El primer teléfono sin teléfono
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El primer teléfono sin teléfono

Hay vida más allá del 'smartphone'. Lo que empezó como una broma, el noPhone, se ha convertido en la durísima constatación de un drama del S.XXI: no sabemos estar sin un móvil en las manos.
Por David G. Ortiz *Yorokobu
6 de septiembre, 2014
Comparte
El nophone.

El primer teléfono sin teléfono, llamado ‘NoPhone’.

“Lo vemos por todas partes. Citas que no están iluminadas por velas, sino por pantallas brillantes. Conciertos en los que solo puedes ver al artista a través de las cámaras de los que están delante de ti. Tal es nuestra adicción al móvil que solo sentirlo en nuestras manos resulta reconfortante”.

Así comienza el relato de Ingmar Larsen, Ben Langeveld, Van Gould, Mariana Oliveira y Alanna Watson, creadores del primer teléfono sin teléfono, el ingenioso y mordaz noPhone. Físicamente, recuerda a la carcasa vacía de un terminal de Apple, pero sus creadores aseguran que no, que de momento es solo un prototipo impreso en 3D y que ni siquiera está a la venta.

A pesar de ello, la expectación que ha levantado este artilugio – si se puede llamar así – es tal que no deja lugar a dudas: los autores intelectuales del noPhone nos han dado a todos donde más nos duele. “La idea surgió una noche en un bar donde solemos pasar el rato un grupo de amigos, tratando de socializar”, explican a Yorokobu. “Y por ‘socializar’ nos referimos a quedarnos embobados mirando nuestros móviles y ocasionalmente levantar la vista de nuestras pantallas para pedir otra ronda, que es lo normal hoy en día”.

Touché. Que levante la mano el que jamás haya vivido una escena similar a la descrita. Somos unos yonquis del 3G. Por eso necesitamos el noPhone, que no es nada – literalmente nada, un trozo de plástico – y al mismo tiempo es “una suerte de red de seguridad satírica que pretende criticar nuestra actual adicción a la tecnología”.

Todo empezó como una broma. De hecho, la página web del proyecto tiene un tono socarrón fruto de las copas que, entre vistazo y vistazo al móvil, se tomaron la noche de la epifanía. La descripción que allí ofrecen del no-móvil es insuperable:

“Con un diseño delgado, liviano y totalmente sin cables, el noPhone actúa como un sucedáneo de cualquier dispositivo móvil inteligente, posibilitando que siempre tengas un rectángulo suave y frío de plástico que agarrar sin renunciar a cualquier posible interacción con tu entorno directo. No vuelvas experimentar la turbadora sensación de carne contra carne cuando cierres tu mano”.

Sublime, pero no tanto como el vídeo de presentación. ¿Cómo funciona? Solo dos pasos: cógelo y sujétalo. Tal que así:

NoPhone Demo from No Phone on Vimeo.

Gloriosa ironía, ¿verdad? Lo que no esperaban sus creadores es que la broma suscitara tal avalancha de reacciones. “Después de crear la web”, nos cuentan, “la respuesta de la gente que de veras quería comprar el noPhone fue abrumadora”.

Resulta que habían detectado un auténtico problema de la sociedad hiperconectada. “Nos están llegando emails de adictos al teléfono de todo el mundo. Ahora mismo, estamos en proceso de averiguar cuáles han de ser nuestros próximos pasos para darle a esa gente lo que quiere: una vida de contacto visual directo y destrezas conversacionales mejoradas. Una vida más allá del smartphone”.

Todo empieza con un dispositivo único, con unas especificaciones nunca vistas. “Sin batería. Sin actualizaciones. A prueba de golpes. Resistente al agua”. ¿Tiene cámara? No. ¿Es compatible con Bluetooth? Tampoco. ¿Permite realizar llamadas? Ni mucho menos. ¿Sobrevive a un chapuzón en el retrete? Eso sí, pero los más escrupulosos podrán comprarse uno nuevo tras el incidente porque su precio, si algún día llega a estar a la venta, no será el de un ‘smartphone’ de gama alta.

Perfecto para nomofóbicos, obsesos del ‘vamping’ y otras criaturas del S.XXI. El doble check no podrá arruinar tu relación. Adiós a la obsolescencia programada, a los ciclos de renovación de dos años y a la chatarra electrónica. Sirva pues para tomar conciencia de la cara oculta más lunática de la tecnología. Sirva para desintoxicarnos. Ha llegado el primer teléfono sin teléfono. El noPhone es aún mejor que los viejos teléfonos de tapa. Es el parche de nicotina de la era móvil, de los que viven sin vivir en sí por culpa de las notificaciones.

Tan solo hay una pega: pronto necesitaremos un noWatch, un noGlass y hasta un noBrain. Tal vez el always on es una forma de vida a la que ya nos hemos condenado. ¿En qué momento dimos el primer mordisco a la manzana?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo la "sangre azul" de unos cangrejos es clave en la lucha contra el Covid-19

El mundo solo tiene una fuente para probar la seguridad de las medicinas de nueva creación: la sangre del cangrejo herradura. Pero su uso a lo largo del tiempo ha llevado a ambientalistas a advertir que esta preciada especie puede desaparecer.
Getty Images
9 de julio, 2020
Comparte

Los cangrejos herradura tienen diez ojos, han existido durante más de 300 millones de años y usamos su sangre de color azul pálido para mantenernos sanos.

No, no es ciencia ficción, simplemente ciencia antigua.

Durante décadas hemos necesitado a este crustáceo y su sangre para el desarrollo de las medicinas.

Y en estos meses de la pandemia de covid-19 no es la excepción: los científicos están usando esta criatura para investigar una posible vacuna contra el coronavirus.

Como en el pasado, ambientalistas cuestionan cómo la investigación médica afecta la población y la vida de los cangrejos herradura y exigen que se detenga su “ordeña”.

¿Cómo nos ayudan?

Estos “fósiles vivos” son importantes porque su sangre ayuda a los científicos a asegurarse de que no haya bacterias peligrosas en los medicamentos recién creados, el tipo de bacteria que puede matar a las personas incluso en pequeñas cantidades.

Extracción de sangre de cangrejo herradura

Getty Images
Los científicos extraen sangre de los cangrejos herradura para usarla en pruebas médicas. Luego los devuelven a su hábitat.

Un extracto en las células sanguíneas del cangrejo reacciona químicamente a sustancias nocivas y los científicos lo usan para evaluar si los nuevos medicamentos son seguros.

Y es justamente la sangre de cangrejo herradura la único que los humanos hemos podido encontrar que haga esto.

Cada año, cientos de miles de ejemplares son atrapados y llevados a laboratorios en Estados Unidos, donde se extrae parte de su sangre de una vena cerca de su corazón.

Luego son liberados nuevamente en la naturaleza.

“Nadie sabe realmente el impacto que tiene”

Inicialmente, los expertos estimaron que casi todos los cangrejos sobrevivían a la “donación”.

Pero en los últimos años, se estima que hasta un 30% muere debido a este procedimiento.

Cangrejos herradura

Getty Images
Los cangrejos herradura se consideran “fósiles vivientes” porque han estado en la Tierra desde hace millones de años.

Otros estudios sugieren que los cangrejos hembras que sobreviven tienen menos probabilidades de tener éxito en el apareamiento.

Todo lo cual causa problemas ambientales, según activistas.

“En este momento, extraen sangre de alrededor de medio millón de cangrejos”, dice la doctora Barbara Brummer, quien está a cargo de un equipo que trabaja en la conservación de la naturaleza del estado de Nueva Jersey, donde se capturan muchos en Estados Unidos.

En conversación con la BBC, dice que “nadie sabe realmente el impacto que tiene la extracción de sangre en la vida de ese cangrejo” cuando se les devuelve a su entorno natural.

Los cangrejos de herradura estadounidenses ahora están cerca de ser considerados oficialmente como una especie en peligro de extinción .

Dibujo anatómico del cangrejo de herradura que aparece en "Recherches sur l'anatomie des Limules" de M. Alph. Milne Edwards, publicado en París en 1873.

BBC
La sangre del cangrejo herradura ha sido objeto de estudio desde el siglo XIX.

Pero algunas de las grandes compañías que fabrican medicamentos apuntan a estadísticas que sugieren que la población se ha mantenido más o menos iguales durante algunos años .

¿Otra fuente?

Durante años se han realizado investigaciones para crear una sustancia artificial que pueda reemplazar la sangre azul de los cangrejos herradura.

Y en 2016… bingo.

A los científicos se les ocurrió una alternativa que recibió el visto bueno para ser utilizada en Europa. Algunas compañías farmacéuticas en Estados Unidos también se unieron.

Entonces, ¿por qué estamos hablando de esto ahora?

Porque el mes pasado, la organización que decide qué hace que las drogas sean seguras en Estados Unidos, la Farmacopea de Estados Unidos, dijo que no puede confiarse en que la alternativa funcione lo suficientemente bien.

Cangrejo y frascos de LAL.

Science Photo Library
La capacidad de la sangre de los cangrejos herradura de inmovilizar y aislar patógenos fue atrapada en frascos para poderla usar en nuestro beneficio.

A las compañías que desean vender medicamentos en EE.UU. se les ha dicho que deben seguir usando sangre de cangrejo para las pruebas.

Eso significa que cualquier firma que pueda tener una vacuna contra el coronavirus deberá verificarla a la antigua usanza, con sangre azul, si quieren poder llegar a millones de estadounidenses.

La doctora Brummer dice que está presionando para que echen otro vistazo a la sustancia alternativa, ya que en la práctica sí se está utilizando en otros países.

“Es para que podamos dejar de depender de esta fuente natural”, señala.

https://www.youtube.com/watch?v=LBVGmtqpmwc

Algunas compañías farmacéuticas dicen que pueden satisfacer la demanda de una vacuna contra el covid-19 sin tener que extraer sangre de muchos más cangrejos de lo normal.

La firma suiza Lonza comenzó este mes a fabricar una vacuna -que se pondrá a prueba en humanos- y que “no requerirá más de un día de producción” de sangre azul, dijo a la revista National Geographic.

Brummer señala que hay “al menos 30 empresas trabajando en una vacuna” y “cada una de ellas tiene que pasar por estas pruebas”.

“Así que mi preocupación es sobre la población de los cangrejos herradura, porque son una parte clave del ecosistema”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ibw92oQE5vc

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.