Éstas son las rutas de la explotación sexual en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Éstas son las rutas de la explotación sexual en México

Centroamericanas obligadas a ejercer la prostitución en Chiapas y chiapanecas explotadas en tables dances en Baja California. Las grandes ciudades y las fronteras son los focos rojos de la trata de personas y México es uno de los principales países de origen y destino de la explotación sexual. En el Día Internacional contra la Trata, Animal Político presenta unas visualizaciones para dibujar un delito que sigue estando subregistrado.
Por Majo Siscar
24 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Distrito Federal, Chiapas, Puebla, Tlaxcala y Baja California son los cinco estados mexicanos con más víctimas de trata rescatadas por las autoridades. Sin embargo, mientras el 29% de las víctimas de trata en Chiapas son centroamericanas, en Baja California llevan a chiapanecas a prostituirse. Fenómenos similares pasan en Puebla y Tlaxcala, estados con larga trayectoria en enganche de víctimas que, según la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), son en la mayoría de los casos explotadas en la frontera norte o directamente en Estados Unidos.

Hoy es el Día Internacional Contra la Trata, un delito de lesa humanidad que no sólo se basa en obligar a mujeres a prostituirse sino que se entiende como todo comercio de personas ya sea con fines de explotación laboral, sexual o extracción de órganos. El negocio de la trata de personas genera cada año ganancias que van de 32 mil a 36 mil millones de dólares, según estimaciones del Foro de Viena para Combatir la Trata de Personas, organizado por las Naciones Unidas. Este mismo organismo calcula que de 2 a 4 millones de personas son captadas cada año con fines de trata en el mundo, de las cuales entre 800 mil y 900 mil son tratadas de un país a otro.

El Diagnóstico sobre la Trata de Personas en México recién presentado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, revela que México es tanto país de origen de las víctimas, que muchas veces son tratadas en Estados Unidos, como de explotación de connacionales y extranjeras. Entre 2009 y 2013, las Procuradurías estatales y la Procuraduría General de la República rescataron a mil 868 personas víctimas de trata, de las cuales mil 101 eran mexicanas; 788 víctimas del total, eran explotadas sexualmente. Aunque la trata con fines de explotación sexual es más visible, el Diagnóstico presentado por la CNDH especifica que la trata con fines de trabajo o servicios forzados se encuentra más extendida, así mismo señala que la trata para extracción de órganos está subregistrada.

Perfil de las víctimas

El 83% del total eran mujeres. En cuanto a la edad, se advierte que cuatro de cada 10 de las víctimas, eran menores de 18 años y en 18.1% de los casos no fue posible determinar su edad. En datos de UNICEF, 1.8 millones de niños y niñas son víctimas de trata en el mundo. Tan sólo en México, esta misma institución estima que más de 16 mil niños y niñas se encuentran sometidos a esclavitud sexual. Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos de América calcula que alrededor de 50% de las víctimas de trata son menores de edad.

El uso de niños con fines de explotación sexual ha crecido mucho con la difusión de pornografía infantil en las redes. Ayer 22 de septiembre, la Procuraduría General de la República dictó auto de formal prisión al dueño de una empresa de campamentos escolares, que en una exposición en la que ofrecía sus servicios de excursiones a padres de familia en una escuela de Jalisco, le saltaron unos videos pornográficos con menores. Es el último auto de formal prisión por delito de trata de personas en su hipótesis de pornografía de menores de edad. La PGR ha iniciado 91 averiguaciones previas por delitos relacionados con trata de personas en lo que va de año, 62 de ellas terminadas.

El informe de la CNDH señala que “no existen los suficientes mecanismos de cooperación internacional que México requiere con la finalidad de combatir y prevenir el turismo y la explotación sexual infantil”. La titular de FEVIMTRA, Nelly Montealegre, asegura que aún cuando México cuenta con una Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata, ésta “está rebasada y necesita reformarse. La ley pretendió ser muy proteccionista pero a la luz de las investigaciones, ya necesita modificaciones”.

info_trata

En los operativos hechos por la PGR contra la trata con fines de explotación sexual, la mayor parte de las víctimas son mujeres de origen extranjero. México ha sido y es receptor de víctimas de trata procedentes de al menos 26 países, pero la mayor parte vienen de Centroamérica, el Caribe, Europa del Este y Asia. Incluso se han detectado casos de víctimas de Corea trasladadas a México para que ingresen desde aquí a los Estados Unidos. “No hay un índice de países de origen y de explotación de persona en la modalidad de trata, pero sí estamos en los primeros países en cuanto a número de averiguaciones previas y ser un país de tránsito de migrantes no nos ayuda porque aumenta la vulnerabilidad”, confiesa Montealegre.


snales_mapa

La cadena de la trata

En el caso de las víctimas mexicanas, el informe relata que el menos en 45.4 % de los casos las víctimas fueron captadas por una persona conocida -ya sea familiar o pariente lejano, pareja o amigo- y en el 49.1% por desconocidos. En el 5.5% fueron secuestradas por miembros de la delincuencia organizada. Otro dato significativo revela una elevada participación de mujeres como sujetos activos del delito.

La CNDH advierte que las acciones del Estado para erradicar la trata de personas no consideran todos los eslabones de la cadena de este delito: víctima, tratante y cliente-explotador, a la par que “se omite plantear, desde una perspectiva integral, acciones tendentes a reducir los factores de incidencia”.

La Fiscal Montealegre además considera que “no hay mecanismos para que las víctimas rescatadas no regresen a la explotación, son muy vulnerables y es fácil que vuelvan a caer con otra persona”.

Impunidad

La Encuesta Nacional de Victimización, publicada hace justo dos años, estima que para 2011 únicamente 12.8% de los delitos relacionados con trata era denunciado, de los cuales 65.5 % llevó al inicio de una averiguación previa en el Ministerio Público. Esto significa que de cada 100 delitos sólo se inició averiguación previa en 8.4 de los casos. La encuesta estima que la cifra negra, es decir los delitos no denunciados o que no detonaron averiguación previa, fue del 91.6 % en 2011 y 92.0 % registrado en 2010.

Entre las razones aducidas para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las víctimas destacan, “las deficiencias y la desconfianza en la autoridad”, que representan 63.2% de las causas expuestas. Otros motivos fueron miedo al agresor, actitud hostil de la autoridad y miedo del afectado a ser extorsionado. De las denuncias formuladas por víctimas ante el Ministerio Público, se refiere que en 61.8% de los casos “no pasó nada o no se resolvió”.

**Nota publicada el 23 de septiembre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.