Jugar a ser político para reírse de los políticos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Jugar a ser político para reírse de los políticos

El sector del juego se ha ido volviendo más político; la industria ha aprendido a divertirse con los que mandan en videojuegos, aplicaciones para móvil y juegos de mesa.
Por Borja Ventuta ( @BORJAVENTURA )/Yorokobu
27 de agosto, 2014
Comparte

videojuegos yorokobuEn 2007 se lanzó al mercado un juego que levantó cierta polémica. Se llamaba ‘Sombras de guerra: la Guerra Civil española’ e iba, como su nombre indica, sobre nuestra Guerra Civil, esa que tanto nos gusta mencionar sin que ninguno de nosotros la hayamos vivido. La polémica venía por lo (decían) inoportuno y poco riguroso del asunto, aunque bien es cierto que durante años nuestros PC se llenaron de juegos de estrategia ambientados en guerras extranjeras. Pero, claro, no era la nuestra.

Ahí estaba como espejo el mítico ‘Command & Conquer’, con la posibilidad de ‘jugar’ a la Guerra Fría eligiendo ser un aliado o un comunista. Porque la gracia del juego de marras era precisamente esa: poder elegir bando y, ya ves, cambiar la historia y que no fueran los golpistas militares los que ganaran, si es que en las guerras gana alguien. También habíamos podido jugar al español ‘Commandos’, ambientado en la Segunda Guerra Mundial, o a los ‘Call of Duty’ en desiertos lejanos.

Pero no era problemático jugar a ninguna de esas guerras porque, qué demonios, no era la nuestra. Eso de que uno eligiera a los nacionales estaba mal visto (porque por algo son los malos), pero lo de que los republicanos pudieran ganar sonaba tan revisionista que tampoco gustaba a ‘esos’ que suelen estar en desacuerdo con las cosas que se hacen. ‘Sombras de guerra‘ no era un juego de estrategia, era una mala idea y punto.

Aunque sólo han pasado siete años desde entonces, el sector del juego se ha ido volviendo más político. Cierto es que tiene mucha mejor acogida divertirse a costa de un político que guste más o menos que del drama que traumatiza aún hoy al país. Pero de entonces hasta ahora, la industria española ha aprendido a divertirse con los que mandan en videojuegos, aplicaciones para móvil y juegos de mesa.

¿Que Esperanza Aguirre es pillada huyendo de unos policías dándole el alto por plantar su coche en el carril bus de la Gran Vía de Madrid? Crean el GTAguirre para Android, donde el objetivo del juego es ayudar a la lideresa a escapar de los agentes. ¿Que somos el PP catalán y tenemos que hacer una campaña dura? Los jóvenes del partido sacan en su web ‘Alicia Croft‘, donde la candidata, a lomos de su gaviota Pepe, ajusticiaba a inmigrantes ilegales (para más tarde cambiarlos por ‘mafias’ y, al final, retirar el juego).

GTAguirre

 

Pero no sólo el PP es el protagonista de los juegos. Pablo Iglesias, líder de Podemos, es el centro ‘Casta Wars’ (paraiOS y Android), donde fulmina al estilo ‘Pang’ a sus oponentes (a saber, tertulianos y políticos conservadores). Y no es la única app en la que es la estrella: hay algunas que recogen sus mejores frases y permiten ponerlas como tono de llamada. En otras apps un poco menos resultonas puedes hacer puzzles con las caras de los líderes más polémicos por el mero gusto de reírte un rato con tus siniestras creaciones.

El último en llegar a la tienda de aplicaciones ha sido otro de los protagonistas del verano, Jordi Pujol. En Pujol-Gate la misión del jugador es atrapar al ex Molt Honorable y a su creciente familia a través de cinco paraísos fiscales y recuperar el dinero que se han llevado de las arcas catalanas.

No todo son apps o videojuegos. Hay juegos online de tinte social como Misión Presidente, donde otros usuarios deben votarte según tus propuestas, o D€mocracia, un juego de mesa que hace unas semanas conseguía completar su financiación a través de una campaña de crowdfunding: pedían 15.000€ y consiguieron 18.300€. Y eso que el éxito no era fácil, porque cada uno de esos juegos cuesta más de 40 euros.

Otra opción algo más económica e igualmente burlesca con la política actual es el juego de cartas ‘Que viene la Troika‘, que tiene cartas de personajes tan entrañables como Camps, Mas, Aguirre, Rosa Díez o Rubalcaba

¿Qué se esconde tras la creación de todos estos juegos?Varias cosas, todas en clave de ‘terapia’.

Primero, la desmitificación del humor político, pasando de lo mal visto que está reírse de un estigma como la Guerra Civil a lo aceptable que resulta para todos digerir la dura realidad política a través de la sátira o la burla.

Segundo, el hacer evidentes algunas pulsiones del país, como la app xenófoba del equipo de Alicia Sánchez-Camacho, que hizo visible una de las grandes preocupaciones de la región en ese momento -la inmigración- y quiso pescar votos en un río donde otras fuerzas hacían campaña: el fascista Anglada de PxC con spots como este y CiU, que nunca ha disimulado su postura sobre inmigración ilegal (el polémico cartel de «en Cataluña no cabe todo el mundo» dio mucho de sí).

Tercero y más importante: evidenciar el descontento con los políticos. Se hace de la forma equivocada, lejos de las urnas, pero se hace.

Y cuarto, a veces son los políticos los que usan la herramienta del juego para llegar a sus votantes porque entienden que es un canal más efectivo que los mítines o los medios de comunicación a la hora de llegar a según qué públicos.

La tendencia, claro, no es cosa sólo de España. En Europa hay apps para luchar contra zombies políticos o, sin salir de ese género, un simulador electoral a la italiana bastante chanante. Ahora, para idas de olla, nada mejor que el mercado japonés: una presidenta del futuro combatiendo a lomos de un robot gigante o un presidente actual que hizo campaña con un juego para móviles.

Desde EE UU llegan apps para dar de puñetazos a Obama, resolver debates políticos en un combate de boxeo o, algo más trabajado, una especie de ‘Liga Fantástica’ ambientada en las últimas elecciones presidenciales. Y eso por no hablar de las revisiones en plan aventura gráfica del Watergate.

Aunque, bien pensado, todo esto estaba inventado hace muchos años, cuando lanzaron el Monopoly. Porque de eso se trata, ¿no?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quiénes son las mujeres que arbitraron por primera vez un partido de hombres en la historia de los mundiales

Una mexicana, una brasileña y una francesa pitaron el partido en el que el jueves se midieron las selecciones de Costa Rica y Alemania.
2 de diciembre, 2022
Comparte

Un equipo arbitral exclusivamente femenino pitó, por primera vez en la historia, un partido en un Mundial de Fútbol masculino.

La francesa Stephanie Frappart junto a la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz Medina dirigieron el encuentro en el que este jueves se midieron las selecciones de Costa Rica y de Alemania, en el estadio Al Bayt.

Frappart ya rompió un techo de cristal en Qatar al convertirse en la primera mujer árbitro del torneo, cuando fue nombrada como cuarto referí del partido entre México y Polonia del pasado martes.

“Conocemos la presión”, dijo la francesa a la BBC antes del inicio de la Copa Mundial.

“Pero debemos estar tranquilas, centradas, concentradas, y no pensar demasiado en los medios de comunicación y en todo lo demás, solo estar concentradas en lo que ocurre en el campo”, agregó.

Lee: Karen Díaz, la árbitra mexicana que pasó de cobrar 55 pesos en sus inicios a dirigir en Qatar 2022

Las primeras en todo

La francesa, de 38 años, ya ha hecho historia en el fútbol europeo. En 2019 se convirtió en la primera mujer en arbitrar un partido de la Supercopa y en 2020 hizo lo mismo en la Liga de Campeones.

Frappart junto a Cristiano Ronaldo.

Getty Images
La gala Stephanie Frappart ya participó en la terna que dirigió el partido entre Portugal y Ghana y en el que midió a México contra Polonia.

Por su parte, Díaz Medina logró en 2019 el hito de ser la primera mujer en pitar un partido de vuelta de la final de la liga mexicana. Esto, apenas un año después de ser certificada como árbitro asistente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Sin embargo, su carrera, que se extiende por más de 12 años, empezó casi por accidente.

“Un día, mientras trabajaba en una cafetería de un Little Sports Center, el árbitro designado no llegó al partido. El administrador de la liga me preguntó si quería arbitrar el partido y le dije que sí. Me gustó, me pagaron por hacer algo que disfrutaba mucho. A partir de ese momento me asignaron más juegos cada semana y con el dinero ganado pude pagar la Universidad”, relató Díaz Medina en una entrevista con la Confederación de Fútbol de la Asociación del Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

La brasileña Back tampoco es una recién llegada en el mundo del arbitraje y en 2005 inició su dilatada carrera en los terrenos de juego tras culminar sus estudios.

Desde 2008 Back viene pitando partidos en distintas competiciones en su país y en 2014 consiguió el reconocimiento de la FIFA, lo cual le permitió convertirse en 2021 en una de las integrantes de la primera terna que arbitró un partido de la Copa Libertadores de América masculina.

Hablan las árbitros

A la pregunta de si alguna vez ha recibido críticas y comentarios de jugadores, directivos o aficionados por el hecho de ser mujer, Frappart respondió a la BBC:

“Desde que empecé siempre recibí el apoyo de los equipos, los clubes y los jugadores. Siempre fui bienvenida en el estadio, así que me siento como una árbitra más dentro del campo. Siempre fui bienvenida, así que creo que seré bienvenida como antes”.

Díaz Medina en un partido de fútbol.

Getty Images
La mexicana Karen Díaz Medina espera servir de ejemplo a otras niñas y probarles que con esfuerzo todos los sueños se pueden conseguir.

Back, entretanto, admitió su carrera no ha sido fácil y que ha tenido que superar momentos complicados. No obstante, aunque aseguró haber dado con la receta para lidiar con ellos.

“Cuando paso por una situación comprometedora, donde el prejuicio se presenta de una forma velada, con chistes de mal gusto o hasta miradas, solamente pienso que lo que alguien piensa o diga de mí no me define“, comentó en una reciente entrevista con la agencia EFE.

La árbitro, nacida hace 38 años en el municipio de Saudades, en el estado de Santa Catarina, próximo a la frontera con Argentina, aseguró que en el fútbol profesional la discriminación contra las mujeres es cada vez menos frecuente, pero que aún resta mucho por hacer en el amateur.

“El prejuicio está más presente en el fútbol aficionado”, dijo, al tiempo que agregó: “Lo que necesitamos hacer (las mujeres árbitros) es un buen trabajo, tomar las decisiones acertadas dentro de la cancha y todo saldrá bien”.

Por su parte, Díaz Medina aseguró espera convertirse en un modelo a seguir para otras niñas, al “demostrarles que los sueños se hacen realidad si te esfuerzas y amas lo que haces”.

Otras tres mujeres figuran entre los 36 árbitros seleccionados por la FIFA para encargarse de los partidos en Qatar.

Qatar 2022

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.