¿Realmente cuántos hombres son pedófilos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Realmente cuántos hombres son pedófilos?

Recientemente el Papa dijo que alrededor del 2% de los sacerdotes católicos son pedófilos. ¿Será el mismo porcentaje para la población en general? ¿Hay estudios psicológicos que ofrezcan la respuesta?
2 de agosto, 2014
Comparte
Marcha contra la pederastia en México, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

Marcha contra la pederastia en México, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

En un artículo que causó revuelo en el Vaticano recientemente, el diario La Reppublica citó al Papa diciendo que alrededor del 2% de los curas católicos son pedófilos. ¿De dónde pudo haber salido esa cifra? y ¿refleja lo que ocurre en la población general?

Apenas uno empieza a pensar en eso se da cuenta de que no va a ser fácil encontrar la respuesta. Los pedófilos no son fáciles de identificar.

“Debido a que la pedofilia es tan hermética y tan poca gente está dispuesta a admitirla, no hay un método significativo de conseguir un estimado fiable”, señala James Cantor, psicólogo y científico de comportamiento sexual de la Universidad de Toronto.

“Tampoco hay un método ético de conectar a 200 hombres a detectores, mostrarles imágenes de adultos y niños y ver cuántos responden más a los niños”, le dice a la BBC.

Intentando calcular

Una persona que intentó hacer un estimado es Michael Seto, un psicólogo clínico y forense del grupo Royal Ottawa Healthcare.

En 2008 escribió un libro en el que calculó que la prevalencia de la pedofilia en la población general era 5%.

La cifra se basa en unas encuestas hechas en Alemania, Noruega y Finlandia en las que le preguntaron a hombres si alguna vez habían tenido pensamientos o fantasías sexuales sobre niños o habían participado en alguna actividad sexual con menores.

No obstante, Seto subraya que ese 5% es el techo del estimado, y que lo que revelaban los estudios era limitado.

“Esas encuestas no incluyen preguntas sobre la intensidad de esos pensamientos o fantasías, si se repetían o no. Alguien puede contestar ‘Sí’ pues una vez tuvieron una fantasía pero nuestro concepto de pedofilia sería que las fantasías sean recurrentes”, explica.

Ahora, con más datos y mejor metodología, Seto redujo el estimado a alrededor de 1% de la población, aunque aclara que sigue siendo apenas una deducción fundada.

Quién es pedófilo

Un problema es que el término “pedófilo” significa diferentes cosas.

“Es muy común que hombres normales se sientan atraídos por gente de 18 y 20 años. Tampoco es raro que alguien de 16 años de edad resulte atractiva para muchos hombres. Entre más jóvenes sean, menos hombres se sentirán atraídos”, señala Cantor.

El especialista piensa que si decimos que un pedófilo es alguien a quien le atraen los niños de 14 años o menos, él estima que la cifra podría llegar al 2%.

“Pero si usamos una definición muy estricta y decimos que la pedofilia se refiere sólo a la atracción hacia niños prepubescentes entonces probablemente será más baja que el 1%”, precisa.

El término a menudo se le atribuye a una persona que abusa sexualmente de alguien menor de la edad de 16, pero dado que en algunos países -e incluso en algunos estados de Estados Unidos- es posible casarse con alguien que no ha llegado a los 16 años, esa definición claramente no sería universalmente aceptada.

En la definición clínica sí hay consenso: Michael Seto y sus colegas concuerdan en que un pedófilo es alguien interesado sexualmente en niños prepubescentes, es decir, de menos de 11 o 12 años.

La cifra del Papa

Así la prevalencia sea de 0,5%, según la definición de James Cantor, o 1%, de acuerdo a la de Michael Seto, lo que es cierto es que en cualquier grupo grande de personas -ya sean políticos, celebridades o sacerdotes- es probable que haya algunos pedófilos.

La pedofilia no está restringida a los hombres; hay mujeres que también abusan sexualmente a niños, aunque los estudios indican que es mucho menos común.

Respecto a lo que dijo el Papa, ¿cómo define él a un pedófilo? No lo sabemos, pero hay una pista.

Existe un conocido estudio sobre pedofilia entre el clero católico, realizado por el Colegio John Jay de Justicia Criminal en Nueva York. Sus investigadores fueron a todas las diócesis en EE.UU. y recogieron todas las historias creíbles de abuso que involucraban a sacerdotes que sirvieron entre 1950 y 2002.

Encontraron que 4,2% habían sido plausiblemente acusados de abuso. La cifra incluye acusaciones de abuso de adolescentes y prepubescentes.

Si se usa la más estricta y clínica definición de pedofilia, la cifra baja a 1-2% según Philip Jenkins, del Instituto de Estudios de Religión de la Universidad Baylor en Texas. Eso corresponde, más o menos, con el número que se le atribuye al Papa.

Impreciso

El estudio del Colegio John Jay no es perfecto, sin embargo. Por alguna razón, 40% de las acusaciones hablan de abusos que tuvieron lugar en un período de seis años, entre 1975 y 1980.

Parece poco probable que los casos de pedofilia en el clero se hayan concentrado de tal manera en un período.

Además, así haya habido un pico en los años 70, muchos de los perpetradores probablemente ya no son miembros activos en la iglesia.

Todo lo que podemos afirmar con confianza es que, primero, las cifras no son perfectas, tanto en el clero católico como en la población en general. Y, segundo, que esas cifras imperfectas se parecen entre sí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID en China: compras 'de pánico' y test masivos en Pekín ante el repunte de casos y el miedo a un nuevo confinamiento

La capital china teme un cierre similar al que sufre Shanghái desde hace unas semanas.
25 de abril, 2022
Comparte

Pruebas masivas de covid y largas colas en los supermercados.

Pekín, la capital de China, registra un aumento de casos del virus y ya se han empezado a cerrar algunas urbanizaciones para evitar su propagación.

Solo en el fin de semana, el distrito de Chaoyang, el más poblado de la capital y que concentra desde embajadas hasta rascacielos corporativos, ha reportado 26 casos durante el fin de semana, el número más alto hasta ahora en esta última oleada. Se ha exigido a quienes vivan o trabajen en la zona que se sometan a tres pruebas de ácido nucleico durante esta semana.

Y, a pesar de que el gobierno ha ofrecido garantías de que habrá suficiente comida, la gente se ha lanzado a las tiendas en busca de provisiones.

En el aire está el temor a que Pekín se pueda enfrentar a una situación similar a la de Shanghái, que lleva ya varias semanas bajo confinamiento estricto.

La gente hace cola para hacerse un test de covid

BBC
La gente en Pekín teme que los confinamientos sean similares a los de Shanghái.

Por ahora, se ha suspendido la llegada de turistas a la capital a partir de este lunes y se ha exigido a las agencias de viajes que reembolsen el importe de los paquetes de viajes.

Ni carne, ni huevos ni gambas

En Chaoyang se concentran los mayores temores ante el aviso del equipo de prevención de enfermedades de la ciudad de las rondas de pruebas masivas a las que deberán someterse sus habitantes.

La noticia hizo que los residentes corrieran a abastecerse de suministros esenciales. Las imágenes que empezaron a circular en los medios locales mostraban los estantes de los supermercados vacíos y largas colas en los mostradores para pagar.

Ante el aumento de la demanda, los principales supermercados de Pekín han ampliado sus horarios de apertura.

“La gente en Pekín está viendo los confinamientos en Shanghái, la falta de comida y de medicamentos. Y aunque no se sabe si Pekín tendrá unas medidas similares, la gente se está poniendo nerviosa dada la experiencia de lo que ha pasado”, apunta el corresponsal de BBC en China, Stephen McDonell.

Algunas personas en áreas cerradas de Shanghái dicen que están teniendo dificultades para acceder a los suministros de alimentos y se han visto obligados a esperar a que el gobierno les entregue verduras, carne y huevos.

“Nunca pensé que iría al mercado tan temprano por la mañana… Cuando llegué, todos los huevos y gambas habían desaparecido y toda la carne había sido saqueada“, dijo un usuario de Weibo -una red social usada en China-, en Shanghái, antes de agregar que logró conseguir algunas verduras.

Otro usuario de Weibo en Shanghái dijo: “Ver a la gente en Pekín apresurarse a comprar comida es divertido y angustiante. Es ver cómo era mi propia vida el mes pasado”.

El medio estatal de noticias The Global Times dijo que se ordenó a las compañías de alimentos frescos de Pekín que aumenten el suministro de comestibles como carne, huevos de aves y verduras.

También citaron a expertos en salud diciendo que los resultados de las pruebas masivas indicarían si es necesario intensificar aún más las medidas, como bloquear varias áreas de la capital.

Por otra parte, Pang Xinghuo, subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Pekín, dijo al medio de comunicación estatal China Daily que se espera que la cantidad de casos en Pekín aumente en los próximos días.

El último brote en Shanghái, detectado por primera vez a fines de marzo, ha registrado más de 400.000 casos hasta ahora y 138 muertes.

Alarmas electrónicas y evacuaciones a la fuerza

Algunas de las medidas que han aplicado las autoridades chinas en Shanghái incluyen poner alarmas electrónicas en las puertas para evitar que los infectados salgan y evacuar a la fuerza a las personas de sus hogares para realizar procedimientos de desinfección.

La gente se agolpa a las afueras de un supermercado en Pekín para conseguir comida

Getty Images
La estrategia de cero covid de China fue efectiva en un primer momento, pero no con las últimas variantes.

La última polémica en Shanghái es que, durante la noche y sin previo aviso, han aparecido en algunas urbanizaciones unas enormes vallas verdes, de unos dos metros de altura, para impedir que los residentes salgan de sus casas.

Las redes sociales recogieron este fin de semana imágenes de personas confinadas que criticaban desde el balcón a los trabajadores que, enfundados en trajes blancos de protección, levantaban estas cercas y protestaban ante la hipótesis de que, de producirse un incendio, no podrían salir de sus hogares de ninguna manera.

Algunas de estas vallas se levantaron en complejos residenciales en los que se han detectado positivos y la razón, según las autoridades municipales, es que algunas zonas deben activar un “confinamiento duro” y evitar a toda costa que la gente salga y así evitar nuevos contagios.

A diferencia de muchos otros países, China está siguiendo una estrategia de cero covid con el objetivo de erradicar el virus del país por completo. En este momento, el número total de contagiados sintomáticos activos en la China continental asciende a 29.178.

Si bien los funcionarios lograron mantener los niveles de infección relativamente bajos al comienzo de la pandemia, los confinamiento posteriores no han servido del todo para contener las variantes recientes y más transmisibles del virus.

La prensa oficial reconoce que “China ha atestiguado un prominente incremento de rebrotes en todo el país”, con más de 500.000 contagios desde marzo, pese a lo cual el país debe “insistir en la política de ‘covid cero’ y garantizar la salud de la población en la mayor medida posible”.

Según opina hoy el diario Global Times, “hay que actuar” y “ser lo más rápidos en la medida de lo posible” para impedir la propagación del virus, algo que, destaca el periódico, lograron ciudades como Cantón tras detectar sus primeros casos.

“Un confinamiento total solo se puede poner en marcha cuando la propagación está en una fase avanzada o si se detecta temprano pero no se controla de forma decidida. Debemos ser incisivos e identificar a tiempo las fuentes de infección para evitar repuntes”, acota el rotativo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=t4rIlX9zFTY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.