Obama reconoce tortura contra miembros de al Qaeda tras los atentados del 11-S
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Obama reconoce tortura contra miembros de al Qaeda tras los atentados del 11-S

El presidente estadounidense se refirió a un informe que próximamente revelará el Senado, el cual evidencia casos de tortura tras los atentados terroristas
1 de agosto, 2014
Comparte
Foto. AP

Foto. AP

Estados Unidos torturó a miembros de al Qaeda detenidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, reconoció el viernes el presidente Barack Obama, en unas de sus declaraciones más amplias hasta la fecha sobre varias prácticas controversiales de la CIA que el mandatario prohibió después de asumir el cargo.

“Torturamos a algunos señores”, afirmó Obama en una conferencia de prensa televisada en la Casa Blanca. “Hicimos algunas cosas contrarias a nuestros valores”.

Adelantándose a la inminente difusión de un informe del Senado que critica la forma en que la CIA trató a los detenidos, Obama dijo creer que el maltrato ocurrió a causa de la presión bajo la que vivían los funcionarios de seguridad nacional para prevenir otro ataque.

El presidente dijo que los estadounidenses no deberían verse muy “mojigatos” al hacer juicios ahora a través de la lente de una actualidad distinta, aparentemente más segura.

Esa posición, que Obama expresó cuando era candidato a la presidencia en 2008 y luego al principio de su período, explica por qué el mandatario no presionó para que se presentaran cargos penales a los funcionarios del gobierno de George W. Bush que dirigieron el programa de la CIA. Hasta la fecha, muchos de esos funcionarios insisten en que lo que hicieron no fue tortura, que es un delito grave bajo la ley de Estados Unidos.

Los comentarios del presidente son un golpe a los exfuncionarios, así como a unas 200 personas que actualmente trabajan en la CIA y que desempeñaron algún papel en el polémico programa de interrogatorios.

En 2009, Obama dijo que él prefería “mirar hacia adelante, no hacia atrás” en el tema, y decidió que ningún funcionario de la CIA que siguió orientación legal en los interrogatorios —sin importar cuán viciada resultó ser— debía ser procesado. Una investigación penal de larga data sobre si la CIA rebasó esas orientaciones —que es un alegato en el reporte del Senado— fue cerrada en 2012 sin cargos.

Aún así, las declaraciones de Obama del viernes fueron más enfáticas que comentarios anteriores sobre el tema, entre ellas un discurso de 2009 en el que pregonó su prohibición de las “así llamadas técnicas mejoradas de interrogatorio” y “métodos brutales”, pero absteniéndose de admitir que el gobierno de Estados Unidos había cometido tortura.

“Creo que ‘el submarino’ fue tortura y, cualquiera que hayan sido los fundamentos jurídicos utilizados, fue un error”, dijo en abril de 2009. Al hablar de “el submarino” Obama aludía a una técnica de interrogación también conocida como “ahogamiento simulado”.

“Cruzamos una línea”, afirmó. “Eso tiene que ser comprendido y aceptado… Hicimos algunas cosas que estuvieron mal, y eso es lo que este informe refleja“.

Obama no se refirió el viernes a otros dos argumentos centrales del informe del Senado —a punto de ser publicado— de que los interrogatorios brutales no resultaron en la obtención de información de inteligencia para salvar vidas, y que la CIA le mintió a otros miembros del gobierno de Estados Unidos acerca de qué estaba haciendo exactamente.

Obama también manifestó su confianza total en el actual director de la CIA, John Brennan. Éste se disculpó con los senadores después de que el contralor de esa agencia de inteligencia halló que sus empleados, en una acción impropia, registraron las computadoras de personal del Senado que efectuaba la pesquisa sobre las prácticas de interrogación y detención posteriores a los atentados del 11 de septiembre.

Se han hecho pedidos en el Capitolio para que Brennan renuncie.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Francia: Macron gana por segunda vez a Le Pen y es el primer presidente francés reelecto en 20 años

El presidente Emmanuel Macron repetirá por otros cinco años en el cargo tras ganar este domingo la segunda vuelta de las elecciones en Francia.
25 de abril, 2022
Comparte

El presidente Emmanuel Macron permanecerá otros cinco años en El Elíseo tras ser reelegido este domingo la segunda vuelta de las elecciones en Francia.

Con el 58,55%% de los votos, Macron se impuso otra vez a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen, quien obtuvo el 41,45%, una cantidad que representa el apoyo más fuerte recibido por su partido en su historia.

por ciento

BBC

Macron se convierte así en el primer presidente que revalida en el cargo en los últimos 20 años, después de Jacques Chirac en 2002.

En un emotivo discurso de celebración, el mandatario aseguró que agradecía a todos los que le dieron su apoyo y reconoció que su victoria se debía no solo a los que seguían sus ideas, sino también a aquellos que habían votado por él para evitar que la extrema derecha obtuviera el poder.

“Yo entiendo los deberes que vienen con esa confianza por los próximos años”, dijo.

Aseguró, además, que tratará de gobernar con un nuevo método y que tratará de atender las preocupaciones de los que votaron en su contra.

“A los que votaron por la extrema derecha les digo que mi responsabilidad y la de mi equipo será atender sus inquietudes”, dijo desde el Campo de Marte.

Pictures of candidates Emmanuel Macron (L) and Marine Le Pen are displayed during the second round of voting in the French presidential elections at the French Embassy in Beijing on April 24

Getty Images

Tras darse a conocer las primeras estimaciones, Le Pen reconoció la derrota, aunque aseguró que los resultados eran una victoria para su partido, Agrupación Nacional (RN).

“Pudo haber soplado una gran viento de libertad en el país. Los resultados de la votación, los cuales respeto, quisieron otra cosa. A pesar de dos semanas de métodos (de campaña) desleales (…), las ideas que representamos alcanzaron su punto máximo en la noche de las elecciones presidenciales. Con más del 43% de los votos, los resultados de esta noche representan, en sí mismos, una brillante victoria”, dijo.

Indicó, además, que el objetivo de su partido ahora son las elecciones parlamentarias de junio.

“Más que nunca continuaré mi trabajo por los franceses. El paisaje de la política francesa se está recomponiendo”, dijo.

El porcentaje de participación se situó por debajo del 72%, la más baja desde 1969.

Aunque Macron llegó a la segunda vuelta con una ventaja estable en las encuestas de opinión, los analistas alertaron que no se debía dar por segura su victoria.

Sin embargo, su posición mejoró en los últimos días de campaña, principalmente tras el debate preelectoral del miércoles.

Televisoras locales mostraban a miles de partidarios de Macron celebrando en las calles y alrededor de lugares emblemáticos de la capital francesa, como la Torre Eiffel.

macron

Getty Images

De acuerdo con el periodista de la BBC, Hugh Schofield, quien se encuentra en París, “la amenaza de la extrema derecha resultó exagerada en las encuestas”.”Sin embargo, sigue siendo la mayor votación jamás obtenida por los nacionalistas. Combinado con la altísima tasa de abstenciones y votos nulos, se confirma la impresión de un país dividido e infeliz”, indica.

La segunda vuelta de esto domingo mostró una diferencia más estrecha entre los candidatos que los resultados obtenidos en 2017, cuando el centrista obtuvo el 66% de los votos, frente al 33.9 % de la candidata de ultraderecha.

En la primera vuelta de hace dos semanas, Macron obtuvo el 27,6% de los votos, mientras que su oponente se llevó el 23,4%.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y numerosos líderes europeos felicitaron a Macron por su victoria.

Y es que los resultados han sido vistos como un respiro para el bloque regional por la posición pro-europea de Macron y los comentarios críticos de Le Pen hacia el bloque.

Aunque la candidata se retractó de sus ideas iniciales de buscar la salida de Francia del bloque, existía el temor de que sus políticas afectaran la unidad de la UE, sacudida en los últimos años por la salida de Reino Unido, la elección en 2016 de Donald Trump y el ascenso de una nueva generación de líderes nacionalistas.

“El mayor suspiro de alivio ha venido de los líderes de la UE. Como presidente, Le Pen habría sido vista como una amenaza existencial para la Unión, ya que es una euroescéptica abierta, mientras que es difícil encontrar a alguien más entusiasta de la UE que Emmanuel Macron”, escribe desde París la periodista de la BBC Katya Adler.

No obsante, la preocupación por los resultados de la extrema derecha llegó incluso del propio gobierno de Macron.

El ministro de Salud, Olivier Véran, aseguró que no quería “estropear la victoria”, pero que estaba preocupado por el número de votos obtenidos por Le Pen. “También hemos escuchado el mensaje del pueblo francés. Habrá un cambio de método, se consultará al pueblo francés”, dijo.

La nueva victoria

Cuando hace cinco años se convirtió en el líder francés más joven en llegar al poder desde Napoleón, bajo el partido En Marche! (¡En marcha!), Macrón prometió alejarse de los espectros políticos, fortalecer los lazos con Europa e implementar importantes reformas en materia social y económica.

El descontento contra las élites políticas que, por años, habían administrado el país europeo hizo que el electorado se volcara a favor de aquel joven exbanquero que participaba en su primera elección.

Cuando venció a Le Pen en segunda vuelta en esa ocasión, su única experiencia en el gobierno había sido como asesor económico y ministro de Economía del expresidente socialista François Hollande.

Emmanuel Macron

Getty Images

Sin embargo, el mandatario vio su popularidad caer en los últimos tiempos, principalente por su posición frente las protestas de los llamados “chalecos amarillos”, sus políticas y algunas de las medidas para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Algunos sectores lo criticaron por considerarlo un “presidente de los ricos” y de no estar en contacto con los sectores más desfavorecidos de la sociedad francesa.

Proyectos y desafíos

El nuevo período de gobierno de Macron comenzará el 13 de mayo.

El mandatario ha prometido pleno empleo dentro de cinco años, un recorte de impuestos de US$16.000 millones al año para los hogares y las empresas, lo que planea financiar aumentando gradualmente la edad de jubilación de 62 a 65 años.

En términos de defensa, afirmó que aumentaría el gasto militar con miras a una mayor soberanía francesa, sobre todo en el contexto de la invasión rusa a Ucrania.

En cuanto a la energía, propone crear seis reactores nucleares, mientras que en la educación buscará darles mayor independencia a las universidades.

macron

AFP

Sin embargo, su primer gran reto serán las elecciones parlamentarias de junio, dado que otros rivales, desde Le Pen hasta el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (quien pidió ahora a sus seguidores votar por Macron para impedir el triunfo de Le Pen), han llamado a no darle una mayoría legislativa.

El candidato de extrema derecha Eric Zemmour (eliminado en primera vuelta) también ha pedido una alianza de agrupaciones derechistas de cara a las elecciones legislativas de junio.

“Lucharemos por nuestras ideas en todos los pueblos y aldeas de Francia, en Internet y en los medios. Pero no habrá victoria sin alianzas. Hago un llamado a la unión nacional para las elecciones legislativas de junio”, dijo.


Macron aleja otra vez la extrema derecha

Por Paul Kirby, desde París

Esta es una victoria dramática e histórica para el presidente francés.No nos equivoquemos: esta era la mejor oportunidad de victoria de Marine Le Pen y, sin embargo, no sucedió.

Su campaña fue hábil, su enfoque en el costo de la vida resonó con los votantes y se desempeñó bien en el gran duelo televisivo hace unos días.Macron ni siquiera se presentó a la campaña electoral sino hasta ocho días antes de la primera vuelta, lo que provocó acusaciones de arrogancia.

Pero lo hizo, los votantes escucharon con claridad.

Aunque Le Pen ofreció recortes de impuestos y no aumentar la edad de jubilación, los franceses decidieron que las propuestas de Macron eran más realistas y rechazaron las de ella. En 20 años, Francia no había respaldado a un presidente por dos mandatos y nunca antes un presidente había sido reelegido con una mayoría en el parlamento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.