Lo encarcelan 5 años injustamente en México al intentar migrar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lo encarcelan 5 años injustamente en México al intentar migrar

Ángel Amílcar Colón está condenado por delincuencia organizada al ser detenido en un operativo en Tijuana en una casa de seguridad, donde fue encerrado por un pollero. Sufrió tortura en el arraigo y en todo el proceso se vulneraron los derechos a la información sobre la asistencia consular, a la libertad personal, a la integridad y al debido proceso.
Por Majo Siscar @majosiscar
10 de septiembre, 2014
Comparte
almicar

Ángel Amílcar Colón al centro.

Ángel Amílcar Colón fue detenido junto a otras 10 personas en un operativo federal en una casa donde lo había encerrado un coyote que le prometió pasarlo a Estados Unidos, a quien sólo se le conoce por el apelativo de ‘El Ruso’. Al único lugar al que llegó fue al penal federal de Nayarit, acusado de delincuencia organizada, acopio de armas de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud. Lleva más de cinco años preso a la espera de juicio.

Ninguna de las pruebas presentadas por el Ministerio Público señalan un vínculo entre Ángel y las otras personas, las armas o las drogas encontradas dentro del inmueble, así como la comisión de las actividades delictivas que se le imputan. En cambio, su defensa acreditó irregularidades en la consignación y violación de al menos cuatro derechos:

• A la información sobre la asistencia consular. No le comunicaron que podía comunicarse con su embajada o consulado hasta después de haber rendido su declaración ministerial. Lo que le habría permitido tener un abogado desde el inicio.
• A la libertad personal. Pasó 15 horas en condiciones de detención irregular. Y le pusieron a disposición del Ministerio Público bajo tortura y en un edificio militar.
• A la integridad. Sufrió insultos, amenazas y tortura.
• Al debido proceso. No se respetó la presunción de inocencia y las garantías judiciales.

El último peritaje presentado hace apenas unas semanas ante la Procuraduría General de la República (PGR) –sin ninguna objeción de ésta– acredita Ángel sufrió discriminación y tortura en las instalaciones de la policía federal, de la PGR y militares. Ángel es hondureño y garífuna, el pueblo negro que habita en el caribe centroamericano.

De mayo a octubre de 2013, México ha mantenido mil 219 centroamericanos en sus cárceles: 247 están internos en centros federales, acusados de delitos graves. La gran mayoría, como Ángel, no tienen sentencia. Para el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (PRODH) que lleva la defensa de Ángel, su caso “es un paradigma de la utilización de las y los migrantes criminalizados por las autoridades para simular que los delitos que se cometen son investigados adecuadamente y sancionados”. El estado mexicano, además, registró sólo en 2013,  mil 505 denuncias de tortura.

Ángel tiene un historial de activismo y participación política en su país. Mientras estudiaba la carrera de Ingeniería en Sistemas participó en los movimientos universitarios. Luego trabajó en una organización de salud sexual y reproductiva en su municipio y encabezó la Organización Fraternal Negra de Honduras, que defiende la cultura e identidad del pueblo garífuna hondureño y sus recursos naturales. Amnistía Internacional lo declaró este año preso de conciencia y ahora busca que, la semana que viene, las conclusiones de la evaluación de las pruebas que la PGR presente sean no acusatorias y se sobresea la causa en su contra, lo que ocasionaría la libertad inmediata. De no ser así, pasaría a juicio a mediados de noviembre.

Amnistía Internacional ha impulsado una recolección de firmas para presionar a la PGR a que sobresea la causa y la difunde a través de este video:

Libertad para Ángel Amílcar: Garífuna criminalizado en México por ser migrante from Centro Prodh on Vimeo.


La historia de Ángel Amílcar Colón

‘El Ruso’ le prometió que él lo cruzaba del otro lado y a él le pareció un buen trato. Llevaba cuatro días en Tijuana y dos meses en México intentando llegar a los Estados Unidos. El primer coyote, que contrató en Guatemala, le cobró 5 mil dólares con la promesa de acompañarlo a Houston y desapareció a apenas 60 kilómetros de la frontera mexicana, en Balancán, Tabasco. Desde entonces había recorrido más de 3 mil kilómetros en condiciones infrahumanas como las 34 horas seguidas en la cabina refrigeradora de un camión con otras 119 personas. Sólo quería llegar.

‘El Ruso’ lo metió en un coche con la cabeza agachada y lo encerró en una casa de una colonia residencial. Dentro de la casa había armas y drogas. Le amenazaron y le obligaron a hacer la limpieza. “Si quería seguir con vida” no podía hacer preguntas ni asomarse por las ventanas. El cuarto día escuchó disparos e intentó huir. Era un operativo federal.

“Me golpearon el costado derecho con algo metálico y posteriormente me remangaron la camisa y me taparon la cabeza con ella y me hicieron caminar hincado hacia una loma…bajo patadas y puñetazos en el estómago llegué a la loma […]me hicieron subir a una patrulla la cual me llevó a un lugar donde me dijeron los policías que ahí era la PEP ”. Así empieza la ampliación de su declaración que hizo Ángel sobre su detención. Durante las 15 horas que siguieron a la detención, Ángel fue trasladado de un lugar a otro, torturado psicológicamente, humillado y amenazado.

En estas circunstancias, y frente a militares encapuchados y tres civiles que se identificaron como Ministerios Públicos (MP), Ángel firmó varias hojas en blanco. En la declaración ministerial Ángel negó los cargos que le imputaban y manifestó claramente “no formo parte de una organización delincuencial o grupo criminal”.

Ángel estuvo arraigado 77 días en los que sufrió todo tipo de vejaciones. Desde insultos hasta ponerle a limpiar los zapatos de otros detenidos con su saliva. “Me convirtieron en el payaso que divierte a su público”, declaró Ángel ante el MP.

El 31 de mayo de 2009, le dictaron auto de formal prisión por los delitos de acopio de armas de uso exclusivo del Ejército, y delitos contra la salud en su modalidad de posesión de cocaína y marihuana con fines de comercio.

Su denuncia de torturas no ha sido investigada. Tampoco las violaciones a los derechos humanos, ni la discriminación racial. El pasado 18 de julio, Ángel presentó, por conducto del Centro Prodh, una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Un informe sobre la situación de los derechos de los migrantes publicado por la Comisión de Derechos Humanos del DF en 2012 revela que, sólo en la capital mexicana, los migrantes afrodescendientes han sufrido golpes brutales, intentos de homicidio y han sido sometidos a malos tratos y tortura tanto por personal de policía, como por autoridades penitenciarias. Cuatro de las 11 personas detenidas junto a él ya salieron en libertad: la señora que cocinaba, el guardia de un terreno aledaño y dos ciudadanos americanos. A Ángel le denegaron dos amparos contra el auto de formal prisión. Y ni siquiera pudo comunicarse con su esposa durante casi un año.

El objetivo inicial de su viaje era juntar dinero para el tratamiento de su hijo de siete años, enfermo de cáncer. Nueve meses después de dejar su casa y cuatro meses después de ser encarcelado, su hijo murió. Su esposa, July Baltazar se quedó con un niño de dos años y sin saber si su marido estaba vivo o muerto. El pasado primero de septiembre, July y Ángel se reencontraron por primera vez en casi seis años. Gracias al apoyo de Amnistía Internacional July y su hijo pequeño, que ahora tiene 8 años y no recordaba a su papá, pudieron visitar a Ángel Amílcar en el Centro Federal de Readaptación Social nº4. Ángel se mostró confiado de que en un mes le den la libertad y regresar a su país. Al sueño americano ya le dijo adiós. “Lo esperamos aquí en Honduras”, dice July en entrevista telefónica desde el caribe hondureño.

“Hay una política que, lejos de proteger a las personas migrantes, especialmente de la delincuencia organizada y de las y los funcionarios públicos que se coluden con ésta, las convierte en chivos expiatorios de la justificada exigencia social de que las autoridades investiguen los crímenes que se cometen en nuestro país”, concluye el Centro Prodh, quién presentará a las 17 hora de hoy, 10 de septiembre, un informe sobre migrantes encarcelados en México.

Dossier Angel by http://www.animalpolitico.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las pruebas que demuestran que el cambio climático es producido por humanos

Los científicos han analizado millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo para concluir que el calentamiento global es un hecho y cuán responsable es la actividad humana de ello.
2 de noviembre, 2021
Comparte

A pesar de los grupos “escépticos” del clima, hemos llegado al punto en que tanto los científicos como los políticos están diciendo que enfrentamos una crisis planetaria debido al cambio climático.

Recientemente, Naciones Unidas publicó un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en el que envía “una alerta roja para la humanidad”.

El mundo se prepara para la Conferencia de la ONY sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, y se considera crucial para traer el cambio climático bajo control.

Casi 200 países tendrán que presentar planes para reducir sus emisiones, lo que que podrá significar un cambio importante en nuestras vidas diarias.

Pero, ¿cuál es la evidencia del calentamiento global y cómo sabemos que está siendo causado por humanos?

¿Cómo sabemos que el mundo se está calentando?

Nuestro planeta se ha estado calentando rápidamente desde el comienzo de la Revolución Industrial.

La temperatura promedio en la superficie de la Tierra ha aumentado unos 1,1 C desde 1850. Más aún, desde mediados del siglo XIX, cada una de las cuatro últimas décadas ha sido más caliente que cualquier otra anterior.

Se ha llegado a estas conclusiones a partir de los análisis de millones de medidas tomadas en diferentes partes del mundo. Los registros de temperatura fueron recopilados por estaciones meteorológicas en tierra, en barcos y por satélites.

5 revelaciones del preocupante informe de la ONU sobre cambio climático

Múltiples equipos independientes de científicos han obtenido los mismos resultados: un salto en las temperaturas que coincide con el inicio de la era industrial.

Un voluntario observa el incendio en Marmaris, Turquía

Reuters
Turquía fue uno de los lugares impactados por devastadores incendios forestales este verano.

Los científicos pueden reconstruir las fluctuaciones de la temperatura aún mucho más atrás en el tiempo.

Los anillos de los árboles, muestras de extracción de hielo, sedimentos en lagos y los corales todos son un registro histórico del clima pasado.

Esa información provee un contexto muy necesario a la actual fase de calentamiento. De hecho, los científicos estiman que la Tierra no ha sido así de caliente desde hace unos 125.000 años.

¿Cómo sabemos que los humanos somos responsables?

Los gases de efecto invernadero -que atrapan el calor del Sol- son el vínculo crucial entre el aumento de la temperatura y la actividad humana. El más importante es el dióxido de carbono (CO2) por su gran abundancia en la atmósfera.

También sabemos que es el CO2 el que atrapa la energía del Sol. Los satélites muestran que hay menos calor emitido desde la Tierra hacia el espacio precisamente a la longitud de onda a la cual el CO2 absorbe la energía irradiada.

La quema de combustibles fósiles y la tala de árboles conducen a la fuga de este gas de efecto invernadero. Ambas actividades se dispararon después del siglo XIX, así que no sorprende que el CO2 atmosférico haya aumentado a lo largo del mismo período.

Una imagen aérea de la refinería de la empresa petrolera Marathon, en Los Ángeles, el mayor productor de gasolina en California.

Getty Images
La quema de combustibles fósiles contribuye a la fuga de CO2 en la atmósfera.

Hay una manera en la que se puede demostrar definitivamente de dónde vino todo este CO2 adicional. El carbón producido por la quema de combustibles fósiles tiene una marca química única.

Los anillos de los árboles y el hielo polar registran los cambios en la química atmosférica. Después de examinarlos, se ve que el carbono -específicamente el de fuentes fósiles- ha aumentado significativamente desde 1850.

Los análisis demuestran que durante 800.000 años, el CO2 en la atmósfera no subió por encima de 300 partes por millón (ppm). Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la concentración de CO2 se disparó a su nivel actual de casi 420 ppm.

Simulaciones de computadora, conocidas como modelos climáticos, se han utilizado para mostrar lo que hubiera sucedido con las temperaturas sin las enormes cantidades de gases de efecto invernadero generadas por los humanos.

Revelan que hubiera habido poco calentamiento global -y posiblemente cierto enfriamiento- a lo largo de los siglos XX y XXI, si sólo los factores naturales hubieran influido en el clima.

Solamente cuando se introducen los factores humanos es que los modelos pueden explicar el aumento de las temperaturas.

Soldados y rescatistas asisten a la evacuación de personas afectadas por las inundaciones en la ciudad de York, Inglaterra

Getty Images
El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado a lo largo de 50 años.

¿Cuál es el impacto de los humanos en el planeta?

Se vaticina que los niveles de calentamiento por los que ya ha pasado la Tierra ocasionarán cambios significativos en nuestro entorno.

Observaciones de estos cambios en el mundo real corresponden a los patrones que los científicos esperan ver con el calentamiento provocado por la actividad humana. Estos incluyen:

  • Las capas de hielo de Groenlandia y Antártida se derriten rápidamente
  • El número de desastres relacionados al clima se ha quintuplicado en los últimos 50 años.
  • Los niveles globales del mar subieron 20 cm en el último siglo y continúan subiendo
  • Desde los 1800, los océanos se han vuelto 40% más ácidos, afectando la vida marina

Pero, ¿no era más caliente en el pasado?

Ha habido varios períodos de calentamiento en la Tierra en épocas pasadas.

Hace unos 92 millones de años, por ejemplo, las temperaturas eran tan altas que no había capas de hielo polares y animales parecidos a los cocodrilos vivían el el Ártico canadiense.

Eso no debería ser consuelo para nadie, sin embargo, porque los humanos no existían en ese entonces. Hubo momentos en el pasado que el nivel del mar alcanzó 25 metros más de lo que es hoy en día. Se considera que un aumento de entre 5-8 metros sería suficiente para sumergir la mayoría de las ciudades costeras del mundo.

gráfico - calentamiento

BBC

Hay evidencia abundante de extinciones masivas de vida durante estos períodos. Y los modelos climáticos sugieren que, en algunos, los trópicos pudieron ser “zonas muertas” demasiado calientes para la supervivencia de la mayoría de las especies.

Estas fluctuaciones entre calor y frío fueron causadas por una variedad de fenómenos, incluyendo la manera en que la Tierra se bambolea en su órbita alrededor del Sol a través de largos períodos, erupciones volcánicas y ciclos climáticos de corto plazo como El Niño.

Durante muchos años, grupos denominados como “escépticos” del clima han cuestionado las bases científicas del calentamiento global.

Sin embargo, virtualmente todos los científicos que publican regularmente en los sitios especializados, que son evaluados por sus pares expertos, concuerdan en las actuales causas del cambio climático.

Un informe clave de la ONU publicado en 2021 dijo que “es indiscutible que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra”.

¿Te interesaría leer más sobre el cambio climático? Haz clic aquí para encontrar amplios artículos al respecto

More on Climate Change bottom strapline

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.