A 9 años, la ONU se pronunciará sobre el caso Lydia Cacho
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A 9 años, la ONU se pronunciará sobre el caso Lydia Cacho

La ONU investiga la responsabilidad del Estado mexicano en la violación de los derechos de libertad de expresión, libertad personal, integridad personal, debido proceso y no discriminación contra las mujeres en el caso de la periodista Lydia Cacho.
15 de octubre, 2014
Comparte
Lydia Cacho. Foto: Cuartoscuro.

Lydia Cacho. Foto: Cuartoscuro.

El Comité de los Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidad (ONU) resolverá este miércoles 15 una investigación contra el Estado mexicano en relación a la violación de los derechos de la periodista Lydia Cacho, nueve años después de su detención y tortura por parte del entonces gobernador de Puebla, Mario Marín.

La ONU investiga la responsabilidad del Estado mexicano en la violación de los derechos de libertad de expresión, libertad personal, integridad personal, debido proceso y no discriminación contra las mujeres en el caso de la periodista Lydia Cacho.

El documento será presentado este martes ante el CDH de la ONU, en Ginebra, Suiza, donde acudirán Cacho y el director de Artículo 19 para México y Centroamérica, Darío Ramírez, siendo el primer caso relacionado con la libertad de expresión de periodistas y defensores de los derechos humanos.

En el comunicado emitido por Artículo 19 y Cacho se destaca que “presentar la petición ante el CDH de la ONU representa una oportunidad para que un organismo internacional obligue al Estado mexicano a tomar medidas que reparen los daños causados en su persona”. Con ello, alertan, también se permitirá “visibilizar la situación de violencia sistemática contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos en el país, así como la subsecuente impunidad”.

Nueve años después

Han pasado nueve años desde aquel 16 de diciembre del 2005 cuando Lydia Cacho fue detenida arbitrariamente, incomunicada y torturada, además de haber sido acusada de difamación y calumnia. En ese entonces, la Policía Judicial del estado de Puebla, en contuberbio con la Procuraduría General de Justicia del estado de Quintana Roo, detuvo a la periodista en Cancún sin estar legalmente habilitada para ello.

Durante el traslado de Quintana Roo a Puebla (unos 1500 kilómetros de distancia entre una y otra entidad), la periodista estuvo incomunicada y fue torturada. A Cacho se le acusaba de difamar en su libro Los demonios del edén al empresario de Puebla, Kamel Nacif, quien tenía nexos con una red de pederastas; buscando fuera enviada a prisión como una forma de castigarla y silenciarla por su trabajo periodístico y de defensa de derechos humanos.

Después de 20 horas de detención en Puebla, la activista y reportera fue liberada al depositar una fianza de 6 mil dólares, aunque posteriormente un juez del DF absolvió a la comunicadora.

Pese a ello, Lydia Cacho ha sido víctima de diversas agresiones, desde un atentado en mayo de 2007, múltiples amenazas de muerte recibidas entre 2009 y 2012, así como actos de acoso contra el Centro Integral de Atención para la Mujer (CIAM) que ella encabeza y contra su domicilio.

Pese a que existen cuatro denuncias por estos delitos, así como solicitud de medidas cautelares ante organismos nacionales e internacionales, las autoridades mexicanas siguen sin dar acceso a la justicia a Lydia Cacho.

En 2006 se llevó el caso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCN), buscando ejerciera su facultad de atraer violaciones graves a derechos humanos, sin embargo, en noviembre de 2007 se declaró incompetente en el caso.

En ese contexto, se hicieron públicas varias grabaciones en las que el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, ofrecía a su amigo Kamel Nacif castigar a la periodista Lydia Cacho por lo que había publicado. Luego de un intenso proceso de defensa, al principio con los propios recursos de la periodista y luego con el acompañamiento de la organización Artículo 19, un año después se logró la resolución absolutoria para la periodista.

El CDH de la ONU se encarga de supervisar el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ratificado por México en 1981), y tiene competencia para resolver casos individuales de violaciones a derechos humanos cometidas en territorio mexicano, como es el caso de la periodista y defensora de derechos humanos, Lydia Cacho.

El Comité está integrado por 18 expertos independientes que sesionan tres veces al año en Ginebra y Nueva York. La comunicación individual del caso se presentará formalmente en la última sesión del CDH-ONU de este año, es decir, este 15 de octubre en Ginebra.

Para Artículo 19, organización defensora de la libertad de expresión, representa la oportunidad para que el organismo internacional obligue al Estado mexicano a llevar verdad, justicia y reparación del daño a la periodista, así como visualizar la situación de violencia sistemática contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos en México. Sobre todo, en un contexto adverso por inseguridad, falta de acciones estatales en materia de prevención y de lucha contra la impunidad que dan muestra de un débil estado de derecho.

A continuación, un resumen multimedia del caso, preparado por la organización Artículo 19:

Resumen ejecutivo sobre violaciones en el caso de Lydia Cacho by ArticleXix

*Nota publicada el 14 de octubre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nueva Zelanda considera "eliminada" la pandemia de COVID; ya no tiene contagios locales

Tras informar de casos de un solo digito durante toda la última semana, la primera ministra Jacinda Ardern, dijo que en su país ya no hay transmisiones locales, pero advirtió que se seguirán tomando medidas
Getty Images
27 de abril, 2020
Comparte

En Nueva Zelanda ya no hay transmisión local de covid-19.

Con casos de contagio de un solo dígito durante siete días -y solo uno este domingo- la primera ministra Jacinda Ardern anunció que el virus ha sido “actualmente eliminado” en el país insular.

Pero la mandataria y funcionarios de su gobierno advirtieron contra la complacencia, asegurando que esta buena noticia no significa el final total de nuevos casos de coronavirus en el territorio y que conviene seguir tomando medidas.

“Estamos abriendo la economía, pero no la vida social“, dijo Ardern en la sesión informativa diaria sobre el coronavirus que ofrece su gobierno.

La noticia llega horas antes de que Nueva Zelanda salga de su nivel más duro de restricciones sociales.

A partir del martes, se podrán reanudar algunas actividades comerciales, así como servicios de atención médica y actividades educativas no esenciales.

Sin embargo, se pedirá a la mayoría de los ciudadanos que sigan permaneciendo en sus casas en todo momento y que eviten las interacciones sociales en la medida de lo posible.

Click here to see the BBC interactive

“Hemos logrado nuestro objetivo”

Nueva Zelanda ha reportado menos de 1.500 casos confirmados o probables de coronavirus y 19 muertes en total.

El director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield, dijo que el bajo número de casos nuevos en los últimos días “nos da confianza de que hemos logrado nuestro objetivo de eliminación (del virus en el país)”.

También advirtió que “eliminación” no significa que no vaya a haber nuevos casos, “pero sí significa que sabemos de dónde vienen nuestros casos”.

Ardern dijo que “no hay transmisión comunitaria generalizada no detectada en Nueva Zelanda”, y agregó: “Hemos ganado esa batalla”.

Pero dijo que el país “debe permanecer vigilante si queremos mantenerlo así”.

señal en Wellington

Getty Images
Algunos comercios no esenciales podrán reabrir sus puertas este martes.

Nivel 3

A la medianoche, hora local (12:00 GMT del lunes), Nueva Zelanda pasará del bloqueo de nivel cuatro al nivel tres.

Eso significa que la mayoría de las empresas podrán reabrir, incluidos los restaurantes con comida para llevar, pero no aquellos que involucren contacto cara a cara entre las personas.

El gobierno dijo que lo neozelandeses deberán adherirse a su “burbuja“, un pequeño grupo de amigos cercanos o familiares, y mantenerse a 2 metros de otras personas.

Las reuniones masivas aún están prohibidas, los centros comerciales permanecen cerrados y la mayoría de los niños no irán a la escuela. La frontera de Nueva Zelanda permanecerá cerrada.

Un civil y un policía a las puertas de una clínica en Nueva Zelanda

AFP
Nueva Zelanda impuso fuertes restricciones en viajes y actividades locales desde fases muy tempranas de la pandemina.

¿Cuál fue la respuesta de Nueva Zelanda al coronavirus?

El país introdujo algunas de las restricciones más duras del mundo en viajes y actividades localesdesde el principio de la pandemia, cuando solo registraba unas pocas docenas de casos.

Cerró sus fronteras, comenzó a imponer la cuarentena a todas las personas que llegaran al país, impuso un estricto bloqueo y creó una extensa operación de pruebas y rastreo de contactos.

Las playas, los paseos marítimos y los parques infantiles se cerraron el 26 de marzo, al igual que las oficinas y las escuelas. Los bares y restaurantes también estaban cerrados, incluso aunque ofrecieran solo comida para llevar.

Ardern dijo que las cifras indican que Nueva Zelanda podría haber tenido más de 1.000 casos al día si no hubiera aplicado medidas tan estrictas tan temprano.

También declaró que el país nunca podrá saber qué tan mala hubiera sido la situación de no haber impuesto esas medidas, y señaló que con nuestras acciones acumuladas evitamos lo peor”.

La ubicación remota de Nueva Zelanda y la facilidad de cierre de sus fronteras jugaron a su favor cuando estalló el virus, dicen los expertos.

Pero el gobierno neozelandés también ha sido elogiado por la claridad de sus mensajes durante la crisis.

Pubs en Christchurch

Getty Images
El país cerró bares y restaurantes desde la fase temprana del brote de coronavirus.
Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LBVGmtqpmwc

https://youtu.be/UqdIoCjy1CM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.