operaciones. “No somos dioses para hacer milagros”, espetó ante el azoro de la familia.

Foto: Gire.

Foto: GIRE.

Tras 10 meses del fallecimiento de Susana, la familia exige respuestas que no llegan, a pesar de una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas y una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Asesorados legalmente por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), el viudo de Susana exige una disculpa pública, investigación y sanción de los responsables, y reparación moral del daño.

Esposo y padre de Susana. Foto: GIRE

Esposo y padre de Susana. Foto: GIRE

Todo lo que podía salir mal, salió mal

Desde que ingresó al hospital el 4 de octubre de 2013 a las 3 de la tarde, Susana quedó condenada, de acuerdo con los testimonios de la familia y de enfermeras entrevistados:

No permitieron que su suegra Lucía la acompañara porque no hablaba español y la corrieron del hospital con malos tratos. No revisaron el expediente médico del control prenatal que indicaba sus 39 semanas de embarazo y la mala posición del bebé, y le calcularon 34 semanas y un bebé prematuro. La dejaron esperando desnuda en una camilla en una de las salas de emergencia, para “demorar el parto”. Cuando por fin le hicieron estudios y comprobaron sus 39 semanas de embarazo y la necesidad de practicarle una cesárea, el sábado 5 de octubre a las 11 de la noche (último día que la vio viva su esposo), postergaron seis horas la operación para atender a una paciente más grave que ella. Después de operada el domingo a las 5 de la mañana, el médico informó a la familia que la bebé había nacido sana y que Susana estaba estable, pero delicada, y que la podrían ver en tres horas. Permitieron que la familia festejara afuera del hospital. Finalmente, a las 11 de la mañana de ese domingo, el subdirector del hospital informó que Susana había fallecido.

“Cuando por fin nos dejaron entrar íbamos contentos al cuarto 17, que era donde estaba ella, pero nos dirigieron al quirófano donde la habían operado. Ahí el doctor nos leyó un documento: ‘bebé nació bien, niña sana, pero desgraciadamente su esposa falleció porque no aguantó las operaciones’. ¿Cuáles operaciones? ¿Por qué le quitaron la vesícula, por qué le ligaron las trompas, por qué tenían qué hacer todo eso? Llegaron al grado de asegurar que Susana autorizó las operaciones con su huella digital, cuando ella sabía leer y escribir perfectamente”, cuenta Romeo.

La tragedia estuvo a punto de no terminar ahí. Una vez en casa, la bebé se puso grave y tuvo que ser atendida en una clínica particular, donde le dieron al papá todas las indicaciones para el cuidado de su hija que omitieron en el Hospital de la Mujer.

María de Lourdes, enfermera del Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas, explica que el caso de Susana no es el único. El hospital no está certificado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, ni cuenta con instalaciones ni personal para atender a pacientes de los 18 municipios de los Altos de Chiapas.

“Tenemos ocho camas y una sola enfermera por turno para atender a pacientes de los 18 municipios. La red de energía eléctrica no sirve, la red de drenaje tampoco, hay goteras en los quirófanos. No hay unidad de cuidados intensivos y las salas de recuperación parecen de hospitalización. Llevan ocho meses remodelando la sala de gineco-obstetricia y no terminan. La supervisora nos dice que tenemos que acostumbrarnos a trabajar con lo que hay; por eso tenemos miedo, porque si se nos muere un paciente nosotras somos las primeras responsabilizadas. El caso de Susana es de una paciente que fue mal valorada y, por lo tanto, mal atendida”.

Martha, también enfermera, indica que a este hospital “habría que tirarlo y volverlo a hacer” por todas las fallas que tiene.

“Si me quedo callada y no denuncio lo que pasa, me voy a la cárcel o se me cae el hospital encima. Cuando las pacientes llegan al segundo nivel de atención es para morirse, porque ya pasaron una semana con un parto no atendido. No queremos quedar como los malos, cuando somos los que hacemos milagros con lo que tenemos. No queremos ser cómplices”.

De acuerdo con datos de GIRE, de las mujeres fallecidas durante 2012 por muerte materna en Chiapas, siete de cada 10 murieron en una clínica u hospital federal o estatal y ocho de cada 10 contaron con asistencia médica.

Tumba de Susana. Foto: Claudia Ramos.

Tumba de Susana.
Foto: Claudia Ramos.

No hay consuelo porque no hay justicia

Don Manuel Hernández Gómez, dirigente Chamula y papá de Susana, no halla consuelo. Presidente municipal de San Juan Chamula de 1994 a 1995, diputado local de 1996 a 1998, comisariado de bienes comunales de 1999 a 2001, aprovecha su experiencia como funcionario para tocar puertas y convocar a la gente, para que la muerte de Susana no quede impune.

Junto con Romeo exige de las autoridades de Salud del gobierno de Chiapas una disculpa pública, además de una investigación y sanción a los responsables, y reparación moral del daño. Asesorados por GIRE, también piden un hospital digno con personal capacitado y sensibilizado, para que ni una mujer más sufra lo que padeció Susana ni lo que su familia ahora encara. “Es urgente la reparación integral por las violaciones a derechos humanos sufridas y que el hospital de la Mujer de San Cristóbal sea un lugar seguro para las mujeres”, resalta la campaña que GIRE lanza este jueves 21 de agosto para exigir justicia para Susana. La campaña incluye presionar a la CNDH para que corrija su “negligente actuación al dar seguimiento a las quejas por muerte materna”.

Romeo quiere que su hijo Jonathan, de 8 años, y Susanita, de 10 meses, sepan cuando crezcan que la muerte de su madre no quedó impune. Y que les reparen el daño que les han causado, porque Susana no debió morir. “Mire”, enseña a esta reportera la lista de pendientes elaborada por su esposa un día antes de partir al hospital. “¿Usted cree que si ella se hubiera sentido mal o pensado que algo saldría mal, habría escrito esto?” Del lado derecho de la hoja, junto a donde enumeró pañales, pantaloncitos, suetercitos y chamarritas, escribió: “en mi casa lo que debe quedar listo. Mi cama y cuarto”. Luego lo guarda en su fólder y suspira.

Foto: Claudia Ramos.

Foto: Claudia Ramos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Snapchat: el exitoso (y polémico) filtro que te muestra cómo serías si cambiaras de género

La nueva herramienta, que se lanzó el 9 de mayo, ha generado críticas entre miembros de las comunidades trans pues aseguran que se "bromea" con la transición de género.
21 de mayo, 2019
Comparte

Mujeres convertidas en hombres y viceversa.

Una verdadera revolución en las redes sociales ha causado el nuevo filtro de Snapchat que juega con el cambio de género.

La novedosa herramienta de la red social, que fue lanzada el 9 de mayo pasado, permite que, con un solo click, el usuario pueda verse como si hubiera nacido con el sexo opuesto.

El filtro se ha puesto rápidamente de moda. Ni las estrellas de Hollywood se han podido resistir a probar esta nueva tendencia.

Una de ellas es la actriz y cantante norteamericana, Miley Cyrus, quien subió una imagen de su versión masculina a través de Twitter.

“¿Ummm, por qué Snapchat me convirtió en Joe Jonas? ¿Es por nuestras cejas?”, escribió Cyrus en referencia al cantante de la banda de pop Jonas Brother.

Cómo funciona

snapchat

Getty Images
El filtro le dio un nuevo aire a Snapchat, la aplicación pionera de imágenes y videos instantáneos que había disminuido considerablemente su popularidad en los últimos años luego de que Instagram irrumpiera con su modalidad de “Historias”.

El filtro le dio un nuevo aire a Snapchat, la aplicación pionera de imágenes y videos instantáneos que había disminuido considerablemente su popularidad en los últimos años luego de que Instagram irrumpiera con su modalidad de “Historias”.

Junto con el filtro que crea versiones del género opuesto de los usuarios, Snapchat también lanzó uno que transforma el rostro en el de un bebé. Ambas han causado furor.

Generar estas imágenes es sencillo. Usuarios de iPhone y Android con procesadores potentes pueden superponer estas máscaras en tiempo real.

Luego, se puede tomar una instantánea o incluso grabar en video pulsando el botón principal de manera prolongada durante 15 segundos máximo. La imagen puede ser compartida a través de Snapchat, WhatsApp, Facebook, Instagram o Twitter.

El lente de realidad aumentada para la versión masculina añade, entre otras cosas, cejas más gruesas, una línea de la mandíbula ensanchada e intenta desdibujar el cabello largo. Para el filtro de apariencia femenina, en cambio, Snapchat establece una piel más lisa, pestañas gruesas, cabello largo y una mandíbula más delgada.

Snapchat

BBC
El lente de realidad aumentada para la versión masculina añade, entre otras cosas, cejas más gruesas, una línea de la mandíbula ensanchada e intenta desdibujar el cabello largo.

Trolls en Tinder

Pero el nuevo filtro que permite cambiar de sexo también ha generado polémica.

En los últimos días han surgido cientos de casos de usuarios que han creado perfiles falsos en Tinder, la famosa aplicación de citas en línea.

Según las experiencias publicadas por algunos hombres en distintas redes sociales, lo decidieron hacer para saber lo que se siente ser mujer en Tinder. Y algunos han tenido éxito.

tinder

Getty Images
En los últimos días han surgido cientos de casos de usuarios que han creado perfiles falsos en Tinder, la famosa aplicación de citas en línea.

Es el caso de Mohi, un joven estadounidense que recibió 168 “likes” en media hora con un perfil falso creado por él mismo con su foto en versión mujer. Luego, publicó en Twitter los mensajes que recibió.

“Usé el filtro de Snapchat en Tinder durante 30 minutos y, en conclusión, odio a los hombres”, escribió el joven.

Para algunos, el nuevo filtro de Snapchat puede terminar por saturar de “trolls” a la aplicación de citas.

Comunidad trans

Por otra parte, miembros de comunidad transgénero han realizado algunas críticas contra la nueva herramienta de Snapchat, afirmando que el filtro “bromea” con la transición de género.

Rose Dommu, miembro de la revista Out, que publica artículos con la mirada de la comunidad LGBT, asegura que “este filtro es, literalmente, una transición instantánea, y la forma cómica en que se comparte es … no es lindo”.

“No entienden el dolor y la resistencia que requieren las personas trans para acercarse incluso a su ideal. Así que no, ciertamente no quiero mirar la pantalla de mi teléfono y ver lo que un filtro ha decidido que es la versión más femenina de mí. Tampoco quiero ver memes burlándose de la violencia real que enfrentan las personas trans”, explica Dommu.

En respuesta a las críticas, Snapchat ha señalado que la función de estos nuevos filtros está destinada a ayudar a los usuarios a expresarse.

Snapchat

Getty Images
Snapchat ha señalado que la función de estos nuevos filtros está destinada a ayudar a los usuarios a expresarse.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RvYz63RfE8c

https://www.youtube.com/watch?v=xLBMdL-Roq0

https://www.youtube.com/watch?v=P2m5e0Yb80Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.