El histórico día que Escocia decidirá su futuro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El histórico día que Escocia decidirá su futuro

La crucial consulta convocada en Escocia este jueves puede determinar su separación de Reino Unido y la fractura de una unión de 307 años.
18 de septiembre, 2014
Comparte

escocia apSu independencia. Su futuro. Su historia. Escocia se juega eso y más este jueves en un referendo que puede derivar en la separación de Reino Unido y la fractura de una unión política de 307 años. Les llegó la hora de la verdad.

“¿Debería ser Escocia un país independiente?”. Esa es la pregunta para los 4,3 millones de residentes en Escocia que se registraron para votar, el 97% de los posibles.

Apenas una muestra de la conciencia que hay aquí de que se trata de un momento histórico y extraordinario, quizá irrepetible.

Y una señal de la alta participación que se espera: en torno al 80%, más que cualquier elección o referendo en Reino Unido en las últimas décadas.

Nadie parece querer dejar de emitir su opinión en las urnas.

Atrás queda una campaña que empezó a fuego lento, cobró fuerza recién en las últimas semanas y dio paso a la incertidumbre.

Si hay algo claro en la votación de este jueves, es que no hay certeza de quién va a terminar celebrando.

El independentismo, impulsado por el ministro principal de Escocia, Alex Salmond –del Partido Nacionalista Escocés–, o el unionismo, defendido por el primer ministro británico, David Cameron, –del Partido Conservador–, por sus socios de coalición, los liberales-demócratas, y la oposición laborista.

Es la batalla entre las campañas del “Sí Escocia” (Yes Scotland) y del “Mejor Juntos” (Better Together).

Entusiasmo en Edimburgo

El referendo ya es, para muchos, motivo de optimismo pues demostró el involucramiento de la sociedad en la vida política del país.

En las calles de Edimburgo este miércoles había clima de campaña, una energía especial y entusiasmo en las caras de la gente.

Sí.

Pero no un ambiente electrizante de un país que está a horas de definir su independencia.

Los actos más masivos en el último día de campaña tuvieron lugar en la principal ciudad, Glasgow, a 70km de la capital.

En torno al Parlamento en Edimburgo por momentos hubo más periodistas y curiosos que votantes manifestándose.

Luego, al caer la noche, se empezaron a juntar en su mayoría seguidores del Sí, con un entusiasmo evidente.

Saben que sin importar el desenlace, Escocia se hizo sentir y generó un debate sobre la unidad británica, la identidad escocesa y cómo resolver cuestiones de soberanía bajo un proceso pacífico y democrático.

Lo que pase aquí, se verá con atención en el resto del mundo.

¿Disminuirá la influencia de Reino Unido si pierde a una de las naciones que lo constituye?

¿Qué impacto tendrá el resultado en los deseos soberanistas de Cataluña?

Interrogantes sin respuesta por el momento.

Sin claridad

Ha sido también una campaña de preguntas con definiciones poco claras, que variaban dependiendo de a quién se escuchaba.

Una campaña de debates apasionados, pero sin que el nivel se haya elevado de tal manera como para deslumbrar.

A los escoceses se les está pidiendo que tomen la decisión más trascendental de su historia y, en algunas cuestiones, lo harán casi a ciegas.

La moneda –la libra–, petróleo, economía, defensa, pertenencia a la Unión Europea y a la OTAN: algunas de los grandes temas de campaña que se aclararán recién tras una eventual independencia.

Desde un lado y otro, se hizo hincapié en las ventajas de permanecer unidos o de emprender un camino por separado.

Nunca un romance apasionado

Desde que en 1707, Inglaterra y Escocia firmaron el Acta de Unión, la concordia entre ambas naciones no fue necesariamente sinónimo de un incremento en el sentimiento de lo “británico”.

Fue una sana convivencia matrimonial, pero no un romance apasionado.

Tampoco un vínculo especialmente tormentoso.

Ahora, el divorcio es una posibilidad tan real como el seguir juntos.

Pero, ¿sería amistosa esa separación? Está por verse.

La integración a Reino Unido de Escocia no fue producto de la conquista ni de la opresión.

Esas huellas hubieran dejado un ánimo de revancha que quizá hubiera servido para propiciar antes un nacionalismo independentista.

Los escoceses siempre se vieron a sí mismos como orgullosos integrantes de la nación de Escocia.

Y aunque sí hubo batallas y enfrentamientos previos, la visión que imperaba era la del “unionismo nacionalista”.

Juntos en sus diferencias.

El avance nacionalista

La visión de la autodeterminación fue y vino, pero nunca terminaba de agarrar fuerza.

A mediados del siglo pasado, el Partido Nacionalista Escocés, que lidera el gobierno escocés y la campaña de “Sí Escocia”, no llegaba al 1% de votos.

Con el tiempo, las cosas fueron cambiando.

La creciente sensación desde el nacionalismo escocés de que Londres no escuchaba sus demandas llevó a que Escocia comenzara a reclamar y a obtener más poderes para gobernarse.

Tras un referendo en 1997 estableció su propio Parlamento y comenzó a tener control sobre: salud, educación, vivienda, justicia y en algunas áreas de la recolección de impuestos.

Ahora sencillamente el independentismo quiere que Escocia goce de un control total sobre su destino.

Salmond prometió que de ganar las elecciones en 2011, convocaría un referendo por la independencia.

Casi dos años atrás acordó con Cameron su realización. Y aquí estamos.

Día de espera y tensión

Desde las 7:00 hora local (6:00 GMT) hasta las 22:00 (21:00 GMT), los residentes en Escocia, con la novedad de la primera votación con mayores de 16 años, pueden elegir entre Sí y No.

No se espera que se conozca el resultado hasta las 7:00 del viernes (6:00 GMT).

Para Reino Unido será un día de espera y de tensión. De contener el aliento.

Se expone a perder casi un 10% de su población y un tercio de su territorio.

La herida emocional quizá sea todavía mayor.

Quizá por ello, pase lo que pase este jueves, luego de que millones de escoceses emitan su voto, habrá un espacio para analizar y redescubrir de qué está hecha esta unión de siglos.

Una oportunidad para determinar qué tipo de Reino Unido habrá de aquí en más, cómo será su presencia en las islas británicas, y qué rol tendrá en Europa y el mundo.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Deshielo en el Ártico: las imágenes de satélite que muestran la ruptura de la última gran plataforma de hielo de Groenlandia

Imágenes satelitales muestran cómo un inmenso bloque de hielo se se desprendió del mayor remante de hielo flotante del Ártico. Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.
14 de septiembre, 2020
Comparte

Un inmenso bloque se separó de la mayor plataforma de hielo flotante del Ártico, conocido como 79N o Nioghalvfjerdsfjorden, en el nordeste de Groenlandia.

La sección que se desprendió tiene una superficie de cerca de 110 km2. Las imágenes satelitales muestran cómo se rompió en pequeños pedazos.

Esto es una prueba más, dicen los científicos, de los rápidos cambios climáticos que están teniendo lugar en Groenlandia.

“La atmósfera en esta región se ha calentado alrededor de 3 grados desde 1980. Y en 2019 y 2020, se registraron temperaturas de verano récord”, le dijo a la BBC News Jenny Turton, investigadora polar de la Universidad Friedrich-Alexander en Alemania.

Nioghalvfjerdsfjorden mide aproximadamente 80 km de largo por 20 km de ancho y es el extremo delantero flotante de la Corriente de Hielo del Nordeste de Groenlandia, que fluye desde la tierra hacia el océano para volverse flotante.

En su sección final, el glaciar 79N se divide en dos, con una rama más pequeña que vira hacia el norte. Es esta parte, llamada glaciar Spalte, la que se desintegró.

Flotilla de icebergs

La plataforma de hielo ya se había fracturado en 2019, y el calor de este último verano fue la estocada final. El glaciar Spalte se ha convertido ahora en una flotilla de icebergs.

Si miras de cerca las imágenes satelitales, las temperaturas del aire más altas registradas en la región son obvias por la gran cantidad de charcos de deshielo que se ven sobre la plataforma de hielo.

Glacier 79N

BBC

La presencia de este agua líquida suele ser problemática para las plataformas de hielo. Si se mete en las cavidades, pueden ayudar a que se abran. El agua puede empujar las fisuras hacia abajo, hasta alcanzar la base de la plataforma, un proceso que se conoce como hidrofracturación.

Esto debilitará a la banquisa de hielo.

Reducción de su grosor

Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

“El 79N se convirtió en la ‘plataforma de hielo ártico más grande que queda’ sólo recientemente, después de que el glaciar Petermann en el noroeste de Groenlandia perdiera una gran cantidad de área en 2010 y 2012”, explicó Jason Box, profesor del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia (GEUS, por sus siglas en inglés).

“Lo que hace que 79N sea tan importante es la forma en que está adherido a la capa de hielo interior, y eso significa que algún día, si el clima se calienta como esperamos, esta región probablemente se convierta en uno de los principales centros de acción de la desglaciación de Groenlandia”, añadió.

La corriente de hielo del nordeste de Groenlandia drena aproximadamente el 15% de la capa de hielo interior. La corriente canaliza su hielo por el N79 o más al sur, por el glaciar Zachariae Isstrom, que ya ha perdido la mayor parte de su área de banquisa de hielo flotante.

Según Box, el glaciar N79 pudo resistir más porque su extremo final está contenido por algunas islas. Esto le da cierto grado de estabilidad.

Pero, añade, la plataforma continúa volviéndose más delgada en ciertas zonas.

“Esto llevará a que probablemente el N79 se desintegre desde la mitad, lo cual es algo único. Supongo, no obstante, que esto no pasará por los próximos 10 o 20 años. ¿Quién sabe?”, le dijo Box a la BBC.

Nivel del mar

En julio, otra gran plataforma de hielo en el Ártico perdió un área significativa: la plataforma de hielo de Milne, en el margen norte de la isla de Ellesmere en Canadá.

Iceberg

Getty Images
Oceanógrafos también han documentado temperaturas más cálidas en el mar, lo cual significa que es casi seguro que la plataforma de hielo se esté derritiendo también por debajo.

80 kilómetros cuadrados se separaron de Milne, dejando un segmento aún seguro de solo 106 km2 de tamaño. Milne fue el remanente intacto más grande de una plataforma más amplia que cubría 8.600 km2 a principios del siglo XX.

La rápida velocidad del deshielo en Groenlandia fue puesta en evidencia en un estudio el mes pasado que analizó datos de los satélites germano-estadounidenses Grace-FQ. Estas sondas pueden registrar cambios en la masa de hielos al percibir los cambios en la tracción de la gravedad local.

Básicamente, pesan la plataforma de hielo.

La misión Grace encontró que 2019 fue un año en que se rompieron récords. La plataforma de hielo perdió cerca de 530,000 millones de toneladas. Esto es una cantidad de agua suficiente como para elevar globalmente el nivel del mar en 1.5 milímetros.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.