La historia de Mario Luna, el vocero Yaqui detenido que lucha contra acueducto en Sonora
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La historia de Mario Luna, el vocero Yaqui detenido que lucha contra acueducto en Sonora

Autoridades Yaquis denuncian que la detención de Mario Luna, vocero de esta comunidad indígena en Sonora, responde a un ataque por parte del gobierno de Sonora por su oposición, desde el año 2010, a la construcción del Acueducto Independencia.
Por Redacción Animal Político
19 de septiembre, 2014
Comparte
El líder yaqui Mario Luna, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

El vocero Yaqui Mario Luna, en una imagen de archivo. //Foto: Cuartoscuro

 

A pesar de que pesaba sobre él una orden de aprehensión desde hacía más de un año, Mario Luna, autoridad y vocero de la Tribu Yaqui en la comunidad sonorense de Vicam, no esperaba lo que iba a suceder el 11 de septiembre.

Ese día, un grupo de personas vestidas de civil lo detuvo y se lo llevó en el interior de un vehículo no oficial a un rumbo desconocido.

Fueron momentos de incertidumbre para la familia y la comunidad. Nadie sabía dónde estaba, ni quién se había llevado a Mario. Pasaron tres horas, tiempo en el que ninguna instancia judicial, ni ninguna autoridad, informó a los familiares que el vocero Yaqui fue detenido, efectivamente, por elementos policiacos, y que había sido trasladado vía aérea al Cereso de Hermosillo, en virtud de una orden de aprehensión emitida en junio de 2013; cuando Francisco Romo, integrante de la comunidad, denunció a Mario y a otros tres dirigentes comunitarios -entre los que se encuentra Tomás Rojo, actual vocero Yaqui-, de secuestrarlo durante dos días y de haberle robado su coche tras unos altercados en la comunidad. 

Sin embargo, para las autoridades Yaquis la aprehensión y el posterior auto de formal prisión que el miércoles 17 de septiembre emitió un juez contra Mario Luna, en realidad, esconde un ataque por parte del gobierno de Sonora a la comunidad por su oposición, desde el año 2010, a la construcción del Acueducto Independencia; una obra que denuncian que viola el decreto presidencial del general Lázaro Cárdenas que, en 1940, ordenó que 50% del caudal de este cuerpo de agua debía ser otorgado a los indígenas yaquis, para su aprovechamiento.

En este sentido, las autoridades tradicionales de Vicam exponen que Francisco Romo fue detenido de acuerdo con el reglamento de usos y costumbres de la Tribu Yaqui que reconoce la Constitución Mexicana, luego que éste, al parecer en estado de ebriedad, intentara supuestamente embestir con su automóvil a las personas que se encontraban bloqueando la carretera internacional contra la operación del Acueducto Independencia. Pero que ni Mario Luna, ni Tomás Rojo, estuvieron presentes durante la detención de Romo, ni ordenaron su retención.

“El juez no analizó debidamente todas las pruebas, ni las vinculó para determinar la probable responsabilidad y admite que existen pruebas que hacen dudar que Mario Luna estuviese en el lugar de los hechos. Nunca se probó la conducta de Mario Luna Romero, sólo hay declaraciones de oídas que presumen podría haber ordenado la detención, pero no se determinó dónde y cuándo Mario Luna dio la orden”, argumentan las autoridades Yaquis en un comunicado en el que, además, señalan que presentaron “un dictamen antropológico que explica los usos y costumbres de la Tribu Yaqui, la forma cómo ejercen sus leye tradicionales, comprobando así que no se está hablando de un secuestro, sino de un proceso común de justicia comunitaria, que está reconocido en la Constitución y en los Tratados Internacionales sobre Pueblos Indígenas”.

“Mario fue detenido por los métodos que pensábamos que ya estaban desterrados. Lo detuvo un grupo parapoliciaco, vestidos de civil y con vehículos no oficiales. Luego tuvo una desaparición forzosa de tres horas y además fue trasladado vía aérea a Hermosillo, como si fuera un delincuente de alta peligrosidad. Se violaron sus derechos elementales como persona, y se violó el debido proceso”, asegura por su parte en entrevista con Animal Político Tomás Rojo, actual vocero Yaqui, que ante esta situación considera a Mario Luna como “un preso político”.

“Lo que se pretende con esta detención arbitraria es criminalizar nuestras prácticas tradicionales y también nuestra lucha. Y lo hacen mediante la invención de delitos y expedientes porque nos oponemos a la construcción de un acueducto que nos está robando el agua”, denuncia Rojo. 

Activista indígena, en peligro de juicio injusto: Amnistía Internacional

Luego que Mario Luna fuera detenido el pasado 11 de septiembre, Amnistía Internacional (AI) emitió un comunicado en el que manifiesta su temor de que la causa contra el vocero Yaqui sea, en realidad, de motivación política, “por su destacado papel en las protestas contra un acueducto que afecta al acceso al agua de la comunidad indígena yaqui”. 

“Amnistía Internacional ha examinado las pruebas presentadas contra Mario Luna Romero y teme que la causa contra él esté sesgada y sea de motivación política. El activista está a la espera de que, el 17 de septiembre, se anuncien los resultados de su acusación. No obstante, si es remitido a juicio, puede ver negado su derecho a un juicio justo; además, no podrá optar a la libertad bajo fianza, y puede enfrentarse a una detención prolongada, lo que pondría en peligro su seguridad”, indica AI.

Asimismo, la organización recuerda que los gobiernos estatal y federal “no han obtenido el consentimiento libre, previo e informado de la comunidad, mediante un proceso transparente, para la realización de este proyecto”. Y señala que así lo reconoció la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual ordenó que se tomaran medidas correctivas, en especial respecto a un nuevo informe de impacto ambiental y un proceso de consulta con la comunidad.

“Pese a que se han dictado diversas órdenes judiciales de suspensión del proyecto -recalca Amnistía-, la construcción ha continuado, hasta permitir que el acueducto inicie un funcionamiento que ha dado lugar a una reducción significativa de los niveles de agua.

Pese a orden de aprehensión, Luna viajó al DF para denunciar despojo de río

Cabe recordar que el 7 de agosto pasado, Animal Político publicó una nota sobre que, a pesar de que desde junio pesaba en su contra una orden de aprehensión, Mario Luna se presentó el 6 de agosto en la Biblioteca Helena Garro de la Ciudad de México para denunciar la “criminalización” que emprendieron las autoridades de Sonora contra esta comunidad indígena, por su oposición al proyecto Acueducto Independencia, con el cual se pretende desviar agua del Río Yaqui hacia la capital estatal, Hermosillo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los ultrarricos que piden a sus gobiernos pagar más impuestos por la crisis de coronavirus

Más de 80 millonarios de varios países firmaron una misiva pidiendo una subida de impuestos para que ese dinero se destine a los programas sociales necesarios para reactivar la economía tras la crisis del covid-19.
14 de julio, 2020
Comparte
Abigail Disney, Jerry Greenfield y Richard Curtis

Getty Images
Abigail Disney, el fundador de la firma de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield y el director Richard Curtis están entre los firmantes de la carta.

Entrar en el selecto segmento de los ultrarricos requiere contar con un patrimonio superior a los US$30 millones de dólares.

Participar en el aún más pequeño grupo de “Multimillonarios para la Humanidad” exige tener una visión distinta a la mayor parte de este colectivo.

Hasta 83 ultrarricos de distintos países han firmado una carta en la que piden a sus gobiernos que les suban los impuestos para contribuir en la factura de los nuevos programas gubernamentales destinados a reactivar la economía tras la pandemia de covid-19.

Están convencidos de que vivir disfrutando de grandes sumas de dinero y la seguridad que esto aporta sin contribuir a la sociedad “está mal”.

“Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios que suscribimos esta misiva les pedimos a nuestros gobiernos que nos aumenten los impuestos. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente”, escribieron en una carta abierta.

“Tenemos mucho dinero”

“No estamos conduciendo las ambulancias que llevan a los enfermos a los hospitales. Ni reabasteciendo los estantes de los supermercados ni haciendo delivery de comida de puerta a puerta”, dicen, haciendo referencia a las actividades que han estado en la primera línea durante la fase de confinamiento.

“Pero sí tenemos dinero, mucho. Dinero que ahora se necesita desesperadamente”, escriben.

“Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados para la responsabilidad que tienen”.

El documento lleva la firma de distintas personalidades, entre las que se incluye la heredera de Walt Disney Co., Abigail Disney, el ex director gerente de BlackRock Inc., Morris Pearl, y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi.

Abigail Disney

Getty Images
Abigail Disney dijo una vez que de joven se avergonzaba de su fortuna.

También el guionista y director británico Richard Curtis, el cofundador de la marca de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield, o el rey de España, Felipe VI de Borbón, aparecen en la lista de los firmantes.

En su carta, los ultrarricos “explican que el impacto de la crisis actual se sentirá durante décadas y podría empujar a otros 500 millones de personas a la pobreza. Esto, dicen, es un problema que no se puede resolver con la caridad, por generosa que sea”, cuenta Theo Leggett, corresponsal de Negocios de la BBC.

“Por lo tanto, los impuestos sobre los ultrarricos deberían aumentarse de forma permanente para ayudar a pagar los sistemas de salud, las escuelas y la seguridad”, añade.

“Buena idea”

Para Arun Advani, profesor de la Universidad de Warwick, Reino Unido, un impuesto al patrimonio, como el que proponen los ultrarricos es “muy buena idea”.

“La pandemia de covid-19 ha expuesto deficiencias en nuestros servicios públicos después de una década de recortes en términos reales, lo que significa que rara vez ha habido un momento más urgente u oportuno para pensar en grande sobre los impuestos”, le dijo a BBC Mundo.

Bezos y su novia

Getty Images
Jeff Bezos, propietario de Amazon, es junto a Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo.

A la espera del G20

Esta petición se produce antes de la reunión este fin de semana de ministros de Finanzas del G-20, el grupo de países que representan el 85% de la economía mundial.

A medida que los países se esfuerzan por responder al impacto económico de la pandemia global, muchos ya han puesto la atención en los sistemas impositivos.

En Reino Unido, el grupo de expertos del Instituto de Estudios Fiscales dijo que los impuestos más altos son inevitables para una gran parte de la sociedad, no solo para los súperricos.

Y a principios de este mes, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, indicó que su gobierno evalúa si introducir impuestos más altos.

Rusia también analiza mayores gravámenes.

Por su parte, Arabia Saudita ya ha aumentado el IVA para compensar los efectos económicos de la pandemia y la caída en los precios del petróleo.

Pero el reclamo de un sistema fiscal más justo no es nuevo.

Varios de los firmantes pertenecen también al grupo de “Millonarios Patrióticos”, unos 200 ultrarricos que ya antes de la pandemia pedían que les subieran los impuestos.

Bloomberg recogía declaraciones de algunos miembros en las que afirmaban sentirse “culpables” de ser tan ricos y reconocían haber tenido muchas ventajas en la vida al nacer directamente en una familia adinerada.

Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Michael Bloomberg y Jack Ma.

Getty /BBC
Subir el impuesto a la fortuna o patrimonio de los más ricos por una sola vez, como una especie de “tasa solidaria” frente a la pandemia, es una de las propuestas que se han oído.

Varias críticas

Otros, como Karen Seal Stewart, reconocen haber sacado ventaja de su profundo conocimiento de “las leyes fiscales extremadamente favorables”.

“Casi todos los que tienen una cantidad significativa de riqueza en Estados Unidos se han beneficiado al menos en cierto nivel del trato preferencial que nuestro código tributario le da a los ricos”.

Quienes critican a estos ultrarricos apuntan precisamente a que durante años han aprovechado las favorables condiciones para su fortuna, aunque ahora pidan algo distinto.

Además, dicen, nadie les impide pagar más impuestos de forma voluntaria.

“Hay entre 10 y 12 millones de millonarios en este país y solo somos 200, ¿qué diferencia podemos hacer?”, dijo Seal Stewart en una entrevista a principios de este año.

“Creo que la pandemia ha llevado a las personas a ver cuánto dependen del Estado, por lo que existe una verdadera disposición a pagar más. Pero obviamente es difícil saberlo”, sentencia el profesor Advani.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.