10 museos imprescindibles para amantes de la computación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 museos imprescindibles para amantes de la computación

Conocer nuestra historia es una de las mejores formas de entender nuestro presente y el entorno que nos rodea. Esto es algo que aplica a todo tipo de disciplinas y, por supuesto, también al ámbito de la tecnología. En 2014, dispositivos como el iPhone 6 de Apple o el Samsung Galaxy S5 sorprenden a los usuarios por sus prestaciones y funcionalidades; sin embargo, hace apenas 30 años, los dispositivos móviles eran algo soñado por unos pocos ingenieros y, hasta 1983, Motorola no pudo hacerlo realidad con el lanzamiento del DynaTAC 8000x, el primer teléfono móvil del mundo.
Por Yorokobu
17 de octubre, 2014
Comparte

museo_tec

Conocer nuestra historia es una de las mejores formas de entender nuestro presente y el entorno que nos rodea. Esto es algo que aplica a todo tipo de disciplinas y, por supuesto, también al ámbito de la tecnología. En 2014, dispositivos como el iPhone 6 de Apple o el Samsung Galaxy S5 sorprenden a los usuarios por sus prestaciones y funcionalidades; sin embargo, hace apenas 30 años, los dispositivos móviles eran algo soñado por unos pocos ingenieros y, hasta 1983, Motorola no pudo hacerlo realidad con el lanzamiento del DynaTAC 8000x, el primer teléfono móvil del mundo.

En la red podemos encontrar todo tipo de recursos para profundizar en la historia de la tecnología, desde artículosdocumentales. Recursos que podemos complementar, sin duda, con nuestra propia experiencia como viajeros y turistas. Además de visitar monumentos y lugares históricos, son muchas las ciudades de todo el mundo que contienen museos y lugares clave que han marcado la historia de la tecnología.

  1. Computer History Museum – Mountain View, Estados Unidos

Uno de los museos más importantes sobre el mundo de la tecnología es, sin duda alguna, el Computer History Museum. Situado en la ciudad de Mountain View (California), la misma ciudad en la que se encuentra la sede central de Google en pleno Silicon Valley, este museo ofrece a sus visitantes una muestra de todos los dispositivos que el hombre ha fabricado para automatizar cálculos hasta llegar a los grandes supercomputadores que utilizan los investigadores para realizar operaciones complejas.

Fundado en el año 1996, el museo abrió sus puertas en el año 2003 y atesora alrededor de 90.000 piezas, documentos, fotografías y películas que documentan la historia de la tecnología. A esto se suma la colección que ya atesoraba con la del Museo de Ordenadores de Boston que fue trasladada también a estas dependencias. Una muestra que nos permite hacer un recorrido por la historia del ajedrez por ordenador o conocer por la historia e hitos principales de personajes y empresas clave de Silicon Valley.

Dentro de su muestra expositiva, el Computer History Museum nos muestra computadores clásicos como el PDP-1, los primeros supercomputadores, la primera máquinaarcade de la historia, Galaxy Game, el mítico Deep Blue, la supercomputadora que desarrolló IBM para retar a Kasparov en una partida de ajedrez, o computadoras que marcarían el inicio de grandes compañías, como por ejemplo, el Apple I.

Computer History Museum y, como se puede comprobar en su canal de YouTube, la institución organiza debates y encuentros con figuras clave de la industria. Pioneros como los miembros del Homebrew Computer Club, o personajes clave de la industria actual, como Marissa Mayer o Eric Schmidt, suelen formar parte de los programas de los eventos de este museo.

https://www.youtube.com/watch?v=z6zeq-dD5dI

2. Museo Torres Quevedo – Madrid, España

En la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid se encuentra un museo que, aunque no es demasiado conocido para el gran público, está dedicado a una de las figuras clave de la ingeniería en España: Leonardo Torres Quevedo (1852-1936).

El Museo Torres Quevedo ofrece a sus visitantes una completa colección de máquinas, documentos originales, prototipos e instrumentos que pertenecieron al ingeniero e inventor español Leonardo Torres Quevedo; una figura de referencia en la ingeniería en España que trabajó en el desarrollo de máquinas de cálculo, sistemas de transmisión inalámbrica y sistemas electromecánicos para disputar partidas de ajedrez entre un humano y una máquina.

En el museo podremos contemplar calculadoras algebraicas y dispositivos mecánicos para resolver ecuaciones de segundo grado, dos prototipos de los autómatas ajedrecistas que eran capaces de disputar una partida simplificada de ajedrez contra un humano y, quizás, uno de los sistemas más importantes de los desarrollados por Torres Quevedo: el strongtelekino, un autómata presentado en la Academia de Ciencias de París en 1903 que era capaz de ejecutar órdenes transmitidas, a distancia, mediante telegrafía sin hilos.

Otro de los ámbitos de actuación de Torres Quevedo fueron los teleféricos y trasbordadores; un área de trabajo en la que desarrolló el funicular del Niágara, construido entre 1915 y 1916, del que se pueden ver algunas de sus maquetas.

3. The Tech Museum of Innovation – San José, Estados Unidos

En la californiana ciudad de San José, donde se encuentran las sedes centrales de empresas como Cisco o eBay, se sitúaThe Tech Museum of Innovation, también conocido como “The Tech”. Este museo interactivo está orientado, principalmente, a las familias y el público infantil. Es un espacio que abrió sus puertas en 1990 y, posteriormente, se trasladaría a su ubicación actual en octubre de 1998 (un espacio de 12.300 metros cuadrados y 3 plantas diseñado por el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta).

El museo ofrece talleres para introducir a los jóvenes visitantes en ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología, áreas de trabajo para construir robots, una zona expositiva dedicada a la tecnología aplicada al ámbito de la medicina y las ciencias de la salud, una zona dedicada a la innovación inspirada en Silicon Valley (donde los visitantes podrán probar un Reactable, el instrumento musical desarrollado por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona) y un laboratorio de pruebas y prototipos donde desarrollar artefactos al más puro estilo de una startup.

4. Deutsches Museum – Munich, Alemania

Deutsches Museum von Meisterwerken der Naturwissenschaft und Technik es el nombre que recibe el Museo de Tecnología de la ciudad alemana de Múnich; un espacio de 4,8 hectáreas que se corona como el museo de ciencia y tecnología más grande del mundo y que, según se comenta, requiere de 8 jornadas completaspara visitarlo en su totalidad.

El museo, fundado en 1903 por Oskar von Miller, está compuesto por alrededor de 50 zonas temáticas que muestran un catálogo de 18.000 objetos, una fracción pequeña de todos los objetos que forman parte de los fondos de la institución (que ascienden a 60.000 objetos y más de 850.000 libros y textos originales).

El museo abarca ciencias naturales, tecnología, transporte, materiales y construcción, instrumentos musicales y energía; concretamente, en las zonas dedicada a la tecnología, los visitantes podrán encontrar recorridos históricos que muestran la evolución en equipos de telecomunicaciones, en computadores y ordenadores personales en circuitos integrados y componentes electrónicos o, incluso, una zona dedicada a tecnologías emergentes como la nanotecnología o la robótica.

Entre los objetos que podremos encontrar en este museo se encuentran los primeros computadores fabricados en Alemania a principios de los años 40 ( Zuse Z3 y Zuse Z4) e, incluso, una jaula de Faraday.

5. Computerspielemuseum – Berlín, Alemania

Computerspielemuseum, es decir, el Museo de los Videojuegos, es uno de los lugares clave que hay que visitar si se viaja a Berlín (Alemania). Si eres un apasionado de la tecnología y, especialmente, del mundo de los videojuegos, los 500 metros cuadrados de exposición de este espacio, que abrió sus puertas en enero de 2011, te llevarán de viaje por la historia del ocio electrónico a través de una colección de 14.000 juegos y 2.300 piezas de hardware entre consolas de videojuegos, máquinas arcade y todo tipo de accesorios concebidos para jugar con videojuegos.

A nivel europeo, este museo atesora una de las mayores colecciones del continente y, a nivel global, es una de las colecciones más importantes del mundo. Entre sus fondos, el museo muestra a los visitantes una réplica de uno de los primeros computadores destinados, de manera específica, a ser utilizados para el ocio:NIMROD. También podremos encontrar máquinas arcade originales de Space Invaders, Pong o Computer Space y un singular paseo de la fama en el que se exponen los 50 sistemas de entretenimiento más importantes de la historia donde podremos encontrar sistemas como el Apple II, el Commodore PET, la consola Mega Drive de Sega o, incluso, las primeras máquinas portátiles de Nintendo.

6.National Cryptologic Museum – Fort Meade, Estados Unidos

Si el mundo de la critografía suele captar tu atención, uno de los lugares que debes visitar es, sin duda alguna, elNational Cryptologic Museum. Este singular museo está situado en la ciudad de Odenton, en el Estado de Maryland (Estados Unidos); concretamente, en una base del ejército estadounidense: Fort Meade.

El nombre de Fort Meade es bastante conocido, es el lugar en el que se juzgó al soldado Manning y también es el lugar en el que se encuentra la sede de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Precisamente, bajo el paraguas de la NSA se creó este museo para recoger la historia de la criptología y tender, de esta forma, un puente entre los ciudadanos y la actividad de la NSA.

El museo, que abrió sus puertas al público en el año 1993 (originalmente se concibió para “uso interno” de los empleados de la NSA), es uno de los lugares de referencia en lo que se refiere a criptología y recibe más de 50.000 visitantes cada año.

En sus dependencias podremos encontrar dispositivos que ilustran la historia de la criptología y su aplicación práctica en el siglo XVIII, en la Guerra Civil de Estados Unidos, en la Primera y Segunda Guerra Mundial o durante el periodo de la Guerra Fría; cabe destacar su exposición sobre lamáquina Enigma utilizada por Alemania en la Segunda Guerra Mundial y la Bomba Electromecánica, la máquina desarrollada por los aliados para descifrar los códigos alemanes.

7. Bletchley Park – Reino Unido

Si en Estados Unidos se encuentra uno de los museos de referencia sobre criptología, en Europa tenemos la suerte de contar con el lugar que hizo cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial y donde, además, trabajó el granAlan TuringBletchley Park.

Bletchley Park fue el complejo al que fueron destinados los mejores matemáticos, ingenieros y físicos del Reino Unido para trabajar, a las órdenes del servicio de inteligencia, y descifrar el código Enigma de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Situado a unos 80 kilómetros de Londres, este complejo es, hoy en día, un museo en el que recordar el trabajo realizado por loscodebreakers que desarrollaron los primeros computadores destinados a descifrar códigos: The Bombe y Colossus.

En el museo podremos ver máquinas Enigma y ver en funcionamiento una réplica exacta del computador Colossus, la máquina que descifró los códigos alemanes. Además, en el complejo de Bletchley Park también se encuentra The National Museum of Computing, un museo que abrió sus puertas en el año 2007 y tiene como función la de recopilar y restaurar computadores clave en la historia de la tecnología y, en los casos en los que la restauración no es posible, construir réplicas de estos computadores.

https://www.youtube.com/watch?v=i5P5faf7478

8. Miraikan – Tokio, Japón

En el distrito de Odaiba en Tokio (Japón) se encuentra elMiraikan, es decir, el Museo Nacional de las Ciencias Emergentes y la Innovación ( Nippon Kagaku Mirai-kan), un espacio expositivo creado por la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón y que abrió sus puertas en julio del año 2001.

El museo abarca temáticas científicas (universo, biología, medicina, cambio climático, etc.) y también tecnológicos (robótica, sociedad de la información, redes y el impacto de la tecnología en nuestra vida cotidiana); un amplio abanico de posibilidades donde la robótica juega un papel clave en un museo en el queASIMO (el famoso robot que desarrolló Honda y que era capaz de subir escaleras o bailar) es el indiscutible rey del museo.

Además de ASIMO, los visitantes podrán echar un vistazo al futuro y comprobar cómo podríamos vivir en el año 2050 gracias a la tecnología o entender cómo funciona la transmisión de datos a través de Internet mediante modelos a “escala gigante” de sistemas de comunicación.

9. Heinz Nixdorf MuseumsForum

En la ciudad alemana de Paderborn se encuentra el que se dice que es el mayor museo sobre computadoras del mundo, el Heinz Nixdorf MuseumsForum.

El museo fue creado por Heinz Nixdorf, una de las figuras clave del sector tecnológico en Alemania durante los años 50 y 60 y fundador de Nixdorf Computer AG (que luego sería adquirida por Siemens y, posteriormente, pasaría a Wincor Nixdorf). Nixdorf empezó a concebir la idea de abrir un museo sobre la historia de la computación en 1977, apoyándose en su propia colección de computadoras; con el paso de los años iría adquiriendo más fondos para un museo que no llegó a ver abrir sus puertas pero cuya idea continuó la Fundación Nixdorf hasta hacerlo realidad en octubre de 1996.

El museo de Heinz Nixdorf hace un completísimo recorrido por la historia de la computación desde sus orígenes más básicos (código binario, codificaciones, procesamiento de señales…) pasando por la teoría de la información, los primeros computadores, los primeros mainframes que llegaron a las empresas en los años 60, las computadoras básicas y las calculadoras o la explosión de la computación con su entrada en los hogares. Vale la pena ver la extensa colección de calculadoras digitales expuestas en el museo o su colección de computadores personales; un paseo por la historia de la tecnología que podemos dar desde Europa en un museo que, posiblemente, sea desconocido para gran parte del público.

https://www.youtube.com/watch?v=CqGZBUs7wP4

10. Intel Museum – Santa Clara, Estados Unidos

En la ciudad de Santa Clara, en California, se encuentra la sede central de una de las empresas clave en el sector tecnológico: Intel. Además de la sede central de la compañía, el número 2200 de Mission College Boulevard alberga un museo muy interesante para los interesados en el mundo de la tecnología y su historia: el Intel Museum.

En el museo de Intel podremos conocer a los fundadores de la compañía, entender la famosa Ley de Moore o conocer los primeros microprocesadores que salieron al mercado, como el Intel 4004, que fue el primer microprocesador de la historia.

https://www.youtube.com/watch?v=ZWQUjCVBA5c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pandemia: las 5 ciudades más seguras del mundo tras la aparición del COVID

Ciudades en todo el mundo han tenido que volver a pensar sobre la seguridad a raíz de la pandemia. Las cinco que comentamos a continuación lo están haciendo mejor que el resto.
11 de octubre, 2021
Comparte

Ciudades en todo el mundo han tenido que volver a pensar sobre la seguridad a raíz de la pandemia de covid-19. Las siguientes son aquellas que lo están haciendo bien.

Nada en la historia moderna ha cambiado la vida en las ciudades tanto como lo ha hecho la covid.

Desde el cierre de oficinas en el centro de la ciudad hasta la obligación de usar mascarillas o las restricciones en los restaurantes, las precauciones pandémicas han transformado el panorama de las ciudades en todo el mundo, probablemente a largo plazo.

De hecho, la pandemia es la primera en su escala que nos sucede como una especie “urbanizada”. Cuando la gripe española se desató a principios de la década de 1900, solo el 14% de los humanos vivía en ciudades, pero hoy esa cifra ha aumentado al 57%, según estimaciones de la División de Población de la ONU.

Como resultado, las ciudades han tenido que volverse aún más vigilantes en términos de protección de la salud y seguridad general para cuidar mejor a sus habitantes.

Para entender qué cambios han llevado a una mayor seguridad, la unidad de inteligencia de la revista The Economist publicó recientemente el Índice de ciudades seguras 2021, que clasifica a 60 urbes según 76 indicadores de seguridad en infraestructura, vida digital, seguridad personal, factores ambientales y, por supuesto, salud, que este año incluye preparación para pandemias y mortalidad por covid-19.

Aquellas clasificadas en la parte superior del índice, incluidas Copenhague, Toronto, Singapur, Sídney y Tokio, tienen factores que ilustran cómo la seguridad general se correlaciona con un fuerte sentido de cohesión social, inclusión total de la población y confianza en la sociedad.

Hablamos con los residentes de estas ciudades para ver cómo los cambios provocados por la pandemia han hecho que sus ciudades sean más seguras, inclusivas y resilientes; y sobre qué cosas los viajeros necesitan saber para mantenerse seguros cuando finalmente puedan visitarlas.

Copenhague

Copenhague

Getty Images

Clasificada en la parte superior del índice, la capital de Dinamarca se posicionó particularmente bien debido al nuevo pilar de seguridad ambiental del índice, que mide la sostenibilidad (incluidos los incentivos de energía renovable), la calidad del aire, la gestión de desechos y la cubierta forestal urbana.

Esto último tuvo un impacto absoluto en lo bien que la ciudad y sus residentes pudieron hacer frente a las restricciones pandémicas, que se eliminaron por completo a partir de septiembre de 2021.

“Los parques, las áreas verdes y las vías fluviales fueron extremadamente populares durante la pandemia. Los habitantes de Copenhague paseaban y compraban comida para llevar y disfrutban de los muchos espacios para respirar de la ciudad”, señaló el residente Asbjørn Overgaard, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Copenhagen Capacity.

La ciudad también continúa proporcionando “guías sobre el coronavirus” para ayudar a la gente, y mantiene una amplia señalización y marcas claras para crear espacio entre grupos al aire libre.

Copenhague

Getty Images

El espíritu comunitario del país, resumido mejor en la palabra danesa samfundssind, también permite a los ciudadanos del país trabajar juntos y confiar mutuamente -incluidos los funcionarios gubernamentales- para crear un entorno de vida más seguro.

El Índice de Ciudades Seguras encontró una alta correlación entre el control de la corrupción y las ciudades más seguras, por lo que no sorprende que la clasificación de Dinamarca como uno de los países menos corruptos del mundo haya permitido a sus ciudadanos confiar en sus instituciones y en los demás durante la pandemia.

Copenhague también implementó un programa masivo de pruebas de covid, que sigue siendo gratuito para todos, incluidos los turistas. Los datos recopilados permiten el seguimiento detallado de los brotes.

Además, la ciudad implementará pruebas de aguas residuales para detectar brotes temprano.

Toronto

Toronto

Getty Images

La ciudad más grande de Canadá ocupó un cercano segundo lugar en el índice de seguridad general, con puntajes sólidos en infraestructura y seguridad ambiental. Los residentes creen que esto se debe a que allí hay una cultura inclusiva que valora la comunicación dirigida a través de las comunidades, especialmente cuando se trata de concientización y adopción de vacunas.

Farida Talaat, residente de Toronto, señala cómo la ciudad inició una serie de programas de vacunación específicos para la comunidad a fin de hacer que la ciudad fuera más segura.

Por ejemplo, se implementó un plan para completar las primeras dosis de los residentes que no podían salir de sus hogares; y el Grupo de Trabajo de Científicos Negros sobre Equidad de las Vacunas se estableció al principio de las campañas de vacunación para garantizar un enfoque de la vacuna basado en la equidad.

Toronto

Getty Images

Los residentes también se sienten seguros debido a la larga historia de multiculturalismo de la ciudad.

“En Toronto, es normal haber nacido fuera de Canadá. Descubrí que diferentes grupos étnicos y culturales interactúan entre sí y no viven en silos”, señaló Filipe Vernaza, quien vive en la ciudad desde 1998.

“Un grupo típico de personas probablemente tiene gente de diferentes etnias, orientaciones sexuales y religiones. Toronto es una ciudad de mente extremadamente abierta en la que puedes sentirte seguro siendo quien eres”.

Singapur

Singapur

Getty Images

Singapur, que ocupa el segundo lugar en seguridad digital, seguridad de la salud y seguridad de la infraestructura, utilizó esas fortalezas para moverse rápidamente durante los primeros días de la pandemia, implementando rápidamente el monitoreo digital y el rastreo de contactos.

El país también cuenta con una de las tasas de vacunación más altas del mundo (actualmente en un 80%), pero aún requiere un seguimiento estricto y el rastreo de contactos ante las nuevas variantes.

“Antes de que puedan ingresar a edificios o instalaciones, todos los residentes deben escanear su token TraceTogether o la aplicación de teléfono para registrarse en SafeEntry”, explica Sam Lee, residente de Singapur, que tiene un blog de viajes.

“Esto permite a las rastrear rápidamente a las personas que podrían haber interactuado con los infectados para que se pueda llevar a cabo una orden de cuarentena para contener o romper la cadena de transmisión del virus”.

Los viajeros también deben instalar el token TraceTogether o alquilar un teléfono con él instalado antes de ingresar al país.

Trabajar desde casa se ha convertido en un estándar en la mayoría de los lugares de trabajo para reducir las interacciones, lo que Lee señala que ha llevado a un transporte público menos concurrido.

Las atracciones turísticas y los centros comerciales tienen entradas limitadas, y los “embajadores de distancia segura” monitorean las multitudes para garantizar que el público cumpla con las órdenes sanitarias; las personas que no las cumplan se enfrentan a costosas multas.

El público también puede rastrear a las multitudes en los centros comerciales, oficinas de correos y tiendas de comestibles con la herramienta recientemente lanzadaSpace Out.

Sídney

Sídney

Getty Images

La ciudad más grande de Australia obtuvo el quinto lugar en general en el índice y se ubicó entre las diez primeras en seguridad sanitaria.

Australia fue uno de los primeros países en cerrar completamente sus fronteras durante la pandemia y ha mantenido bloqueos estrictos ante el aumento de casos, con un efecto positivo. La tasa de mortalidad de covid per cápita en Australia sigue siendo una de las más bajas del mundo.

A medida que las vacunas alcanzan el 70% en Nueva Gales del Sur, se espera que muchas de esas restricciones se levanten y las fronteras internacionales se abran en noviembre.

Además de sentirse protegidos de la pandemia, los residentes han tenido durante mucho tiempo una fuerte sensación de seguridad personal en las calles de Sídney.

“Realmente nunca me había sentido tan segura en un país, como al vivir en Sïdney”, dice Chloe Scorgie, fundadora del sitio web de viajes australiano Passport Down Under, quien se mudó por primera vez a esta ciudad en 2018.

“Viajé por Sídney sola y nunca sentí que estuviera en peligro”.

Sídney

Getty Images

La ciudad también ocupó el primer lugar en seguridad digital, que incluye la política de privacidad de la ciudad, las protecciones y amenazas de ciberseguridad y el plan general de ciudad inteligente.

Sídney ha liderado este esfuerzo en parte con su marco estratégico Ciudad Inteligente, que incluye algunas de las innovaciones recomendadas para ciudades más conectadas y seguras.

Por ejemplo, el plan describe cómo se podrían colocar sensores inteligentes en contenedores de basura, farolas y bancos para recopilar información sobre el uso general, el flujo de transporte y la actividad peatonal.

De manera similar, la iluminación inteligente y las redes de CCTV podrían mejorar la seguridad después del anochecer y la economía nocturna.

Algunas de estas ideas ya se están poniendo en práctica en el sur de la ciudad en forma de centros llamados ChillOUT: espacios al aire libre donde los residentes pueden reunirse bajo iluminación inteligente, conectarse al WiFi y enchufar dispositivos electrónicos, donde los datos sobre su uso son enviados a los líderes de la ciudad, para que puedan comprenderlo mejor y hacer cambios basados en la forma en que sus ciudadanos interactúan con la infraestructura de la ciudad.

Tokio

Tokio

Getty Images

La capital de Japón ocupó el quinto lugar en el índice general y se encuentra en la parte superior del índice de seguridad sanitaria, que mide factores como atención médica universal, preparación para pandemias, esperanza de vida, salud mental y mortalidad por covid-19.

Aunque los casos aumentaron durante los Juegos Olímpicos, las tasas se han reducido drásticamente ya que las vacunas han llegado a casi el 60% de la población.

A la luz de las noticias positivas, Japón anunció el fin del estado de emergencia federal y el levantamiento gradual de las restricciones a partir de finales de septiembre de 2021.

En su lugar, el país planea fomentar el uso de su pasaporte de vacunación para la admisión en centros médicos y grandes eventos, e incluso animar a las empresas a ofrecer descuentos o cupones a los titulares de estos pasaportes.

Tokio

Getty Images

Tokio también se ubicó entre los cinco primeros puestos por la seguridad de su infraestructura, que incluye seguridad en el transporte, facilidad para los peatones y redes de transporte.

Como ciudad transitable conectada por ferrocarril, Tokio se construyó para alentar las caminatas y la participación de la comunidad, lo que, a su vez, ha llevado a una participación ciudadana más fuerte en la seguridad, en forma de prevención y vigilancia del crimen en el vecindario, y un sentido compartido de responsabilidad en la prevención de los delitos.

“Desde los diversos centros de objetos perdidos en las estaciones de tren hasta los candados para bicicletas casi innecesarios, existe un inmenso respeto por el bienestar de los demás“, aseguró Sena Chang, residente de Tokio y fundadora de la revista The Global Youth Review.

Ella recuerda una vez que perdió su bolsa de la compra en el corazón de la ciudad, solo para encontrarla en el mismo lugar donde la había dejado, junto con una nota amable.

“Una cultura de colectivismo de siglos de antigüedad y un gran respeto mutuo hacen de Tokio la ciudad más segura en la que he vivido”, dice.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.