"La agresión fue directa": testigo de ataques en Iguala
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"La agresión fue directa": testigo de ataques en Iguala

José Luis Abarca, alcalde de Iguala, Guerrero, aseguró que no dio ninguna orden para actuar contra normalistas,pues mientras ocurrían los hechos, él se encontraba con su esposa en una fiesta del DIF.
29 de septiembre, 2014
Comparte
Dos autobuses en los que viajaban estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, fueron escoltados por siete patrullas de la policía estatal cuando se dirigían a Iguala reclamar los cuerpos de los estudiantes caídos en la agresión; al llegar les dijeron que los cuerpos habían sido traslados a las instalaciones de Semefo de Chilpancingo. Foto: Cuartoscuro.

Dos autobuses en los que viajaban estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, fueron escoltados por siete patrullas de la policía estatal cuando se dirigían a Iguala reclamar los cuerpos de los estudiantes caídos en la agresión; al llegar les dijeron que los cuerpos habían sido traslados a las instalaciones de Semefo de Chilpancingo. Foto: Cuartoscuro.

Un testigo identificado como Ángel refirió que el segundo ataque registrado en Iguala, Guerrero, el pasado 26 de septiembre con un saldo de seis personas muertas, entre éstas tres estudiantes, 20 heridos y 57 desaparecidos, fue directo contra las personas que se encontraban en el lugar.

En entrevista con Denise Maerker en Radio Fórmula, el testigo señaló que había cerca de 50 jóvenes de la Normal Isidro Burgos y maestros de la CETEG cuando se registró un segundo ataque cerca de las 12 de la noche.

Narró que al llegar al lugar encontraron los tres autobuses rafagueados, con disparos en el parabrisas y casquillos percutidos “se veía que directamente apuntaron a los choferes de los tres autobuses”, refirió.

Ángel señaló que la segunda agresión fue directa contra las personas que se encontraban en el lugar: “Eran como 12:30 y había una conferencia de uno de los líderes de Ayotzinapa y se comenzaron a escuchar ráfagas hacia el poniente de donde estábamos… Fue cuando nos dimos cuentas que la agresión era directa“.

Escucha aquí el testimonio de Ángel:

Marchan normalistas 

Estudiantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, marcharon en Chilpancingo en protesta por los hechos violentos registrados en Iguala, Guerrero.

Los inconformes exigieron juicio político contra del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y la presentación con vida de sus 57 compañeros que permanecen desaparecidos.

Durante el trayecto, los estudiantes hicieron pintas en los edificios públicos del gobierno del estado y el ayuntamiento de Chilpancingo. La marcha terminó frente al Congreso, donde pidieron entablar un diálogo con las autoridades.

Sin embargo, nadie acudió a su llamado y optaron por romper ventanas del recinto y la biblioteca. Además quemaron dos figuras, una alusiva al presidente municipal de Iguala y otra al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.

PGR ya investiga

Más temprano, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que para definir responsabilidades en el asesinato de los tres estudiantes hay que definir cómo se dio la indicación, si es que la hubo, de enfrentar a tiros una manifestación.

En entrevista con Adela Micha señaló que es una investigación abierta de la Procuraduría General de la República y calificó como “increíble la actuación de algunos elementos policiacos.”

De igual manera, la Fiscalía General Guerrerense solicita a la sociedad proporcionar información para establecer el paradero de 57 de los jóvenes que son reportados como desaparecidos y pone a disposición la línea telefónica lada sin costo 018008327692, así como el correo electrónico [email protected] y la línea de emergencia 066.

1. Abel García Hernández.

2. Abelardo Vázquez Periten.

3. Adán Abrajan de la Cruz.

4. Alexander Mora Venancio.

5. Ambrosio Martínez Rodríguez.

6. Antonio Santana Maestro.

7. Benjamín Acergo Bautista.

8. Benjamín Ascencio Bautista.

9. Carlos Iván Ramírez Villarreal.

10.Carlos Lorenzo Hernández Muñoz.

11.Cesar Manuel González Hernández.

12. Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

13. Christian Tomas Colon Garnica.

14. Cirino Tejeda Meza.

15. Cutberto Ortiz Ramos.

16. Daniel Gerardo Cantú Morales.

17. Dorian González Parral.

18. Eduardo Ayafredh Sebastián Salgado.

19. Emiliano Alen Gaspar de la Cruz.

20. Everardo Rodríguez Bello.

21. Felipe Arnulfo Rosas.

22. Giovanni Galindes Guerrero.

23. Israel Caballero Sánchez.

24. Israel Jacinto Lugardo.

25. Jazziel Ramírez Sánchez.

26.Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa.

27. Jonas Trujillo González.

28. Jonathan Maldonado Hernández.

29. Jorge Álvarez Nava.

30. Jorge Aníbal Cruz Mendoza.

31. Jorge Antonio Tizapa Legideño.

32. Jorge Luis González Parral.

33. José Ángel Campos Cantor.

34. José Ángel Navarrete González.

35. José Eduardo Bartolo Tlatempa.

36. José Luis Luna Torres.

37. Joshvani Guerrero de la Cruz.

38. Julio Cesar López Patolzin.

39. Julio Cesar Ramírez Nava.

40. Julio cesar Velázquez Alonso.

41. Leonel Castro Abarca.

42. Luis Ángel Abarca Carrillo.

43. Luis Ángel Francisco Arzola.

44. Luis ángel Gutiérrez Álvarez.

45.Magdaleno Rubén Lauro Villegas.

46. Marcial Pablo Baranda.

47. Marco Antonio Andrés Santos.

48. Marco Antonio Gómez Molina.

49. Mario Torreblanca Flores.

50. Martín Getsemany Sánchez García.

51. Mateo Carrera Moctezuma.

52. Mauricio Ortega Valerio.

53.Miguel Ángel Hernández Martínez.

54. Miguel Ángel Mendoza Zacarías.

55. Rodrigo Morales García.

56. Severo Pedro Minga.

57. Saúl Bruno García.

Reclaman familiares a normalistas desaparecidos

El pasado 26 de septiembre de 2014, en al menos cuatro eventos violentos relacionados entre sí en Iguala, Guerrero, perdieron la vida seis personas, entre éstas tres estudiantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, 20 más resultaron heridas, uno de ellos, un estudiante que se encuentra en estado vegetativo, y 57 se reportan como desaparecidos.

Los familiares de los desaparecidos y estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa acusan que los jóvenes fueron desaparecidos por los efectivos municipales que los habían detenido.

Hoy, 29 de septiembre, trabajadores académicos y administrativos de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa y el Frente Estatal de Maestros de Educación Superior iniciarán un paro de labores indefinido para exigir castigo para los culpables del asesinato de tres estudiantes, se prevé que se vean afectados aproximadamente diez mil estudiantes de todo el estado de las escuelas de educación superior y que participarán unos mil trabajadores académicos y administrativos.

También demandan juicio político para el alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y el gobernador del estado Ángel Aguirre Rivero.

“Yo estaba en un baile del DIF”: alcalde

Por su parte, José Luis Abarca, alcalde de Iguala, Guerrero, aseguró en entrevista con Ciro Gómez Leyva que no dio ninguna orden para actuar contra normalistas, pues mientras ocurrían los hechos, él se encontraba con su esposa en una fiesta del DIF.

“Había unas 4 mil 4 mil 500 personas. Cuando termina de dar su informe la presidenta, empieza un grupo que no es de buen gusto de la gente. Entonces muchos se empezaron a retirar, quedándose unas 150 personas, las cuales empezamos a bailar al ritmo de la Luz roja de San Marcos. Inmediatamente después decidí retirarme, aproximadamente a las 9:30″, dijo.

Asimismo informó que se enteró que ya habían pasado los hechos: “Yo no he tenido un parte informativo… No me han dicho nada, no he tenido reunión… Lo que tengo es que hubo enfrentamientos, no sé quiénes hayan participado.”

Escucha aquí la entrevista íntegra:

Iñaki Blanco Cabrera, procurador del estado de Guerrero, confirmó a The Associated Press que tres de los muertos eran estudiantes y que otros tres viajaban en el autobús del equipo. Entre estos últimos estaba un futbolista menor de edad, una mujer y el chofer.

Asimismo, informó que este lunes 29 de septiembre se llevará al cabo una conferencia a las 14:30 horas para dar el último informe sobre los hechos.

Detienen a 22 policías

Un total de 22 policías locales fueron detenidos en relación con ataques durante el fin de semana, informaron las autoridades el domingo.

Tanto policías locales como desconocidos armados habrían participado en varios ataques contra civiles durante la noche del viernes y la madrugada del sábado.

En un comunicado de prensa, se informó que los detenidos tuvieron que ser trasladados al puerto de Acapulco, debido a que se apreciaron movilizaciones de un número considerable de personas.

La Fiscalía General guerrerense, a través del Ministerio Público, proseguirá con las investigaciones, recabando declaraciones, testimoniales y desahogando periciales en distintas materias a efecto de acreditar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad de los indiciados, dentro del término legal para determinar su situación jurídica.

El gobierno estatal informó que fueron detenidos 280 agentes municipales de Iguala para tomar su declaración y que, tras los interrogatorios, 21 hombres y una mujer fueron declarados como probables responsables de los tiroteos.

En parte de los ataques el objetivo fueron estudiantes de magisterio de la localidad de Ayotzinapa —conocidos en México por su activismo y por organizar acciones radicales_, que se habían trasladado a Iguala para apoderarse de tres autobuses y utilizarlos en sus protestas. En otro ataque, fue alcanzado un autobús en el que viajaba un equipo de futbol de tercera división, Los Avispones de Chilpancingo, y dos taxis públicos.

El sábado 27 de septiembre sólo se habló de dos estudiantes muertos y de un tercer hombre que el ejército encontró desollado en la zona de los disturbios. Esta tercera persona es la que el domingo se confirmó que era también un estudiante de magisterio, dijo el procurador Blanco Cabrera.

También hubo un total de 19 heridos, tres de extrema gravedad. Uno de ellos es un estudiante que tiene muerte cerebral, declaró Nicolás Chávez Adame, dirigente del Movimiento Popular Guerrerense, que agrupa a asociaciones estudiantiles y sindicales del estado.

El sábado 27 de septiembre, los 280 miembros de la policía local de Iguala fueron retenidos en instalaciones municipales para tomarles declaración y fue en la madrugada del domingo cuando se decidió detener a 20 presuntos implicados en los hechos y trasladarles a Chilpancingo, la capital de Guerrero, mientras que el resto quedó en libertad, afirmó el procurador.

Blanco Cabrera añadió que se les acusa de “uso excesivo de la fuerza”, pero que también se investigan posibles vínculos de los agentes con los desconocidos armados que protagonizaron parte de los incidentes.

En un comunicado, la procuraduría estatal indicó que los policías fueron trasladados a Chilpancingo por “cuestiones de seguridad” dado que residentes de Iguala, entre ellos familiares de los probables responsables, intentaban rescatar a los detenidos, lo que hizo que se “solicitara el auxilio de las fuerzas armadas”.

Efectivos militares se hicieron cargo de la seguridad en la zona.

José María Memije, padre de uno de los jugadores heridos, dijo desconocer los motivos por los que fue atacado el autobús del equipo de futbol. Algunos medios locales barajaban la posibilidad de que pudo ser confundido con uno de los tomados por los estudiantes de magisterio.

El ayuntamiento de Iguala pidió calma a la población hasta que se esclarezcan los hechos y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos anunció el sábado el inicio de una investigación y el envío al municipio de un equipo de abogados, médicos y psicólogos para atender a las víctimas y sus familiares.

Ayer, 28 de septiembre, en la entrada de las instalaciones militares, una comisión de padres de familia y alumnos fueron recibidos por el comandante del 27 Batallón de Infatería, coronel José Rodríguez Pérez, y el presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum) en el estado, Ramón Navarrete Magdaleno.
*Con información de AP, El Sur , Radio Fórmula y Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la pandemia ha dañado nuestra vida sexual (y qué podemos hacer para remediarlo)

La pandemia ha hecho mella en la vida sexual de las parejas: ¿por qué las relaciones íntimas se están debilitando?
27 de abril, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, muchas parejas vivían como “dos barcos que pasan en la noche”, considera la terapeuta sexual Emily Jamea, de Houston, Texas (EE.UU.).

Algunas parejas, que antes estaban sobrecargadas de compromisos fuera de casa, descubrieron que los confinamientos relacionados con la pandemia les ofrecían un respiro muy necesario.

Al principio, estar atrapados en casa les permitió bajar el ritmo y dedicar más tiempo a los momentos íntimos.

“Inicialmente, la pandemia dio a la gente la oportunidad de volver a conectar de una manera que quizás antes sólo podían hacer en vacaciones”, dice Jamea.

Sin embargo, a medida que la pandemia avanzaba, empezó a “pasar factura” a las relaciones íntimas, sostiene. “Para la mayoría de las parejas, el deseo sexual cayó en picado”.

Los estudios realizados en todo el mundo cuentan una historia similar.

Las investigaciones llevadas a cabo en Turquía, Italia, India y EE.UU. en 2020 apuntan a un descenso de las prácticas sexuales, tanto en pareja como en solitario, y es directamente atribuido al confinamiento.

“Creo que gran parte de la razón es que mucha gente estaba demasiado estresada”, afirma Justin Lehmiller, psicólogo social e investigador del Instituto Kinsey (EE.UU.), quien realizó el estudio.

Para la mayoría, los confinamientos durante la pandemia crearon una atmósfera de incertidumbre y miedo.

Muchos experimentaron una ansiedad sin precedentes relacionada con la salud, inseguridad económica y otros cambios vitales importantes.

El estrés provocado por estos factores -por no hablar de los problemas que surgen al pasar demasiado tiempo con otra persona en un espacio cerrado y reducido- contribuyó al marcado descenso de la vida sexual de las parejas.

En cierto modo, el mundo de la covid-19 ha demostrado ser tóxico para la sexualidad, así que ¿seremos capaces de volver a nuestra normalidad sexual cuando se disipe el estrés de la pandemia, o nuestras relaciones habrán sufrido un daño duradero?

Dos fases en el deseo

Como observó Jamea, muchas parejas disfrutaron de un breve impulso en su vida sexual al principio de los aislamientos.

Rhonda Balzarini, psicóloga social y profesora adjunta de la Universidad Estatal de Texas (EE.UU.), describe este repunte inicial del deseo sexual como una fase de “luna de miel”, en la que las personas reaccionan de forma más constructiva al estrés.

“Durante esta fase, la gente tiende a colaborar. Puede ser cuando vas a la casa de tu vecino y le dejas papel higiénico en la puerta cuando lo necesita”, cuenta Balzarini.

Pareja

Getty Images
Muchas parejas disfrutaron de un breve impulso en su vida sexual al principio de los aislamientos, pero luego eso cambió, dicen los expertos.

“Pero con el tiempo, a medida que los recursos se vuelven más escasos, la gente se estresa más y la energía se agota, la desilusión y la depresión tienden a hacerse presentes. Cuando eso empieza a suceder, es cuando se puede empezar a ver que las parejas tienen problemas”.

Balzarini observó este patrón en los participantes, mayores de 18 años, en un estudio sobre 57 países que ella y su equipo llevaron a cabo durante la pandemia.

Al inicio de la misma, observaron que factores como la preocupación económica estaban asociados a un mayor deseo sexual entre las parejas.

Sin embargo, con el paso del tiempo, a medida que las personas informaron de un aumento de los factores de estrés relacionados con la pandemia -como la soledad, el estrés general y las preocupaciones específicas de la covid-19-, también informaron de una disminución del deseo sexual hacia sus parejas.

Según Balzarini, lo más importante de este estudio es la relación entre el estrés, la depresión y el deseo sexual. Al principio de la pandemia, los factores de estrés podrían no haber “desencadenado la depresión” todavía, explica.

Pero cuando esos factores de estrés se prolongaron, la gente se agotó. El estrés se correlaciona con la depresión, y “la depresión afecta negativamente al deseo sexual”, dice.

Además de las tensiones cotidianas provocadas por la pandemia, la mayor amenaza del virus se cernía sobre nosotros, ya que las tasas de mortalidad y hospitalización aumentaban en todo el mundo.

Este peligro, siempre presente, contribuyó sin duda a matar el ánimo de las parejas.

“Los terapeutas sexuales dicen algo parecido a ‘dos cebras no se aparean delante de un león'”, cuenta Jamea.

“Si hay una inmensa amenaza ahí mismo, eso envía una señal a nuestro cuerpo de que probablemente no es un buen momento para tener sexo”. Por esa razón, “el aumento del estrés conduce a un bajo deseo o a una dificultad para que se produzca la excitación”, asevera.

pareja entrelazada

Getty Images
“Una de las claves para mantener el deseo en una relación a largo plazo es tener cierta sensación de misterio sobre tu pareja y cierta distancia”, cuentan los expertos.

Demasiada cercanía

Aunque Balzarini oyó hablar de parejas que se duchaban juntas durante el día o se bañaban a media tarde al principio de la pandemia, esas experiencias más sensuales de lo normal acabaron “perdiendo su atractivo”, explica.

Dejaron paso a las crecientes exigencias cotidianas, como el desorden en el hogar, y las parejas empezaron a criticarse mutuamente.

Lehmiller lo describe como el “efecto de sobreexposición”, que da lugar a que “los pequeños hábitos de tu pareja empiecen a ponerte de los nervios”.

Balzarini recuerda que alguien le contó que nunca se había dado cuenta de lo ruidosa que era la masticación de su pareja hasta que empezaron a compartir todas y cada una de las comidas durante el confinamiento.

beso

Getty Images
Algunas personas engañaron por primera vez a sus parejas durante la pandemia, según los estudios.

Este aumento del tiempo de convivencia también puede mermar seriamente la excitación sexual.

“Una de las claves para mantener el deseo en una relación a largo plazo es tener cierta sensación de misterio sobre tu pareja y cierta distancia”, dice Lehmiller. “Cuando te ves todo el tiempo… la sensación de misterio se desvanece”.

Separados de su vida social y profesional anterior a la pandemia, las personas también pueden empezar a perder el sentido de sí mismos, lo que puede afectar a la confianza y el rendimiento sexual.

Especialmente las mujeres han tenido que dejar de lado sus carreras durante la pandemia, ya que las tareas domésticas, el cuidado de los niños y la educación en casa han recaído desproporcionadamente sobre ellas.

“Eso fue muy duro para muchas mujeres”, explica Jamea.

“ son una parte tan importante de la identidad, y llevamos todo lo que somos al dormitorio. Si no sabemos quiénes somos, de repente, puede parecer que no hay nada que aportar”.

¿Podemos recuperarnos?

Sin embargo, el sexo no está necesariamente condenado. Los investigadores del Instituto Kinsey sugieren un comportamiento específico para mejorar la vida sexual de las parejas: agitar las cosas. Uno de cada cinco participantes en el estudio probó algo nuevo en la cama, y eso ayudó a reavivar el deseo y la intimidad.

“Las personas que probaron cosas nuevas fueron mucho más propensas a reportar mejoras”, asegura Lehmiller.

Entre las nuevas actividades que ayudaron a mejorar la vida sexual de la pareja se encuentran “probar nuevas posturas, poner en práctica las fantasías, practicar juegos sexuales y dar masajes”, según el estudio.

Pero para los que tienen relaciones en las que la actividad sexual ha disminuido durante el último año y no se ha recuperado, ¿habrá daños duraderos? Depende, dicen los expertos.

Otra pareja

Getty Images
Algunos pueden no recuperarse “por sufrir una falta de conexión tan prolongada”, considera Lehmiller.

Algunos pueden no recuperarse “por sufrir una falta de conexión tan prolongada”, considera Lehmiller.

Su investigación también demostró que algunas personas engañaron a sus parejas por primera vez durante la pandemia, una indiscreción de la que puede ser difícil recuperarse.

Otros seguirán sufriendo las pérdidas de empleo relacionadas con la pandemia, así como las tensiones financieras que se ciernen sobre las relaciones y que pueden también causar fricciones.

Pero, para muchos, hay esperanza. Con más gente vacunándose, los negocios están reabriendo, y algunos trabajadores están volviendo a la oficina.

“La gente está empezando a volver a su antigua rutina”, relata Jamea. Ella está viendo los efectos positivos de esta situación en las parejas de su consulta.

Cualquier tipo de vuelta a la “normalidad” es un buen indicador para las parejas cuyas luchas comenzaron durante la pandemia.

“Es posible que algunas de estas parejas, una vez que la pandemia esté controlada… vuelvan a ser como antes”, dice Lehmiller.

“Ese factor de estrés se ha eliminado y su vida sexual mejorará”.

Este artículo se publicó originalmente en ingles en BBC Worklife.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oti5ff60UZE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.