Boletas con más de un tache sí contarán para partidos en coalición, resuelve SCJN
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Boletas con más de un tache sí contarán para partidos en coalición, resuelve SCJN

Los nuevos partidos políticos no podrán sumarse a coaliciones en sus primeras elecciones, debido a que el Pleno de la Corte aprobó una restricción que lo impide.
9 de septiembre, 2014
Comparte

Boletas electorales

Este lunes, 8 de septiembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) anuló, con nueve votos contra uno, el párrafo tercero del artículo 87 de la Ley General de Partidos Políticos, que impedía a los partidos políticos que estuvieran en coalición beneficiarse con los votos de quienes tachan más de un emblema en la boleta, pues establecía que este tipo de sufragio sólo contaría para candidatos y no para partidos.

Esta reforma, que es parte de las acciones de inconstitucionalidad promovidas por distintos partidos políticos en contra de las leyes secundarias de la reforma electoral, es fundamental para los partidos pequeños, pues con esta asignación de votos, pueden acceder a un mayor financiamiento público y tienen la posibilidad de contar con más legisladores de representación proporcional. 

Hasta antes de este cambio, el párrafo tres del artículo 87 de la Ley General de Partidos Políticos se leía de la siguiente manera: “Los votos en los que se hubiesen marcado más de una opción de los partidos coaligados, serán considerados válidos para el candidato postulado, contarán como un solo voto y sin que puedan ser tomados en cuenta para la asignación de representación proporcional u otras prerrogativas.”

“Al contabilizarse el voto múltiple para el candidato pospuesto en coalición, pero no para alguno de los partidos postulantes, constituye una medida que priva de su total eficacia al voto popular con relación al derecho de los partidos políticos a que se haga efectivo el sufragio otorgado a favor de la coalición. El legislador secundario optó por una medida radical y extremadamente desfavorable, consistente en desconocer el voto para todas las organizaciones políticas coaligadas, como si al candidato no hubiera sido propuesto por ningún partido, lo cual es inaceptable“, deja leer la sentencia del Pleno la Corte.

La Suprema Corte estableció que, mientras el Congreso de la Unión no reforme el artículo 87, los votos múltiples deberán dividirse entre partidos coaligados de manera equitativa, y el restante no divisible irá al que haya recibido mayor votación. El Pleno aclaró que es el Congreso el único facultado para legislar en materia de coaliciones, por lo que es previsible que varias leyes estatales, que pretenden regular el tema, sean anuladas en los próximos días. Aunque tres de los 10 ministros dijeron que podría haber flexibilidad para que los estados legislen algunos aspectos de las coaliciones, la mayoría consideró que la reforma constitucional político-electoral es muy clara al asignar al Congreso federal las atribuciones en la materia.

El único ministro que se opuso a la reforma al artículo 87 fue Luis María Aguilar, quien argumentó que estos votos son inciertos pues permiten a partidos acceder a recursos públicos sin merecerlos. A decir del ministro, con esta reforma, el éxito de las campañas de los partidos que se presenten en coalición será declarado nulo. “Este costo es resentido de forma desproporcional por los partidos menores. Si no hay certeza sobre el apoyo que el partido recibió de ciudadanos que marcaron varios emblemas, me parece justificado que el voto sólo cuente para el candidato, y no para los partidos, pues se corre el riesgo de construir un respaldo artificioso”, señaló.

¿Qué pasa con los tres partidos creados recientemente?

En julio de este año, se sumaron tres nuevos partidos políticos que competirán en las elecciones intermedias de 2015. Se trata de Encuentro Social, el Partido Humanista y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Sin embargo, estas organizaciones no podrán sumarse a coaliciones en sus primeras elecciones, debido a que el Pleno de la Corte aprobó una restricción que lo impide.

Si bien el nuevo partido ya cumplió requisitos para el registro, debe demostrar en la realidad política y la confrontación electoral que al alcanzar al menos la votación mínima (que es del 3%), representa una corriente electoral importante. De otra forma no se podría determinar su representatividad”, expuso la ministra Margarita Luna Ramos.

La ministra Olga Sánchez Cordero se opuso a una impugnación que el PRD hizo al artículo 16 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, con el reclamo de que ya no se sanciona penalmente a los ministros religiosos que “orienten” el sentido del voto de sus feligreses, sino sólo a quienes lo “presionen” o “induzcan”.  Lo que la ministra planteaba era que la “orientación” no es parte del tipo penal, por lo que no se puede sancionar pues violaría la laicidad prevista en el artículo 24 constitucional. Sin embargo, la mayoría del Pleno dijo que la “orientación” está por definición contemplada en verbos como presionar o inducir. La pena por este delito no es de cárcel, sino de multa.

En la sesión de hoy, la Suprema Corte también aprobó otros artículo de la Ley General de Partidos Políticos que establecen los órganos internos, los procedimientos para elecciones partidistas y para órganos de justicia interna, y el requisito de que las coaliciones sean aprobadas por la dirigencia nacional.

Con información de Reforma

**Nota publicada el 8 de septiembre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo fue estar con Donald Trump el día que perdió la carrera por la Casa Blanca

Cómo el presidente que nunca ha dudado de sí mismo se enfrentó a la derrota después de cuatro años en el poder.
8 de noviembre, 2020
Comparte

En los últimos cuatro años he visto al presidente de EE. UU. en sus días buenos y en sus días malos.

Pero este 7 de noviembre, el día en que perdió las elecciones, fue un día muy distinto a todos esos otros.

Vestido con una chaqueta negra, pantalón deportivo oscuro y un gorro con la inscripción MAGA (las iniciales de su lema de campaña en inglés, Make America Great Again), Donald Trump dejó la Casa Blanca un poco después de las 10 de la mañana del sábado.

Antes, se la había pasado tuiteando sobre las elecciones y, sobre todo, sobre el fraude electoral que considera tuvo lugar en torno a los comicios generales del 3 de noviembre.

Salió por la puerta de la residencia presidencial y se subió a su vehículo oficial que lo llevó en dirección de su club de golf Trump National, en la ciudad de Sterling, Virginia, a unos 40 kilómetros de Washington.

En ese momento, proyectaba un aire de autoconfianza. Era un día precioso, perfecto para el golf, y por eso decidió que iba a pasarlo en su club.

Trump jugando al goflf.

Getty Images
Trump pasó gran parte del día jugando al golf.

Pero, a la vez, se notaba que las personas que trabajaban con él estaban incómodas. Como al borde de una situación muy tensa.

“¿Cómo la están pasando?”, le pregunté a una de sus empleadas.

“Bien”, respondió. Y sonrió, pero sus ojos se entrecerraron y bajó rápido la mirada hacia la pantalla de su celular.

Trauma electoral

La Casa Blanca ha estado en una especie de trauma en los días que han pasado desde la elección.

Aunque fue apenas el martes, parece que hubiera ocurrido hace mucho tiempo.

La mayoría de los escritorios del ala oeste de la Casa Blanca estaban vacíos cuando pasé por el edificio en la mañana de este sábado. Muchos miembros del personal han resultado infectados por el covid-19 y no pueden ir a la oficina. Los otros están en cuarentena.

Entonces, a eso de las 11:30 y mientras el presidente estaba jugando al golf, la BBC y varias cadenas comenzaron a proyectar que Joe Biden había ganado las elecciones.

Estaba sentada en un restaurante italiano ubicado a un poco más de un kilómetro de distancia del Trump National cuando recibí el dato.

Trump regresa a la Casa Blanca después de jugar al golf

Reuters
El presidente Trump se enteró de la noticia de la victoria de Joe Biden en su campo de golf en el estado de Virginia.

Yo hago parte del grupo permanente de periodistas que cubren la Casa Blanca, un conjunto de colegas de medios distintos que viajan con el presidente de EE.UU.

Todos estábamos esperando que saliera del club.

“Él es una persona tóxica”, dijo una mujer en las afueras del restaurante. Ella, como muchos de sus vecinos en ese distrito de mayoría demócrata, habían votado por el rival de Trump.

Otros se preguntaban en voz alta cuándo el presidente dejaría el club y volvería a la Casa Blanca.

Pasaron los minutos. Pasaron las horas.

“Se está tomando su tiempo”, le dijo un funcionario a otro.

El presidente no tenía prisa en marcharse. En el club estaba rodeado de amigos. Fuera de esas puertas, sus seguidores me gritaban a mí y a los otros periodistas “Acaben con los medios”.

Una mujer, vestida con tacones altos y un gorro rojo, azul y blanco, llevaba un cartel en el que se leía: “Detengan el robo”.

Un hombre pasó conduciendo su camioneta por enfrente del club mientras hacía ondear varias banderas, incluso una en la que se mostraba al presidente encima de un tanque, como si fuera el comandante de los ejércitos del mundo.

Críticos del presidente.

BBC
Un mensaje claro: “Usted está a punto de perder su trabajo”.

Era una muestra de cómo sus seguidores ven al presidente, e incluso cómo Trump se veía a sí mismo.

Finalmente, el presidente decidió abandonar el club y regresar a la Casa Blanca.

Allí, miles de sus críticos lo esperaban.

“Has perdido. Nosotros hemos ganado”

La caravana presidencial avanzó por Virginia. Yo iba en una camioneta que hacía parte de la caravana, que por poco se estrella en una de las calles del condado de Fairfax. Se encendieron las sirenas.

Entre más cerca estábamos de la Casa Blanca, más grande era el tumulto: la gente estaba en las calles celebrando la derrota del mandatario.

Alguien llevaba en alto un cartel: “Has perdido y todos nosotros hemos ganado”. Había clima festivo y cánticos.

Con un letrero de "Hasta nunca" algunas personas saludaron la caravana de Trump en el Sterling (Virginia).

Getty Images
Con un letrero de “Hasta nunca” algunas personas saludaron la caravana de Trump en el Sterling (Virginia). La campaña del mandatario estadounidense anunció este sábado que no reconocen los resultados y que la “elección está lejos de haber terminado”.

Cuando llegamos a la Casa Blanca, el presidente ingresó por una puerta lateral, una entrada que ha utilizado poco durante sus cuatro años de mandato. Sus hombros estaban hundidos y la cabeza, gacha.

Entonces levantó la vista hacia los periodistas que estábamos allí y levantó su pulgar. Fue un gesto a medias. No levantó su mano ni apretó su puño, como suele hacer.

Tanto en la Casa Blanca como en el club de golf, el presidente nunca vaciló: siempre hizo reclamos sin sustento sobre el fraude electoral e insistió que será reivindicado.

Durante toda esa mañana escribió en su cuenta de Twitter sobre los “votos ilegales” y por la tarde declaró, desafiante y en mayúsculas, “YO GANÉ ESTAS ELECCIONES”.

Pero eso fue Trump en Twitter. El hombre que yo vi me dejó una impresión muy distinta. Cuando entró por la puerta lateral de la Casa Blanca por la tarde, la arrogancia se había ido.

Texto de Tara McKelvey, corresponsal de la BBC en la Casa Blanca

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.