El drama de 6 millones de personas en cuarentena por el ébola
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El drama de 6 millones de personas en cuarentena por el ébola

La medianoche de este viernes entra en vigor en Sierra Leona un toque de queda de tres días durante el cual los ciudadanos no podrán salir de sus casas. El gobierno pretende frenar la propagación del virus del ébola.
20 de septiembre, 2014
Comparte
Trabajadores de salud de Liberia llegan a la casa de un hombre que al parecer murió de ébola en Monrovia, Liberia, el viernes 29 de agosto de 2014. Foto: AP.

Trabajadores de salud de Liberia llegan a la casa de un hombre que al parecer murió de ébola en Monrovia, Liberia, el viernes 29 de agosto de 2014. Foto: AP.

Ni siquiera el fuerte aguacero que inundó este jueves la capital de Sierra Leona los detuvo.

En los últimos días miles de personas acudieron en masa a las tiendas de comestibles y mercados de fruta y verdura de Freetown para hacer acopio de víveres.

Había que hacerlo antes de que entrara en vigor el toque de queda de tres días decretado por el presidente Ernest Bai Koroma con el objetivo de frenar la propagación del ébola.

Durante ese período, voluntarios y trabajadores de la salud irán casa por casa, entregando información y buscando enfermos.

El mandatario, que ya había declarado el 4 de agosto “día de quedarse en casa”, anunció el inicio la cuarentena por radio y televisión.

Los seis millones de habitantes de Sierra Leona no podrán salir de casa a partir de la medianoche de este viernes, dijo.

Y explicó: “Vivimos tiempos extraordinarios y tiempos así requieren medidas extraordinarias”.

Estanterías vacías

Koroma se refería a la enfermedad que en tres países de África occidental, Guinea, Liberia y Sierra Leona, se ha cobrado ya 2.630 vidas (550 en Sierra Leona) y que han adquirido 5.357 personas, según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 14 de septiembre.

Para cuando el presidente compareció ante los medios, los ciudadanos ya habían vaciado estanterías.

“Estoy aquí para adquirir comida y bebida que nos dure a la familia todo el fin de semana”, contaba Christian Thomas a la BBC.

“También compré decenas de litros de gasolina para mi generador, por si se va la luz, como suele ser el caso”, añadió, en en Calaba Town, un suburbio en el este de la ciudad más grande del país.

Mientras, en la parte oeste una empleada de supermercado explicaba que había tenido que reponer los productos cinco veces en dos días, clara señal de la celeridad con la que aquellos que podían permitírselo estaban comprando.

Aislar y detectar

“El principal objetivo de la campaña es invertir la tendencia de propagación del ébola en tres meses”, declararon las autoridades, que temen que el virus afecte hasta al 20% de la población.

Para ello, han movilizado a 30.000 personas, que repartidas en grupos de cuatro visitarán 1,5 millones de hogares a partir de la medianoche de este viernes.

Lea también: Cómo evitar que el ébola se propague

“Llueva o haga sol, el confinamiento seguirá adelante”, dijo Steven Gaojia, director del centro de operaciones de emergencia del gobierno.

Los equipos distribuirán jabón y documentos sobre el ébola en cada vivienda e instalarán en cada barrio comités de vigilancia.

No entrarán en las casas y alertarán a los servicios especializados si descubren enfermos o muertos, precisó el gobierno.

Además ha previsto camas adicionales en todo el país, en particular en Freetown, ya que en la capital el virus ha llegado ya a 13 de los 14 distritos.

La población podrá salir de casa para realizar tareas esenciales, como procurarse agua, o ir a rezar a la iglesia o al mezquita, pero sólo después de las 18:00 (hora local)”, explicó Gaoija.

Críticas a la medida

El vocero del Ministerio de Salud, Sidie Yahya Tunis, adelantó este viernes que no se espera que los ciudadanos muestren objeción ante la medida.

“O la sigues o estarás rompiendo la ley. Si desobedeces, estarás desobedeciendo al presidente”, alertó.

Sin embargo, antes de que se conozca la reacción de la población ante la cuarentena, ésta ya ha recibido críticas.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha sido la que más enérgicamente ha reprobado el toque de queda.

Según la organización no gubernamental, la medida en última instancia ayudará a propagar la enfermedad.

“La campaña podría llevar a la gente a ocultar a las posibles personas infectadas y el virus se extendería todavía más”, explicó MSF a través de un comunicado.

Además, Jean-Hervé Bradol, exdirector de MSF que ha trabajado muchos años como médico en África, aseguró a la agencia de noticias AFP: “El país no tiene capacidad para visitar cada casa en solo tres días”.

Guinea y Liberia

Mientras Sierra Leona se prepara para la cuarentena, en Guinea nueve responsables locales y periodistas guineanos que realizaban una campaña de información en el sur del país, la región más afectada, fueron encontrados muertos.

Según un vocero del gobierno, hallaron sus cuerpos en una fosa séptica de la población de Womé.

El martes habían sido atacados por los habitantes del poblado, la mayoría de los cuales había huido por miedo a la epidemia.

Liberia, por su parte, es el país más afectado, con 1.459 muertos y 2.720 casos.

Uno de estos últimos es el de la voluntaria francesa de Médicos Sin Fronteras (MSF), infectada con el virus y cuya identidad no se ha dado a conocer. Llegó en la noche de este jueves a Francia para recibir tratamiento.

Lea también: Ruth Atkins, la primera voluntaria en recibir la vacuna contra el ébola

“Amenaza para la paz y la seguridad”

El presidente estadounidense, Barack Obama, instó a que se actúe “rápidamente” para evitar el contagio y anunció la creación de un centro de mando militar en Liberia y la habilitación de 1.000 camas.

Este jueves llegaron a Liberia 20 militares, de los 3.000 que el presidente estadounidense ha prometido enviar para luchar contra la epidemia, con material médico.

A propuesta de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó este jueves una resolución unánime para movilizarse contra la propagación de lo que denominó una “amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

Es la primera vez que el Consejo de Seguridad califica así una emergencia sanitaria y una de las raras ocasiones en que se pronuncia sobre una crisis de salud pública.

Sólo lo había hecho con el sida en 2000 y en 2011.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID

La 'siniestra' transformación que la COVID provoca en las células humanas infectadas

Las células humanas afectadas por el virus que causa la covid-19 desarrollan largos filamentos parecidos a tentáculos que podrían ayudar a la rápida propagación de la infección.
ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID
3 de julio, 2020
Comparte

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 una pregunta que ha obsesionado a varios científicos alrededor del mundo es: ¿cómo este coronavirus invade y reprograma a las células humanas para provocar la infección y causar la muerte?

Conocer la respuesta es crucial en la búsqueda de medicamentos capaces de frenar al virus antes de que lleve a cabo esos procesos.

Un equipo internacional de científicos que ha estado explorando esta interacción descubrió varias claves de cómo el Sars-Cov-2 infecta las células.

El hallazgo más sorprendente -que lograron comprobar con extraordinarias imágenes- es que las células humanas infectadas por el coronavirus sufren una siniestra transformación.

Las células, siguiendo las instrucciones del virus, desarrollan largos filamentos, similares a tentáculos, que, se cree, podrían ayudar a la rápida propagación por el organismo.

“Lo que descubrimos es que el virus induce a la célula a crear estas protuberancias, que son como largas ramas o tentáculos”, le dijo a BBC Mundo uno de los autores del estudio, el profesor Pedro Beltrao, investigador del Instituto Europeo de Bioinformática del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EBI-EMBL), en Cambridge, Inglaterra.

Nunca antes se había visto a la célula humana infectada por el coronavirus con este nivel de detalle.

ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID
Nunca antes se había visto a la célula humana infectada por el coronavirus con este nivel de detalle.

“En otros virus se ha visto que (estas protuberancias) desempeñan un papel en la rápida propagación de la infección porque le ayudan al virus a invadir células cercanas, agrega el investigador.

El estudio, en el que también participaron investigadores de la Universidad de California, San Francisco, y la Escuela Icahn de Medicina de Monte Sinaí, Nueva York, ambas en Estados Unidos, el Instituto Pasteur en Francia y la Universidad de Friburgo en Alemania, encontró también que varios medicamentos existentes podrían ser buenos candidatos para frenar la infección.

Estos medicamentos, muchos de los cuales fueron diseñados como tratamientos para cáncer, parecen bloquear las señales químicas que activan la creación de estas protuberancias.

Replicación

Pero los investigadores también encontraron que el virus, además de provocar la creación de estos “tentáculos”, lleva a cabo otras conductas dentro de la célula infectada.

“La finalidad principal del estudio fue tratar de encontrar fármacos que puedan evitar que el virus lleve a cabo cambios en la célula humana”, explica Pedro Beltrao.

“Pero para lograr eso, necesitábamos primero entender cómo el virus toma control de los mecanismos de la célula para poder llevar a cabo su propia replicación”, agrega.

El principal objetivo de un virus en el organismo humano es crear copias de sí mismo para para poder propagar la infección.

El virus utiliza los filopodios para salir de la célula infectada y para infectar otras células cercanas.

ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID
El virus utiliza los filopodios para salir de la célula infectada y para infectar otras células cercanas.

Pero el virus no puede crear estas copias por sí solo. Necesita entrar a una célula, tomar el control de la maquinaria celular y manipularla para reproducirse.

“El virus no se puede replicar solo porque tiene un número muy pequeño de proteínas, así que tiene que tomar control de las proteínas de la célula humana”, explica el investigador.

Entre estas proteínas hay varias que son clave, las llamadas enzimas quinasas, que son capaces de llevar a cabo modificaciones a otras proteínas que ya se ha producido.

Entonces el virus toma control de estas enzimas quinasas para llevar a cabo modificaciones en la célula y regular la actividad de esas enzimas.

Al alterar los patrones de las proteínas celulares, el virus puede promover su propia transmisión a otras células y avanzar su propagación.

Filopodios

Tras analizar las modificaciones que el virus lleva a cabo, los científicos encontraron tres conductas principales en la célula infectada.

“Una de estas conductas es la creación de las protuberancias, los largos tentáculos”, le dice a BBC Mundo Pedro Beltrao.

Estas protuberancias, llamadas filopodios, no son muy comunes pero ya se han visto que ocurren con otros virus, como el de Marburgo, explica el investigador.

En el pasado se ha visto que otros virus las utilizan tanto para salir de la célula afectada como para infectar otras células cercanas y acelerar así la infección.

Aunque en este estudio no se demostró cuál es la función de los filopodios, los investigadores creen que hay una “alta probabilidad” de que el Sars-Cov-2 también esté usando estos tentáculos para acelerar su propagación.

Filopodios

ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID
Los filopodios no son comunes pero se han visto en otros virus como el de Marburgo.

Lo que sí logró esta investigación es producir unas imágenes impresionantes de la célula infectada, que la muestran como nunca se había visto antes, donde se ven las extrañas estructuras de los filopodios creados por el coronavirus.

Las fotografías, captadas por la doctora Elizabeth Fischer de la Unidad de Microscopía de los Laboratorios Rocky Mountain en Estados Unidos, y científicos de la Universidad de Friburgo, Alemania, revelan cómo el virus brota de los filopodios que se expanden en múltiples ramificaciones.

Pero además de la creación de filopodios, el virus provoca otras modificaciones importantes en la célula infectada.

“Otra conducta que vimos es que la célula deja de dividirse en cierto punto particular del ciclo de división y pensamos que esto crea un ambiente propicio para que el virus se replique”, le explica a BBC Mundo Pedro Beltrao.

“Y la tercera conducta que detectamos es una mayor producción de citoquinas, responsables de la respuesta inflamatoria”.

“Esto es importante, porque creemos que este es uno de los factores que pueden estar causando la exagerada inflamación en las etapas avanzadas de la enfermedad de COVID-19”, agrega el investigador.

Las principales responsables: las quinasas

Los científicos descubrieron que las enzimas quinasas son las principales responsables de estas modificaciones en la célula.

imagen celular

ELIZABETH FISCHER, MICROSCOPY UNIT NIH/NIAID
El estudio investigó cómo el coronavirus reprograma a las células humanas para provocar la infección.

Y la buena noticia, dicen los investigadores, es que ya existen muchos fármacos que podrían regular la actividad de las quinasas y, por lo tanto, podrían ser utilizados para tratar la COVID-19.

Los científicos probaron cerca de 70 fármacos existentes e identificaron siete, principalmente tratamientos anticancerosos y antiinflamatorios, que demostraron tener un efecto para inhibir la actividad de las quinasas.

En pruebas de laboratorio con líneas celulares, los fármacos lograron evitar la respuesta inflamatoria y detener la replicación del virus.

Ahora los investigadores esperan poder empezar ensayos clínicos para probar los tratamientos en humanos.

El estudio, publicado en la revista Cell, demostró una vez más cómo la pandemia de coronavirus está acercando a investigadores de todo el mundo para trabajar juntos.

Y cómo la necesidad para entender más sobre este virus está acelerando los hallazgos científicos.

“Para mí, en lo personal, fue un proyecto científico fantástico, porque no todos los días puedes colaborar con tantos investigadores brillantes de diferentes partes del mundo”, le dice a BBC Mundo Pedro Beltrao.

“Este fue un proyecto que en otra época hubiera tomado entre tres y cinco años, y se hizo en tres meses. Esto, para mi, fue algo increíble”, agrega el científico.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

https://www.youtube.com/watch?v=QZ9JbrioTiw

https://www.youtube.com/watch?v=bDR5eXAxyfs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.