Obama reconoce tortura contra miembros de al Qaeda tras los atentados del 11-S
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Obama reconoce tortura contra miembros de al Qaeda tras los atentados del 11-S

El presidente estadounidense se refirió a un informe que próximamente revelará el Senado, el cual evidencia casos de tortura tras los atentados terroristas
1 de agosto, 2014
Comparte
Foto. AP

Foto. AP

Estados Unidos torturó a miembros de al Qaeda detenidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, reconoció el viernes el presidente Barack Obama, en unas de sus declaraciones más amplias hasta la fecha sobre varias prácticas controversiales de la CIA que el mandatario prohibió después de asumir el cargo.

“Torturamos a algunos señores”, afirmó Obama en una conferencia de prensa televisada en la Casa Blanca. “Hicimos algunas cosas contrarias a nuestros valores”.

Adelantándose a la inminente difusión de un informe del Senado que critica la forma en que la CIA trató a los detenidos, Obama dijo creer que el maltrato ocurrió a causa de la presión bajo la que vivían los funcionarios de seguridad nacional para prevenir otro ataque.

El presidente dijo que los estadounidenses no deberían verse muy “mojigatos” al hacer juicios ahora a través de la lente de una actualidad distinta, aparentemente más segura.

Esa posición, que Obama expresó cuando era candidato a la presidencia en 2008 y luego al principio de su período, explica por qué el mandatario no presionó para que se presentaran cargos penales a los funcionarios del gobierno de George W. Bush que dirigieron el programa de la CIA. Hasta la fecha, muchos de esos funcionarios insisten en que lo que hicieron no fue tortura, que es un delito grave bajo la ley de Estados Unidos.

Los comentarios del presidente son un golpe a los exfuncionarios, así como a unas 200 personas que actualmente trabajan en la CIA y que desempeñaron algún papel en el polémico programa de interrogatorios.

En 2009, Obama dijo que él prefería “mirar hacia adelante, no hacia atrás” en el tema, y decidió que ningún funcionario de la CIA que siguió orientación legal en los interrogatorios —sin importar cuán viciada resultó ser— debía ser procesado. Una investigación penal de larga data sobre si la CIA rebasó esas orientaciones —que es un alegato en el reporte del Senado— fue cerrada en 2012 sin cargos.

Aún así, las declaraciones de Obama del viernes fueron más enfáticas que comentarios anteriores sobre el tema, entre ellas un discurso de 2009 en el que pregonó su prohibición de las “así llamadas técnicas mejoradas de interrogatorio” y “métodos brutales”, pero absteniéndose de admitir que el gobierno de Estados Unidos había cometido tortura.

“Creo que ‘el submarino’ fue tortura y, cualquiera que hayan sido los fundamentos jurídicos utilizados, fue un error”, dijo en abril de 2009. Al hablar de “el submarino” Obama aludía a una técnica de interrogación también conocida como “ahogamiento simulado”.

“Cruzamos una línea”, afirmó. “Eso tiene que ser comprendido y aceptado… Hicimos algunas cosas que estuvieron mal, y eso es lo que este informe refleja“.

Obama no se refirió el viernes a otros dos argumentos centrales del informe del Senado —a punto de ser publicado— de que los interrogatorios brutales no resultaron en la obtención de información de inteligencia para salvar vidas, y que la CIA le mintió a otros miembros del gobierno de Estados Unidos acerca de qué estaba haciendo exactamente.

Obama también manifestó su confianza total en el actual director de la CIA, John Brennan. Éste se disculpó con los senadores después de que el contralor de esa agencia de inteligencia halló que sus empleados, en una acción impropia, registraron las computadoras de personal del Senado que efectuaba la pesquisa sobre las prácticas de interrogación y detención posteriores a los atentados del 11 de septiembre.

Se han hecho pedidos en el Capitolio para que Brennan renuncie.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Twitter: cómo el primer tuit de la red social generó una subasta millonaria

El cofundador de Twitter decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.
Por BBC
7 de marzo, 2021
Comparte

La subasta online por el primer tuit de la historia llegó a tener pujas de hasta 2,5 millones de dólares  este sábado.

Todo se debe al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, que decidió poner a subasta su primer tuit y su iniciativa se convirtió rápidamente en una puja millonaria.

“Just setting up my twttr”, se lee en inglés en el post publicado en marzo de 2006 ( “Sencillamente configurando mi twttr”, en español).

La publicación será vendida en forma de NFT (token criptográfico), un certificado digital exclusivo que establece quién posee una fotografía, un video u otra forma de contenido online.

No obstante, el comentario de Dorsey seguirá estando disponible para el público en Twitter incluso después de que acabe en manos de un nuevo propietario.

El comprador recibirá un certificado, firmado digitalmente y verificado por el propio Dorsey, junto a los metadatos del tuit original, que incluirá información como el momento en que se publicó el tuit y su contenido.

Gran parte de esa información, no obstante, ýa está públicamente disponible.

¿Como un “souvenir”?

La subasta se lleva a cabo a través de la web Valuables, lanzada hace tres meses para vender tuits usando estos mecanismos.

En una publicación en esta plataforma, sus fundadores comparan la compra de un tuit como la de un autógrafo más tradicional o un souvenir.

“Tener cualquier contenido digital puede ser una inversión financiera“, señalan. “ valor sentimental. Tal y como un autógrafo en una tarjeta de béisbol, el NFT en sí mismo es la firma de su creador en el contenido, convirtiéndolo en algo único, limitado y valioso”.

https://twitter.com/jack/status/20

Ofertas anteriores al tuit de Dorsey sugieren que fue sacado a la venta en diciembre, pero la subasta atrajo mayor atención después de que el propio cofundador tuiteara un vínculo a ésta el viernes. Ese comentario ha sido compartido miles de veces desde entonces.

En cuestión de minutos, la puja por el tuit llegó a los más de US$88.000 y se disparó este sábado, con una oferta de US$1,5 millones siendo usurpada por otra de US$2 millones alrededor de las 15:30 GMT.

Según las condiciones de Valuables, el 95% de las ventas del tuit irán destinadas al creador original y el restante a la página web.

línea

BBC

Análisis de Rory Cellan-Jones, periodista de la BBC especializado en Tecnología

Los tuits son el último activo digital en ser monetizado a través de los llamados NFT.

Los NFT utilizan la tecnología de contratos blockchain, popular por ser usada en criptomonedas como el bitcoin, para crear certificados exclusivos de adquisición de cualquier contenido digital.

Pese a que la idea de que artistas digitales pueden obtener ingresos al ofrecer a los compradores cierto sentido de propiedad tiene sus alicientes, la “venta” de tuits dejará a más de uno perplejo.

Valuables, la plataforma que comercializa el tuit de Dorsey, parece reconocer que el concepto provocará cierto desconcierto. En el apartado de preguntas frecuentes de su página web, explica que “poseer cualquier tipo de contenido digital puede… tener valor sentimental y forjar una relación entre el coleccionista y el creador”.

La mayoría de nosotros pensaría que este es un precio muy alto a pagar por una relación con el jefe de Twitter, pero dado el estado frenético y a menudo irracional de cualquier tipo de mercado relacionado con las criptomonedas, quizá el comprador confía en que pronto habrá alguien que le quitará el tuit de las manos a un precio incluso superior.

Por mi parte, basado en el dicho de que “si no puedes con ellos, mejor únete”, he puesto uno de mis tuits a la venta.

Es un tuit sobre este artículo y acabo de aceptar una puja por él de US$1. Puede sonar algo modesto, pero teniendo en cuenta que tengo otros 72.466 tuits disponibles puede ser el comienzo de algo grande…

línea

BBC

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.