close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A 9 años, la ONU se pronunciará sobre el caso Lydia Cacho

La ONU investiga la responsabilidad del Estado mexicano en la violación de los derechos de libertad de expresión, libertad personal, integridad personal, debido proceso y no discriminación contra las mujeres en el caso de la periodista Lydia Cacho.
15 de octubre, 2014
Comparte
Lydia Cacho. Foto: Cuartoscuro.

Lydia Cacho. Foto: Cuartoscuro.

El Comité de los Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidad (ONU) resolverá este miércoles 15 una investigación contra el Estado mexicano en relación a la violación de los derechos de la periodista Lydia Cacho, nueve años después de su detención y tortura por parte del entonces gobernador de Puebla, Mario Marín.

La ONU investiga la responsabilidad del Estado mexicano en la violación de los derechos de libertad de expresión, libertad personal, integridad personal, debido proceso y no discriminación contra las mujeres en el caso de la periodista Lydia Cacho.

El documento será presentado este martes ante el CDH de la ONU, en Ginebra, Suiza, donde acudirán Cacho y el director de Artículo 19 para México y Centroamérica, Darío Ramírez, siendo el primer caso relacionado con la libertad de expresión de periodistas y defensores de los derechos humanos.

En el comunicado emitido por Artículo 19 y Cacho se destaca que “presentar la petición ante el CDH de la ONU representa una oportunidad para que un organismo internacional obligue al Estado mexicano a tomar medidas que reparen los daños causados en su persona”. Con ello, alertan, también se permitirá “visibilizar la situación de violencia sistemática contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos en el país, así como la subsecuente impunidad”.

Nueve años después

Han pasado nueve años desde aquel 16 de diciembre del 2005 cuando Lydia Cacho fue detenida arbitrariamente, incomunicada y torturada, además de haber sido acusada de difamación y calumnia. En ese entonces, la Policía Judicial del estado de Puebla, en contuberbio con la Procuraduría General de Justicia del estado de Quintana Roo, detuvo a la periodista en Cancún sin estar legalmente habilitada para ello.

Durante el traslado de Quintana Roo a Puebla (unos 1500 kilómetros de distancia entre una y otra entidad), la periodista estuvo incomunicada y fue torturada. A Cacho se le acusaba de difamar en su libro Los demonios del edén al empresario de Puebla, Kamel Nacif, quien tenía nexos con una red de pederastas; buscando fuera enviada a prisión como una forma de castigarla y silenciarla por su trabajo periodístico y de defensa de derechos humanos.

Después de 20 horas de detención en Puebla, la activista y reportera fue liberada al depositar una fianza de 6 mil dólares, aunque posteriormente un juez del DF absolvió a la comunicadora.

Pese a ello, Lydia Cacho ha sido víctima de diversas agresiones, desde un atentado en mayo de 2007, múltiples amenazas de muerte recibidas entre 2009 y 2012, así como actos de acoso contra el Centro Integral de Atención para la Mujer (CIAM) que ella encabeza y contra su domicilio.

Pese a que existen cuatro denuncias por estos delitos, así como solicitud de medidas cautelares ante organismos nacionales e internacionales, las autoridades mexicanas siguen sin dar acceso a la justicia a Lydia Cacho.

En 2006 se llevó el caso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCN), buscando ejerciera su facultad de atraer violaciones graves a derechos humanos, sin embargo, en noviembre de 2007 se declaró incompetente en el caso.

En ese contexto, se hicieron públicas varias grabaciones en las que el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, ofrecía a su amigo Kamel Nacif castigar a la periodista Lydia Cacho por lo que había publicado. Luego de un intenso proceso de defensa, al principio con los propios recursos de la periodista y luego con el acompañamiento de la organización Artículo 19, un año después se logró la resolución absolutoria para la periodista.

El CDH de la ONU se encarga de supervisar el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ratificado por México en 1981), y tiene competencia para resolver casos individuales de violaciones a derechos humanos cometidas en territorio mexicano, como es el caso de la periodista y defensora de derechos humanos, Lydia Cacho.

El Comité está integrado por 18 expertos independientes que sesionan tres veces al año en Ginebra y Nueva York. La comunicación individual del caso se presentará formalmente en la última sesión del CDH-ONU de este año, es decir, este 15 de octubre en Ginebra.

Para Artículo 19, organización defensora de la libertad de expresión, representa la oportunidad para que el organismo internacional obligue al Estado mexicano a llevar verdad, justicia y reparación del daño a la periodista, así como visualizar la situación de violencia sistemática contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos en México. Sobre todo, en un contexto adverso por inseguridad, falta de acciones estatales en materia de prevención y de lucha contra la impunidad que dan muestra de un débil estado de derecho.

A continuación, un resumen multimedia del caso, preparado por la organización Artículo 19:

Resumen ejecutivo sobre violaciones en el caso de Lydia Cacho by ArticleXix

*Nota publicada el 14 de octubre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Tiene algún riesgo para la salud la nueva tecnología 5G para celulares?

La exposición a la red 5G de telefonía celular que ya se utiliza en algunas ciudades del mundo ha provocado que algunos se pregunten si esta nueva tecnología conlleva riesgos. ¿Tienen bases estos temores?
15 de julio, 2019
Comparte

La red 5G de telefonía celular ya comenzó a utilizarse en algunas ciudades del mundo y algunos se preguntan si esta nueva tecnología conlleva riesgos para la salud.

Pero ¿cuáles son los temores? y ¿existe evidencia que apoye las preocupaciones?

¿Qué tiene de diferente la 5G?

Igual que con telefonías celulares previas, la red 5G depende de las señales que envían las ondas de radio -que son parte del espectro electromagnético- transmitidas entre una antena o torre de comunicaciones y tu teléfono.

Todo el tiempo estamos rodeados de radiación electromagnética: desde señales de radio y televisión hasta todo tipo de tecnologías, incluidos los celulares y de fuentes naturales como la luz solar.

La 5G utiliza ondas de frecuencia más alta que las redes previas de telefonía celular, lo que permite que más dispositivos tengan acceso a internet todo el tiempo y a velocidades más rápidas.

Estas ondas viajan distancias más cortas a través de espacios urbanos, de manera que las redes 5G requieren más torres de transmisión que las tecnologías previas y deben estar posicionadas más cerca de la superficie terrestre.

Seúl

Getty Images
Corea del Sur ya tiene una red 5G en todo el país.

¿Cuáles son los temores?

La radiación electromagnética utilizada por todas las tecnologías de telefonía celular ha llevado a que algunos se preocupen por sus riesgos a la salud, como desarrollar ciertos tipos de cáncer.

En 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que “no se han establecido efectos adversos a la salud causados por el uso de teléfonos celulares”.

Sin embargo, la OMS junto con la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC) clasificó toda la radiación de las frecuencias de radio (de la cual las señales de móviles forman parte) como “posibles carcinógenos”.

Fue puesta en esta categoría porque “hay evidencia que no llega a ser concluyente de que la exposición puede causar cáncer en humanos”.

Comer vegetales en escabeche y utilizar talco están clasificados en el mismo nivel de riesgo.

Las bebidas alcohólicas y la carne procesada están ubicados en un riesgo más alto.

5G

Getty Images
El 5G está a la vuelta de la esquina.

Un informe de toxicología publicado en 2018 por el Departamento de Salud de Estados Unidos dirigido a quienes expresaron temores de seguridad encontró que ratas macho expuestas a altas dosis de radiación de frecuencia de radio desarrollaron un tipo de tumor canceroso en el corazón.

Para el estudio, todo el cuerpo de las ratas fue expuesto a radiación de teléfonos móviles durante nueve horas al día cada día durante dos años, comenzando al nacer.

No se encontró un vínculo de cáncer para las ratas hembras o los ratones estudiados. También encontró que las ratas expuestas a la radiación vivieron más que los del grupo de control.

Uno de los científicos de la investigación dijo que “las exposiciones usadas en los estudios no pueden compararse directamente a la exposición que los humanos experimentan cuando se usa un teléfono celular”, incluso con los usuarios intensos.

El doctor Frank De Vocht, quien asesora al gobierno británico sobre telefonía celular, dice que “aunque algunos estudios sugieren una posibilidad estadística de incremento en el riesgo de cáncer en los usuarios intensos, la evidencia sobre una relación causal no es suficientemente convincente como para sugerir la necesidad de tomar acciones de precaución”.

Sin embargo, hay un grupo de científicos y médicos que han escrito a la Unión Europea pidiendo que el lanzamiento de la 5G sea detenido.

5G logo

Getty Images
5G logo

Las ondas de radio son no ionizantes

La banda de las ondas de radio -utilizadas en las redes de telefonía celular- es no ionizante, “que significa que carece de suficiente energía para descomponer el ADN y causar daños celulares”, dice David Robert Grimes, físico e investigador de cáncer.

Más arriba del espectro electromagnético, más allá de las frecuencias utilizadas por teléfonos celulares, existen claros riesgos a la salud por la exposición extendida.

Los rayos ultravioleta del sol caen dentro de esta categoría perjudicial y pueden conducir a cánceres de piel.

Existen estrictos límites para la exposición a niveles incluso más altos de radiación de energía, como los rayos X médicos y los rayos gamma, que pueden conducir a efectos perjudiciales dentro del cuerpo humano.

“Se entiende que la gente esté preocupada sobre si debe elevar el riesgo de cáncer, pero es crucial notar que las ondas de radio son mucho menos energéticas que incluso la luz visible que experimentamos cada día”, afirma el doctor Grimes.

“No hay evidencia respetable”, afirma, “de que los teléfonos móviles o las redes inalámbricas causan problemas de salud”.

¿Debemos preocuparnos por las torres de transmisión de 5G?

La tecnología de 5G requiere de muchas estaciones de base nuevas, que son las torres que transmiten y reciben señales de teléfonos celulares.

Pero crucialmente, debido a que hay más transmisores, cada uno debe funcionar a niveles de potencia más bajos que la previa tecnología 4G, lo que significa que el nivel de exposición de radiación de las antenas 5G deberá ser más bajo.

Las guías del gobierno británico sobre las estaciones de base de los teléfonos celulares dicen que los campos de frecuencia de radio en lugares normalmente accesibles al público están muy por debajo de los niveles que establecen las guías.

5g

Getty Images
El 5G podría alcanzar velocidades de descarga hasta 20 veces más rápidas.

¿Y los peligros del calentamiento?

Parte del espectro 5G permitido bajo las regulaciones internacionales cae dentro de la banda de microondas.

Las microondas generan calor en los objetos que atraviesan.

Sin embargo, en los niveles utilizados para la 5G (y las tecnologías celulares anteriores), los efectos de calentamiento no son perjudiciales, dice el profesor Rodney Croft, asesor de la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP).

“El máximo nivel de frecuencia de radio al que alguien en la comunidad puede exponerse al 5G es tan pequeño que hasta ahora no se ha observado aumento en la temperatura”.

Límites a la exposición

El gobierno británico señala que “aunque es posible un pequeño incremento en la exposición total a las ondas de radio cuando se agregue la 5G a la red existente, se espera que la exposición total siga siendo baja”.

En Reino Unido, la gama de frecuencia de las señales de 5G que se está introduciendo está dentro de la banda no ionizante del espectro electromagnético y muy por debajo de lo que la ICNIRP considera peligroso.

“La exposición que producirá la 5G ha sido considerada en profundidad por la ICNIRP, y se han establecido restricciones debajo del nivel más bajo de frecuencia de radio relacionada a la 5G que se ha visto que causa daños”, afirma el profesor Croft.

La OMS afirma que las exposiciones de frecuencia electromagnética debajo de los límites recomendados en las regulaciones del ICNIRP no parecen tener ninguna consecuencia conocida en la salud.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XnhB7_5tLr8&t=29s

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&t=176s

https://www.youtube.com/watch?v=7831NGClsrM&list=PLLhUyPZ7578fS7suDUYfyg-ak8sXFEvuF&index=7

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.