¿Es la impresión de casas el futuro de la construcción?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Es la impresión de casas el futuro de la construcción?

Dos tendencias están transformando la industria de la construcción: la cultura del "hazlo tú mismo" y la tecnología de la impresión en 3D. ¿Qué pasa cuando ambas se combinan?
16 de septiembre, 2014
Comparte
Prototipo de casa marciana o lunar con tecnología Contour Crafting.

Prototipo de casa marciana o lunar con tecnología Contour Crafting.

La industria de la construcción está revolucionada. Dos tendencias la están transformando: la cultura del “hazlo tú mismo” y la tecnología de la impresión en 3D.

¿Qué pasa cuando ambas se combinan? Nacen proyectos hasta hace poco casi inimaginables, como la ambición de imprimir una casa en Marte o la de construir tu propio hogar en unos días y por menos de US$81.000.

Una colonia en Marte

La colonización de Marte podría estar más cerca de lo que parece.

Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX, quiere construir una ciudad en el planeta rojo. La Agencia Espacial estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés) planea enviar gente para el 2035 y además está Mission Mars One, la versión semi suicida del Gran Hermano en el espacio.

Behrokh Khoshnevis, de la escuela de ingeniería Viterbi, en la Universidad de California del Sur, está trabajando ya en este ambicioso objetivo para la NASA.

La tecnología de construcción que están probando se llama Contour Crafter y consiste en la impresión en 3D de edificios de hormigón o concreto, capa por capa, utilizando un gigantesco robot-impresora que puede completar la misión en sólo 24 horas.

Las paredes están diseñadas con un sistema de cavidades internas para darle al edificio más aislamiento y fortaleza.

Aplicaciones en la Tierra

Pero más allá de los planes marcianos, la tecnología será útil también en nuestro planeta.

Según Khoshnevis los usos más cercanos para este tipo de construcción serán probablemente en los mercados emergentes, donde hay una gran demanda de crear alojamiento rápido, barato, y seguro.

Otro uso posible, añade el doctor en ingeniería, sería como alojamiento de emergencia en casos de desastre.

Pero Khoshnevis cree que en el mundo desarrollado su adopción será más lenta. Esta tecnología aún tiene muchas limitaciones: por mucho tiempo no va a reemplazar materiales como el cristal, el acero o la madera.

“Pero si puedes construir mejor, más rápido y más barato con esta técnica de cemento, habrá menos demanda de madera”, apunta.

“Así que no va a hacer que todo en la construcción se quede obsoleto, pero ciertos tipos de edificios definitivamente se van a construir de esta manera y no con el método tradicional”, comentó.

Si tienes prisa “hazlo tú mismo”

Quienes no pueden esperar a que se perfeccione la tecnología del Contour Crafer, tienen la opción de construir su propia casa.

El proyecto Wikihouse, por ejemplo, ofrece planos gratuitos descargables por internet.

“Wikihouse es un sistema de construcción que es fabricado digitalmente”, le dijo a la BBC Sarah Gold, diseñadora de Wikihouse y del estudio de diseño 00.

Los creadores del proyecto estiman que es posible construir una casa de dos habitaciones de 75m2 por menos de US$81.000.

Gold explicó que los usuarios reciben en el lugar de construcción un material cortado en láminas con tecnología CNC (computer numerical control), que se ensambla con un mecanismo especial que hace que unas piezas encajen con otras.

“Así que no necesitas tener ninguna de las habilidades tradicionales de la construcción para poder levantar la estructura. Nosotros construimos la estructura, la levantamos, la encajamos y despúes tú puedes empezar a ensamblar la membrana de aislamiento”, dijo la diseñadora.

Este sistema modular está en código abierto, bajo una licencia de Creative Commons.

Una revolución en la industria

“Es más fácil enviar recetas que enviar tortas y galletas”. Esta cita, del célebre economista británico John Maynard Keynes, resume el enfoque de los creadores de Wikihouse.

“Es la misma revolución que hemos visto en internet durante los últimos años”, explica el cofundador Alastair Parvin.

“El poder de YouTube nos hizo pasar de consumidores a productores de películas, el poder de Wikipedia de consumidores a productores de información y todo eso es lo que está pasando ahora con cosas como la impresión en 3D: esa misma alteración se está trasladando al mundo real”, explicó.

Lewis Blackwell, del Building Centre, concuerda en que hasta hace poco la industria de la construcción se había escapado a este tipo de revuelta.

“Es tal vez el principio del desbaratamiento de las estructuras profesionales en la industria”, dijo.

“Empieza a desmitificar la industria, y quizás aumenta las expectativas de lo que puedes esperar de un profesional porque ahora tú sabes que puedes hacer más”.

Y si el diseño es prioridad…

Si el tiempo no urge y el diseño es prioritario, otro proyecto está cobrando fuerza: Paperhouses, “arquitectura en código abierto”.

Se trata de una plataforma que actualmente está registrando usuarios antes de lanzar una serie de diseños descargables realizados por grandes arquitectos.

Los planos, gratuitos, podrán adaptarse al gusto de los usuarios.

La diferencia con Wikihouse es que, a menos que seas un profesional de la industria, es poco probable que tú puedas construir estas casas.

Papaerhouses planea conectar a los usuarios con su red de socios constructores para adaptar los diseños a la topología, atmósfera de cada lugar y a otras consideraciones como el impacto ecológico.

“El sitio será un foro donde inicialmente se podrán compartir ideas y en el futuro se podrán manipular los modelos”, dice Joana Pacheco, de Paperhouses.

Pero el proyecto ha encontrado cierta oposición.

“Los arquitectos tienen posturas muy fuertes al respecto”, según Pacheco”.

“Aunque algunos acogieron la idea, otros sienten que el proyecto desacredita su arte y profesión”, comentó.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Northwestern Medicine

Mayra, la primera persona en recibir un trasplante doble de pulmón por COVID-19

Cuando Mayra Ramírez despertó otra vez a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado. Esta es su historia.
Northwestern Medicine
7 de agosto, 2020
Comparte

Cuando Mayra Ramírez despertó a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado.

Estaba en una cama de un hospital de Chicago, conectada a decenas de cables, aparatos y monitores, una escena similar al último recuerdo que tenía, cuando fue ingresada con los síntomas inequívocos de COVID-19 a finales de abril.

Pero las marcas frescas de las cicatrices mostraban que algo había sucedido mientras ella estaba en un coma inducido, en un no-tiempo de inconsciencia y pesadillas recurrentes.

“No fue hasta semanas después de que desperté que me di cuenta de que me habían hecho un trasplante de pulmones el 5 de junio y de que era el primer caso en Estados Unidos que lo recibía como un paciente de coronavirus”, cuenta en entrevista con la BBC.

Los médicos de Ramírez -de 28 años y sin ninguna enfermedad conocida que pudiera agravar su estado- habían visto su salud deteriorarse progresivamente desde que ingresó.

La joven había llegado al hospital con falta de aire, pero unas semanas después sus pulmones ya estaban “como un queso gruyer“.

A inicios de junio, llamaron a la familia en Carolina del Norte para que se despidiera de ella: no le daban dos días de vida.

Pero casi a último minuto los médicos decidieron probar una técnica que, hasta donde se conoce, no se había practicado antes con un paciente de coronavirus en EU.

“Mayra, más allá de la enfermedad, estaba saludable y también es joven, por lo que si éramos capaces de arreglar sus pulmones, todo lo demás debería estar bien”, cuenta a la BBC el cirujano Ankit Bharat, uno de los responsables del trasplante.

Dos días después iniciaron el procedimiento, sin tener ninguna esperanza -o certeza- de cuáles serían los resultados.

El lugar del silencio

Mayra, que es originaria de Carolina de Norte, se había mudado en 2014 a Chicago, donde comenzó a trabajar como asistente legal.

Mantenía una vida saludable: le gustaba correr, viajar y en su tiempo libre solía visitar a sus amigos o su familia o jugar con sus perros.

Cuando la pandemia comenzó a golpear el estado de Illinois, el temor de enfermarse la llevó a reforzar las precauciones: comenzó a trabajar de forma remota y asegura que apenas salía de casa.

Mayra

Northwestern Memorial Hospital
Mayra todavía se recupera de su operación.

Pero en abril comenzó a sentirse inusualmente mal y algunos síntomas recurrentes se mostraron como un mal augurio.

“Es la cosa más difícil por la que he pasado en mi vida. Estaba trabajando desde casa cuando empecé a perder el olfato y el sabor. Estaba muy cansada, me faltaba el aire y no podía caminar grandes distancias”, recuerda.

Contactó con la línea nacional de COVID para seguir sus consejos. Le recomendaron que se aislara en casa y vigilara sus síntomas.

Pero cada día se sentía peor.

“El 26 de abril ya no pude soportar más y fui a emergencias. Tomaron mis signos vitales y mi oxígeno en sangre estaba muy bajo. A los 10 minutos ya me estaban pidiendo que designara a alguien para que pudiera tomar decisiones médicas por mí“, recuerda.

Fue su último recuerdo por más de un mes.

Una cama de hospital

BBC
La joven estuvo en un ventilador por más de un mes.

La joven fue sedada y conectada casi inmediatamente a un respirador y a una máquina ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), un dispositivo que brinda soporte cardíaco y respiratorio.

“Estuve durante seis semanas en el respirador”, dice.

De todo ese tiempo solo recuerda unos malos sueños que todavía la atormentan.

“Durante esas semanas tuve pesadillas que todavía me afectan hoy, mientras todavía sigo tratando de recuperar algunas capacidades mentales y cognitivas”, asegura.

El momento decisivo

Pero luego de un mes y medio en un respirador Mayra no mostraba mejoría y sus pulmones ya mostraban daños irreversibles.

“Entonces fue cuando le dijeron a mis padres que yo tenía un daño pulmonar agudo y les pidieron que vinieran al hospital a decir adiós porque yo no pasaría de la noche”.

El equipo médico del Chicago’s Northwestern Memorial Hospital, sin embargo, decidió tomar una decisión arriesgada: completaron una evaluación urgente, la consultaron con la familia y como último recurso decidieron someterla a un trasplante doble de pulmón.

Era un procedimiento que se había probado antes en países como Austria y China para pacientes de coronavirus, pero no existía referencia hasta ese momento de otro caso similar en EU.

“Inmediatamente después del trasplante su corazón comenzó a bombear sangre de forma correcta a todos los demás órganos”, afirma el doctor Bharat.

“Cuatro semanas después estaba fuera del hospital. Ahora está en casa, hablando bien, con niveles de oxígeno adecuado”, agrega.

Según un comunicado del hospital, el caso de Ramírez y de otro hombre sometido poco tiempo después a una intervención similar muestran que los trasplantes dobles de pulmón pueden ser también una opción para casos críticos de coronavirus.

Para Ramírez, tras la operación, no solo comenzó el largo proceso de la recuperación, en el que ha tenido que aprender a respirar e incluso a caminar de nuevo.

También, dice, ha tenido que lidiar con las profundas cicatrices emocionales y psicológicas que los últimos meses han dejado en su vida.

“Ahora me siento mucho mejor que cuando desperté tras el trasplante. Estuve durante tres semanas en un proceso de rehabilitación que me ha ayudado drásticamente a mejorar mis habilidades físicas, pero todavía estoy tratando luchar con esto desde un punto de vista mental”.

“Es un proceso lento, pero estoy mucho mejor”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.