¿Por qué marchan los estudiantes del Poli? (imágenes)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué marchan los estudiantes del Poli? (imágenes)

Rechazan a la aprobación de la propuesta de reforma al Reglamento Interno.
25 de septiembre, 2014
Comparte

Un día después de que el Consejo General del Instituto Politécnico Nacional (IPN) aprobó una reforma al reglamento interno de la institución, miles de estudiantes politécnicos marcharon este jueves 25 de septiembre hacia la dirección general en rechazo a esta modificación que, sin embargo, no ha sido publicada.

ipn3

Integrantes de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) se sumaron al paro de labores y movilización que lleva una semana en la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA).

ipn2

¿Por qué protestan los estudiantes?

La manifestación se convocó en protesta contra las modificaciones a los planes de estudios y por la abrogación de la reforma al reglamento interno que fue aprobada esta semana.

En una misiva enviada a la directora del IPN, los alumnos afirman que los canales institucionales para debatir las reformas “carecen de mecanismos realmente efectivos” para una consulta “amplia, informada, discutida y participativa.”

Afirmaron también que los cambios a la institución educativa “no sólo significa la modificación a algunos artículos, sino que representa toda una política de restructuración global del IPN que atenta contra su proyecto fundacional.”

De acuerdo con un reporte del diario Reforma, los estudiantes critican principalmente las reformas a los artículos 47 y  la eliminación de los artículos del 55 al 60 del reglamento, aunque enlistaron más de 80 cambios que rechazan.

El 47, según los alumnos, plantea que aquellos que adeuden una asignatura por más de dos semestres posteriores al semestre que cursó serán dados de bajo definitiva; el 55 les daba la oportunidad de solicitar una baja temporal; mientras que la eliminación del 56 al 60 transgrede sus derechos cívicos y libertad de expresión, ya que las autoridades se reservan el derecho de sancionar a los estudiantes que comentar una falta que afecte “el buen orden” del plantel, sin detallar a qué se refiere.

Según el análisis de los estudiantes, los cambios “fomentan la verticalidad de la toma de decisiones del titular de la Dirección General”, además de que por primera vez “se quebranta el principio” de que los directivos sean exalumnos del IPN.

Otra crítica esgrimida por los estudiantes es que “se afecta gravemente” su derecho a la participación al “limitarles su derecho al voto y eliminando representatividad en los cuerpos de representación.”

(Consulta al final de esta nota el pliego petitorio de los estudiantes)

Alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), Unidad Zacatenco, del IPN, iniciaron el paro de actividades, el pasado 17 de septiembre, al cual ya se han sumado la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (Upiicsa), y la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Unidad Tecamachalco.ipn1

La respuesta de las autoridades

La dirección del IPN ha rechazado que el proyecto de plan de estudios y reglamento interno afecta a la institución, al tiemo que ha rechazao que las protestas de los alumnos obedezcan a un problema interno, y aseguró que obedecen a un movimiento externo.

Las personas que se están manifestando contra las modificaciones al reglamento interno del Instituto Politécnico Nacional no pertenecen a un movimiento estudiantil sino a uno externo, aseguró Yoloxóchitl Bustamante, directora de esa institución.

“Yo ve algo extraño en este movimiento, una estrategia muy bien argumentada y organizada para crear las inquietudes que saben que prenden en los muchachos y que han tomado como pretexto un problema académico que ya no existe para querer parar las escuelas”, dijo Bustamante en entrevista radiofónica.

Indicó que todo inició con un problema académico en la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Zacatenco donde arrancó la aplicación de un nuevo plan de estudios, el 2014, el cual, aseguró, incluye mejoras con respecto al de 2004.

En sesión extraordinaria, el consejo del IPN aprobó la propuesta de reforma este miércoles 24 de septembre. “La reforma es una oportunidad histórica para dar al Instituto el soporte normativo que le permita seguir impulsando su crecimiento y desarrollo en las próximas décadas”, dijo la directora Yoloxóchitl Bustamante al respecto.

Bustamante explicó que los integrantes del consejo analizaron los 240 artículos del reglamento para hacer las modificaciones pertinentes, las cuales fueron evaluadas y votadas de conformidad con la normatividad que rige al IPN y que abrogan el de 1998.

Precisó que los aspectos centrales son definir las orientaciones generales respecto de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológicos.

Además reconsiderar a la integración social como una función sustantiva del IPN, pero con un concepto amplio en el que se incorporen las acciones de extensión, cooperación, vinculación, emprendimiento, internacionalización, difusión y formación continuas.

Este jueves, la directora explicó en entrevista radiofónica que los estudiantes que protestan”desaprovechan las vías formales de revisar un reglamento que no se ha publicado, pero que estaríamos con mucho gusto en condiciones de revisar”, dijo a la periodista Adriana Pérez Cañedo.

Entre las peticiones de los alumnos están la abrogación del Reglamento Interno aprobado por el Consejo General Consultivo del IPN —el cual consiste prácticamente en la aplicación de la reforma educativa en esta institución—; detener el nuevo modelo educativo basado en competencias y las modificaciones al plan de estudio, pues a su decir, pretenden volverlos cada vez ‘más técnicos.

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

Foto tomada de www.facebook.com/pages/No-al-nuevo-plan-de-estudio-al-IPN

*Notimex y Reforma

Pliego Petitorio de la Esia – IPN by http://www.animalpolitico.com

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la dexametasona y qué pruebas y limitaciones tiene contra el COVID

Investigadores en Reino Unido han demostrado que la dexametasona puede ayudar a prevenir la muerte de pacientes graves de COVID-19. La ventaja para todo el mundo es que es un fármaco barato y de fácil acceso.
Getty Images
16 de junio, 2020
Comparte

Un medicamento barato y de amplia disponibilidad en el mundo se ha convertido en una esperanza para el tratamiento de pacientes graves de COVID-19.

Se trata de la dexametasona, un fármaco esteroide que al ser suministrado en dosis bajas ha demostrado ser uno de los mejores avances en la lucha contra el virus, dicen los expertos de Reino Unido que lo probaron

El medicamento es parte de la prueba más grande del mundo de tratamientos farmacológicos que ya existen y que trata de averiguar si pueden funcionar para el coronavirus.

En el caso de la dexametasona, disminuyó en un tercio el riesgo de muerte en pacientes graves que ya estaban conectados a respiradores artificiales.

Y en los enfermos que necesitaban oxígeno, el riesgo de muerte se redujo en una quinta parte.

Una dosis de dexametasona

Reuters
La dexametasona es un fármaco esteroide.

En Reino Unido, donde han muerto más de 42.000 personas hasta este martes, se podrían haber salvado hasta 5.000 vidas con este medicamento si se hubiera aplicado desde el inicio de la pandemia, dicen los investigadores.

Y el potencial benéfico puede ser mayor en los países más pobres que tienen un alto número de pacientes de COVID-19.

¿Para quién funcionaría?

La dexametasona ya se usa para reducir la inflamación en una variedad de otras afecciones.

En las pruebas sobre el COVID-19, ha ayudado a detener parte del daño que puede ocurrir cuando el sistema inmunitario del cuerpo se sobrecarga mientras trata de combatir el coronavirus.

Esa reacción del cuerpo al virus, que genera una tormenta de citoquinas, puede ser mortal.

Un respirador artificial

Sofya Sandurskaya/Moscow News Agency(Reuters
La dexamesatona ayuda a pacientes graves, como los que están conectados a respiradores.

Casi 19 de cada 20 pacientes con COVID-19 en Reino Unido se recuperan de la enfermedad sin ser hospitalizados. De los que ingresan, la mayoría también se recupera, pero algunos pueden necesitar oxígeno o ventilación mecánica.

Y estos son los pacientes de alto riesgo para los que la dexametasona ha sido efectiva.

En la prueba, dirigida por un equipo de la Universidad de Oxford, se administró dexametasona a unos 2.000 pacientes hospitalizados y se comparó con 4.000 que no recibieron el tratamiento.

Para los pacientes con necesidad de respiración artificial, el riesgo de muerte pasó de 40% a 28%. Para los pacientes que necesitan oxígeno, redujo el riesgo de muerte del 25% al 20%.

“Este es el único medicamento hasta ahora que se ha demostrado que reduce la mortalidad y la reduce significativamente. Es un gran avance”, dijo el investigador en jefe del estudio, Peter Horby.

Una caja de dexametasona

Getty Images
No es recomendable el consumo de dexametasona sin control médico.

El director de las pruebas, Martin Landray, dijo que “hay un beneficio claro, muy claro” y explicó que los resultados sugieren que se podría salvar una vida en:

  • cada ocho pacientes con respirador artificial
  • cada 20-25 tratados con oxígeno

“El tratamiento es de hasta 10 días con dexametasona y cuesta alrededor de £5 (US$6,80) por paciente. Así que esencialmente cuesta 44 dólares salvar una vida“, señaló.

Además destacó que la dexametasona “es un medicamento que está disponible a nivel mundial“.

Landray sugirió que los pacientes hospitalizados podrían comenzar a recibir el tratamiento sin demora.

Pero no es recomendable para el público en general ir a comprarlo a las farmacias para llevárselo a casa ni consumirlo ahí.

La dexametasona no ha mostrado beneficio para los pacientes con síntomas leves de COVID-19, los cuales no necesitan apoyo mecánico o suplementario para su respiración.

Una prueba de laboratorio

Reuters
Investigadores en Reino Unido han probado los medicamentos ya existentes y cómo actúan contra el COVID-19.

El ensayo The Recovery Trial, que se ha llevado a cabo desde marzo, también analizó el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, el cual fue descartado porque aumenta las muertes y los problemas cardíacos.

Mientras tanto, el medicamento antiviral remdesivir, que parece acortar el tiempo de recuperación para las personas con coronavirus, ya ha sido distribuido entre los servicios de salud.


Análisis de Fergus Walsh, corresponsal de Salud de la BBC

El primer fármaco probado para reducir las muertes por covid-19 no es un medicamento nuevo ni costoso, sino un esteroide antiguo y barato.

Eso es algo para celebrar, pues significa que los pacientes de todo el mundo podrían beneficiarse de inmediato.

Y es por eso que los resultados de este ensayo han sido publicados rápidamente, porque las implicaciones son muy grandes a nivel mundial.

La dexametasona se ha utilizado desde principios de la década de 1960 para tratar una amplia gama de afecciones, como la artritis reumatoide y el asma.

La mitad de los pacientes de coivd-19 que requieren un respirador no sobreviven, por lo que reducir ese riesgo en un tercio tendría un gran impacto.

El medicamento se administra por vía intravenosa en cuidados intensivos y en forma de tabletas para pacientes con enfermedades menos graves.

Hasta ahora, el único otro fármaco comprobado que beneficia a los pacientes de coronavirus es remdesivir, que se ha utilizado para el ébola.

Se ha demostrado que reduce la duración de los síntomas del coronavirus de 15 a 11 días.

Pero la evidencia no fue lo suficientemente fuerte como para mostrar si redujo la mortalidad.

A diferencia de la dexametasona, remdesivir es un medicamento nuevo con suministros limitados y aún no se ha anunciado un precio.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=dDHHLysaCHg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.