close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El gobierno de Peña Nieto, sin recursos para cumplir sus promesas
Con base en el proyecto de presupuesto 2015, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria concluye que no hay dinero para que los apoyos en educación y desarrollo social aumenten cómo se promete.
Por Tania L. Montalvo
19 de septiembre, 2014
Comparte

Nieto-Nieto-1Ni el aumento de impuestos aprobado en 2013 es suficiente para que al gobierno de Enrique Peña Nieto le alcance para cumplir con las promesas que ha hecho para mejorar en servicios educativos y desarrollo social, concluyó el Análisis del Paquete Económico 2015 que presentó este miércoles 17 de septiembre el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Según el análisis de este centro de estudios de la sociedad civil, gracias a lo estipulado en la iniciativa de le Ley de Ingresos de la Federación —que contiene los rubros mediante los cuales el gobierno podrá obtener recursos para sus gastos— se obtendrá un monto aproximado a los 4 mil 676 millones de pesos, es decir, apenas un aumento del 1.2% respecto a lo recaudado en 2014.

Vemos un gobierno que quiere gastar pero no puede. No hay recursos para gastar, no se puede hacer cambios en política pública que implique gastar más. Todos estos programas en los que se quisiera gastar, de educación, de seguridad social se tienen que quedar con una reclasificación de cuentas. No tienen los recursos para hacer la expansión que se está prometiendo”, dijo Héctor Villareal, director general del CIEP.

El reporte del Centro concluye que en materia de desarrollo social y desarrollo económico —dos de los rubros en los que el gobierno federal promete mayores cambios en beneficio de la población— no hay un cambio mayor al 1% respecto de lo aprobado en 2014. Por lo tanto, en la misma propuesta del Ejecutivo no hay recursos para reforzar la política social ni el crecimiento económico.

El gobierno federal entregó al Congreso de la Unión, el pasado 5 de septiembre, el Paquete Económico 2015. La primera parte, con la Ley de Ingresos de la Federación, deberá estar aprobada antes del 31 de octubre y el resto, el Presupuesto de Egresos a más tardar el 15 de noviembre.

El CIEP explica que uno de los motivos por los que el gobierno federal no tiene más para gastar es que los ingresos públicos “sufren una merma en términos de ingresos petroleros, causada por una reducción en la producción”: el cálculo es de una caída del 8.4% o una disminución de 120 miles de barriles diarios.

“Si seguimos la tendencia actual del gasto los recursos no serán suficientes. Pueden existir justificaciones respecto al monto perdido por ingresos petroleros, por ejemplo, pero debe quedar claro que no sólo se trata de recaudar más. Se podrá hablar de más impuestos, de una nueva reforma fiscal, de los posibles beneficios que traerá la reforma energética pero primero hay que tener control sobre el gasto”, dijo Ricardo Cantú, investigador del CIEP.

Reclasificación del gasto

Este centro de estudios muestra en su Análisis del Paquete Económico 2015 que las limitaciones que hay en los ingresos derivan en que los cambios en el gasto se deben más a una reclasificación de cuentas que a la posibilidad de ejercer más recursos en el presupuesto, es decir, no es que haya más dinero si no que se le quita a unos para darle a otros.

Por ejemplo, en el tema de educación, el gobierno federal hace énfasis en que se logrará la implementación de la reforma educativa que, entre otras cosas, implica aumentar recursos para mejorar los planteles de educación básica y atender la demanda en educación media superior.

Sin embargo, mientras los recursos a educación básica aumentan 7% los de educación media superior disminuyen 7.1%; lo mismo ocurre con Educación Superior que se incrementan en 8.5% pero los de Posgrados y Otros servicios educativos bajan en conjunto 29%.

“En materia de Obra Pública el presupuesto crece en 2.5 %; pero representa el mismo gasto que en 2014 en términos de PIB; lo cual no plantea un refuerzo en la inversión de obra pública por parte del Estado”, cita el informe del CIEP.

Lo mismo ocurre con el rubro de Salud que la diferencia en el gasto entre lo aprobado en 2014 y lo propuesto para 2015 es de 1.89%, pero para ello se observan caídas en el ramo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de más de 3%; mientra que el presupuesto del programa Seguro Popular se mantiene estático.

En conclusión, el CIEP detecta que ante la falta de recursos extras hay poco margen de maniobra para programas nuevos, lo que trae como consecuencia, además de la reclasificación del gasto, que el Estado opte por contratar más deuda pública que, según sus estimaciones, podría ser de más del 50% del PIB al final del sexenio.

Aquí el “Análisis del Paquete Económico 2015”:

ImplicacionesPaqueteEconomico2015 by http://www.animalpolitico.com

**Nota publicada el 18 de septiembre de 2014.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
La desconocida historia de Atotoztli, la primera (y única) gobernante de México
La historia (conocida) del imperio mexica dice que fue gobernada por una decena de reyes. Pero entre los cambios de mando hay un periodo poco conocido en el que una princesa toma un papel que algunos historiadores consideran de poder y mando pleno.
Getty Images
27 de abril, 2019
Comparte

El nombre de Atotoztli quizás no suena familiar para muchos mexicanos.

En México hay ciudades, monumentos, calles y hasta estaciones del metro con nombres como Moctezuma o Cuauhtémoc, una forma de homenaje a esos gobernantes del imperio mexica (descendiente del azteca).

Pero de Atotoztli no hay nada de eso.

Su papel en la historia del México antiguo ha sido relatado muy limitadamente, tanto en las propias crónicas prehispánicas como en las narraciones de los conquistadores españoles.

Una ilustración del nombre de Atotoztli y su posición social en la dinastía mexica aparece en una lámina del “Códice Azcatitlán” elaborado tras la conquista española, pero no hay mucho más.

“Fue un personaje clave en la continuidad de la dinastía del imperio”, afirman los historiadores Filiberto Romo y Enrique Aguilar en uno de pocos estudios que existen sobre el tema.

Un hecho presumiblemente la borró del relato de quiénes gobernaron uno de los imperios más grandes de la América prehispánica: Atotoztli era mujer.

“Posiblemente no sólo fue la portadora del linaje, sino que, al tener el legítimo derecho de reinar, lo hizo. Fue reina y gobernó”, añaden.

Pero como ocurre en muchas culturas -incluso hasta la actualidad- el acceso de las mujeres al poder era considerado hasta irrespetuoso.

“No se encontraba en la costumbre colocar a una mujer al frente del gobierno de una nación guerrera, dado que ello sería impropio y una falta de respeto a los guerreros“, dicen Romo y Aguilar.

Su título como la primera gobernante que haya tenido México, ya sea el prehispánico, colonial o moderno, no le fue concedido.

La princesa Atotoztli

Aproximadamente en 1325, los aztecas se establecieron su imperio en México-Tenochtitlan, la actual Ciudad de México.

Su organización política se desarrolló como una monarquía con una familia dinástica, cuya transmisión del poder se daba de forma semihereditaria entre los varones.

El quinto gobernante -conocidos con el vocablo náhuatl tlatoani– de la dinastía fue Moctezuma Ilhuicamina, quien engendró a Atotoztli, según se establece en los documentos historiográficos “Genealogía de los príncipes mexicanos” y el “Codex Mexicanus”.

Los reyes mexicas tenían múltiples hijos y Moctezuma Ilhuicamina no fue la excepción, tuvo otros hijos varones, entre ellos uno llamado Iquehuacatzin.

El varón ocupó el alto rango de tlacatéccatl, un puesto considerado preparatorio para ocupar el puesto de tlatoani, explican Romo y Aguilar.

Pero por alguna razón que las fuentes de la época no dejan en claro por qué, a la muerte de Moctezuma I (1469) su hijo varón fue omitido como tlatoani.

Murió en una batalla en 1472, según el códice “Anales de Tlatelolco”.

Atotoztli era la única hija del gobernante y al ser mujer ocurrió lo que el antropólogo Rudolf van Zantwijk considera un “drama real azteca” en la sucesión.

“Queda el misterio de por qué los mexicas prefirieron a Atotoztli sobre su hermano Iquehuacatzin, pero una vez eliminado aquel príncipe, ella se presenta como la candidata más lógica“, señala el investigador.

¿Qué registros hablan de Atotoztli?

El sistema de sucesión es un terreno aún no muy explorado por la historia, pero el antropólogo Van Zantwijk ofrece una interpretación.

“En los casos de sucesión por uno o más de los hermanos de un tlatoani anterior, después de haber gobernado los hermanos, la función volvía a un descendiente de aquel entre ellos (los hermanos) que ocupa el puesto como sucesor inmediato”, dice.

Moctezuma I fue tlatoani después del fallecimiento de su hermano Itzcóatl, pero como su hijo Iquehuacatzin no heredó el cargo, se generó el conflicto de interregno, es decir, una interrupción en la sucesión.

Algunos documentos establecen que Atotoztli fue heredera y ejerció el cargo, según las investigaciones historiográficas recientes.

En el “Códice Ramírez” se establece que Moctezuma I gobernó junto a su hija de 1440 a 1469.

“Relación de Genealogía” dice que a la muerte de su padre, Atotoztli gobernó cuatro años (1469-1473) y luego fue sucedida por uno de sus hijos.

Y “Origen de los mexicanos” relata que la mujer gobernó con su esposo entre 1470 y 1482, pero no ofrece más detalles.

Además, Fray Toribio de Benavente, Motolinia, en Historia de los Indios de la Nueva España, dice que la mujer gobernó entre 1469 y 1481, y Francisco López de Gómara escribió que “Axayaca fue rey después de su madre”.

La reina no nombrada

Los relatos de la historia mexica se escribieron después de la conquista de los españoles, por lo que tanto estos documentos como las crónicas propias de los conquistadores son básicamente interpretaciones del pasado.

Atotoztli se había casado con su primo Tezozómoc -hijo de su tío y tlatoaniItzcóatl- con quien tuvo tres hijos: Axayácatl, Tizoc y Ahuizotl.

A pesar de las otras referencias, el relato de la historia dominante cuenta que el imperio mexica tuvo como tlatoani sucesor de Moctezuma I a su nieto Axayácatl, y de él siguieron Tizoc y Ahuzitl.

El papel de Atotoztli queda omitido en las fuentes de la historia prehispánica más citadas en los siguientes siglos.

La antropóloga Susan D. Gillespie dice a BBC Mundo que Atotoztli “destaca más que cualquier otra mujer en la línea de la familia real” mexica.

Sin embargo, considera que la falta de documentos y fuentes originales de los mexicas dificultan el determinar su lugar en la historia.

“Nadie puede saber si ella gobernó o no, o incluso si existió, porque no hay documentos históricos indígenas sobrevivientes de antes de la conquista de 1521. Todo lo que tenemos fue escrito después”, indica.

Pero su existencia para otros expertos suena lógica a la luz de cómo era considerado el papel de la mujer en la sociedad mexica, y principalmente en el sistema de gobierno patriarcal.

“Fue considerada como anomalía el ejercicio de la jefatura externa de un sistema político por parte de un mujer”, afirma Van Zantwijk.

“Por eso la mayoría de las fuentes históricas de origen azteca no mencionan el período de gobierno de Atotoztli”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM

https://www.youtube.com/watch?v=cqGT5wh5REw

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.