Madrid y México geolocalizan la iniciativa ciudadana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Madrid y México geolocalizan la iniciativa ciudadana

Civics (en fase alfa, lanzamiento definitivo en diciembre) es una red de iniciativas informales geolocalizadas en un mapa, desglosadas por tipos, fechas y horarios.
Por Yorokobu
14 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Yorokobu

Foto: Yorokobu

“El modelo de actividad cultural e iniciativas sociales que tradicionalmente han impulsado las administraciones de gobierno en las grandes ciudades, enfocado en la transformación de estas, está obsoleto”. Habla Esau Acosta, un arquitecto español que junto a sus compañeros del estudio SIC, en 2008, observó que “había comenzado a nacer un ente nuevo” que se ocupaba de proponer actividades y servicios a la gente de un modo “distinto, más atractivo, y más eficaz que las que se promocionaban oficialmente”, explica. “Y lo mejor es que no lo impulsaban las instituciones, sino el propio público”.

Fue ese el motivo por el cual, a raíz de la convocatoria que Matadero de Madrid hizo a varios creativos para imaginar “una ciudad utópica”, en vez de una maqueta como diseñaron los demás invitados se les ocurrió lanzar una plataforma digital llamada VIC (Vivero Iniciativas Ciudadanas). Tendría una “estructura horizontal, sin jefes”, el trabajo en ella se realizaría de manera voluntaria y estaría compuesta por profesionales de todo tipo de áreas, “arquitectos, antropólogos, expertos de marketing, ingenieros, sociólogos…”, enumera el ideólogo. El objetivo: “Desarrollar un canal informal de las iniciativas ciudadanas que surgen por todo lados”, argulle.

“Nuestra intención con VIC era hacer notar que existen personas que se imaginan un nuevo modelo de ciudad utilizando los pocos métodos con los que pueden contar”

La web iba aglutinando, a modo de escaparate, las iniciativas empresariales o asociativas que muchos grupúsculos independientes de ciudadanos proponían como alternativas a lo que ofrecen los organismos. “La gente va por delante de las propuestas oficiales”, opina el portavoz, “y además las propuestas colaborativas que se proponen de este modo funcionan porque complementan al modelo capitalista en el que vivimos, no lo dañan. Se trata de una transformación del espacio público desde otras vías, como la economía colaborativa, y una manera de hacerlo que va de abajo arriba, que nace desde la ciudadanía”.

“Nuestra intención con VIC era hacer notar que existen personas que se imaginan un nuevo modelo de ciudad utilizando los pocos métodos con los que pueden contar”, explica Ana Espejo, otra miembro del vivero. Acosta añade que , “por ejemplo, el colectivo Enbicipormadrid, no puede construir carriles bici, pero han mapeado las rutas de calles tranquilas para circular en la ciudad. Eso es una alternativa a lo que hace el gobierno local. Y hay muchísimas. Solo en Madrid nosotros hemos censado cerca de 500 iniciativas independientes distintas”.

El caso es que la vitrina de VIC, aunque es útil, no les pareció suficiente. “Son muchísimas iniciativas ciudadanas, les damos publicidad, pero queríamos ir más lejos”. “¿De qué modo hacemos una estructura para generar una red de conexión?”, pensaron. Era hora de crear Civics (en fase alfa, lanzamiento definitivo en diciembre), una red de iniciativas informales geolocalizadas en un mapa, desglosadas por tipos, fechas y horarios, que a su vez crean una red para que las agrupaciones que organizan esas iniciativas “puedan aprovecharse unas de los recursos de las otras. Es decir, una red colaborativa de iniciativas ciudadanas”, define Acosta. Su propuesta es crear la Agenda B con las posibilidades que una gran ciudad guarda lejos de calendarios oficiales.

“Ocurrió que en VIC empezamos a realizar talleres en los que invitábamos a todo tipo de organizaciones que proponían todo tipo de actividades informales: compartir coches, bicis de alquiler, teatro urbano, huertos urbanos… y nos dimos cuenta de que el verdadero problema era que muchas de esas organizaciones se conocían, pero no estaban conectadas”.

Civics, por un lado, lo han concebido para que funcione como una agenda no-oficial de esas actividades. Se lanzará en una primera fase para Madrid, Ciudad de México y León (México). Cualquier persona que quiera geolocalizar y clasificar una propuesta alternativa, de esas de las que el público solo se entera si es un seguidor de su espacio en Facebook, ahora podrá colgarla en la plataforma para que cualquier usuario rastreador de cosas que hacer pueda echar un vistazo a las ofertas oficialmente desconocidas.

“Enbicipormadrid no puede construir carriles bici, pero han mapeado las rutas de calles tranquilas para circular en la ciudad. Eso es una alternativa a lo que hace el gobierno local”

Por otro lado, la intención es que las mismas organizaciones anunciadas utilicen la plataforma para compartir recursos y posibilidades. “Imagina que una de las organizaciones tiene verdura ecológica, pero no tiene cómo repartirla a domicilio. Y otra quizás oferte coches compartidos, pero a determinadas horas no tengan clientes”, ejemplifica Acosta. “Si las dos están conectadas, la de las verduras ecológicas quizás pueda utilizar los coches para hacer sus servicios a domicilio a un precio más económico, y los coches, a su vez, ocuparse en sus horas malas. Para eso sirve el modelo colaborativo”.

Para financiar su idea, están desarrollando su programa informático hasta que pueda hacer análisis precisos de los usuarios, las actividades y el modo de empleo que hacen de estas desglosados al detalle. Una información de consultoría, generada en tiempo real, que confían que sea lo suficientemente útil como para que algunas empresas estén interesadas en realizar donaciones que mantengan su espacio.

Piensan que la idea será bien acogida porque la gente “está harta de los canales burocráticos”. Han empezado por España y México (en varias ciudades de cada uno) porque piensan que son dos países que, en cuanto a iniciativa cultural, independiente y colaborativa “se miran mutuamente”.

“Madrid y México DF, cada uno a su manera, no son nuevas ciudades, pero sí se están renovando», dice el arquitecto. “No hace falta crear nuevas ciudades sino aprovechar las que tenemos. No se trata de la ciudad del futuro, sino la actual. Si contamos con una ciudadanía participativa, vamos a crear sociedades avanzadas, complejas y ricas”.

Cuenta Acosta que en VIC disponen de un glosario de conceptos para que sus usuarios interesados en las nuevas formas de hacer vida, ciudad y negocio, conozcan la terminología que hoy en día se utiliza para manejar los nuevos métodos. “Explicamos palabras como extitución, economía colaborativa o resiliencia”, explica, “que en términos biológicos significa adaptar los recursos reales que hay; pensar desde un punto de vista táctico, no al futuro, sino ahora”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué puede ganar el FC Barcelona con la salida de Lionel Messi? Responden analistas de la BBC

Muchos, pensaban que Messi cerraría su carrera brillante en Barcelona, pero aquel idilio dio un giro. El club catalán pierde a su mayor emblema de las últimas décadas, pero también se le abren las puertas para construir un nuevo equipo con jóvenes muy talentosos.
28 de agosto, 2020
Comparte
Messi celebra

Reuters
Los goles de Messi en Barcelona fueron cientos y casi siempre los festejaba apuntando al cielo.

Lo consideran el fin de una era, de una etapa dorada y que muy posiblemente será extrañada durante décadas por los hinchas del FC Barcelona.

Al pedir Lionel Messi su salida del club catalán ocasionó un terremoto que se sintió más allá del mundo del fútbol.

Pero, a la vez, las grietas que su decisión deja abiertas pueden ser el inicio un nuevo horizonte para el equipo culé. ¿Es posible que el Barça también salga ganando si se consuma la marcha?

Las opiniones de expertos de la BBC son divididas, como casi siempre sucede cuando se habla de fútbol. Tratamos de analizarlo a continuación.

¿Una oportunidad?

Tarde o temprano los ciclos terminan.

Messi cuenta con 33 años y llegó a Cataluña a los 13. Debutó con el Barcelona en categoría infantil y fue escalando hasta su estreno con el primer equipo en un amistoso

Debutó en noviembre de 2003 contra el Porto FC y volvió a ser parte del primer equipo contra el Shakhtar Donetsk en febrero de 2004.

Casi nueve meses después se estrenaría en un partido oficial por la decisión del entrenador Frank Rijkaard. Así empezó todo.

Y no tardaría en convertirse en el rostro de un equipo que ganó más de 30 títulos oficiales a partir de aquel partido de 2005 en el que Ronaldinho lo habilitó dos veces para que Leo marcara su primer gol oficial vestido de blaugrana.

Messi y Pep

Reuters
Lionel Messi debutó con la dirección de Rijkaard, pero fue con Pep Guardiola que alcanzó algunas de sus mejores actuaciones

“Sin Messi, el Barcelona tal vez no habría logrado todo lo que obtuvo”, cuenta Fernando Duarte, periodista de la BBC.

Sin embargo, añade que “el divorcio” y la necesidad de una transición en el club ya se veía venir desde tiempo atrás.

“Lo que gana el Barcelona puede ser una oportunidad, pero parece que no están listos. No se prepararon en ese momento”, explica.

Duarte explica que mucho en el club estaba armado alrededor de Messi y ahora el desafío puede ser construir una plantilla diferente sin su presencia.

Cuando Ronaldinho salió del Barcelona en 2008, tras cuatro títulos en España, una Champions League y ganar el Balón de Oro, se abrieron las puertas al reinado de Lionel.

Ahora habrá que esperar si la historia se puede repetir con el futuro Barcelona, dice el periodista.

¿Demasiado poder?

Los que piensan que con la salida de Messi también gana el Barcelona se aferran a la idea de que había acumulado demasiado poder. Y es que su influencia siempre fue un asunto de amplio debate.

Por ejemplo, en Argentina, se forjó el concepto del “club de amigos”: el grupo de jugadores que eran señalados de ser los preferidos de Leo para jugar en la selección de ese país como Javier Mascherano, Sergio “Kun” Agüero, Gonzalo Higuaín o Ever Banega.

Y una discusión similar se instaló en Barcelona, donde es cierto que ejercía mucha influencia pero también que no todas las decisiones del club eran de su total agrado.

Agüero en el City

Reuters
Agüero es uno de los jugadores más cercanos a Messi.

“Por una gran distancia es el mejor del mundo y por eso adquirió mucho poder. Cuando hubo problemas, incluso en el manejo del equipo, él tomaba el liderazgo”, explica Andy West, columnista de la BBC y autor del libro “Lionel Messi and the Art of Living” (Lionel Messi y el arte de vivir, 2019).

West identifica que en Barcelona también existe una especie de “club de amigos” de Messi con Luis Suárez, Sergio Busquets, Jordi Alba y Gerard Piqué, entre otros. Todos jugadores muy laureados, pero que ya superan los 30 años.

Sin embargo, West no duda en señalar que en el club nunca se tomaron las decisiones por algún capricho de Messi y de hecho señala episodios que no fueron del gusto del 10, como la salida del entrenador Ernesto Valverde a principios de año.

Similar opinión tiene Guillem Balague, periodista que cubre para la BBC el fútbol español.

“No es verdad que Messi tenía tanta influencia. Es un mito. Es verdad que los presidentes preguntan a sus estrellas, también pasaba con Cristiano Ronaldo en Madrid. Lo hacen todos y lógicamente se lo hacen a Messi”, señala Balague.

Neymar en el PSG

EPA
Neymar fue compañero de Messi, pero después de su millonaria transferencia no volvieron a jugar juntos.

Balague pone como ejemplo que Messi habría preferido el retorno de Neymar Jr. en lugar del fichaje de Antoine Griezmann.

Aunque añade que la directiva actual cedió cada vez más poder al vestuario y que Messi lo ha aprovechado.

“Las parcelas de poder están un poco desequilibradas con respecto a otros clubes”, indica.

¿Ahorra dinero?

Los tres analistas coinciden en que al equipo culé se le abre una ventana de renovación principalmente por el factor económico.

Messi intenta que su salida del Barcelona no pase por la millonaria cláusula de recisión de su contrato vigente.

Pero incluso si el club no logra percibir los US$700 millones establecidos allí, podrá disponer del dinero que liberaría al deshacerse de su sueldo. Más de US$130 millones anuales.

Se trata de una cifra nada despreciable considerando que algunos de los clubes más grandes del mundo, incluyendo al Barcelona, informaron de drásticas caídas en sus ingresos económicos en 2020.

Aunque, por otro lado, también pueden quedar en blanco los ingresos que generaba el club por los contratos publicitarios que produce su capitán y la venta de camisetas con su apellido estampado.

¿Cómo será la vida blaugrana sin Messi? Balague es optimista y enumera a grandes y jóvenes talentos que tiene el club.

El portugués de 20 años Francisco Trincao es uno de ellos. También el uruguayo Ronald Araujo (21) o el canterano Riqui Puig.

Y Ansu Fati, con apenas 17 y con gran capacidad de desequilibrio en su juego.

“Messi habría estado encantado tenerlo más a menudo”, concluye el periodista de la BBC.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8baztTZxkQo

https://www.youtube.com/watch?v=kEYkeeU8osQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.