¿Realmente es malo trabajar por la noche?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Realmente es malo trabajar por la noche?

La gente tiene razón cuando dice que uno se acostumbra a cambiar de turnos de trabajo. Se ha demostrado que los turnos nocturnos se hacen cada vez más fácil luego de la primera noche, pero a algunas personas les resulta mucho más difícil que a otras.
Por Claudia Hammond / BBC
28 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: BBC.

Foto: BBC.

En algunos trabajos es inevitable trabajar durante la noche. Hay hospitales que deben funcionar, aviones que volar y tiendas que mantener abiertas, a medida que nos convertimos en una sociedad de 24/7.

Con una planificación cuidadosa y un poco de tranquilidad durante el día es posible trabajar toda la noche y aun así dormir ocho horas al día siguiente.

Algunas personas incluso dirán que no les importa y que es posible acostumbrarse a trabajar de esta manera. Pero ¿es capaz el cuerpo de acostumbrarse por completo a trabajar con los horarios al revés? Aun peor, ¿es malo para la salud el trabajo nocturno?

Vea todos nuestros mitos médicos aquí

Hay dos consideraciones a tener en cuenta. Una es cómo nos sentimos: nuestro bienestar mental.

La gente tiene razón cuando dice que uno se acostumbra a cambiar de turnos de trabajo. Se ha demostrado que los turnos nocturnos se hacen cada vez más fácil luego de la primera noche, pero a algunas personas les resulta mucho más difícil que a otras.

Trastornos del sueño

Un estudio canadiense monitoreó el momento del sueño, los niveles de luz y la cantidad de producción de la hormona del sueño, melatonina, en un pequeño grupo de agentes de policía durante una semana de turnos nocturnos.

Por lo general, nuestro cuerpo libera melatonina tarde en la noche, cuando nos empezamos a sentir cansados y listos para ir la cama.

Si usted ha logrado adaptarse a las noches de trabajo, el auge de melatoninda se correrá para el día. En este estudio, se observó que los individuos cuyo patrón de producción de melatonina mostraba que se habían acostumbrado, se sentían más felices y más alertas, y sus tiempos de reacción eran más cortos. Pero sólo un 40% logró hacer el cambio.

Pizza
Es más fácil y apetitoso comerse una pizza que una ensalada cuando se trabaja de noche.

En un estudio que incluyó a más de 3.000 agentes de policía que trabajaban por turnos en Canadá y Estados Unidos, se observó que las consecuencias para aquellos que no lograron ajustar sus horarios fueron evidentes: el 40% de los agentes fue diagnosticado con algún tipo de trastorno del sueño.

Incluso si usted se siente bien, aún existe la pregunta de si su cuerpo podría estar sufriendo algún daño al largo plazo.

Cuando se trata de evaluar los efectos fisiológicos, uno de los problemas es diferenciar el efecto que puede tener el trabajar por turnos sobre su estilo de vida del impacto directo de trabajar por la noche.

Si uno trabaja por turnos, es más difícil comer sano o hacer ejercicio regularmente. No sólo es más difícil conseguir una ensalada por la noche, sino que además es más probable que usted quiera comer otra cosa para mantenerse despierto.

Esto hace que la gente se sienta tentada por aperitivos y comida para llevar. Puede resultar más cómodo comer pizza y curry, y estas comidas pueden hacer que usted se sienta mejor, pero obviamente comerlas todas las noches no es muy sano.

Además, es más probable arrastrarse al gimnasio al final de un día de trabajo que hacerlo al final de un turno si ha estado despierto toda la noche y lo único que anhela es dormir.

Pilotos
Los pilotos deben trabajar horas poco comunes.

Un estudio arrojó que los pilotos de avión son más felices durante sus días de descanso en comparación a los días en los que trabajaban en los turnos de más temprano o más tarde.

Por supuesto que no resulta extraño preferir el día libre a tener que levantarse e ir a trabajar, independientemente de a qué hora. Pero los investigadores también encontraron que los pilotos que trabajaban en el turno de mañana tenían niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés, al despertar y producían más de esta hormona a lo largo del día.

Enfermedades asociadas

Se cree que, a largo plazo, los niveles elevados de cortisol están asociados con un incremento en el riesgo de problemas cardíacos y de presión alta.

Podría haber otras consecuencias también. Un estudio encontró que un sólo turno nocturno es suficiente para ocasionar un aumento de la presión arterial.

Una investigación de la Universidad de Surrey, publicada a principios de este año, demostró que después de tan sólo tres días de realizar turnos nocturnos, la expresión de los genes se interrumpió. Los genes comenzaron a activarse en el momento equivocado del día.

Alrededor del 6% de nuestros genes deben activarse en determinados momentos del día, pero este patrón fue fácilmente alterado luego de unos pocos días con horarios poco comunes.

Y otro estudio encontró que después de cinco semanas las personas que se quedaron despiertas por la noche y durmieron durante el día mostraron un deterioro en la regulación de glucosa, así como cambios en el metabolismo que podría aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 y obesidad al largo plazo.

Todos estos estudios investigaron los efectos en el corto plazo, planteando la posibilidad de que tal vez nuestros cuerpos logren ajustarse en el largo plazo. Pero en términos generales, los resultados de estudios epidemiológicos llevados a cabo durante muchos años son desalentadores.

Ha habido un cierto debate sobre el impacto que tiene el trabajo por turnos sobre las enfermedades cardiovasculares, ya que muchos estudios encontraron que aumenta el riesgo y unods pocos, que no tiene efecto.

Turno de noche
Enfermedades cardiovasculares y desarrollo de diabetes u obesidad son algunos de los riesgos.

Pero el estudio que resume las investigaciones realizadas hasta la fecha, publicado en 2012, sí demostró un mayor riesgo de ataques al corazón en personas que trabajaban por turnos. Aún en gente con estilos de vida moderados, los que hacían turnos presentaron un mayor riesgo.

Pero cuando se trata del síndrome metabólico, un término amplio relacionado con la obesidad, los niveles de glucosa elevados, el aumento de la presión arterial y los altos niveles de colesterol, el estilo de vida parecía ser la clave.

Si la gente trabajaba en turnos nocturnos pero lograba tener una rutina de ejercicios, comer de forma saludable y no fumar, las evidencias de un mayor riesgo fueron menores, a pesar de los horarios fuera de lo normal.

También se han encontrado pruebas de un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres que trabajan durante la noche, con un mayor efecto en las que son ‘alondras’, es decir que saltan de la cama temprano por la mañana, pero les resulta difícil permanecer despiertas hasta tarde en la noche.

¿Peligro al largo plazo?

Lo que estos estudios epidemiológicos a gran escala no pueden decirnos es cuáles son los individuos más propensos a ser afectados. ¿Acaso sucede, como en los estudios a corto plazo, que hay personas que se adaptan y no sufrirán efectos a largo plazo? ¿O los riesgos siempre existen para todos aquellos que trabajan de noche?

La investigación se complica por las múltiples formas de trabajo por turnos que existen. Trabajar hasta tarde de vez en cuando puede tener efectos en el cuerpo muy diferentes a los de trabajar varios turnos nocturnos durante la semana.

Aún así, hasta que no sepamos más sobre quiénes están en riesgo exactamente, sería prudente que los que trabajan por la noche coman de forma saludable, hagan ejercicio y estén atentos a los síntomas tempranos de estas enfermedades.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Los países donde se reducirá drásticamente la población y qué impacto tendrá

Un nuevo y amplio estudio sobre la natalidad advierte que el mundo verá un "asombroso" efecto por la baja fertilidad que se registra en varios países de economías líderes. ¿Qué encontraron en su análisis?
Getty Images
19 de julio, 2020
Comparte

Si las proyecciones siguen su curso actual, la caída en las tasas de fertilidad que se ven hasta ahora tendrá un impacto “asombroso” en el mundo a finales de siglo.

Un nuevo y amplio estudio publicado en la revista médica The Lancet sugiere que casi todos los países del planeta podrían ver una gran reducción de sus poblaciones en las próximas décadas.

En particular, siete países han mostrado algunos de los cambios demográficos más alarmantes, pero ya algunos están tomando medidas para enfrentar esta situación.

Japón

La población de Japón se reducirá en más de la mitad, desde los 128 millones que tuvo en 2017 a menos de 53 millones para finales de siglo, según pronostican los investigadores en el nuevo estudio.

Japón ya tiene la población más vieja del mundo y la tasa más alta de personas mayores de 100 años. Esto ejerce presión sobre la fuerza laboral del país y se espera que el problema empeore.

Los pronósticos oficiales dicen que los ancianos representarán más del 35% de la población en 2040.

Con una tasa de fertilidad de solo 1,4 nacimientos por mujer, la cantidad de personas capaces de ocupar puestos de trabajo en el país está disminuyendo.

Las naciones necesitan una tasa de fertilidad de 2,1 nacimientos por familia para mantener el tamaño de la población existente.

Japón

Getty
Japón tiene la población más vieja del mundo.

Si bien Japón tradicionalmente ha sido cauteloso con la inmigración, ha suavizado las reglas en los últimos años, en un intento por abordar el problema.

Sin embargo, también han surgido denuncias de explotación de trabajadores migrantes.

Italia

De forma similar, se espera que la población italiana se reduzca a más de la mitad, de 61 millones en 2017 a 28 millones para fines de siglo, según el estudio.

Los problemas de envejecimiento de la población en Italia vienen de hace tiempo y más del 23% de las personas tenían 65 años o más en 2019, según datos del Banco Mundial.

Hace 5 años, el gobierno lanzó un programa que ofrece un pago de unos US$900 por pareja por cada nacimiento, una medida para tratar de aumentar las tasas de fertilidad.

Sin embargo, el país aún tiene una de las tasas de natalidad más bajas de la Unión Europea.

Además, hay altas tasas de emigración. Alrededor de 157.000 personas se fueron del país en 2018, según datos oficiales.

Varias localidades han lanzado sus propios esquemas para tratar de impulsar las poblaciones locales y sus economías.

Italia

Getty
Italia tiene una de las tasas de natalidad más bajas de la Unión Europea.

Esto incluye la venta de casas por solo 1 euro, o pagos a personas para que vivan en comunidades poco pobladas, si establecen un negocio.

Las ciudades con poblaciones a la baja en España, país que también se vería reducida a la mitad su población este siglo, han lanzado esquemas similares.

China

China impuso su controvertida política del hijo único en 1979 para tratar de frenar el crecimiento de la población, tras las preocupaciones sobre el efecto que tendría en sus planes de crecimiento económico.

Hoy el país más poblado del mundo se enfrenta a la cuestión de la disminución de las tasas de natalidad.

El estudio de The Lancet predice que la población de China alcanzará un máximo de 1.400 millones en cuatro años, para luego reducirse a 732 millones para 2100.

Los datos oficiales mostraron que la tasa de natalidad había caído a su nivel más bajo en 70 años en 2019.

Algunos temen que el país sea una “bomba de tiempo demográfica”, lo que hará que una población en edad laboral más pequeña tenga que mantener a una población mayor y jubilada.

Como una de las economías más grandes del mundo, esto tendría efectos globales.

La preocupación por el envejecimiento de la población de China llevó al gobierno a poner fin a la política del hijo único en 2015, permitiendo a las parejas tener dos hijos.

china

Getty
El estudio calcula que en 2100 la población de China será de 732 millones.

Si bien esto provocó un breve aumento en las tasas de natalidad, no logró revertir la tendencia a largo plazo.

La política del hijo único ha sido señalada como generadora de un grave desequilibrio en el país, donde los hombres siguen superando en número a las mujeres en más de 30 millones.

Esto se ha atribuido, en parte, a que algunas parejas que optan por abortos selectivos basados en el sexo del embrión.

Los expertos también dijeron que la reducción de las restricciones de población no estuvo acompañada de un apoyo adicional para las familias, lo que significa que muchas personas no podrían criar a más de un niño.

Brasil

Brasil ha experimentado una disminución dramática en las tasas de fertilidad en los últimos 40 años, de aproximadamente 6,3 nacimientos por mujer en 1960 a 1,7 en las estimaciones más recientes.

El estudio proyecta que la población de Brasil pasará de 211 millones en 2017 a menos de 164 millones en 2100.

Un estudio de 2012 sugirió que las telenovelas que retratan familias pequeñas habían contribuido a reducir las tasas de natalidad, en un país predominantemente católico.

Brasil

Getty
Brasil ha experimentado una disminución dramática en las tasas de fertilidad en los últimos 40 años.

Si bien las tasas generales de natalidad están disminuyendo, el gobierno está tratando activamente de frenar las altas tasas de embarazo adolescente, lanzando una campaña llamada “La adolescencia primero, el embarazo después”.

“Necesitamos reducir los números. Tuvimos el valor de decir que vamos a hablar sobre retrasar el inicio de las relaciones sexuales”, dijo a la BBC Damares Alves, ministra de Derechos de la Mujer, Familia y Derechos Humanos, a principios de este año.

Irán

También se espera que Irán vea una disminución significativa de su población para finales de siglo.

El país experimentó un auge demográfico después de la Revolución Islámica en 1979, pero luego implementó una efectiva política de control de la población.

El mes pasado, el Ministerio de Salud advirtió que el crecimiento anual de la población había caído por debajo del 1%. Si no se hace nada, reconoció que podría convertirse en uno de los países más envejecidos del mundo en los próximos 30 años.

Irán

Getty
Irán tuvo un auge demográfico después de la Revolución Islámica en 1979

La agencia estatal de noticias Irna informó que tanto el matrimonio como la procreación dentro del matrimonio están en declive, en buena medida debido a las dificultades económicas.

En un esfuerzo por aumentar su población, Irán dictaminó el mes pasado que ya no se pueden realizar vasectomías en centros médicos estatales y que solo se ofrecerán anticonceptivos a mujeres cuya salud esté en riesgo.

India

India superará a China como el país más poblado del mundo para finales de este siglo, según el nuevo estudio.

Esto a pesar del hecho de que se espera que el tamaño de su población disminuya de 1.300 millones en 2017 a menos de 1.100 millones a fines de siglo, dicen los investigadores.

La tasa de natalidad en el país actualmente es de aproximadamente 2,24, muy por debajo de 5,91 en 1960.

Mientras que otros países están tratando de alentar las crecientes tasas de fertilidad, el primer ministro Narendra Modi ha pedido a las personas que tengan familias más pequeñas.

India

Getty
La tasa de natalidad en India actualmente es de aproximadamente 2,24.

“La explosión demográfica causará muchos problemas para nuestras futuras generaciones. Pero hay una sección vigilante del público que se detiene a pensar, antes de traer a un niño al mundo, si puede hacerle justicia al niño, darles todo lo que ella o él necesitan”, dijo en un discurso el año pasado.

“Tienen una familia pequeña y expresan su patriotismo al país. Aprendamos de ellos. Hay una necesidad de conciencia social”.

Nigeria

Nigeria y otros países de África están resistiendo la tendencia de disminución de la población.

Según el nuevo estudio, se espera que la población del África subsahariana triplique su tamaño a más de 3.000 millones para 2100.

Nigeria se convertirá en el segundo país más poblado del mundo, con 791 millones de personas.

Nigeria

Getty
En 2100 Nigeria se convertirá en el segundo país más poblado del mundo.

El nuevo estudio predice que Nigeria tendrá una de las mayores poblaciones en edad de trabajar en el mundo para 2100 y verá grandes aumentos en el PIB.

Pero la rápida expansión de la población ejerce presión sobre la infraestructura y las estructuras sociales. Y los funcionarios nigerianos han hablado sobre tratar de mitigar el crecimiento de la población.

En una entrevista de 2018 con la BBC, el ministro de Finanzas, Zainab Ahmed, dijo que era necesario debatir sobre la tasa de natalidad del país, que se encuentra entre las más altas del mundo.

“Tenemos muchas familias que ni siquiera pueden alimentar a los niños que tienen, por no mencionar una buena atención médica o incluso para brindarles una educación de buena calidad, por lo que tenemos que hablar sobre estas cosas”, dijo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

https://www.youtube.com/watch?v=GlC2empuaB4&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.