Lo que se sabe de los 57 estudiantes desaparecidos en Guerrero, México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lo que se sabe de los 57 estudiantes desaparecidos en Guerrero, México

Dos días después del ataque aún se desconoce el destino de estos jóvenes. El gobierno de Guerrero estableció una operación para localizarlos que incluyó el sobrevuelo de helicópteros en la zona, ubicada al norte del estado.
29 de septiembre, 2014
Comparte

Parecía una protesta estudiantil como ha habido muchas en los últimos años en Guerrero, en el sur de México. Pero en pocas horas se convirtió en tragedia.

Estudiantes de la escuela Escuela Normal Rural de Ayotzinapa Isidro Burgos, llegaron en varios autobuses a la ciudad de Iguala para hacer una colecta entre los habitantes, según dijeron.

Pero de pronto algunos de ellos se enfrentaron con policías locales que les acusaron de robar los vehículos en que se transportaban.

En pocos minutos el pleito se agravó y entonces, según estableció la fiscalía estatal de Guerrero, los policías dispararon contra los estudiantes, quienes corrieron por las calles del centro de la ciudad.

Ataques

Esto ocurrió el viernes 26 aproximadamente a las 20:00 tiempo del centro de México. Cuatro horas después un grupo de desconocidos disparó contra los estudiantes que dialogaban con periodistas.

Y casi al mismo tiempo otras personas dispararon con fusiles de asalto a un autobús en las afueras de la ciudad.

En el vehículo viajaban los integrantes del equipo de fútbol Los Avispones de Chilpancingo, que juega en la tercera división de la liga profesional.

El saldo final de los incidentes es de seis personas muertas: tres jóvenes de la Escuela Normal, dos miembros del equipo de fútbol y una mujer que viajaba en un taxi.

Otras 25 personas están lesionadas y al menos 57 estudiantes fueron reportados como desaparecidos por sus compañeros de Ayotzinapa.

Búsqueda

Dos días después del ataque aún se desconoce el destino de estos jóvenes. El gobierno de Guerrero estableció una operación para localizarlos que incluyó el sobrevuelo de helicópteros en la zona, ubicada al norte del estado.

Soldados y policías estatales, acompañados en algunos momentos por compañeros de los desaparecidos, participaron en el operativo.

La búsqueda incluyó instalaciones militares, cuarteles de la policía, hospitales y el Servicio Médico Forense, donde se encuentra la morgue local, sin resultados.

Hasta ahora lo que se sabe es que los 57 estudiantes no se presentaron a la reunión convocada por el Comité Ejecutivo de Ayotzinapa realizada el fin de semana, para hacer un conteo de quienes sobrevivieron al tiroteo y planear una estrategia de respuesta.

Tampoco se han reportado con sus familiares.

No está claro si regresaron a sus comunidades –muchos miembros de la Escuela Normal son indígenas- o se los llevó el grupo que realizó el segundo ataque y que, según el procurador (fiscal) General de Justicia del estado, Iñaky Blanco Cabrera, pueden ser parte de la delincuencia organizada.

Mientras, la fiscalía arrestó a 22 policías municipales de Iguala a quienes acusa de disparar contra los estudiantes.

Los agentes fueron enviados a las instalaciones de la Procuraduría en el balneario de Acapulco, pues sus familiares y personas desconocidos amenazaron con rescatarlos del cuartel donde se encontraban.

Historia

Guerrero es un estado con larga historia de violencia política, que en distintos momentos ha incluido a estudiantes y maestros.

En la década de los años 70 surgieron en sus montañas varios de los grupos guerrilleros más importantes de la época, algunos de los cuales aún siguen activos.

Pero también ha sido escenario de disputas entre carteles de narcotráfico, como el de Sinaloa, de los Beltrán Leyva y La Familia Michoacana, que pelean el control de las zonas productoras de amapola y marihuana de la región.

En Guerrero se ubica también una de las secciones más combativas de la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que desde el año pasado sostiene un movimiento en contra de la Reforma Educativa.

En estas protestas participan los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, quienes incluso en 2011 sostuvieron un fuerte enfrentamiento con policías estatales donde murieron dos personas.

Desde entonces las manifestaciones estudiantiles no han cesado, pero según especialistas el incidente del fin de semana es el más grave desde que iniciaron las protestas.

El alcalde

Mientras, el conflicto sigue. Estudiantes de nueve escuelas normales anunciaron un paro de labores hasta que se localice a sus compañeros.

A este movimiento se suma el Frente Estatal de Trabajadores, además que la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), realizó una marcha en Chilpancingo, la capital del estado, para demandar la presentación de los desaparecidos.

El diputado por el Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, exigió que la investigación del caso no se quede en la fiscalía de Guerrero.

“El gobierno federal debe intervenir: estamos ante un estado en el que se persigue a los dirigentes sociales. Es muy grave que hoy haya desaparecidos”, advirtió.

En las protestas también se exige la renuncia del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez. Pero el funcionario dijo que no va a dejar el cargo.

La noche del ataque, aseguró a medios locales, ordenó que no se agrediera a los estudiantes. “Mi indicación fue no caigan en provocación, no quiero que me los vayan a golpear”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.