"En esto ver aquello": La exposición que celebra el centenario de Octavio Paz a través del arte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"En esto ver aquello": La exposición que celebra el centenario de Octavio Paz a través del arte

Se trata de una selección de más de 220 obras de arte que estará disponible de este jueves hasta enero de 2015, cuyas sensibilidades estuvieron próximas a Octavio Paz.
11 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Una traducción de los textos a la narrativa visual. Con esas palabras describe Héctor Tajonar a “En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte”, la exposición que ayer, 10 de septiembre, se inauguró en el Palacio de Bellas Artes y de la cual es, junto con el director del museo de dicha institución, Miguel Fernández Félix, coordinador general de un esfuerzo que conmemora los 100 años del natalicio del -por ahora- único Premio Nobel de literatura mexicano: Octavio Paz.

Se trata de una selección de más de 220 obras de arte que estará disponible desde este jueves, 11 de septiembre hasta enero de 2015, y que incluye libros objeto, primeras ediciones, piezas prehispánicas, pinturas, esculturas, gráficas, fotografías y grabados de reconocidos artistas cuyas sensibilidades estuvieron próximas a Paz.

La coordinación general de la exposición está sustentada en el pensamiento estético y poético que Paz plasmó en los dos tomos de Los privilegios de la vista, ahora reunidos en su Obra completa, y cuyo título –inspirado en un poema de Góngora– sirvió también para la muestra homónima montada en el extinto Centro Cultural Arte Contemporáneo de la Ciudad de México.

“A partir de sus textos sobre el arte, a los que dedicó dos tomos de sus obras completas, hemos hecho esta curaduría, desde tres niveles: la literalidad, la interpretación y la recreación. En esta muestra están estos tres niveles, expresados por el propio Octavio Paz, en su ensayo sobre la traducción, para traducir el lenguaje literario al visual, logrado gracias al talento y al oficio de Miguel Fernández y el equipo del Museo Palacio de Bellas Artes”, señaló Héctor Tajonar.

La organización de la muestra nos llevó aproximadamente un año y medio. Comenzamos con un proyecto ya muy resuelto en su esquema inicial, y a partir de ahí empezamos a trabajar, y a buscar las obras representativas en ese sentido“, explicó Miguel Fernández Félix.

La exposición integra dos temáticas principales: el arte moderno universal y el arte mexicano. A lo largo de 11 núcleos temáticos, se puede explorar la revelación estética de artistas de diversas nacionalidades a los que Octavio Paz dedicó poemas, ensayos o reflexiones. 

La muestra se divide en los siguientes núcleos temáticos: “El cubismo y Picasso”, “Marcel Duchamp. Apariencia desnuda”, “Caminos a la abstracción”, “La subversión surrealista”, “La sonrisa de Eros” y “La otredad mesoamericana”, “Las dos conquistas: la de las armas y la de las almas”, “Mestizaje y milagro”, “Academia y cultura popular”, “Revoluciones y revelaciones” y “El aquí y el allá”. E integra obras como: Las meninas de Pablo Picasso;  Marcel Duchampmoldeado en vivo y ¿Por qué no estornudar, Rose Sélavy? de Marcel Duchamp; Explosión de Hiroshima de David Alfaro Siqueiros; Retrato de Luther Burbank de Frida Kahlo; Dos figuras con un mono de Francis Bacon; Inclinación de Vassily Kandinsky, entre muchas otras otras. 

Aquí puedes ver una selección que hizo el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) de 31 de las 220 piezas.

El conjunto de obra exhibida proviene de 96 museos y particulares, nacionales y extranjeros. Entre las 39 colecciones internacionales destacan: Fundación Joan Miró de Barcelona, San Francisco Museum of Modern Art, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museu Picasso de Barcelona, Philadelphia Museum of Art, Tate Britain, Israel Museum, The Museum of Fine Arts of Houston, The Noguchi Museum, Centre Pompidou, San Diego Museum of Art, The Nelson-Atkins Museum of Art, Brooklyn Museum y Museum of Modern Art of New York.

Entre las 57 colecciones nacionales que prestaron su obra se encuentran: Archivo Manuel Álvarez Bravo, Museo de Arte Moderno, Museo Dolores Olmedo, Museo José Luis Cuevas, Museo Nacional de Antropología, Museo del Templo Mayor, Museo de Antropología de Xalapa, Museo de la Basílica de Guadalupe, Museo Nacional de Historia, el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo, entre otras.

Además de la exposición, “En esto ver aquello” incluye una publicación en español con imágenes de las obras, un ensayo curatorial, un texto de Octavio Paz, así como comentarios de los especialistas Valerio Magrelli, Anthony Stanton, Brian Nissen, David A. Brading, David Huerta, Eduardo Matos Moctezuma, Hugh Thomas, Jorge Esquinca, José Pascual Buxó, Juan Malpartida y María Minera.

A decir del director del Museo de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix, el proyecto implicó una labor importante de cerrar las listas de participantes y trabajar directamente con los directores de los museos que participaron. “Esta muestra incluye obras que difícilmente regresarán a México en un periodo corto. Esta muestra es una oportunidad única para conocer muchas de las piezas, y es una de las grandes exposiciones que se han presentado en México en años recientes”, apuntó.

 Así se inauguró la exposición 

Al inaugurar la exposición, representantes de instituciones culturales coincidieron en que se trata de una oportunidad única e irrepetible de acercarse a las artes plásticas a través de la mirada del connotado escritor mexicano.

En el acto, realizado en vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, la directora general de Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, señaló que esta muestra -con la que concluye el programa conmemorativo del centenario del natalicio de Octavio Paz (1914-1998)- evidencia la hermandad entre la poesía y la pintura.

Octavio Paz sostuvo un enriquecedor diálogo con los artistas plásticos del siglo XX y esto refleja su pensamiento sobre la estética, la cultura y la historia del arte universal”, mencionó la funcionaria, para luego agradecer el apoyo e interés de Marie Jo Paz, viuda del escritor mexicano.

Al tomar la palabra, el titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, expuso que Octavio Paz no dispuso de grandes museos o revistas especializadas para acercarse a las grandes obras, pues su mirada oblicua y destreza para entender la cultura la construyó con la experiencia de vida.

“Es una forma de llegar a un público distinto para difundir la obra de Paz, su pensamiento y, sobre todo, su universalidad. Esta muestra sin duda alguna convocará los más diversos públicos, desde el especialista, conocedor, del pensamiento de Paz, hasta aquel que viene a admirar una obra en la que se preguntará por qué llamó la atención de Paz, por qué le provocó esa reflexión siempre inteligente, aguda y profunda”, expresó Rafael Tovar y de Teresa.

El funcionario federal agregó que las reflexiones de Paz sobre la plástica ofrecen por sí solas uno de los panoramas más completos para vislumbrar el desarrollo de las principales expresiones artísticas de todos los tiempos, a través de un diálogo activo del poeta con los lenguajes artísticos.

Su interés abarcó desde las creaciones mesoamericanas o hindúes hasta las de vanguardia del siglo XX europeas y americanas, y en todo tuvo siempre algo diferente y nuevo que decir, lúcido, esclarecedor y provocador”, mencionó.

De acuerdo con Tovar y de Teresa, “En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte” exhibe piezas que no sólo hablan de una visión individual del arte, sino de la experiencia colectiva universal que compone la pintura.

A la inauguración de la exposición se dieron cita Marie Jo Paz; los artistas plásticos Vicente Rojo y Manuel Felguérez; el curador Héctor Tajonar; el director general de publicaciones del Conaculta, Ricardo Cayuela, y el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix.

Aquí puedes leer un documento que publicó el INBA con más detalles acerca de “En esto ver aquello”:

Bol. 1342 80 Aniversario Del Palacio de Bellas Artes Homenaje a Octavio Paz en El Museo Del Palacio de Bell… by http://www.animalpolitico.com

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo pude dejar que a mis hijos les sucediera esto?: la madre hondureña que perdió a 2 hijos y a su nuera en tráiler de Texas

Karen Caballero espera que los cuerpos de sus hijos, Alejandro Andino Caballero y Fernando Redondo Caballero, y de su nuera, Margie Paz Grajera, sean repatriados a Honduras.
1 de julio, 2022
Comparte

A Karen Caballero la asaltó una “pesadez inexplicable en el pecho” la noche del sábado 25 de junio de 2022. Los muchachos ya no se comunicaban.

Dos días después, alrededor de las 8:00 de la noche, recibió una alerta noticiosa del canal honduñero HCH en su celular. Decenas de migrantes habían muerto de calor dentro de un camión que fue localizado cerca de la ciudad de San Antonio, en el estado de Texas.

Karen buscó en Google y Facebook los teléfonos de los consulados hondureños en Estados Unidos, de hospitales y comisarías, para averiguar si sus dos hijos y su nuera figuraban en la lista de víctimas.

Eran las 2:00 de la mañana y nadie respondía.

Margie Paz Grajera (24), Alejandro Andino Caballero (23) y Fernando Andino Caballero (18) son tres de los 53 migrantes que fallecieron dentro de un tráiler que trasladaba a 62 personas provenientes de México, Guatemala, El Salvador y Honduras.

Murieron tras permanecer encerrados dentro de un tráiler a 40 grados centígrados sin ventilación.

“¿Cómo siendo yo una madre tan sobreprotectora, pude dejar que a mis hijos les sucediera lo que les sucedió?, se preguntó Karen en conversación con la BBC. “Si mis hijos no regresaban a las 10:00 de la noche, yo era capaz de salir caminando a buscarlos hasta que me los traía a la casa”.

Karen habla con calma y aplomo, aunque reconoce que no ha tenido tiempo de llorar, desbordada por las llamadas de tantos familiares, amigos y periodistas.

“Cualquiera piensa: ‘A esta mujer no le duele, esta mujer no sufre’. Pero la verdad es que tengo que mantenerme fuerte porque tengo que resolver esto. Como mamá, todavía tengo que traer a mis niños a casa”.

Anillos de papel

Karen recuerda que Alejandro y Margie se hicieron novios cuando estudiaban juntos en un colegio adventista en Las Vegas de Santa Bárbara, un pueblo ubicado a 200 kilómetros de la capital hondureña de Tegucigalpa.

“El primer año de novios se casaron en el árbol de las bodas del colegio, con anillos de papel. Tenían 17 y 18 años”, cuenta Karen.

Margie ingresó en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Honduras, y Alejandro se inscribió en Mercadotecnia en la Universidad de San Pedro Sula.

Cada día recorrían más de 100 kilómetros hasta San Pedro Sula, un par de horas en autobús que debían tomar durante la madrugada para llegar a tiempo a la primera clase.

“Me iba con Alejandro cuando le tocaba irse en la madrugada para San Pedro. Él me decía: ‘Mamá, me da pena. Yo soy un hombre’. Y yo le respondía: ‘No te tiene que dar pena. Yo soy tu mamá'”.

Un trabajo mejor

Margie y Alejandro terminaron la carrera y se quedaron en San Pedro Sula. Seguramente habría más posibilidades de conseguir buenos empleos que en el pueblo. La mejor oportunidad que encontraron fue trabajar como operadores en un call center.

Karen celebró cuando Margie y Alejandro compraron su primer refrigerador. Cada electrodoméstico, cada mueble, reforzaba la convicción de que habían tomado la decisión correcta al estudiar en la universidad y dedicarse a construir una carrera profesional.

Con el paso del tiempo, los sueldos de la pareja se volvieron tan precarios que Karen y su madre, la abuela de Alejandro, replantearon el presupuesto familiar para ayudarlos con víveres y dinero para cubrir la renta cada mes.

La abuela de Alejandro tenía un restaurante de comida buffet en Las Vegas de Santa Bárbara, donde Karen aprendió a manejar el negocio. Luego montó su propio restaurante, pero quebró durante la pandemia por el coronavirus.

Emigrar a Estados Unidos

La situación económica familiar se estrechó después de la pandemia. Karen debía ayudar a su hija Daniela y a su bebé de siete meses. Fernando, el menor de los tres, decidió abandonar la escuela durante el confinamiento.

A diferencia de sus hermanos mayores, Fernando no quería ir a la universidad. Soñaba con jugar fútbol como Lio Messi. Aunque no se aplicaba en los estudios, Karen admiraba su ambición, un impulso más afín a la mentalidad comerciante de la abuela que a la vocación académica de Alejandro y Margie.

Imagínese mami, si aquí no hay trabajo para los que estudian, ¿qué me va a quedar a mí que no estudié?”, preguntó Fernando a Karen cuando le contó su intención de emigrar a Estados Unidos.

Aunque sus hijos eran adultos y tomaban sus propias decisiones, Karen sabía que podía persuadir a Fernando para que se quedara en Las Vegas de Santa Bárbara y ayudara en el restaurante de la abuela. Todos habían trabajado alguna vez en la cocina o en la caja registradora del negocio.

Sin embargo, Karen estaba de acuerdo con su hijo. Un mundo de posibilidades se abriría una vez que cruzara la frontera entre México y Estados Unidos.

Karen Caballero.

Getty Images
Karen Caballero espera la repatriación de los cuerpos de sus hijos y su nuera.

La despedida

La propuesta inicial era que Fernando viajara solo. Pero Alejandro y Margie se animaron a acompañarlo.

Alejandro era lo más parecido a un padre para su hermano menor, cuenta Karen a la BBC. Su ecuanimidad y temple lo convirtieron en la persona a quienes todos en la familia acudían cuando había un problema por resolver.

La opción de viajar a Estados Unidos por avión fue descartada desde el principio. Ninguno tenía visa ni dinero suficiente para comprar los boletos. Hicieron una colecta familiar y buscaron a las personas que los ayudarían a llegar a Estados Unidos.

En entrevista telefónica con la BBC, Karen se negó a revelar detalles sobre los arreglos del viaje: cuánto había costado, cómo lo planificaron o cuál era la ruta.

Karen, sus hijos y su nuera tomaron un taxi hasta Guatemala para despedirse antes de que siguieran el trayecto hacia México. Recorrieron la ciudad de Antigua, y quedaron maravillados por la vestimenta de los pueblos indígenas. Se conmovieron al ver cómo las mujeres cargaban a los niños a sus espaldas.

Margie, Alejandro y Fernando siguieron el camino a través de México. Durante 20 días se comunicaron con Karen a través de Whatsapp para ponerla al tanto de las novedades del viaje.

Karen todavía no sabe cuándo serán repatriados los cuerpos a Honduras.

Mientras conversaba con la BBC, recibió una llamada: “Es de la Casa Presidencial de aquí. Yo le devuelvo la llamada”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.