"Hola", el primer saludo mediante ‘telepatía’ a miles de kilómetros de distancia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"Hola", el primer saludo mediante ‘telepatía’ a miles de kilómetros de distancia

El pasado 28 de marzo se produjo uno de los saludos más peculiares de la historia. En la impronunciable ciudad india de Thiruvananthapuram alguien pensó «hola» y este pensamiento llegó directamente al cerebro de otra persona sentada en un laboratorio de Estrasburgo, a unos 7.700 kilómetros de distancia.
Por Yorokobu.es / Javier Salas
7 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Yorokobu.es

Foto: Yorokobu.es

El pasado 28 de marzo se produjo uno de los saludos más peculiares de la historia. En la impronunciable ciudad india de Thiruvananthapuram alguien pensó «hola» y este pensamiento llegó directamente al cerebro de otra persona sentada en un laboratorio de Estrasburgo, a unos 7.700 kilómetros de distancia. 

Más tarde, probó a decirle «ciao» con idéntico resultado: por primera vez, dos cerebros se saludaban directamente y de forma consciente, gracias a las nuevas tecnologías de interacción con el cerebro humano. «Tan solo es un humilde primer intento de comunicación entre cerebros», admite el barcelonés Giulio Ruffini, líder del experimento que ha permitido probar, aunque todavía de forma rudimentaria, que la tecnología ya permite la comunicación telepática.

Los pensamientos del sujeto emisor que estaba en la India, leídos como pulsos eléctricos, se codificaron para transmitirse por internet hasta un aparato que vuelve a convertir esa señal en pulsos que producen una descarga electromagnética sobre la corteza cerebral del receptor, ubicado en Estrasburgo.

Como reconoce Ruffini, estos primeros pasos son todavía muy tímidos y necesitaron de varios elementos intermedios para establecer esa comunicación entre cerebros. El sujeto emisor lo que hizo realmente fue pensar «hola» en lenguaje binario, esas ristras de unos y ceros que, en función de su orden y longitud, sirven para representar cualquier información.

Así, el hombre que pensó «hola» en realidad saludó a su interlocutor pensando uno a uno los impulsos que se corresponden con los 1 y 0 que se necesitan para componer esa palabra en binario: 01101000 01101111 01101100 01100001. Al enviar un 1 al cerebro del receptor (que tiene los ojos vendados), el aparato provoca que sus neuronas le hagan ver un flash, una mancha luminosa llamada fosfeno, provocada por la descarga en su corteza.

Según explica Ruffini, este instrumento colocado en la parte posterior de la cabeza, crea un campo eléctrico, un pulso en el córtex que hace que «las neuronas se disparen, una especie de reflejo como cuando te dan un golpecito en la rodilla». Si no se produje ese reflejo visual, se cuenta un 0, y la operación se repite hasta completar todos los elementos de cada palabra. Desde que el emisor envía su pensamiento hasta que el receptor lo percibe transcurren unos 30 segundos.

A la izquierda, el emisor con su casco de electrodos. A la derecha, el receptor con el aparato que envía los impulsos a su corteza. / PLoS ONE

Hacia la conexión entre cerebros
«Es un primer intento en la dirección de unir cerebros telepáticamente, por decirlo así», resume Ruffini, líder del experimento y responsable de la empresa Starlab, una de las tres que han participado en este trabajo junto a investigadores de las universidades de Barcelona y Harvard.

Para realizar este trabajo, que se ha dado a conocer en PLoS ONE, se han usado tecnologías como un casco transmisor de actividad cerebral por bluetooth, que registraba en electrodos los pensamientos del emisor: si pensaba en mover las manos leía un 1 y si pensaba en mover los pies entendía un 0, y enviaba esa señal. «Es la prueba de que es posible», explica el investigador barcelonés, «ahora toca ir descubriendo maneras más elegantes de realizar la comunicación».

El experimento actual es más tosco al realizarse de forma no invasiva, es decir, sin intervenir directamente en los cerebros que hablan entre sí: con implantes todo es más sofisticado y efectivo (pero también más arriesgado) como se ha comprobado al conseguir que un macaco moviera la extremidades de otro al conectar sus cerebros. El año pasado, científicos de la Universidad de Washington se enviaron señales de movimiento de un cerebro a otro usando un sistema similar al que se usó entre Thiruvananthapuram y Estrasburgo, logrando que un sujeto activara el dedo de otro.

Para el equipo de Ruffini la comunicación directa entre cerebros y entre el cerebro humano y los ordenadores se producirá en «un futuro no tan lejano». «En una reunión, se produce una comunicación entre cerebros a través de elementos periféricos como las palabras, los gestos, los sonidos. Es una red de trabajo muy pobre e ineficiente: al conectar directamente los cerebros crecerá exponencialmente el grado de comunicación», asegura el investigador, quien sugiere que uno de los siguientes pasos en los que experimentar podría ser la transmisión directa de emociones. «Suena a ciencia-ficción, pero es posible y vale la pena seguir intentándolo».

Referencia:

‘Conscious Brain-to-Brain Communication in Humans Using Non-Invasive Technologies’ doi:10.1371/journal.pone.0105225

Lea la nota original en Yorokobu.es.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

China inicia ejercicios militares a gran escala alrededor de Taiwán tras la tensa visita de Nancy Pelosi

China llevará a cabo maniobras militares masivas en las vías fluviales de Taiwán como respuesta a la controvertida visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EU, a Taipéi esta semana.
4 de agosto, 2022
Comparte

China inició este jueves una serie de ejercicios militares aéreos y navales a gran escala alrededor de Taiwán, una demostración de fuerza tras la visita a la isla por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Los ejercicios incluyeron fuego real en el mar que rodea a Taiwán desde el mediodía (04:00 GMT), dijo la emisora estatal china CCTV.

Desde las 12:00 p. m. de hoy hasta las 12:00 p. m. del 7 de agosto se llevará a cabo un importante ejercicio militar del Ejército Popular de Liberación”, reportó CCTV en una publicación en las redes sociales que incluía un mapa de Taiwán.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo este jueves que sus militares seguirán reforzando su estado de alerta y reaccionará apropiadamente a la “situación enemiga”.

Sus fuerzas armadas están monitoreando el Estrecho de Taiwán y las islas periféricas y todas sus tropas están realizando entrenamiento diario habitual, agregó el comunicado de Defensa.

“El Ministerio de Defensa Nacional enfatiza que defenderá el principio de preparación para la guerra sin buscar la guerra y con una actitud de no intensificar el conflicto ni causar disputas”, señaló.

¿Por qué China ha reaccionado así?

Pelosi, el más alto cargo estadounidense en aterrizar en la isla de Taiwán en 25 años, realizó una visita breve pero controvertida el pasado martes.

China considera a Taiwán como una provincia separatista y se tomó la visita como una violación a su principio de “una sola China”.

Manifestante defensor de China protestando por la visita de Pelosi en Taiwán.

Anthony Kwan / Getty
La visita de Pelosi a Taiwán fue controvertida y causó malestar en China y muchos de sus defensores.

Taiwán, que tiene un apoyo histórico de EE.UU., dijo que China estaba tratando de cambiar el statu quo en la región.

La congresista estadounidense se encuentra ahora en Seúl, la capital de Corea del Sur, donde se reunió con el presidente de la Asamblea Nacional, Kim Jin-pyo.

Por su parte, ministros de Relaciones Exteriores del sudeste asiático advirtieron que las crecientes tensiones sobre Taiwán podrían desencadenar un conflicto abierto.

La agrupación regional, ASEAN, dijo que los acontecimientos recientes podrían conducir a una grave confrontación entre las grandes potencias.

Estados Unidos está ante una encrucijada. Por un lado reconoce la política de Pekín llamada “Una China”, que reconoce un solo gobierno chino. Por otro, mantiene una relación “robusta no oficial” con la isla, que incluye la venta de armas para que Taiwán se defienda.

Un riesgo de confrontación

Los simulacros militares son la principal respuesta de Pekín, aunque también ha bloqueado parte del comercio con la isla.

Los ejercicios se llevarán a cabo en vías fluviales sumamente transitadas e incluyen disparos con munición real de largo alcance, según el gobierno chino.

Taiwán dice que eso equivale a un bloqueo marítimo y aéreo, mientras que Estados Unidos sostiene que los simulacros son un movimiento irresponsable y que podrían salirse de control.

Helicópteros militares chinos sobrevolando la isla de Pigtan.

HECTOR RETAMAL / GETTY
Los ejercicios militares de China se llevarán a cabo desde este jueves hasta el próximo domingo.

La analista Bonnie Lin, directora del Centro de Estudios y Estratégicos Internacionales, le dijo a la BBC que el ejército taiwanés reaccionaría con cautela pero que aún existía el riesgo de confrontación.

“Por ejemplo, si China decide volar aviones sobre el espacio aéreo de Taiwán, existe la posibilidad de que Taiwán intente interceptarlos. Y podríamos ver una colisión en el aire, podríamos ver muchos escenarios diferentes”, dijo.

Varios ministerios taiwaneses han sufrido ataques cibernéticos en los últimos días.

El gobierno de Taipéi también ha pedido a los barcos que tomen rutas diferentes y está negociando con Japón y Filipinas para encontrar rutas de aviación alternativas.

Japón también ha expresado su preocupación a China por las áreas cubiertas por los ejercicios militares, que dice se superponen con su zona económica exclusiva (ZEE).

En respuesta, la portavoz del gobierno chino, Hua Chunying, dijo que Pekín no aceptaba la “supuesta” ZEE de Japón.

Turistas miran helicópteros chinos sobrevolando la isla de Pingtan.

HECTOR RETAMAL / GETTY
Turistas miran helicópteros chinos sobrevolando la isla de Pingtan.

Análisis: ejercicios sin precedentes

Por Rupert Wingfield-Hayes, de BBC News en Taiwán

El anuncio de seis grandes zonas de exclusión alrededor de la isla a partir de este jueves es siniestro.

Pekín hizo lo mismo en 1996, la última vez que hubo la llamada “Crisis del Estrecho de Taiwán”. Pero entonces las zonas de exclusión estaban todas bastante lejos de las aguas territoriales de Taiwán.

Esta vez, tres de las seis zonas se entrometen en el límite de 12 millas de Taiwán. Eso no tiene precedentes. El Ministerio de Defensa de Taiwán ya calificó la medida como una violación de las convenciones de la ONU y dijo que equivale a un bloqueo aéreo y marítimo contra la isla.

Si China moviera barcos o aviones a esas áreas, equivaldría a una invasión del territorio de Taiwán. Esto hace que haya mucho más en juego, ya que Taiwán puede sentirse obligado a defender sus propias aguas.

La Marina de EE.UU. está observando todo esto muy de cerca, y ya tiene al grupo de batalla del portaaviones USS Ronald Reagan navegando cerca en el Mar de Filipinas.


Comparación de fuerzas chinas y taiwanesas.

BBC

China y Taiwán: preguntas básicas

¿Por qué China y Taiwán tienen malas relaciones? China ve a la isla autónoma como parte de su territorio e insiste en que debe unificarse con el continente, por la fuerza si es necesario.

¿Cómo se gobierna Taiwán? La isla tiene su propia constitución, líderes elegidos democráticamente y unos 300.000 efectivos activos en sus fuerzas armadas.

¿Quién reconoce a Taiwán? Solo unos pocos países reconocen a Taiwán y la mayoría reconoce al gobierno chino en Pekín. Estados Unidos no tiene vínculos oficiales con Taiwán, pero tiene una ley que le obliga a proporcionar a la isla los medios para defenderse.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=nN4oHSvJU68

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.